/ sábado 23 de diciembre de 2023

Gastos de fiestas navideñas generan gran impacto en la economía de las familias

Hoy en día, la Navidad se asocia con la compra de regalos y cenas que implica que los trabajadores gasten todo su aguinaldo o incluso adquieran deudas

Contrario a las ideas de paz, amor y alegría que se asocian con la Navidad, la compra de regalos y las múltiples cenas generan un gasto excesivo que impacta fuertemente la economía de las personas, a tal grado de tener que destinar todo su aguinaldo, o incluso, adquirir deudas para cumplir con estos compromisos con la familia, amigos y compañeros de trabajo.

Trabajadores que fueron entrevistados por esta casa editorial coinciden en que, en muchas ocasiones, estas celebraciones, que representan un impacto en las finanzas personales, se han convertido más en una presión social por un tema cultural.



Por su parte, especialistas en temas económicos refieren que este sobreconsumo y gasto excesivo en la temporada navideña será un hábito difícil de romper. Por ello, recomiendan a las personas utilizar diversos métodos para mantener un buen equilibrio entre sus finanzas y los gastos para la época decembrina.

Por ejemplo, pueden elaborar un presupuesto, comparar precios antes de adquirir un producto y evitar participar en todos los intercambios de regalos, analizando cuáles son los más importantes en el ámbito personal.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en estas fechas el gasto promedio por persona es de 19 mil pesos, de los cuales, 8 mil 600 pesos son únicamente por el tema de dar obsequios.

Ante este contexto, Anselmo Salvador Chávez Capó, investigador de la Licenciatura en Administración Financiera y Bursátil de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), dijo que el sector poblacional que se ve más afectado en esta época, es aquel que gana entre uno y dos salarios mínimos.


Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla


Esto debido a que perciben un aguinaldo mínimo de 3 mil a 6 mil pesos, es decir, seis y tres veces menos, respectivamente, de lo que se necesita para cubrir todos los gastos, por lo que tienen que recurrir al endeudamiento, principalmente con las tarjetas de crédito, para cumplir con las tradiciones de la temporada.

“Sin duda, el aspecto negativo va en relación con respecto al ingreso, pues entre menos ganes, el efecto de la merma del aguinaldo y el endeudamiento será mayor”, menciona.


Fiestas decembrinas, temporada de presión social que los ha hecho gastar más de lo previsto

Ante lo expuesto por el investigador en temas económicos, El Sol de Puebla entrevistó a tres trabajadores para conocer su punto de vista sobre está época y los gastos que representan para ellos.

Coinciden en que esta temporada se ha convertido en un tema de presión social para que participen “forzosamente” en cenas navideñas o intercambios de regalos, lo que los hace gastar más de lo previsto.

En este sentido, Brenda Cortés Máxil, de 29 años de edad, declara que ella recibe en promedio un aguinaldo de 15 mil pesos, pero nunca lo ha podido utilizar para pagar deudas o adquirir bienes de gran valor, ya que todo lo gasta en esta temporada.

“Desde mi perspectiva, estamos tan acostumbrados a sentirnos obligados a dar presentes a ciertas personas, que de una u otra forma terminamos desfalcados (…) En ocasiones es imposible decir que no, ya que nos tachan de antisociales y que no queremos convivir. Ante esto, solo lo hacemos por un tema de presión social y no porque en realidad te nazca dar un detalle”, declara.

Por su parte, Andrea Navarro Nava, de 29 años de edad, agrega que ella únicamente recibe 6 mil pesos de aguinaldo, por lo que ha tenido que adquirir deudas para cumplir con sus compromisos navideños, pues ese dinero extra no es suficiente y tiene que realizar compras a crédito.


“Aunque uno mismo no quiera regalar cosas por nuestra situación económica, la familia o los propios amigos te hacen entrar a la dinámica de los intercambios y las cenas, por lo que empezamos a gastar lo poco o mucho que tenemos”, informa.

Ella recuerda que, en las fiestas decembrinas del 2022, se gastó únicamente en regalos 4 mil pesos, pues tuvo que darle algunos presentes a sus papás, hermano, sobrinos, novio y sus amigos.

Los mil 500 que le sobraron los destinó para colaborar con las cenas navideñas, sin embargo, hizo uso de su tarjeta de crédito para comprar algunos insumos que hacían falta en casa.

“Recuerdo que mi aguinaldo lo quería para irme de viaje a Cancún, sin embargo, después de las fiestas decembrinas vi mis finanzas y ya no tenía ni un peso en la bolsa (…) Ante esta experiencia, considero que este año haré hincapié para no sumarme en todas las celebraciones, pues no estamos en momentos de gastar a lo loco, pues son tiempos difíciles y quiero empezar a ver por mí misma”, comparte.

Los comentarios anteriores coincidieron con el de Carlos Alberto Cortés Gonzáles, de 37 años de edad, quien también dijo que las fechas decembrinas se han convertido en un acto de presión social que deja a las personas en graves problemas financieros.

Desde su propia experiencia, confiesa que se ha visto en la necesidad de endeudarse, pues tener su aguinaldo, quincena y fondo de ahorro, lo ha llevado a la tentación de destinar todo para pasarla bien en esta época.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla


“Tenemos una cantidad fuerte de dinero y se nos hace fácil gastarlo para entrar en esa dinámica de compartir y regalar. Yo he llegado al grado de acabarme todo mi recurso y no siempre por gusto, sino justo por esa presión que nos impone la misma sociedad”, aclara.

Ante este panorama, refiere que nunca ha podido darle un mejor uso a su dinero, pues se la ha pasado gastando en pequeños detalles, y no ha adquirido un bien de mayor valor ni tampoco ha salido de sus deudas.


“Ha llegado diciembre y he comprado de todo, menos cosas verdaderamente indispensables, pues mi dinero se termina solo en la temporada. Al momento uno lo ve ni siente, pero pasa el tiempo y esos gastos o deudas que adquirí me quitan el sueño, pues en enero ya no tengo nada”, acota.

Los entrevistados coinciden en que en estas fechas no es necesario llenar de cosas materiales a las personas, pues eso se puede hacer en cualquier otra época del año.

Por ello, reflexionan que la convivencia familiar en casa y una celebración no tan ostentosa es suficiente para mostrar esa paz, amor y alegría que caracteriza a la Navidad.

El gasto excesivo genera consecuencias a futuro

De acuerdo con Juan Alberto Vázquez Muñoz, profesor de la facultad de Economía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), las consecuencias de realizar un gasto excesivo durante las fiestas decembrinas se presentan a futuro.

Expresa que destinar absolutamente todos los recursos para la temporada puede ocasionar que las personas presenten dificultades económicas durante casi todo el año entrante.



“Sería algo erróneo decir que no se utilice parte de nuestro ingreso para estas fechas navideñas como parte de una auto gratificación. Sin embargo, el hacer un gasto excesivo, a tal grado de destinar todo el aguinaldo y hasta contraer una deuda, trae problemas a corto plazo”, indica.

Como primer punto, refiere que las personas que no administran de forma adecuada su recurso, no tendrán el capital suficiente para hacer frente a la famosa “cuesta de enero”, que es un fenómeno económico que ocurre cada año como causa de la inflación, ya que todo incrementa su costo.

Asimismo, les costará cumplir con otras obligaciones como pueden ser el pago de deudas, el predial de su vivienda, la tenencia del automóvil, las reinscripciones escolares y los servicios, como el agua potable.

Incluso, pierden la posibilidad de poder comprar un activo de mayor valor y beneficio personal, como puede ser un vehículo, una vivienda o incluso artículos del hogar, como línea blanca, electrónicos o muebles.

“Una mala administración en estas fechas, puede hacer que el dinero que pensaban invertir para el cumplimiento de otras obligaciones sea utilizado únicamente para regalos y cenas. Esto reduce el poder adquisitivo de las personas y sus planes a futuro”, agrega.

Un hábito difícil de romper, pero existen métodos para reducir el impacto económico

Desde la perspectiva de Samuel Ortiz Velázquez, catedrático de la facultad de Economía en la Universidad Autónoma de México (UNAM), el sobreconsumo y gasto excesivo en la temporada navideña es un hábito difícil de romper por la presión social.

“Sin duda, será algo complicado de eliminar, pues es común que seamos así culturalmente. Si alguien no le entra al intercambio en el trabajo, en la familia o con los amigos, es mal visto (…) Sin embargo, hay que ser más inteligentes y priorizar”, declara.


Ante este panorama, dijo que existen diversos métodos o estrategias que pueden utilizar las personas para tener un buen equilibrio entre sus finanzas y los gastos para la época decembrina.

Para ello, recomienda elaborar un presupuesto para estas fechas, en donde se considere también los compromisos que deberán enfrentar las personas a inicio de año, a fin de evitar al máximo la denominada "cuesta de enero".

También será importante ahorrar una parte de su aguinaldo para enfrentar algún imprevisto; comparar precios antes de adquirir un producto y evitar participar en todos los intercambios de regalos, analizando cuáles son los más importantes en el ámbito personal para reducir los gastos innecesarios.

Agrega que el tipo de regalo no es lo importante, sino el detalle, por lo que se pueden sustituir esos productos caros, por artesanías o manualidades, que son más accesibles económicamente hablando.

“Evidentemente el uso del aguinaldo requiere un fin de distracción y autosatisfacción del trabajador con su familia para generar bienestar emocional. Sin embargo, esto debe ser realizado de manera voluntaria y no por un tema de presión social, es decir, no dar para que los demás se sientan bien, pues cada quien tiene otras obligaciones y compromisos con ese recurso”, concluye.


Contrario a las ideas de paz, amor y alegría que se asocian con la Navidad, la compra de regalos y las múltiples cenas generan un gasto excesivo que impacta fuertemente la economía de las personas, a tal grado de tener que destinar todo su aguinaldo, o incluso, adquirir deudas para cumplir con estos compromisos con la familia, amigos y compañeros de trabajo.

Trabajadores que fueron entrevistados por esta casa editorial coinciden en que, en muchas ocasiones, estas celebraciones, que representan un impacto en las finanzas personales, se han convertido más en una presión social por un tema cultural.



Por su parte, especialistas en temas económicos refieren que este sobreconsumo y gasto excesivo en la temporada navideña será un hábito difícil de romper. Por ello, recomiendan a las personas utilizar diversos métodos para mantener un buen equilibrio entre sus finanzas y los gastos para la época decembrina.

Por ejemplo, pueden elaborar un presupuesto, comparar precios antes de adquirir un producto y evitar participar en todos los intercambios de regalos, analizando cuáles son los más importantes en el ámbito personal.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en estas fechas el gasto promedio por persona es de 19 mil pesos, de los cuales, 8 mil 600 pesos son únicamente por el tema de dar obsequios.

Ante este contexto, Anselmo Salvador Chávez Capó, investigador de la Licenciatura en Administración Financiera y Bursátil de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), dijo que el sector poblacional que se ve más afectado en esta época, es aquel que gana entre uno y dos salarios mínimos.


Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla


Esto debido a que perciben un aguinaldo mínimo de 3 mil a 6 mil pesos, es decir, seis y tres veces menos, respectivamente, de lo que se necesita para cubrir todos los gastos, por lo que tienen que recurrir al endeudamiento, principalmente con las tarjetas de crédito, para cumplir con las tradiciones de la temporada.

“Sin duda, el aspecto negativo va en relación con respecto al ingreso, pues entre menos ganes, el efecto de la merma del aguinaldo y el endeudamiento será mayor”, menciona.


Fiestas decembrinas, temporada de presión social que los ha hecho gastar más de lo previsto

Ante lo expuesto por el investigador en temas económicos, El Sol de Puebla entrevistó a tres trabajadores para conocer su punto de vista sobre está época y los gastos que representan para ellos.

Coinciden en que esta temporada se ha convertido en un tema de presión social para que participen “forzosamente” en cenas navideñas o intercambios de regalos, lo que los hace gastar más de lo previsto.

En este sentido, Brenda Cortés Máxil, de 29 años de edad, declara que ella recibe en promedio un aguinaldo de 15 mil pesos, pero nunca lo ha podido utilizar para pagar deudas o adquirir bienes de gran valor, ya que todo lo gasta en esta temporada.

“Desde mi perspectiva, estamos tan acostumbrados a sentirnos obligados a dar presentes a ciertas personas, que de una u otra forma terminamos desfalcados (…) En ocasiones es imposible decir que no, ya que nos tachan de antisociales y que no queremos convivir. Ante esto, solo lo hacemos por un tema de presión social y no porque en realidad te nazca dar un detalle”, declara.

Por su parte, Andrea Navarro Nava, de 29 años de edad, agrega que ella únicamente recibe 6 mil pesos de aguinaldo, por lo que ha tenido que adquirir deudas para cumplir con sus compromisos navideños, pues ese dinero extra no es suficiente y tiene que realizar compras a crédito.


“Aunque uno mismo no quiera regalar cosas por nuestra situación económica, la familia o los propios amigos te hacen entrar a la dinámica de los intercambios y las cenas, por lo que empezamos a gastar lo poco o mucho que tenemos”, informa.

Ella recuerda que, en las fiestas decembrinas del 2022, se gastó únicamente en regalos 4 mil pesos, pues tuvo que darle algunos presentes a sus papás, hermano, sobrinos, novio y sus amigos.

Los mil 500 que le sobraron los destinó para colaborar con las cenas navideñas, sin embargo, hizo uso de su tarjeta de crédito para comprar algunos insumos que hacían falta en casa.

“Recuerdo que mi aguinaldo lo quería para irme de viaje a Cancún, sin embargo, después de las fiestas decembrinas vi mis finanzas y ya no tenía ni un peso en la bolsa (…) Ante esta experiencia, considero que este año haré hincapié para no sumarme en todas las celebraciones, pues no estamos en momentos de gastar a lo loco, pues son tiempos difíciles y quiero empezar a ver por mí misma”, comparte.

Los comentarios anteriores coincidieron con el de Carlos Alberto Cortés Gonzáles, de 37 años de edad, quien también dijo que las fechas decembrinas se han convertido en un acto de presión social que deja a las personas en graves problemas financieros.

Desde su propia experiencia, confiesa que se ha visto en la necesidad de endeudarse, pues tener su aguinaldo, quincena y fondo de ahorro, lo ha llevado a la tentación de destinar todo para pasarla bien en esta época.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla


“Tenemos una cantidad fuerte de dinero y se nos hace fácil gastarlo para entrar en esa dinámica de compartir y regalar. Yo he llegado al grado de acabarme todo mi recurso y no siempre por gusto, sino justo por esa presión que nos impone la misma sociedad”, aclara.

Ante este panorama, refiere que nunca ha podido darle un mejor uso a su dinero, pues se la ha pasado gastando en pequeños detalles, y no ha adquirido un bien de mayor valor ni tampoco ha salido de sus deudas.


“Ha llegado diciembre y he comprado de todo, menos cosas verdaderamente indispensables, pues mi dinero se termina solo en la temporada. Al momento uno lo ve ni siente, pero pasa el tiempo y esos gastos o deudas que adquirí me quitan el sueño, pues en enero ya no tengo nada”, acota.

Los entrevistados coinciden en que en estas fechas no es necesario llenar de cosas materiales a las personas, pues eso se puede hacer en cualquier otra época del año.

Por ello, reflexionan que la convivencia familiar en casa y una celebración no tan ostentosa es suficiente para mostrar esa paz, amor y alegría que caracteriza a la Navidad.

El gasto excesivo genera consecuencias a futuro

De acuerdo con Juan Alberto Vázquez Muñoz, profesor de la facultad de Economía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), las consecuencias de realizar un gasto excesivo durante las fiestas decembrinas se presentan a futuro.

Expresa que destinar absolutamente todos los recursos para la temporada puede ocasionar que las personas presenten dificultades económicas durante casi todo el año entrante.



“Sería algo erróneo decir que no se utilice parte de nuestro ingreso para estas fechas navideñas como parte de una auto gratificación. Sin embargo, el hacer un gasto excesivo, a tal grado de destinar todo el aguinaldo y hasta contraer una deuda, trae problemas a corto plazo”, indica.

Como primer punto, refiere que las personas que no administran de forma adecuada su recurso, no tendrán el capital suficiente para hacer frente a la famosa “cuesta de enero”, que es un fenómeno económico que ocurre cada año como causa de la inflación, ya que todo incrementa su costo.

Asimismo, les costará cumplir con otras obligaciones como pueden ser el pago de deudas, el predial de su vivienda, la tenencia del automóvil, las reinscripciones escolares y los servicios, como el agua potable.

Incluso, pierden la posibilidad de poder comprar un activo de mayor valor y beneficio personal, como puede ser un vehículo, una vivienda o incluso artículos del hogar, como línea blanca, electrónicos o muebles.

“Una mala administración en estas fechas, puede hacer que el dinero que pensaban invertir para el cumplimiento de otras obligaciones sea utilizado únicamente para regalos y cenas. Esto reduce el poder adquisitivo de las personas y sus planes a futuro”, agrega.

Un hábito difícil de romper, pero existen métodos para reducir el impacto económico

Desde la perspectiva de Samuel Ortiz Velázquez, catedrático de la facultad de Economía en la Universidad Autónoma de México (UNAM), el sobreconsumo y gasto excesivo en la temporada navideña es un hábito difícil de romper por la presión social.

“Sin duda, será algo complicado de eliminar, pues es común que seamos así culturalmente. Si alguien no le entra al intercambio en el trabajo, en la familia o con los amigos, es mal visto (…) Sin embargo, hay que ser más inteligentes y priorizar”, declara.


Ante este panorama, dijo que existen diversos métodos o estrategias que pueden utilizar las personas para tener un buen equilibrio entre sus finanzas y los gastos para la época decembrina.

Para ello, recomienda elaborar un presupuesto para estas fechas, en donde se considere también los compromisos que deberán enfrentar las personas a inicio de año, a fin de evitar al máximo la denominada "cuesta de enero".

También será importante ahorrar una parte de su aguinaldo para enfrentar algún imprevisto; comparar precios antes de adquirir un producto y evitar participar en todos los intercambios de regalos, analizando cuáles son los más importantes en el ámbito personal para reducir los gastos innecesarios.

Agrega que el tipo de regalo no es lo importante, sino el detalle, por lo que se pueden sustituir esos productos caros, por artesanías o manualidades, que son más accesibles económicamente hablando.

“Evidentemente el uso del aguinaldo requiere un fin de distracción y autosatisfacción del trabajador con su familia para generar bienestar emocional. Sin embargo, esto debe ser realizado de manera voluntaria y no por un tema de presión social, es decir, no dar para que los demás se sientan bien, pues cada quien tiene otras obligaciones y compromisos con ese recurso”, concluye.


Policiaca

Carambola de 4 vehículos detiene el tránsito en la autopista México-Puebla

El accidente ha generado filas de vehículos detenidos en ambos sentidos, por lo que se recomienda tomar vías alternas

Estado

Campesinos vuelven a bloquear la carretera Veracruz-Libres ante falta de diálogo

En la mesa de diálogo se establecerían las condiciones para la indemnización a las familias de los productores fallecidos en el desalojo del acceso a Granjas Carroll

Local

Junta Local del INE recibió 62 impugnaciones durante el proceso electoral 2023-2024

Edgar Humberto Arias Alba calificó de exitoso el proceso y agradeció la participación de todas las áreas

Policiaca

Adolescente muere electrocutado en la azotea de su vivienda

El adolescente tocó por accidente un cable de energía eléctrica mientras colocaba material para construcción

Local

Presas registran leve incremento en su nivel ante paso de tormenta 'Alberto' en Puebla

Las cinco presas monitoreadas por la Conagua registran niveles menores al 60 por ciento

Local

Alejandro Armenta presenta a los integrantes de las comisiones de transición

Alejandro Armenta reiteró que estará acompañado de personas que aman a Puebla y tienen vocación de servir