/ viernes 4 de diciembre de 2020

En la navidad de 2020 brillará de nuevo la Estrella de Belén

La Aproximación también ocurrió en el año 6 o 7 a. C.

El 21 de diciembre, los planetas Júpiter y Saturno formarán un solo lucero en el cielo, fenómeno astronómico que fue interpretado en la antigüedad como la Estrella de Belén.

LA APROXIMACIÓN

Al girar los planetas en torno al Sol, de vez en cuando vemos desde la Tierra a dos o más planetas uno al lado del otro. Al acercamiento aparente entre dos o más astros se le llama conjunción. Es aparente porque se debe a la perspectiva desde la Tierra, los astros están separados uno del otro por millones de kilómetros. Por ejemplo, la conjunción más frecuente se da mes a mes entre la Luna y los planetas. Vea el 12 de diciembre a la Luna en conjunción con Venus, antes del amanecer, y al anochecer del 16 de diciembre la Luna se unirá a Júpiter y Saturno. En ambos casos, la Luna está en el vecindario de la Tierra, a 384 mil kilómetros en promedio de distancia, mientras que Venus está a 41 400 000 kilómetros (0.028 UA) y más alejado está Júpiter y aún más allá Saturno, en particular, la distancia que separa a Júpiter del Sol (5.2 UA) es por poco mayor a la que separa a Júpiter de Saturno (4.32 UA). UA es la Unidad Astronómica, equivale a la distancia Tierra - Sol, 150 millones de kilómetros.

La conjunción de Júpiter y Saturno es llamada la Gran Conjunción. No en todas las conjunciones, los planetas u otros astros se acercan lo suficiente para formar un solo lucero. Cuando eso sucede se le llama Aproximación.

La Gran Conjunción (Júpiter y Saturno) ocurre cada 20 años, no es raro pero sí poco frecuente para la duración de la vida del ser humano. Ocurrió en 1961, 1981, 2000 y ocurrirá en diciembre de 2020, en 2040, 2080 y 2100 y no siempre en diciembre. Menos frecuente es la Aproximación. Sucedió el 4 de marzo de 1226, en la Edad Media. Días antes, en la madrugada del 24 de febrero se les unió Venus y la Luna, además, cerca andaba Mercurio ¡Debió ser un espectáculo impresionante! Usted puede simularlo en un software o app astronómico. Tres años antes, en 1223 San Francisco de Asis representó por primera vez el nacimiento. Colocó un cometa como la Estrella de Belén, imagen que aún perdura en muchos nacimientos. Es probable que San Francisco de Asis haya observado la Gran Conjunción de marzo de 1226, ya que en agosto, murió. Otras espectaculares aproximaciones sucedieron en 1563, 1603, 1623 y 1683 y no son las únicas.

Después de diciembre de 2020, la siguiente Aproximación entre Júpiter y Saturno ocurrirá en noviembre de 2040.

En este insólito 2020, hemos observado mes a mes a Júpiter y Saturno avanzar rumbo a la aproximación. Si no los ha observado, cualquiera de estas noches podrá hacerlo sin necesidad de telescopio. Apenas se haga de noche, vea al oeste, por donde minutos antes se ocultó el Sol, a un lucero brillante, es Júpiter, y arriba de él de menor brillo y tono amarillo, Saturno. No hay pierde, nada más brilla en esa zona. Para nuestro país (México), de forma espectacular el 13 de diciembre pasará cerca de los planetas la Estación Espacial Internacional con 7 astronautas y cosmonautas abordo, de 18:28 h a 18:33 h (hora del centro de México), “cerca” por la perspectiva, la Estación está a solo 400 kilómetros de altura. También, el 16 de diciembre la Luna estará en conjunción con los planetas. Atestigüe noche tras noche como ambos planetas avanzan rumbo a la Aproximación.

El amanecer del 26 de febrero de 1226. | Gráfico: Stellarium

LA ESTRELLA DE BELÉN

En el frío amanecer del 16 de diciembre de 1603, el genial matemático de vida trágica Johannes Kepler, fue testigo de la Gran Conjunción entre Júpiter y Saturno. Kepler, siendo un extraordinario matemático, calculó que la Aproximación también había ocurrido en el año 6 o 7 a. C.

La estrella de Belén guiando a los Reyes Magos. | Gráfico: Angeles Balaguer | Pixabay

EL ERROR

Mil años antes de Johannes Kepler, en el año 533 el monje escita Dionisio el Exiguo contabilizó los años de los emperadores romanos y gobernadores, para establecer el calendario de la era cristiana, conocer cuanto había pasado desde el nacimiento de Jesús. Por error no contó cuatro años del reinado de Cesar Augusto (Octavio), ni los años del protector Cirilo o los de vida del Rey Herodes. No añadió el año cero, que va intercalado entre el año -1 y el año 1, porque entonces no existía el concepto de cero en Europa.

Años después, se tomó el 25 diciembre como el nacimiento de Jesús, para concordar con la festividad romana Dies Natacie Invicti, el día del jamás vencido. Así, en el año 554, en el reinado del emperador Justiniano, se celebró por primera vez la Navidad.

El error de Dionisio aún se mantiene, son 6 o 7 años desplazados respecto a la fecha deseada en la tradición cristiana. Seis si colocamos el cero, siete si no lo hacemos. El error se demuestra con la fecha de muerte del rey Herodes, ocurrida en el año 4 a. C. y según San Mateo: “… nacido Jesús en Belén de Judea en los días de Herodes el Rey”. Si tomamos el deseo de buscar la fecha del nacimiento de Jesús, deberíamos estar en 2026 o 2027.

Solo el evangelista Mateo menciona a la Estrella de Belén, refiriéndose a los Reyes Magos, y dice: “… y vimos su estrella en el oriente y venimos a adorarle”. Es probable que los Reyes Magos hayan sido astrólogos judíos de la prestigiosa escuela de Sippar en Babilonia. En aquellos años, miles de judíos se encontraban en cautiverio en Babilonia y guardaban la esperanza de regresar a su tierra. Los astrólogos o Reyes Magos observaron las noches entre noviembre y diciembre del año -6 (si colocamos el 0) la aproximación de Júpiter y Saturno, formando un solo astro, para luego sumergirse en el oeste. Desde Babilonia esa dirección es rumbo a la antigua Palestina. Los astrólogos interpretaron el fenómeno astronómico y les dio esperanza de la llegada de un salvador y del retorno del pueblo judío a la tierra de sus ancestros, a la tierra de Israel.

Johannes Kepler. | Pintura: Autor desconocido. | 1610 c. a.

LOS PLANETAS

Júpiter, el más grande de los planetas, es un gigante de gas. Tarda 11 años y 315 días en darlo una vuelta al Sol. Tiene el diámetro equivalente a 11 planetas Tierra. Posee 79 lunas a su alrededor, siendo cuatro las más grandes y las descubiertas por Galileo Galilei el 7 de enero de 1610, la primera noche en que estrenó su telescopio. Llevan por nombre Ío, Europa, Calisto y Ganimedes. Europa es por poco menor que nuestra Luna terrestre, mientras que las otras tres son de mayor tamaño. Mediante un telescopio pequeño es posible observar a Júpiter y las 4 lunas. La característica principal de Júpiter es un anticiclón de tono ocre, una tormenta con al menos 500 años.

Saturno, también de gas, tiene el diámetro de 10 Tierras. Tarda 29 años en rodear al Sol. Tiene 82 lunas, siendo el planeta con más lunas conocidas hasta ahora. La de mayor tamaño, incluso más que nuestra Luna es Titán, un mundo con mares, continentes, islas, vientos, lluvias, truenos y tormentas. Pero en lugar de agua, lo que hay en Titán es metano y etano. En 2005 aterrizó en Titán la sonda Huygens de la Agencia Espacial Europea. La característica más llamativa de Saturno son sus anillos, los cuales pueden observarse con telescopios comerciales.

LA ESTRELLA DE BELÉN EN 2020

Los gigantes planetas Júpiter y Saturno van rumbo a la Gran Conjunción y la Aproximación. El 21 de diciembre ambos planetas alcanzan la mínima separación entre ellos, 0.1º, un quinto del disco de la Luna. No necesita de telescopio para admirar este fenómeno astronómico, pero de tenerlo, verá 4 de las 79 lunas de Júpiter y los anillos de Saturno.

El 13 de diciembre la Estación Espacial Internacional pasará cerca de los planetas y el día 16 la Luna hará lo propio. ¡No se lo pierda!

Júpiter y Saturno. | Foto: NASA/JPL-Caltech/ESA

En diciembre de 2020 brillará de nuevo la Estrella de Belén, el fenómeno astronómico de la Gran Conjunción. ¡Véalo junto a su familia, no pierdan este evento astronómico! No se repetirá hasta 2040. german@astropuebla.org

Lea nuestro artículo en tres partes, La Estrella de Belén y la Astronomía, publicados el: 23 y 30 de diciembre de 2018 y 6 de enero de 2019, en elsoldepuebla.com.mx

Lee aquí los artículos de la Estrella de Belén:

El 21 de diciembre, los planetas Júpiter y Saturno formarán un solo lucero en el cielo, fenómeno astronómico que fue interpretado en la antigüedad como la Estrella de Belén.

LA APROXIMACIÓN

Al girar los planetas en torno al Sol, de vez en cuando vemos desde la Tierra a dos o más planetas uno al lado del otro. Al acercamiento aparente entre dos o más astros se le llama conjunción. Es aparente porque se debe a la perspectiva desde la Tierra, los astros están separados uno del otro por millones de kilómetros. Por ejemplo, la conjunción más frecuente se da mes a mes entre la Luna y los planetas. Vea el 12 de diciembre a la Luna en conjunción con Venus, antes del amanecer, y al anochecer del 16 de diciembre la Luna se unirá a Júpiter y Saturno. En ambos casos, la Luna está en el vecindario de la Tierra, a 384 mil kilómetros en promedio de distancia, mientras que Venus está a 41 400 000 kilómetros (0.028 UA) y más alejado está Júpiter y aún más allá Saturno, en particular, la distancia que separa a Júpiter del Sol (5.2 UA) es por poco mayor a la que separa a Júpiter de Saturno (4.32 UA). UA es la Unidad Astronómica, equivale a la distancia Tierra - Sol, 150 millones de kilómetros.

La conjunción de Júpiter y Saturno es llamada la Gran Conjunción. No en todas las conjunciones, los planetas u otros astros se acercan lo suficiente para formar un solo lucero. Cuando eso sucede se le llama Aproximación.

La Gran Conjunción (Júpiter y Saturno) ocurre cada 20 años, no es raro pero sí poco frecuente para la duración de la vida del ser humano. Ocurrió en 1961, 1981, 2000 y ocurrirá en diciembre de 2020, en 2040, 2080 y 2100 y no siempre en diciembre. Menos frecuente es la Aproximación. Sucedió el 4 de marzo de 1226, en la Edad Media. Días antes, en la madrugada del 24 de febrero se les unió Venus y la Luna, además, cerca andaba Mercurio ¡Debió ser un espectáculo impresionante! Usted puede simularlo en un software o app astronómico. Tres años antes, en 1223 San Francisco de Asis representó por primera vez el nacimiento. Colocó un cometa como la Estrella de Belén, imagen que aún perdura en muchos nacimientos. Es probable que San Francisco de Asis haya observado la Gran Conjunción de marzo de 1226, ya que en agosto, murió. Otras espectaculares aproximaciones sucedieron en 1563, 1603, 1623 y 1683 y no son las únicas.

Después de diciembre de 2020, la siguiente Aproximación entre Júpiter y Saturno ocurrirá en noviembre de 2040.

En este insólito 2020, hemos observado mes a mes a Júpiter y Saturno avanzar rumbo a la aproximación. Si no los ha observado, cualquiera de estas noches podrá hacerlo sin necesidad de telescopio. Apenas se haga de noche, vea al oeste, por donde minutos antes se ocultó el Sol, a un lucero brillante, es Júpiter, y arriba de él de menor brillo y tono amarillo, Saturno. No hay pierde, nada más brilla en esa zona. Para nuestro país (México), de forma espectacular el 13 de diciembre pasará cerca de los planetas la Estación Espacial Internacional con 7 astronautas y cosmonautas abordo, de 18:28 h a 18:33 h (hora del centro de México), “cerca” por la perspectiva, la Estación está a solo 400 kilómetros de altura. También, el 16 de diciembre la Luna estará en conjunción con los planetas. Atestigüe noche tras noche como ambos planetas avanzan rumbo a la Aproximación.

El amanecer del 26 de febrero de 1226. | Gráfico: Stellarium

LA ESTRELLA DE BELÉN

En el frío amanecer del 16 de diciembre de 1603, el genial matemático de vida trágica Johannes Kepler, fue testigo de la Gran Conjunción entre Júpiter y Saturno. Kepler, siendo un extraordinario matemático, calculó que la Aproximación también había ocurrido en el año 6 o 7 a. C.

La estrella de Belén guiando a los Reyes Magos. | Gráfico: Angeles Balaguer | Pixabay

EL ERROR

Mil años antes de Johannes Kepler, en el año 533 el monje escita Dionisio el Exiguo contabilizó los años de los emperadores romanos y gobernadores, para establecer el calendario de la era cristiana, conocer cuanto había pasado desde el nacimiento de Jesús. Por error no contó cuatro años del reinado de Cesar Augusto (Octavio), ni los años del protector Cirilo o los de vida del Rey Herodes. No añadió el año cero, que va intercalado entre el año -1 y el año 1, porque entonces no existía el concepto de cero en Europa.

Años después, se tomó el 25 diciembre como el nacimiento de Jesús, para concordar con la festividad romana Dies Natacie Invicti, el día del jamás vencido. Así, en el año 554, en el reinado del emperador Justiniano, se celebró por primera vez la Navidad.

El error de Dionisio aún se mantiene, son 6 o 7 años desplazados respecto a la fecha deseada en la tradición cristiana. Seis si colocamos el cero, siete si no lo hacemos. El error se demuestra con la fecha de muerte del rey Herodes, ocurrida en el año 4 a. C. y según San Mateo: “… nacido Jesús en Belén de Judea en los días de Herodes el Rey”. Si tomamos el deseo de buscar la fecha del nacimiento de Jesús, deberíamos estar en 2026 o 2027.

Solo el evangelista Mateo menciona a la Estrella de Belén, refiriéndose a los Reyes Magos, y dice: “… y vimos su estrella en el oriente y venimos a adorarle”. Es probable que los Reyes Magos hayan sido astrólogos judíos de la prestigiosa escuela de Sippar en Babilonia. En aquellos años, miles de judíos se encontraban en cautiverio en Babilonia y guardaban la esperanza de regresar a su tierra. Los astrólogos o Reyes Magos observaron las noches entre noviembre y diciembre del año -6 (si colocamos el 0) la aproximación de Júpiter y Saturno, formando un solo astro, para luego sumergirse en el oeste. Desde Babilonia esa dirección es rumbo a la antigua Palestina. Los astrólogos interpretaron el fenómeno astronómico y les dio esperanza de la llegada de un salvador y del retorno del pueblo judío a la tierra de sus ancestros, a la tierra de Israel.

Johannes Kepler. | Pintura: Autor desconocido. | 1610 c. a.

LOS PLANETAS

Júpiter, el más grande de los planetas, es un gigante de gas. Tarda 11 años y 315 días en darlo una vuelta al Sol. Tiene el diámetro equivalente a 11 planetas Tierra. Posee 79 lunas a su alrededor, siendo cuatro las más grandes y las descubiertas por Galileo Galilei el 7 de enero de 1610, la primera noche en que estrenó su telescopio. Llevan por nombre Ío, Europa, Calisto y Ganimedes. Europa es por poco menor que nuestra Luna terrestre, mientras que las otras tres son de mayor tamaño. Mediante un telescopio pequeño es posible observar a Júpiter y las 4 lunas. La característica principal de Júpiter es un anticiclón de tono ocre, una tormenta con al menos 500 años.

Saturno, también de gas, tiene el diámetro de 10 Tierras. Tarda 29 años en rodear al Sol. Tiene 82 lunas, siendo el planeta con más lunas conocidas hasta ahora. La de mayor tamaño, incluso más que nuestra Luna es Titán, un mundo con mares, continentes, islas, vientos, lluvias, truenos y tormentas. Pero en lugar de agua, lo que hay en Titán es metano y etano. En 2005 aterrizó en Titán la sonda Huygens de la Agencia Espacial Europea. La característica más llamativa de Saturno son sus anillos, los cuales pueden observarse con telescopios comerciales.

LA ESTRELLA DE BELÉN EN 2020

Los gigantes planetas Júpiter y Saturno van rumbo a la Gran Conjunción y la Aproximación. El 21 de diciembre ambos planetas alcanzan la mínima separación entre ellos, 0.1º, un quinto del disco de la Luna. No necesita de telescopio para admirar este fenómeno astronómico, pero de tenerlo, verá 4 de las 79 lunas de Júpiter y los anillos de Saturno.

El 13 de diciembre la Estación Espacial Internacional pasará cerca de los planetas y el día 16 la Luna hará lo propio. ¡No se lo pierda!

Júpiter y Saturno. | Foto: NASA/JPL-Caltech/ESA

En diciembre de 2020 brillará de nuevo la Estrella de Belén, el fenómeno astronómico de la Gran Conjunción. ¡Véalo junto a su familia, no pierdan este evento astronómico! No se repetirá hasta 2040. german@astropuebla.org

Lea nuestro artículo en tres partes, La Estrella de Belén y la Astronomía, publicados el: 23 y 30 de diciembre de 2018 y 6 de enero de 2019, en elsoldepuebla.com.mx

Lee aquí los artículos de la Estrella de Belén:

Local

Por litros incompletos, PROFECO inmoviliza gasolineras en Puebla

La capital del estado es el municipio de la entidad con el mayor número de estaciones de servicio revisadas

Local

Fijar precios al gas LP es competencia desleal: académico UPAEP

El especialista dijo que lo que se debería hacer es facilitar la incursión de nuevas inversiones en el ramo

Local

Pensión del Bienestar en Puebla: ¿Cómo y dónde registrarse?

Este apoyo federal estará disponible para personas de 65 a 67 años de edad y para los que ya tienen una pensión o jubilación

Deportes

Lluvia frena el vuelo de Pericos ante Oaxaca en el Serdán

Este miércoles se programó una doble cartelera a partir de las 13:00 horas, en lo que podría definirse ya el destino final de los verdes

Policiaca

Ciclista muere arrollado por una pipa sobre la Avenida Nacional

Aunque el conductor de la pipa no resultó responsable, asustado decidió abandonar el lugar

Deportes

Alejandra Valencia, arquera olímpica, regresa a Hermosillo; la reciben con mariachi

La arquera sonorense regresó a su ciudad natal, donde fue recibida entre aplausos y música regional por su gran participación en Tokio 2020

Local

Lilia Cedillo buscará la rectoría de la BUAP

La investigadora anunció que presentó su renuncia como directora del Centro de Detección Biomolecular de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

Local

Anuncia PAN talleres para facilitar afiliación de nuevos militantes

La instrucción para iniciar con la impartición de estos cursos provino del dirigente nacional del partido Marko Cortés

Local

Avanza en comisiones desafuero de Saúl Huerta y Mauricio Toledo

Será discutido y votado en la sesión del próximo lunes 9 de agosto