/ miércoles 4 de agosto de 2021

Con su mamá o sus hijos, así fueron los “treintones” a la vacunación Covid en Puebla

Incluso, hubo quienes preguntaron cuando podrían tomar bebidas embriagantes

Para la vacunación que se llevó acabo en el Hospital de Especialidades 5 de Mayo del ISSSTEP se pudieron ver desde jóvenes adultos que estuvieron acompañados de sus madres, los que grabaron todo el proceso para compartirlo en sus redes sociales y hasta los que se mostraron preocupados porque no iban a poder ingerir alcohol en próximos días.

La vacunación para el grupo de 30 años y más estuvo llena de contrastes, se pudieron ver a personas que llegaron con traje y, al mismo tiempo, a personas que aún portaban playeras con algún personaje animado. Incluso se pudieron observar a las personas que no querían pedir informes y que en su lugar, su madre iba a solicitar ayuda.

También hubo mujeres de este segmento que iban acompañadas de sus hijos pequeños. Y otros que preguntaban a cada rato si “tardaba mucho” para pasar porque tenían que regresar a laborar o tenían planes en la tarde-noche.

Puntualmente en este lugar la participación fue buena, se vio un gran porcentaje de personas que acudieron en busca de su dosis anti-coronavirus. Como en cualquiera de estos procesos, hubo personas que iban preparadas, pero otras que no llevaron todos los papeles requeridos, lo que hacía que se salieran de la fila para ir por copias o por lapiceros para llenar sus formatos.

La vacunación fue aprovechada por los comerciantes, salieron a vender sombrillas, aguas, cubrebocas, caretas y comida de todo tipo, como: tacos, tamales, frutas, dulces, tortas. Inclusive llegaron personas a ofrecer créditos financieros y créditos para poder adquirir lotes.

Ya dentro del recinto para la aplicación de la vacuna, no faltó la persona que preguntó en cuántos días podría volver a tomar bebidas embriagantes, también preguntaron si dolería la inyección y si tendría efectos secundarios. También algunas mujeres preguntaron que no sabían si estaban embarazadas y que si esto podría causarles algún efecto negativo en su cuerpo.

Algunas de las personas gritaron a la hora de la aplicación y otros pidieron que les grabaran historias para su Instagram o que les tomaran videos. Luego de que les inyectaron las dosis un gran porcentaje aprovechó para tomarse fotografías con sus formatos llenos o con su brazo y el algodón que cubría la pequeña gota de sangre que dejó la inyección.

Las enfermeras insistieron en no tomar bebidas embriagantes y no comer irritantes luego de la vacunación, además, pidieron sólo tomar paracetamol en caso de sentirse mal, pero los treintañeros fueron insistentes y preguntaron constantemente el tiempo exacto para volver a tomar, para poder comer alimentos picantes y si podían fumar una vez terminada la vacunación.

Al salir de la vacunación, una vez que ya tenían el formato lleno por las personas encargadas, las personas vacunadas salieron del hospital. Unos aprovecharon para tomarse una Coca Cola “para los nervios” y otros se fumaron un cigarro para calmarse. En general en este punto el proceso fue rápido y por persona no se tardaron más de una hora en la aplicación.

Para la vacunación que se llevó acabo en el Hospital de Especialidades 5 de Mayo del ISSSTEP se pudieron ver desde jóvenes adultos que estuvieron acompañados de sus madres, los que grabaron todo el proceso para compartirlo en sus redes sociales y hasta los que se mostraron preocupados porque no iban a poder ingerir alcohol en próximos días.

La vacunación para el grupo de 30 años y más estuvo llena de contrastes, se pudieron ver a personas que llegaron con traje y, al mismo tiempo, a personas que aún portaban playeras con algún personaje animado. Incluso se pudieron observar a las personas que no querían pedir informes y que en su lugar, su madre iba a solicitar ayuda.

También hubo mujeres de este segmento que iban acompañadas de sus hijos pequeños. Y otros que preguntaban a cada rato si “tardaba mucho” para pasar porque tenían que regresar a laborar o tenían planes en la tarde-noche.

Puntualmente en este lugar la participación fue buena, se vio un gran porcentaje de personas que acudieron en busca de su dosis anti-coronavirus. Como en cualquiera de estos procesos, hubo personas que iban preparadas, pero otras que no llevaron todos los papeles requeridos, lo que hacía que se salieran de la fila para ir por copias o por lapiceros para llenar sus formatos.

La vacunación fue aprovechada por los comerciantes, salieron a vender sombrillas, aguas, cubrebocas, caretas y comida de todo tipo, como: tacos, tamales, frutas, dulces, tortas. Inclusive llegaron personas a ofrecer créditos financieros y créditos para poder adquirir lotes.

Ya dentro del recinto para la aplicación de la vacuna, no faltó la persona que preguntó en cuántos días podría volver a tomar bebidas embriagantes, también preguntaron si dolería la inyección y si tendría efectos secundarios. También algunas mujeres preguntaron que no sabían si estaban embarazadas y que si esto podría causarles algún efecto negativo en su cuerpo.

Algunas de las personas gritaron a la hora de la aplicación y otros pidieron que les grabaran historias para su Instagram o que les tomaran videos. Luego de que les inyectaron las dosis un gran porcentaje aprovechó para tomarse fotografías con sus formatos llenos o con su brazo y el algodón que cubría la pequeña gota de sangre que dejó la inyección.

Las enfermeras insistieron en no tomar bebidas embriagantes y no comer irritantes luego de la vacunación, además, pidieron sólo tomar paracetamol en caso de sentirse mal, pero los treintañeros fueron insistentes y preguntaron constantemente el tiempo exacto para volver a tomar, para poder comer alimentos picantes y si podían fumar una vez terminada la vacunación.

Al salir de la vacunación, una vez que ya tenían el formato lleno por las personas encargadas, las personas vacunadas salieron del hospital. Unos aprovecharon para tomarse una Coca Cola “para los nervios” y otros se fumaron un cigarro para calmarse. En general en este punto el proceso fue rápido y por persona no se tardaron más de una hora en la aplicación.

Local

Activistas y familiares exigen liberación de Beberly, aseguran que sólo se defendió del chofer

Los manifestantes pidieron a la jueza Karla Patricia Ambrosio un proceso apegado a su calidad de víctima

Policiaca

"Por mirar a su marido", celosa mujer golpea a una niña de 12 años

Los hechos ocurrieron en las inmediaciones de la Central de Abasto

Local

Puebla rebasa los mil contagios en 24 horas y ¿vas a salir el fin de semana?

De acuerdo con autoridades de salud, el 85 por ciento de las muertes era de personas que no tenían vacunas

Estado

Alcaldesa de Huejotzingo reconoce labor de policías municipales

Angélica Alvarado hizo entrega de uniformes, reconocimientos y estímulos económicos a los uniformados

Sociedad

Emiten medida cautelar por riña en el Cereso de Colima

CDH Colima pidió a las autoridades que se brinde todo tipo de atención médica a los heridos de manera integral

Literatura

Pero… ¿quién entiende a Ulises?

Junto con la Biblia y El Quijote, es quizá el libro que más personas dicen haber leído sin haber pasado de las primeras páginas

Literatura

James Joyce era un autor cómico

James Joyce, de cuya novela Ulises se cumple este año el centenario de su publicación

México

Conoce los requisitos para aplicar a vacantes de hasta 35 mil pesos mensuales de la Sedena

El proceso se encuentra abierto para profesionales de la salud, civiles y personal militar en situación de retiro

Tecnología

Apple busca convertir el iPhone en un punto de pago sin necesidad de terminal

La función podría llegar tan pronto como en los próximos meses por medio de una actualización