/ domingo 31 de mayo de 2020

Un equipo es más que un objeto de comercio

Amigo aficionado ¿Serías capaz de vender el amor de tu pareja? Yo creo que no. Con esta pregunta iniciamos un tema que se ha suscitado desde hace años, causante de un enorme desagrado por parte de quienes experimentan gratas emociones por un club.

Es noticia la venta de los Monarcas y el subsecuente cambio de sede a la ciudad de Mazatlán, situación que causó reclamos por parte de los aficionados michoacanos, los cuales simplemente no serán escuchados por quienes se han beneficiado de la compra-venta.

En este sentido, debemos analizar dos aspectos sumamente importantes respecto a lo que representa un club. El futbol innegablemente es un negocio, basado en las normas del mercado, eso algo evidente e indiscutible, situación que ha creado enormes ganancias, mucho más altas que las de una empresa promedio, lo cual se refleja en grandes salarios para jugadores y directivos. Lo que se les olvida a la gente de pantalón largo es que todos los recursos surgen, de manera directa o indirecta, de una afición que compra los productos de los grandes patrocinadores y asiste a los estadios.

El neoliberalismo, política económica tan criticada en los últimos meses en nuestro país, también hace su aparición en el futbol, creando un comercio indiferente a las emociones de las personas y procurando solamente un mero lucro.

Es bien sabido que hace décadas había un amor por la camiseta, un deseo auténtico de lucha que se reflejaba en la cancha, así como sucedía con los políticos que eran leales a un partido toda su vida, sin embargo, el día de hoy, muchos personajes de la vida pública se han vuelto veletas conforme a los tiempos, así como muchos jugadores cambian de escudo simplemente por unos billetes.

El caso de los Monarcas es un ejemplo más de eso, un equipo con 70 años de historia que ha tenido distintas épocas, con un solo campeonato y quizá sin ser un protagonista constante, pero eso sí, con un gran arraigo en la capital michoacana. Quizá el momento de mayor romanticismo fue en la década de 1980, en la que sufría constantemente por el riesgo de descender, pero con buenos momentos, como cuando accedieron a semifinales y casi eliminan al América, claro, de no haber surgido esa controversia arbitral de la cual se habla aún en nuestros días. Todo ese espíritu de lucha era guiado principalmente por dos hombres: un técnico que se volvió símbolo por los años que duró en el banquillo, el “Cinco copas” Antonio Carbajal; y Marco Antonio “Fantasma” Figueroa, un delantero que manifiestamente era diferente al resto de los jugadores y realizaba jugadas extraordinarias.

A partir de que TV Azteca compró al equipo, la denominación de Ates o Canarios de Morelia fue cambiando a la de Monarcas, dando una cara nueva, pero conservando la sede y alcanzando un campeonato hace 20 años, después se han dado resultados diversos, pero siempre bajo el cobijo y el empuje de los aficionados que asisten al estadio Morelos, quienes hoy lanzan un reclamo justo porque un equipo se debe a su afición, pero eso no parece importar en estos tiempos donde se puede comerciar con el amor, la democracia y hasta con las aficiones. Hasta la próxima.

Amigo aficionado ¿Serías capaz de vender el amor de tu pareja? Yo creo que no. Con esta pregunta iniciamos un tema que se ha suscitado desde hace años, causante de un enorme desagrado por parte de quienes experimentan gratas emociones por un club.

Es noticia la venta de los Monarcas y el subsecuente cambio de sede a la ciudad de Mazatlán, situación que causó reclamos por parte de los aficionados michoacanos, los cuales simplemente no serán escuchados por quienes se han beneficiado de la compra-venta.

En este sentido, debemos analizar dos aspectos sumamente importantes respecto a lo que representa un club. El futbol innegablemente es un negocio, basado en las normas del mercado, eso algo evidente e indiscutible, situación que ha creado enormes ganancias, mucho más altas que las de una empresa promedio, lo cual se refleja en grandes salarios para jugadores y directivos. Lo que se les olvida a la gente de pantalón largo es que todos los recursos surgen, de manera directa o indirecta, de una afición que compra los productos de los grandes patrocinadores y asiste a los estadios.

El neoliberalismo, política económica tan criticada en los últimos meses en nuestro país, también hace su aparición en el futbol, creando un comercio indiferente a las emociones de las personas y procurando solamente un mero lucro.

Es bien sabido que hace décadas había un amor por la camiseta, un deseo auténtico de lucha que se reflejaba en la cancha, así como sucedía con los políticos que eran leales a un partido toda su vida, sin embargo, el día de hoy, muchos personajes de la vida pública se han vuelto veletas conforme a los tiempos, así como muchos jugadores cambian de escudo simplemente por unos billetes.

El caso de los Monarcas es un ejemplo más de eso, un equipo con 70 años de historia que ha tenido distintas épocas, con un solo campeonato y quizá sin ser un protagonista constante, pero eso sí, con un gran arraigo en la capital michoacana. Quizá el momento de mayor romanticismo fue en la década de 1980, en la que sufría constantemente por el riesgo de descender, pero con buenos momentos, como cuando accedieron a semifinales y casi eliminan al América, claro, de no haber surgido esa controversia arbitral de la cual se habla aún en nuestros días. Todo ese espíritu de lucha era guiado principalmente por dos hombres: un técnico que se volvió símbolo por los años que duró en el banquillo, el “Cinco copas” Antonio Carbajal; y Marco Antonio “Fantasma” Figueroa, un delantero que manifiestamente era diferente al resto de los jugadores y realizaba jugadas extraordinarias.

A partir de que TV Azteca compró al equipo, la denominación de Ates o Canarios de Morelia fue cambiando a la de Monarcas, dando una cara nueva, pero conservando la sede y alcanzando un campeonato hace 20 años, después se han dado resultados diversos, pero siempre bajo el cobijo y el empuje de los aficionados que asisten al estadio Morelos, quienes hoy lanzan un reclamo justo porque un equipo se debe a su afición, pero eso no parece importar en estos tiempos donde se puede comerciar con el amor, la democracia y hasta con las aficiones. Hasta la próxima.

Local

Encuentran un socavón en el mercado de Amalucan

La alcaldesa de Puebla afirmó que están a la espera del dictamen de SEDATU

Local

En taller de Izúcar, hallan piezas desaparecidas de la Estrella de Puebla

Hay personas detenidas por este caso, señalan autoridades estatales

Policiaca

Narcomenudeo, fraude y robo, los delitos que repuntaron en mayo de 2021

En este mes se registraron 6 mil 439 carpetas de investigación

Policiaca

Vinculan a proceso a detenidos por muerte de egresado BUAP en Xoxtla

Prevalecerá la medida cautelar de prisión preventiva justificada, aunque el proceso por homicidio sigue pendiente pues la Fiscalía no logra imputarles dicha acusación

Tecnología

Amazon y Apple, las marcas más valiosas en el mundo

Detrás de los gigantes tecnológicos vienen las empresas chinas como Tencent que su fuerte son los videojuegos y Alibaba de comercio en línea

Local

Se requiere de las universidades para corregir el rumbo de Puebla: Eduardo Rivera

El presidente municipal electo se reunió con los integrantes del consorcio universitario

Estado

Se reúnen Artemio Caballero y Pedro Tepole para la transición en Tehuacán

Acordaron establecer otras mesas de trabajo a lo largo de los próximos 4 meses a través de una comisión

Estado

Se suman comerciantes, gobierno y hospitales a simulacro en Tehuacán

La mecánica de este ejercicio se basó como si se hubiera reportado un movimiento telúrico al Oeste de Guerrero con magnitud 8.1

Local

Aumentar días al calendario escolar sin garantía de mayor calidad educativa

Los alumnos al corriente en sus estudios que tuvieron la posibilidad de adaptarse al modelo a distancia seguirán avanzando