/ jueves 8 de diciembre de 2022

Después del titulo invernal ¿Tendrá Pericos con qué pelear el banderín de LMB en el 2023?

Luego de su triunfo, el equipo poblano se prepara para Liga Mexicana de verano.

El primer logro importante para los nuevos dueños de la organización de los Pericos de Puebla llegó en la Liga Invernal Mexicana, un circuito de desarrollo, donde se foguean a los talentos que en el futuro serán parte del equipo grande.

En su segunda final consecutiva, los Pericos barrieron en tres juegos a los Acereros de Monclova (2-1, 11-8 y 14-6) para cobrar venganza de lo que sucedió la campaña anterior, y levantarse con el título de la Serie del Príncipe.

Pero ahora surge la pregunta: ¿Después de ganar el título invernal, tendrá Pericos verdadero talento para buscar en 2023 ese banderín prometido por José Miguel Bejos en la Liga Mexicana de verano?

Héctor Hurtado, el alto mando de los poblanos reconoce que hay talento en la organización, y que, incluso tomando como base a gran parte de los muchachos y con buenos refuerzos, el equipo podría competir en Liga Mexicana.

Aunque la realidad en si de los Pericos, es dar un golpe de autoridad en la zona Sur, y pelear por el banderín del circuito como lo hizo en la década anterior donde se metió a cuatro finales entre 2014 y 2017, y conquistó el gallardete en 2016.

En la Liga Invernal, los Pericos se armaron con un equipo para ser campeones. Formaron un grupo de jugadores, donde al menos entre receptores, jugadores de cuadro y jardineros, había mucha experiencia. Al contrario de su rival, que presentó material muy joven para desarrollar y con facultades extraordinarios, como el caso de Omar Bustamante, su receptor, que a los 18 años maravilló a propios y extraños.

Y como él otros 20 más, que son el futuro de los Acereros, muchos de ellos con el potencial para ir a Estados Unidos.

Los únicos que rondaban entre los 19 y 20 años eran los jardineros Juan Tinoco y Ahmed Galaz. Foto: Pericos

A lo seguro

De los 14 jugadores que integraron la base ofensiva y defensiva de los verdes, los únicos que rondaban entre los 19 y 20 años eran los jardineros Juan Tinoco y Ahmed Galaz.

De ahí en adelante la edad fluctuaba entre los 22 y los 27 años, donde Juan Kirk (26) detrás del plato llevaba la experiencia y Andrés Hernández (26) y Raúl Meraz (27) hacían lo propio dentro del cuadro.

Además de ellos se venía una camada donde aparecían Víctor Landeta y Gerardo Castañeda, prometedores receptores que rondaron los 22 y 23 años.

Sin embargo, dentro de ese talento aparecieron jugadores como Armando Aguilar, Luis Medina, Herman Alvarado, Rogelio Cobos Jr., Luis Cossío, cuyas edades oscilan entre los 23 y 25 años, y ya cuentan con experiencia de Liga Mexicana.

En ese aspecto, Pericos presentó mucho talento, que sin duda en 2023 estará peleando durante la pretemporada por un sitio en el equipo grande.

En el pitcheo es donde apareció el talento más joven, con siete elementos por lo menos, entre los 18 y 22 años, a los que se buscó desarrollar para reforzar un departamento donde Pericos presentó su principal talón de Aquiles en el circuito de verano el año pasado.

A Augusto Mendieta, que a sus 18 años firmó con Kansas City, Axel Salceda, José Hernández, Marco Encinas, Andrés Ledezma, Joel Muñoz y Maximiliano Vázquez, se sumó la experiencia de Héctor Sepúlveda, Antonio Carreón, Samuel Alvarado, Fabián Muñiz, José Torres, Marco Quintanar y el zurdo venezolano Johandry Hurtado.

De ellos, algunos demostraron que tienen ese talento para consolidarse en Liga Mexicana, pero otros ya en edad madura tendrán que seguir picando piedra, para dar el estirón final antes de que se le agote el tiempo.

En tanto, otros jóvenes todavía con tiempo por delante buscarán continuar con su crecimiento y seguir aprendiendo de especialistas como Nacho Vargas, el coach de pitcheo de este cuadro invernal.

La clave de todo será mantener el cuerpo técnico a Héctor Hurtado, que en dos campañas consecutivas ha hecho un trabajo excepcional en el equipo. Y sea siga o no Willie Romero en el timón o llegue quien llegue, si es que andan pensando en otra cosa después de la baja del coach de pitcheo Felipe Lira, el ex receptor originario de Navojoa debe estar siempre ahí, porque nadie más que él conoce mejor a este grupo y sabe cómo sacarle jugo a esta nueva camada de jugadores.

Decir que con ese título ya se cumplió, sería un error; al contrario, hay muchos retos todavía por delante, y sobre todo habrá qué ver, quién además de los que ya jugaron en Liga Mexicana el año pasado, tiene los arrestos para quitarle el lugar a alguno de los consagrados.

El primer logro importante para los nuevos dueños de la organización de los Pericos de Puebla llegó en la Liga Invernal Mexicana, un circuito de desarrollo, donde se foguean a los talentos que en el futuro serán parte del equipo grande.

En su segunda final consecutiva, los Pericos barrieron en tres juegos a los Acereros de Monclova (2-1, 11-8 y 14-6) para cobrar venganza de lo que sucedió la campaña anterior, y levantarse con el título de la Serie del Príncipe.

Pero ahora surge la pregunta: ¿Después de ganar el título invernal, tendrá Pericos verdadero talento para buscar en 2023 ese banderín prometido por José Miguel Bejos en la Liga Mexicana de verano?

Héctor Hurtado, el alto mando de los poblanos reconoce que hay talento en la organización, y que, incluso tomando como base a gran parte de los muchachos y con buenos refuerzos, el equipo podría competir en Liga Mexicana.

Aunque la realidad en si de los Pericos, es dar un golpe de autoridad en la zona Sur, y pelear por el banderín del circuito como lo hizo en la década anterior donde se metió a cuatro finales entre 2014 y 2017, y conquistó el gallardete en 2016.

En la Liga Invernal, los Pericos se armaron con un equipo para ser campeones. Formaron un grupo de jugadores, donde al menos entre receptores, jugadores de cuadro y jardineros, había mucha experiencia. Al contrario de su rival, que presentó material muy joven para desarrollar y con facultades extraordinarios, como el caso de Omar Bustamante, su receptor, que a los 18 años maravilló a propios y extraños.

Y como él otros 20 más, que son el futuro de los Acereros, muchos de ellos con el potencial para ir a Estados Unidos.

Los únicos que rondaban entre los 19 y 20 años eran los jardineros Juan Tinoco y Ahmed Galaz. Foto: Pericos

A lo seguro

De los 14 jugadores que integraron la base ofensiva y defensiva de los verdes, los únicos que rondaban entre los 19 y 20 años eran los jardineros Juan Tinoco y Ahmed Galaz.

De ahí en adelante la edad fluctuaba entre los 22 y los 27 años, donde Juan Kirk (26) detrás del plato llevaba la experiencia y Andrés Hernández (26) y Raúl Meraz (27) hacían lo propio dentro del cuadro.

Además de ellos se venía una camada donde aparecían Víctor Landeta y Gerardo Castañeda, prometedores receptores que rondaron los 22 y 23 años.

Sin embargo, dentro de ese talento aparecieron jugadores como Armando Aguilar, Luis Medina, Herman Alvarado, Rogelio Cobos Jr., Luis Cossío, cuyas edades oscilan entre los 23 y 25 años, y ya cuentan con experiencia de Liga Mexicana.

En ese aspecto, Pericos presentó mucho talento, que sin duda en 2023 estará peleando durante la pretemporada por un sitio en el equipo grande.

En el pitcheo es donde apareció el talento más joven, con siete elementos por lo menos, entre los 18 y 22 años, a los que se buscó desarrollar para reforzar un departamento donde Pericos presentó su principal talón de Aquiles en el circuito de verano el año pasado.

A Augusto Mendieta, que a sus 18 años firmó con Kansas City, Axel Salceda, José Hernández, Marco Encinas, Andrés Ledezma, Joel Muñoz y Maximiliano Vázquez, se sumó la experiencia de Héctor Sepúlveda, Antonio Carreón, Samuel Alvarado, Fabián Muñiz, José Torres, Marco Quintanar y el zurdo venezolano Johandry Hurtado.

De ellos, algunos demostraron que tienen ese talento para consolidarse en Liga Mexicana, pero otros ya en edad madura tendrán que seguir picando piedra, para dar el estirón final antes de que se le agote el tiempo.

En tanto, otros jóvenes todavía con tiempo por delante buscarán continuar con su crecimiento y seguir aprendiendo de especialistas como Nacho Vargas, el coach de pitcheo de este cuadro invernal.

La clave de todo será mantener el cuerpo técnico a Héctor Hurtado, que en dos campañas consecutivas ha hecho un trabajo excepcional en el equipo. Y sea siga o no Willie Romero en el timón o llegue quien llegue, si es que andan pensando en otra cosa después de la baja del coach de pitcheo Felipe Lira, el ex receptor originario de Navojoa debe estar siempre ahí, porque nadie más que él conoce mejor a este grupo y sabe cómo sacarle jugo a esta nueva camada de jugadores.

Decir que con ese título ya se cumplió, sería un error; al contrario, hay muchos retos todavía por delante, y sobre todo habrá qué ver, quién además de los que ya jugaron en Liga Mexicana el año pasado, tiene los arrestos para quitarle el lugar a alguno de los consagrados.

Policiaca

Joven simula secuestro para seguir de fiesta, pide 200 mil de rescate

Una mujer recibió un video donde se observaba a su hijo cubierto de los ojos y un trapo en la boca, pidiendo 200 mil por su liberación

Local

Reforma al Poder Judicial será articulada con la política de Claudia Sheinbaum, asegura Mier

El senador electo comentó que su primo y gobernador electo Alejandro Armenta va a garantizar gobernabilidad

Local

Guadalupe Cuautle responde si le gustaría que Edmundo Tlatehui llegue a la dirigencia del PAN

También calificó que a la dirigencia estatal del PAN debe llegar un nuevo perfil

Policiaca

Aumenta a cinco el número de muertos por explosión en San Antonio Mihuacan

La quinta víctima es Jessica Luna Bravo de 16 años de edad, quien se encontraba internada en el Hospital del Niño Poblano

Local

Más de dos mil jóvenes se registraron al proceso de admisión del IPN en Puebla

La SEP informó que la llegada del IPN al estado tuvo un amplio recibimiento por parte de los poblanos

Local

Gobierno alista rehabilitación de inmuebles en recta final del sexenio

A partir del 1 de julio cuando arranquen los trabajos de remodelación y cimentación para diversos proyectos en el municipio de Puebla