/ martes 10 de octubre de 2017

Del golbol al futbol para ciegos, la historia detrás de los campeones

Hace seis años el capitán de los Topos de Puebla, EduardoCerezo, batallaba con estabilizarse en un trabajo para no tronarselos dedos y hacer frente a los gastos familiares.

Además, vivía con la esperanza de llevarse el premio estataldel deporte y la remuneración económica que el mismorepresentaba.

El premio jamás llegó, a pesar de la medalla de plataconseguida en los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara 2011dentro de la especialidad de golbol.

Tras el golpe de realidad, Lalo se puso manos a la obra yencontró en una fábrica de embutidos la tranquilidad emocional yeconómica para seguir con sus sueños deportivos sin dejar de ladolas responsabilidades como cabeza de familia.

“Me dedico desde hace seis años a los embutidos, amarrochorizo y longaniza”, platica Lalo mientras se prepara paraentrar a la cancha de la Universidad Anáhuac con el objetivo decumplir con el entrenamiento de los campeones nacionales de futbolpara ciegos y débiles visuales.

“La verdad se han portado muy bien conmigo ahí. Desde quellegué me enseñaron lo que tenía que hacer y se los agradezco.Aprendí rápido el negocio; además, el trabajo tampoco mecomplica para venir a los entrenamientos con los Topos”,ahonda.

ENTRE DOS PASIONES

Después de sortear las necesidades económicas con un empleofijo, tras depender únicamente de las ventas de comida que por untiempo preparó para trabajadores de la armadora Volkswagen, elnuevo desafío para él pasaba por definir el deporte en el que serealizaría como persona.

¿El golbol o el futbol para ciegos y débiles visuales?

En el primero lo logró todo, la medalla de losParapanamericanos en casa lo acredita. En el segundo, al cualllegó por su círculo de amistades, le representaba un retoconquistar lo mismo o más de lo que alcanzó dentro delgolbol.

Así que rápidamente despuntó en el balompié adaptado,llamando la atención de los seleccionadores nacionales que, alenterarse de sus convocatorias en la otra especialidad, lo pusierona elegir.

“En la Federación me dijeron: ‘¿Te quedas en golbol o tevas al futbol? Porque no puedes estar en los dos, más si hayeventos internacionales’. Por lo que decliné al golbol con lailusión de triunfar en el futbol y representar a México una vezmás”, confiesa.

Aunque Lalo ya se dio el lujo de vestir la playera delrepresentativo de futbol en competencias como los Parapanamericanosde Toronto 2015.

Y hoy su nombre forma parte de la preselección nacional convías a participar en la Copa América de Santiago de Chile denoviembre próximo.

CUENTAS PENDIENTES

Pero la asignación pendiente de Lalo dentro representativonacional del futbol para ciegos y débiles visuales se llama JuegosParalímpicos.

A Río se quedó con las ganas de ir por un erroradministrativo: una mala calificación en cuanto a su rango devisión, que no rectificó el organismo federado en México, lecostó el sueño veraniego.

“Voy por la revancha. En su momento se equivocaron y noquisieron corregir el error; pero hoy sueño con estar en elpróximo proceso comenzando con éste que arrancará con la CopaAmérica”, sentencia.

Eduardo cuenta con un hermano que también milita dentro de losTopos de Puebla, Moisés Cerezo. Ambos figuran hoy en lapreselección nacional.

Hace seis años el capitán de los Topos de Puebla, EduardoCerezo, batallaba con estabilizarse en un trabajo para no tronarselos dedos y hacer frente a los gastos familiares.

Además, vivía con la esperanza de llevarse el premio estataldel deporte y la remuneración económica que el mismorepresentaba.

El premio jamás llegó, a pesar de la medalla de plataconseguida en los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara 2011dentro de la especialidad de golbol.

Tras el golpe de realidad, Lalo se puso manos a la obra yencontró en una fábrica de embutidos la tranquilidad emocional yeconómica para seguir con sus sueños deportivos sin dejar de ladolas responsabilidades como cabeza de familia.

“Me dedico desde hace seis años a los embutidos, amarrochorizo y longaniza”, platica Lalo mientras se prepara paraentrar a la cancha de la Universidad Anáhuac con el objetivo decumplir con el entrenamiento de los campeones nacionales de futbolpara ciegos y débiles visuales.

“La verdad se han portado muy bien conmigo ahí. Desde quellegué me enseñaron lo que tenía que hacer y se los agradezco.Aprendí rápido el negocio; además, el trabajo tampoco mecomplica para venir a los entrenamientos con los Topos”,ahonda.

ENTRE DOS PASIONES

Después de sortear las necesidades económicas con un empleofijo, tras depender únicamente de las ventas de comida que por untiempo preparó para trabajadores de la armadora Volkswagen, elnuevo desafío para él pasaba por definir el deporte en el que serealizaría como persona.

¿El golbol o el futbol para ciegos y débiles visuales?

En el primero lo logró todo, la medalla de losParapanamericanos en casa lo acredita. En el segundo, al cualllegó por su círculo de amistades, le representaba un retoconquistar lo mismo o más de lo que alcanzó dentro delgolbol.

Así que rápidamente despuntó en el balompié adaptado,llamando la atención de los seleccionadores nacionales que, alenterarse de sus convocatorias en la otra especialidad, lo pusierona elegir.

“En la Federación me dijeron: ‘¿Te quedas en golbol o tevas al futbol? Porque no puedes estar en los dos, más si hayeventos internacionales’. Por lo que decliné al golbol con lailusión de triunfar en el futbol y representar a México una vezmás”, confiesa.

Aunque Lalo ya se dio el lujo de vestir la playera delrepresentativo de futbol en competencias como los Parapanamericanosde Toronto 2015.

Y hoy su nombre forma parte de la preselección nacional convías a participar en la Copa América de Santiago de Chile denoviembre próximo.

CUENTAS PENDIENTES

Pero la asignación pendiente de Lalo dentro representativonacional del futbol para ciegos y débiles visuales se llama JuegosParalímpicos.

A Río se quedó con las ganas de ir por un erroradministrativo: una mala calificación en cuanto a su rango devisión, que no rectificó el organismo federado en México, lecostó el sueño veraniego.

“Voy por la revancha. En su momento se equivocaron y noquisieron corregir el error; pero hoy sueño con estar en elpróximo proceso comenzando con éste que arrancará con la CopaAmérica”, sentencia.

Eduardo cuenta con un hermano que también milita dentro de losTopos de Puebla, Moisés Cerezo. Ambos figuran hoy en lapreselección nacional.

Cultura

La Juárez, una avenida que se originó por un conflicto bélico | Los tiempos idos

Se planeó como una gran vialidad con rotondas y arboledas sobre una zona de llanos y aguas azufradas

Local

Aumentará precio del gas LP en Puebla por tercera semana consecutiva

A partir de mañana, el tanque de gas de 20 kilos tendrá un aumento de 8.4 pesos con respecto al precio establecido la semana anterior

Policiaca

Cadáver de Liliana Lozada fue encontrado en una localidad de Atlixco, confirman autoridades

El cuerpo fue encontrado en unos campos de cultivo, en avanzado estado de descomposición

Deportes

Club Puebla femenil busca sus primeros puntos de la temporada contra Mazatlán

La Franja busca, en la continuación de la jornada tres de Liga MX Femenil, una victoria tras caer con Toluca y las Rayadas

Policiaca

Indigente es hallado sin vida en la colonia Lomas 5 de Mayo

El ahora occiso fue identificado por los vecinos solamente con el apodo de “El Kiro”

OMG!

Will Smith y la dura confesión sobre su padre; “pero fue uno de los mejores hombres”

“Mi padre maltrataba a mi madre, pero también era uno de los mejores hombres que he conocido”, dijo el actor con entrevista en un programa español

Sociedad

Nuevos proyectos de vida: jóvenes sin hijos ni compromisos

Las nuevas generaciones prefieren viajar, estudiar posgrados, alcanzar grandes metas laborales y tener mascotas en lugar de la crianza de hijos

Policiaca

Las noticias policiacas de hoy 22 de enero en Puebla

Un hombre fallecido en avanzado estado de descomposición y 14 sancionados en alcoholímetro son algunos de los hechos policiacos

Salud

¿Cuántas horas necesitas dormir? Todo depende de tu edad

Descansar está condicionado por el estilo de vida, la edad y la salud de cada persona, ya que no todo el mundo necesita dormir lo mismo