/ jueves 27 de abril de 2023

¿Te huelen los pies? El problema podría ser causado por ansiedad y estrés

Descubre los factores que contribuyen al mal olor en los pies, desde la sudoración hasta el estrés y la diabetes

Los pies son una parte importante del cuerpo, pero a menudo se les presta poca atención en cuanto a cuidado personal se refiere. Una de las preocupaciones más comunes relacionadas con los pies es el mal olor, que puede ser incómodo y desagradable. Sin embargo, entender por qué huelen los pies es el primer paso para prevenir y tratar el problema.

El olor de los pies es causado por una combinación de factores, como la sudoración, el calzado y las bacterias. Cuando los pies sudan, la humedad se acumula en el interior del calzado y crea un ambiente cálido y húmedo que favorece el crecimiento de bacterias, pero ¿sabías que también pueden olerte los pies por estrés?

Te puede interesar: Expertos advierten riesgos de crecimiento urbano: nuevas pandemias, entre los más graves

Antes de ahondar en este tema, es importante hablar sobre la bacteria que hace que huelan los pies y el por qué sucede esto.

¿Por qué me huelen los pies?

Existe una bacteria llamada Brevibacterium, la cual es responsable de que nuestro cuerpo tenga mal olor. Ésta se encuentra naturalmente en la piel y se alimenta de la queratina, una proteína presente en las células muertas de la piel.

El olor de los pies es causado por una combinación de factores, como la sudoración, el calzado y las bacterias/Foto: Pexels

Cuando las bacterias descomponen la queratina, se produce un compuesto llamado ácido isovalérico, que es responsable del olor desagradable.

De igual forma si tienes hongos o pie de atleta, es muy seguro que tengas mal olor, además de que podrías presentar ardor, comezón, descamación y mal aspecto. Esta afección puede empeorar en ambientes cálidos y húmedos, por lo que es importante no usar a diario los mismos zapatos y cambiar todos los días los calcetines.

Además, el material del que estén hechos tus zapatos puede influir en el olor que tienen tus pies, pues los que se hacen a base de materiales sintéticos, pueden atrapar la humedad y el sudor, lo que crea un ambiente perfecto para que las bacterias y los hongos crezcan.

¿Los pies pueden oler por estrés o ansiedad?

Los problemas de estrés o ansiedad pueden contribuir a que se produzca mal olor en los pies, pues cuando estamos en condiciones de ese tipo, nuestro cuerpo produce más sudor, lo que genera ese olor característico.

Los problemas de estrés o ansiedad pueden contribuir a que se produzca mal olor en los pies/Foto: Pexels

De igual forma, al padecer de estrés o ansiedad constante, nuestras defensas pueden disminuir, afectando así nuestro sistema inmunológico y volviéndonos más susceptibles a las infecciones por hongos o bacterias que producen mal olor o pie de atleta.

Aunque no son los únicos padecimientos que pueden causar mal olor en los pies, pues la diabetes mal controlada, también puede provocarlo. Esto se debe a que muchas veces, cuando las personas no cuidan su enfermedad, su hígado y riñones se dañan, lo que hace que nuestro cuerpo en general huela mal por el exceso de toxinas en nuestro organismo.

Así que ya lo sabes, sé higiénico, cambia tus calcetines a diario, no uses tan constantemente los mismos zapatos y si es así, lávalos seguido, haz ejercicios de relajación para liberar el estrés y la ansiedad y evita mal olor en tus pies.

La diabetes mal controlada puede provocar mal olor en los piel/Foto: Pexels

Publicado originalmente en El Heraldo de Chihuahua

Los pies son una parte importante del cuerpo, pero a menudo se les presta poca atención en cuanto a cuidado personal se refiere. Una de las preocupaciones más comunes relacionadas con los pies es el mal olor, que puede ser incómodo y desagradable. Sin embargo, entender por qué huelen los pies es el primer paso para prevenir y tratar el problema.

El olor de los pies es causado por una combinación de factores, como la sudoración, el calzado y las bacterias. Cuando los pies sudan, la humedad se acumula en el interior del calzado y crea un ambiente cálido y húmedo que favorece el crecimiento de bacterias, pero ¿sabías que también pueden olerte los pies por estrés?

Te puede interesar: Expertos advierten riesgos de crecimiento urbano: nuevas pandemias, entre los más graves

Antes de ahondar en este tema, es importante hablar sobre la bacteria que hace que huelan los pies y el por qué sucede esto.

¿Por qué me huelen los pies?

Existe una bacteria llamada Brevibacterium, la cual es responsable de que nuestro cuerpo tenga mal olor. Ésta se encuentra naturalmente en la piel y se alimenta de la queratina, una proteína presente en las células muertas de la piel.

El olor de los pies es causado por una combinación de factores, como la sudoración, el calzado y las bacterias/Foto: Pexels

Cuando las bacterias descomponen la queratina, se produce un compuesto llamado ácido isovalérico, que es responsable del olor desagradable.

De igual forma si tienes hongos o pie de atleta, es muy seguro que tengas mal olor, además de que podrías presentar ardor, comezón, descamación y mal aspecto. Esta afección puede empeorar en ambientes cálidos y húmedos, por lo que es importante no usar a diario los mismos zapatos y cambiar todos los días los calcetines.

Además, el material del que estén hechos tus zapatos puede influir en el olor que tienen tus pies, pues los que se hacen a base de materiales sintéticos, pueden atrapar la humedad y el sudor, lo que crea un ambiente perfecto para que las bacterias y los hongos crezcan.

¿Los pies pueden oler por estrés o ansiedad?

Los problemas de estrés o ansiedad pueden contribuir a que se produzca mal olor en los pies, pues cuando estamos en condiciones de ese tipo, nuestro cuerpo produce más sudor, lo que genera ese olor característico.

Los problemas de estrés o ansiedad pueden contribuir a que se produzca mal olor en los pies/Foto: Pexels

De igual forma, al padecer de estrés o ansiedad constante, nuestras defensas pueden disminuir, afectando así nuestro sistema inmunológico y volviéndonos más susceptibles a las infecciones por hongos o bacterias que producen mal olor o pie de atleta.

Aunque no son los únicos padecimientos que pueden causar mal olor en los pies, pues la diabetes mal controlada, también puede provocarlo. Esto se debe a que muchas veces, cuando las personas no cuidan su enfermedad, su hígado y riñones se dañan, lo que hace que nuestro cuerpo en general huela mal por el exceso de toxinas en nuestro organismo.

Así que ya lo sabes, sé higiénico, cambia tus calcetines a diario, no uses tan constantemente los mismos zapatos y si es así, lávalos seguido, haz ejercicios de relajación para liberar el estrés y la ansiedad y evita mal olor en tus pies.

La diabetes mal controlada puede provocar mal olor en los piel/Foto: Pexels

Publicado originalmente en El Heraldo de Chihuahua

Cultura

Los Temerarios, cierres de campañas y más este fin de semana en Puebla

Casi es fin de mes y en Puebla se harán distintas actividades para todos los gustos y edades

Policiaca

Asesinan con múltiples disparos a dos tripulantes de camioneta en la Calzada Zavaleta

Aunque de manera inicial se presume un ataque directo, las autoridades no descartan otras líneas de investigación

Elecciones 2024

Niegan a Eduardo Rivera la Plaza de la Victoria para cierre de campaña y se lo dan a Armenta

Pese a que las autoridades negaron el espacio a los panistas por supuestos desperfectos, sí le dieron permiso a Alejandro Armenta de realizar allí su evento

Elecciones 2024

Massive Caller da el triunfo a Eduardo Rivera con un 48.9% de la preferencia de votos

Esta casa encuestadora utiliza una “innovadora” herramienta que le permite medir la opinión pública con un sistema robótico

Local

Céspedes Peregrina verifica avance en rehabilitación de la Intermixteca Teopantlán- Popochoyo

El mandatario poblano ha sostenido que las obras avanzan sin contratiempos

Gossip

¿Mucho tiempo separados? Las señales que dieron Christian Nodal y Cazzú de su ruptura

Desde principios de mayo, los fans de Christian Nodal y de Cazzu ya especulaban con su posible separación