/ martes 7 de enero de 2020

Auditoría violenta la autonomía de la BUAP: directores académicos

El procedimiento es absurdo y no cumple con los protocolos de visita, señalan

La fiscalización de la Auditoría Superior del Estado (ASE) a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) está violentando la legalidad de las normas federales, el procedimiento no cumple con los protocolos de visita, es “absurdo”, además de que los auditores no están identificándose adecuadamente.

Así lo acusaron 43 directivos de las unidades académicas de la universidad (preparatorias, bachillerato, escuelas, facultad) en un desplegado estatal donde denunciaron las anomalías en el que se desarrolla esta revisión financiera por no estar estipulada en la ley, y que aseguran, trastoca la autonomía de la máxima casa de estudios.

En diciembre de 2019, la Auditoría Superior del Estado (ASE) inició una auditoría y una visita domiciliaria del ejercicio 2019, sin embargo, los directivos acusaron que este hecho está violentando la legalidad establecida en la normatividad federal y estatal, al pretender realizar una figura jurídica denominada ‘’auditoría preventiva’’, misma que no está prevista en la Constitución Federal.

“Como una excepción a la fiscalización ordinaria que se practica al concluir el ejercicio presupuestal e iniciar el siguiente. En el caso de que hubiera pretendido de realizar una auditoría en tiempo real, esta facultad sólo le compete a la Federación y requiere tener su origen en una denuncia, misma que en ningún momento se notificó haberse realizado. Es así que se convierte en inusual e ilegal acto, que parece ser más motivado por cumplir de inmediato con un fin ajeno a la fiscalización”, explica el documento.

Aunado a lo anterior, los directivos de la BUAP, señalaron que el organismo local pretende fiscalizar recursos que no son de su competencia como son los ingresos federales y los propios de la institución: “Las personas que atienden la visita han manifestado que, a partir del ejercicio de medidas de apremio, entregarán la información bajo protesta con el objeto de no ser corresponsable de lo que a todas luces es una usurpación de funciones”.

El oficio refiere que los auditores no notificaron la orden de visita como lo marca la ley ni se identificaron debidamente para proceder, pues al iniciar la visita no exhibieron identificación alguna y posteriormente en diversas diligencias lo pretendieron hacer con la credencial del INE.

“Esto y otros aspectos como la intervención del personal de la ASE no autorizado en una orden de visita fue dada a conocer a quién entiende las diligencias y presentarse a la BUAP hace evidente la arbitrariedad con la que se ha conducido el órgano fiscalizador del estado, los flagrantes actos violatorios a las normas preestablecidas y lo absurdo que resulta auditar toda la gestión de la institución en tiempo real y todo el ejercicio del gasto de un año fiscal”, denuncian.

A la par, lamentaron las expresiones del presidente del Congreso Local, Gabriel Biestro, de quién refiere tiene desconocimiento de la operación de recursos propios para el extinto equipo de fútbol Lobos BUAP, que fue revisado por el Consejo Universitario, el máximo órgano de gobierno de la institución.

“Categóricamente rechazamos cualquier intromisión y de posible modificación a la legislación Universitaria vigente por parte del poder Legislativo como ha ocurrido lamentablemente en otras universidades públicas del país”.

Los directivos convocaron a la unidad y a la defensa de la autonomía universitaria y condenaron el hostigamiento y los actos ilegales que pretenden afectar a la vida interna de la institución.

Dale ME GUSTA Facebook El Sol dePuebla

Regístrate al Whatsapp Noticias


La fiscalización de la Auditoría Superior del Estado (ASE) a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) está violentando la legalidad de las normas federales, el procedimiento no cumple con los protocolos de visita, es “absurdo”, además de que los auditores no están identificándose adecuadamente.

Así lo acusaron 43 directivos de las unidades académicas de la universidad (preparatorias, bachillerato, escuelas, facultad) en un desplegado estatal donde denunciaron las anomalías en el que se desarrolla esta revisión financiera por no estar estipulada en la ley, y que aseguran, trastoca la autonomía de la máxima casa de estudios.

En diciembre de 2019, la Auditoría Superior del Estado (ASE) inició una auditoría y una visita domiciliaria del ejercicio 2019, sin embargo, los directivos acusaron que este hecho está violentando la legalidad establecida en la normatividad federal y estatal, al pretender realizar una figura jurídica denominada ‘’auditoría preventiva’’, misma que no está prevista en la Constitución Federal.

“Como una excepción a la fiscalización ordinaria que se practica al concluir el ejercicio presupuestal e iniciar el siguiente. En el caso de que hubiera pretendido de realizar una auditoría en tiempo real, esta facultad sólo le compete a la Federación y requiere tener su origen en una denuncia, misma que en ningún momento se notificó haberse realizado. Es así que se convierte en inusual e ilegal acto, que parece ser más motivado por cumplir de inmediato con un fin ajeno a la fiscalización”, explica el documento.

Aunado a lo anterior, los directivos de la BUAP, señalaron que el organismo local pretende fiscalizar recursos que no son de su competencia como son los ingresos federales y los propios de la institución: “Las personas que atienden la visita han manifestado que, a partir del ejercicio de medidas de apremio, entregarán la información bajo protesta con el objeto de no ser corresponsable de lo que a todas luces es una usurpación de funciones”.

El oficio refiere que los auditores no notificaron la orden de visita como lo marca la ley ni se identificaron debidamente para proceder, pues al iniciar la visita no exhibieron identificación alguna y posteriormente en diversas diligencias lo pretendieron hacer con la credencial del INE.

“Esto y otros aspectos como la intervención del personal de la ASE no autorizado en una orden de visita fue dada a conocer a quién entiende las diligencias y presentarse a la BUAP hace evidente la arbitrariedad con la que se ha conducido el órgano fiscalizador del estado, los flagrantes actos violatorios a las normas preestablecidas y lo absurdo que resulta auditar toda la gestión de la institución en tiempo real y todo el ejercicio del gasto de un año fiscal”, denuncian.

A la par, lamentaron las expresiones del presidente del Congreso Local, Gabriel Biestro, de quién refiere tiene desconocimiento de la operación de recursos propios para el extinto equipo de fútbol Lobos BUAP, que fue revisado por el Consejo Universitario, el máximo órgano de gobierno de la institución.

“Categóricamente rechazamos cualquier intromisión y de posible modificación a la legislación Universitaria vigente por parte del poder Legislativo como ha ocurrido lamentablemente en otras universidades públicas del país”.

Los directivos convocaron a la unidad y a la defensa de la autonomía universitaria y condenaron el hostigamiento y los actos ilegales que pretenden afectar a la vida interna de la institución.

Dale ME GUSTA Facebook El Sol dePuebla

Regístrate al Whatsapp Noticias


Local

Sin descartar Puebla compra futura de vacunas Covid tras anuncio de AMLO

"Debemos de actuar con mucha prudencia", señala el gobernador del estado

Local

Tenía coronavirus y se mató

El sujeto se disparó en la cabeza en un domicilio de Guadalupe Xonacatepec

Estado

Balean a padre e hijo en presunto asalto

Las víctimas son originarias del estado de Hidalgo

Gossip

En el ojo del huracán, acusan a Vicente Fernández de presunto acoso sexual

Video en Tik Tok genera oleada de reacciones en las redes sociales

Local

Alto a la persecución, piden bañeros de Puebla

Exigen se les deje de estigmatizar como lugares de contagio de Covid-19

Local

Rechazan la reelección, pero apoyarán al candidato: MNE

Sólo quienes cumplieron con su deber deberían plantearse el tema, señalan

Local

Disminuye 35% incidencia delictiva en Puebla

En el municipio de Puebla sumaron 18 mil 462 carpetas de investigación