/ miércoles 14 de agosto de 2019

¡Con medalla de plata! Victoria Cruz salva el honor de los poblanos

El deporte local sigue sumergido en la mediocridad desde hace varios años, con carencia de talento, apoyo y un plan de trabajo que lo saque adelante

Sexenios van y sexenios vienen y lo cierto es que el deporte poblano sigue sumergido en el abismo de siempre, sin poder despuntar como ya se lo merece un Estado que aparece entre los más importantes del país.

Tres atletas –registrados en Asociaciones poblanas- y una medalla de plata fue el aporte de Puebla entre los 544 atletas y las 136 preseas que se ganaron en los pasados Juegos Panamericanos que concluyeron el pasado domingo en Lima, Perú, y donde México firmó una actuación histórica con sus 37 preseas doradas que lo situó en el tercer lugar general solo debajo de Estados Unidos y Brasil.

La falta de un plan de trabajo definido para apoyar al deporte con instructores de calidad, y la carencia de talento, tienen a Puebla alejado de las grandes potencias nacionales, lo que se comprueba en las últimas participaciones en Olimpiadas Nacionales donde en dos años consecutivo se ha ubicado en el sitio 22 del país.

Y no hay que culpar a los dirigentes actuales, sino a los del pasado que han carecido de capacidad para cumplir con un plan de trabajo y preocuparse por descubrir talentos, comenzar a pulirlos a través de diversas competencias, y cultivarlos con entrenadores con capacidad, con el conocimiento necesario para hacerlos crecer como deportistas.

Cuando Julián Haddad tomó el Instituto a finales de enero lo encontró destrozado. Sin pies ni cabeza, y en poco tiempo tuvo que ordenar la casa, y echar andar la Olimpiada en su etapa estatal, Regional y Nacional, y corregir una lista innumerable de fallas que encontró.

Lo primero que hizo fue recibir a Marcos Madrid, el deportista con más méritos en Puebla, y al que habían cerrado las puertas del Instituto cada vez que solicitaba apoyo.

La experiencia de Julián se dejó sentir, y comenzó a unir a los deportistas, a pesar de las piedras en el zapato que le pusieron, principalmente los presidentes de Asociación.

Destrabó el adeudo que se tenía con la CONADE de más de 150 millones de pesos, y rescató áreas deportivas que estaban en el olvido.

A ello hay que agregarle la fuga de deportistas hacia otros Estados, precisamente porque a las anteriores administraciones les valió un comino el apoyo al deporte de alto rendimiento.

NADA MEJORÓ

La aportación de Puebla para los Juegos Panamericanos no varió en nada en relación a Toronto 2015. Sólo cambió un nombre.

Repitieron Marcos Madrid y Diana Luna, y se agregó la juvenil Victoria Cruz, la única que fue capaz de aportar medalla dentro del karate en la modalidad de kata por equipos.

Antes en Toronto había estado Marillela Arreola, que en esa ocasión con su bronce en kumite –combate-fue la única poblana que aportó presea.

Esta vez Victoria Cruz, la estudiante de la BUAP fue quien sacó la cara. Una jovencita pulida en el seno de la máxima casa de estudios y que cuenta con apoyo del Instituto y los clubes Alpha, fue quien salvó el honor de los poblanos

Victoria logró la plata por equipos, perdiendo el oro frente a las representantes de República Dominicana.

En tanto la carta fuerte de Puebla y México en tenis de mesa, el experimentado Marcos Madrid se quedó en octavos de final en las cuatro categorías que participó -singles, dobles mixtos, dobles varonil y por equipos-, quedando a un solo triunfo de asegurar por lo menos el bronce.

Una vez Marcos falló en su intento, porque de nueva cuenta se encontró enfrente a los grandes exponentes brasileños.

En tanto en natación, la ondina Diana Luna arañó el bronce en la final de los 200 metros mariposa, pero no le alcanzó el gas.

Diana, nacida en Córdoba, Veracruz, pero hecha en Puebla, avanzó a la final con el tercer mejor tiempo entre las ocho calificadas a la final.

Ya en la batalla por las preseas la estudiante de la UPAEP nadó en tercer lugar durante 180 metros, pero en los últimos 20 se quedó sin gas y fue superada por la representante de Estados Unidos.

“Diana hizo un gran papel y hay que destacar que se ubica como la cuarta mejor en los 200 metros mariposa en nuestro continente”, señala el periodista poblano Patricio Aguilar quien cubrió en vivo los Juegos y colaboró con entregas especiales para El Sol de Puebla.

Una medalla entre tres representantes se puede sintetizar como una buena cosecha. Lo preocupante es que Puebla siga rezagado dentro del deporte sin poder aportar mayor número de deportistas en relación a otros Estados que se han convertido en potencias en nuestro país.

Mucho tiene que ver la enorme diferencia con que se apoya económicamente a uno y otro Estado. Mientras Estado de México y Jalisco reciben anualmente cerca de 600 millones de pesos como apoyo por parte de la CONADE, a Puebla solamente se le entregan 46 millones, además de lo que poco que aporta el gobierno estatal.

Conclusión: Falta mucho por hacer, pero llegó la hora de realizar un plan definido de trabajo, para dejar de ser uno más del montón.

DE REBOTE

A esa medalla habrá que agregarle de manera colateral el bronce en esgrima en florete varonil, ya que el equipo mexicano está bajo la tutela del cubano José Manuel Rascón, con pasado en el Instituto Poblano del Deporte. Los dos bronces de la poblana, pero representante de Veracruz, Sofía Reinoso quien figuró en canotaje; el bronce de Diego Abella, jugador del Puebla en el futbol varonil, y la presea dorada de la estudiante de La UDLAP, pero registrada con el Estado de México, Zulema Zúñiga, en la categoría Poomsae de TAEKWONDO.

Sexenios van y sexenios vienen y lo cierto es que el deporte poblano sigue sumergido en el abismo de siempre, sin poder despuntar como ya se lo merece un Estado que aparece entre los más importantes del país.

Tres atletas –registrados en Asociaciones poblanas- y una medalla de plata fue el aporte de Puebla entre los 544 atletas y las 136 preseas que se ganaron en los pasados Juegos Panamericanos que concluyeron el pasado domingo en Lima, Perú, y donde México firmó una actuación histórica con sus 37 preseas doradas que lo situó en el tercer lugar general solo debajo de Estados Unidos y Brasil.

La falta de un plan de trabajo definido para apoyar al deporte con instructores de calidad, y la carencia de talento, tienen a Puebla alejado de las grandes potencias nacionales, lo que se comprueba en las últimas participaciones en Olimpiadas Nacionales donde en dos años consecutivo se ha ubicado en el sitio 22 del país.

Y no hay que culpar a los dirigentes actuales, sino a los del pasado que han carecido de capacidad para cumplir con un plan de trabajo y preocuparse por descubrir talentos, comenzar a pulirlos a través de diversas competencias, y cultivarlos con entrenadores con capacidad, con el conocimiento necesario para hacerlos crecer como deportistas.

Cuando Julián Haddad tomó el Instituto a finales de enero lo encontró destrozado. Sin pies ni cabeza, y en poco tiempo tuvo que ordenar la casa, y echar andar la Olimpiada en su etapa estatal, Regional y Nacional, y corregir una lista innumerable de fallas que encontró.

Lo primero que hizo fue recibir a Marcos Madrid, el deportista con más méritos en Puebla, y al que habían cerrado las puertas del Instituto cada vez que solicitaba apoyo.

La experiencia de Julián se dejó sentir, y comenzó a unir a los deportistas, a pesar de las piedras en el zapato que le pusieron, principalmente los presidentes de Asociación.

Destrabó el adeudo que se tenía con la CONADE de más de 150 millones de pesos, y rescató áreas deportivas que estaban en el olvido.

A ello hay que agregarle la fuga de deportistas hacia otros Estados, precisamente porque a las anteriores administraciones les valió un comino el apoyo al deporte de alto rendimiento.

NADA MEJORÓ

La aportación de Puebla para los Juegos Panamericanos no varió en nada en relación a Toronto 2015. Sólo cambió un nombre.

Repitieron Marcos Madrid y Diana Luna, y se agregó la juvenil Victoria Cruz, la única que fue capaz de aportar medalla dentro del karate en la modalidad de kata por equipos.

Antes en Toronto había estado Marillela Arreola, que en esa ocasión con su bronce en kumite –combate-fue la única poblana que aportó presea.

Esta vez Victoria Cruz, la estudiante de la BUAP fue quien sacó la cara. Una jovencita pulida en el seno de la máxima casa de estudios y que cuenta con apoyo del Instituto y los clubes Alpha, fue quien salvó el honor de los poblanos

Victoria logró la plata por equipos, perdiendo el oro frente a las representantes de República Dominicana.

En tanto la carta fuerte de Puebla y México en tenis de mesa, el experimentado Marcos Madrid se quedó en octavos de final en las cuatro categorías que participó -singles, dobles mixtos, dobles varonil y por equipos-, quedando a un solo triunfo de asegurar por lo menos el bronce.

Una vez Marcos falló en su intento, porque de nueva cuenta se encontró enfrente a los grandes exponentes brasileños.

En tanto en natación, la ondina Diana Luna arañó el bronce en la final de los 200 metros mariposa, pero no le alcanzó el gas.

Diana, nacida en Córdoba, Veracruz, pero hecha en Puebla, avanzó a la final con el tercer mejor tiempo entre las ocho calificadas a la final.

Ya en la batalla por las preseas la estudiante de la UPAEP nadó en tercer lugar durante 180 metros, pero en los últimos 20 se quedó sin gas y fue superada por la representante de Estados Unidos.

“Diana hizo un gran papel y hay que destacar que se ubica como la cuarta mejor en los 200 metros mariposa en nuestro continente”, señala el periodista poblano Patricio Aguilar quien cubrió en vivo los Juegos y colaboró con entregas especiales para El Sol de Puebla.

Una medalla entre tres representantes se puede sintetizar como una buena cosecha. Lo preocupante es que Puebla siga rezagado dentro del deporte sin poder aportar mayor número de deportistas en relación a otros Estados que se han convertido en potencias en nuestro país.

Mucho tiene que ver la enorme diferencia con que se apoya económicamente a uno y otro Estado. Mientras Estado de México y Jalisco reciben anualmente cerca de 600 millones de pesos como apoyo por parte de la CONADE, a Puebla solamente se le entregan 46 millones, además de lo que poco que aporta el gobierno estatal.

Conclusión: Falta mucho por hacer, pero llegó la hora de realizar un plan definido de trabajo, para dejar de ser uno más del montón.

DE REBOTE

A esa medalla habrá que agregarle de manera colateral el bronce en esgrima en florete varonil, ya que el equipo mexicano está bajo la tutela del cubano José Manuel Rascón, con pasado en el Instituto Poblano del Deporte. Los dos bronces de la poblana, pero representante de Veracruz, Sofía Reinoso quien figuró en canotaje; el bronce de Diego Abella, jugador del Puebla en el futbol varonil, y la presea dorada de la estudiante de La UDLAP, pero registrada con el Estado de México, Zulema Zúñiga, en la categoría Poomsae de TAEKWONDO.

Local

Ojo, en estas calles de Puebla capital ya hay monitores viales

Analizará Comuna las velocidades a la que circulan los vehículos para reforzar sistema de señalización, aseguran

Policiaca

Libre el presunto feminicida de Judith Abigail 

A cuatro meses del crimen, el principal sospechoso realiza sus actividades de manera normal

Local

Abrirá Fiscalía 20 agencias del MP en 2020

Con ello la cobertura se ampliará de 62 a 100 municipios

Local

Nochebuena, joya ornamental atlixquense

Puebla es el  cuarto productor nacional de esta representativa flor de Navidad

Policiaca

Libre, el presunto feminicida de Judith Abigail 

A cuatro meses del crimen, el principal sospechoso realiza sus actividades de manera normal

Círculos

Workshop de coronas navideñas en Angelópolis Lifstyle Center

“Angelópolis Talleres Navideños” fue una serie de eventos en donde los clientes del centro comercial aprendieron diferentes técnicas

Policiaca

Acude policía a llamado de auxilio y lo golpean 

El oficial también fue despojado de su arma de cargo

Policiaca

Matan a dos en Tepeaca en ataque directo 

Una de las víctimas es empleado del Ayuntamiento