/ domingo 31 de mayo de 2020

Un equipo es más que un objeto de comercio

Amigo aficionado ¿Serías capaz de vender el amor de tu pareja? Yo creo que no. Con esta pregunta iniciamos un tema que se ha suscitado desde hace años, causante de un enorme desagrado por parte de quienes experimentan gratas emociones por un club.

Es noticia la venta de los Monarcas y el subsecuente cambio de sede a la ciudad de Mazatlán, situación que causó reclamos por parte de los aficionados michoacanos, los cuales simplemente no serán escuchados por quienes se han beneficiado de la compra-venta.

En este sentido, debemos analizar dos aspectos sumamente importantes respecto a lo que representa un club. El futbol innegablemente es un negocio, basado en las normas del mercado, eso algo evidente e indiscutible, situación que ha creado enormes ganancias, mucho más altas que las de una empresa promedio, lo cual se refleja en grandes salarios para jugadores y directivos. Lo que se les olvida a la gente de pantalón largo es que todos los recursos surgen, de manera directa o indirecta, de una afición que compra los productos de los grandes patrocinadores y asiste a los estadios.

El neoliberalismo, política económica tan criticada en los últimos meses en nuestro país, también hace su aparición en el futbol, creando un comercio indiferente a las emociones de las personas y procurando solamente un mero lucro.

Es bien sabido que hace décadas había un amor por la camiseta, un deseo auténtico de lucha que se reflejaba en la cancha, así como sucedía con los políticos que eran leales a un partido toda su vida, sin embargo, el día de hoy, muchos personajes de la vida pública se han vuelto veletas conforme a los tiempos, así como muchos jugadores cambian de escudo simplemente por unos billetes.

El caso de los Monarcas es un ejemplo más de eso, un equipo con 70 años de historia que ha tenido distintas épocas, con un solo campeonato y quizá sin ser un protagonista constante, pero eso sí, con un gran arraigo en la capital michoacana. Quizá el momento de mayor romanticismo fue en la década de 1980, en la que sufría constantemente por el riesgo de descender, pero con buenos momentos, como cuando accedieron a semifinales y casi eliminan al América, claro, de no haber surgido esa controversia arbitral de la cual se habla aún en nuestros días. Todo ese espíritu de lucha era guiado principalmente por dos hombres: un técnico que se volvió símbolo por los años que duró en el banquillo, el “Cinco copas” Antonio Carbajal; y Marco Antonio “Fantasma” Figueroa, un delantero que manifiestamente era diferente al resto de los jugadores y realizaba jugadas extraordinarias.

A partir de que TV Azteca compró al equipo, la denominación de Ates o Canarios de Morelia fue cambiando a la de Monarcas, dando una cara nueva, pero conservando la sede y alcanzando un campeonato hace 20 años, después se han dado resultados diversos, pero siempre bajo el cobijo y el empuje de los aficionados que asisten al estadio Morelos, quienes hoy lanzan un reclamo justo porque un equipo se debe a su afición, pero eso no parece importar en estos tiempos donde se puede comerciar con el amor, la democracia y hasta con las aficiones. Hasta la próxima.

Amigo aficionado ¿Serías capaz de vender el amor de tu pareja? Yo creo que no. Con esta pregunta iniciamos un tema que se ha suscitado desde hace años, causante de un enorme desagrado por parte de quienes experimentan gratas emociones por un club.

Es noticia la venta de los Monarcas y el subsecuente cambio de sede a la ciudad de Mazatlán, situación que causó reclamos por parte de los aficionados michoacanos, los cuales simplemente no serán escuchados por quienes se han beneficiado de la compra-venta.

En este sentido, debemos analizar dos aspectos sumamente importantes respecto a lo que representa un club. El futbol innegablemente es un negocio, basado en las normas del mercado, eso algo evidente e indiscutible, situación que ha creado enormes ganancias, mucho más altas que las de una empresa promedio, lo cual se refleja en grandes salarios para jugadores y directivos. Lo que se les olvida a la gente de pantalón largo es que todos los recursos surgen, de manera directa o indirecta, de una afición que compra los productos de los grandes patrocinadores y asiste a los estadios.

El neoliberalismo, política económica tan criticada en los últimos meses en nuestro país, también hace su aparición en el futbol, creando un comercio indiferente a las emociones de las personas y procurando solamente un mero lucro.

Es bien sabido que hace décadas había un amor por la camiseta, un deseo auténtico de lucha que se reflejaba en la cancha, así como sucedía con los políticos que eran leales a un partido toda su vida, sin embargo, el día de hoy, muchos personajes de la vida pública se han vuelto veletas conforme a los tiempos, así como muchos jugadores cambian de escudo simplemente por unos billetes.

El caso de los Monarcas es un ejemplo más de eso, un equipo con 70 años de historia que ha tenido distintas épocas, con un solo campeonato y quizá sin ser un protagonista constante, pero eso sí, con un gran arraigo en la capital michoacana. Quizá el momento de mayor romanticismo fue en la década de 1980, en la que sufría constantemente por el riesgo de descender, pero con buenos momentos, como cuando accedieron a semifinales y casi eliminan al América, claro, de no haber surgido esa controversia arbitral de la cual se habla aún en nuestros días. Todo ese espíritu de lucha era guiado principalmente por dos hombres: un técnico que se volvió símbolo por los años que duró en el banquillo, el “Cinco copas” Antonio Carbajal; y Marco Antonio “Fantasma” Figueroa, un delantero que manifiestamente era diferente al resto de los jugadores y realizaba jugadas extraordinarias.

A partir de que TV Azteca compró al equipo, la denominación de Ates o Canarios de Morelia fue cambiando a la de Monarcas, dando una cara nueva, pero conservando la sede y alcanzando un campeonato hace 20 años, después se han dado resultados diversos, pero siempre bajo el cobijo y el empuje de los aficionados que asisten al estadio Morelos, quienes hoy lanzan un reclamo justo porque un equipo se debe a su afición, pero eso no parece importar en estos tiempos donde se puede comerciar con el amor, la democracia y hasta con las aficiones. Hasta la próxima.

Local

Mario Marín vive en Puebla y es protegido por un grupo criminal: Lydia Cacho

En una entrevista, la periodista que sufrió tortura por revelar una red de pornografía infantil señaló que los hijos del exmandatario han promovido amparos para descongelar sus cuentas

Local

Alertan lluvias a zonas de alto riesgo, pero vecinos se niegan a dejar su patrimonio

Ante el temor de que sus viviendas colapsen, las familias adoptan medidas como inhabilitar áreas

Policiaca

[Video] Olor nauseabundo los lleva a descubrir restos humanos en San Jerónimo Caleras

Vecinos encontraron una caja de cartón, la cual contenía partes humanas

Local

Continúa BUAP programa de Apoyo Tecnológico y de Conectividad

Entrega equipos de cómputo en préstamo a estudiantes de preparatoria y licenciatura en las sedes de Atlixco, Izúcar de Matamoros, y Chiautla de Tapia, entre otras

Local

Demanda la Coparmex dar certeza a Tehuacán

Los empresarios señalan que en el municipio se han perdido al menos 8 años de inversión y proyectos

Policiaca

Mujer apuñala a su pareja sentimental en Coronango

El ataque ocurrió tras una discusión, afirman vecinos

Policiaca

Abandonan auto en llamas en Galaxia La Calera

Autoridades sospechan que la unidad pueda ser robada

Local

Pide AMLO investigar al edil de Zacapoaxtla, Puebla

“No aceptamos ninguna de esas lacras de la política”, sentencia el presidente de México

Futbol

Aprovechados: Puebla le saca jugo a la situación de Xolos en la porcentual

Los blanquiazules no se tentaron el corazón en la última fecha y aprovecharon la falta de actividad fronteriza para superarle en los cocientes