/ viernes 16 de noviembre de 2018

Barrio Smart, a punto del fracaso en Atlixco

Está convertido en un espacio de esparcimiento donde no llega el turismo y las cámaras de seguridad no funcionan

A punto de cumplir un año, el primer Barrio Smart City de América Latina, inaugurado el pasado 23 de enero en el municipio de Atlixco por autoridades de los tres niveles de gobierno y representantes de países como Colombia, Argentina y España, se ha convertido poco funcional en varios aspectos, sin embargo, las nuevas autoridades están dispuestas a invertir recursos en esta “ciudad inteligente”.

A la fecha es un espacio de esparcimiento donde, por ejemplo, no llega el turismo. Ahí las cámaras de seguridad no funcionan, asunto muy distinto a la alarma sísmica.

El cajero para el pago de servicios pasa desapercibido. Y la pequeña caseta sirvió para el grafiti. Los juegos infantiles y las bancas del área tienen mucha importancia para los estudiantes de la zona.

Guillermo Velázquez, el edil, sostuvo recientemente en una entrevista: “es una buena propuesta, funcional, dinámica y la cual cumple con los propósitos de su creación. Desde luego estamos dispuestos a permitir y fomentar más áreas como estas”.

Semanas antes de su inauguración, decenas de atlixquenses refutaron la idea y las formas al entonces edil José Luis Galeazzi. Incluso clausuraron de manera simbólica los trabajos. Una lucha capaz de servir de precedente a los vecinos de Tonantzintla, en el municipio cercano de San Andrés Cholula quienes de plano consumaron el rechazo a esa idea.

ENERO 2018

Frente a las críticas, el entonces Ayuntamiento salió al paso: “En relación a las obras que se están realizando en el centro de Atlixco, en específico el bulevar Ferrocarriles y la antigua estación del ferrocarril, el gobierno municipal que preside José Luis Galeazzi Berra dio a conocer lo siguiente:

“Previamente en el congreso realizado en Puebla de Smart City Expo LATAM Congress, se dio a conocer que habrá Barrios Smart en el estado y Atlixco será uno de los primeros; este es un nuevo concepto de células integrales de soluciones colaborativas que trabajarán en temas de seguridad, conectividad, energía y desarrollo sustentable. Por lo que Atlixco pretende convertirse en una ciudad inteligente.

“En específico, Barrio Smart consiste en la trasformación de un espacio delimitado de un Municipio/Ciudad, hacia un modelo inteligente (Smart), se trata de dotar la zona con implementaciones tecnológicas de múltiples ámbitos que impulsan áreas específicas enmarcadas en los conceptos de ciudad inteligente como por ejemplo: desarrollo económico, seguridad, vialidad, movilidad, tecnología y comunicación, pero que además permite recuperar espacios para la convivencia familiar.

COMIENZO

Como parte del proyecto denominado Barrio Smart City, el gobierno local comenzó una noche de enero la destrucción y reemplazo de las bancas de la antigua estación del ferrocarril de esta localidad, uno de los sitios más emblemáticos de Atlixco.

Los trabajos, concluidos en el lapso de una tarde generaron una avalancha importante de críticas en las redes sociales por dos motivos: la hasta entonces nula explicación oficial de ese esquema, con una inversión de 9 millones de pesos, y la presunta destrucción de un monumento histórico.

Sin embargo, el edil José Luis Galeazzi Berra salió al quite y dejó en claro esas bancas no estaban dentro del catálogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para su preservación.

LOS TACOS

De acuerdo con datos oficiales, esa área, ubicada en el perímetro del Centro Histórico de Atlixco, perteneció al antiguo Ferrocarril Interoceánico.

Quedó edificada sobre la línea del Ferrocarril de la ciudad de Puebla al municipio de Izúcar de Matamoros, y fue adquirida en 1892 por el Ferrocarril Interoceánico.

El tramo de los Arcos a Atlixco se construyó entre 1880 y 1886 y de Atlixco a Matamoros entre 1887 y 1890. A principios de los años ochenta, tras la disminución en el país del uso de los ferrocarriles, ese espacio comenzó a quedar abandonado poco a poco. Arrancada la década de los noventa, del abandono pasó al semi uso, especialmente para la venta de alimentos servidos sobre las bancas no originales de cemento colocadas entre 1940 y 1944 por el entonces sindicalismo obrero imperante.

Casi al final de los noventas y hasta la mitad de la nueva década y siglo, el área tomó más fuerza y prácticamente quedó integrada al centro de la ciudad tras una serie de esquemas urbanos de modernización materializados por los gobierno municipales.

La venta diaria de comida tradicional mexicana, como el taco placero, guasmole y pipián, quedó asentada como una tradición de los ‘agachados’. Después, uno de los bulevares más importantes de Atlixco quedó construido a los lados de esa estación, al grado de llevar su nombre.

El avance urbano y de modernización quedó consolidado en ese espacio con el traslado, en uno de los edificios restaurados, de la más grande e importante biblioteca de la región.

La estación, según los documentos en manos de este diario, entró al catálogo de monumentos locales históricos del INAH en1988, año en el que parte del polígono del corazón de esta ciudad quedó precisamente bajo la denominación de zona de monumentos históricos.

La cereza del pastel fue el nombramiento, desde hace más de tres años, de esa área como “Foro Social La Estación”, destinada a eventos musicales, culturales y artísticos.

JULIO 2018

Una parte del polémico barrio Smart City de Atlixco desapareció. El tramo de la ciclovía en la calle Nicolás Bravo, la cual conduce del Zócalo a uno de los bulevares más importantes, fue levantado por un grupo de trabajadores de Ayuntamiento por órdenes superiores.

Y aparentemente existen dos razones: dejarla como antes para el flujo de coches y por el incumplimiento de la autoridad local de promesas a vecinos de esa zona, entre ellas más seguridad.

Esa medida ya despertó entre la autoridad local, organizaciones civiles y vecinos un nuevo debate sobre la viabilidad de ese esquema inaugurado apenas en enero de este año.

Para Víctor Zapata del colectivo Bicitlán, uno de los promotores de la movilidad y el uso precisamente de la bicicleta, el quitar la ciclovía es una mala noticia. “Además de conectar con el resto de ciclovías de esa área, es una señal de darle preferencia al automóvil”, citó.

Dijo entender el razonamiento y hasta enojo de los vecinos. “Y la moraleja de todo esto es una: planear, de parte de la autoridad y los vecinos, mejor las obras.

Frente a la anterior realidad, un grupo de vecinos de la calle Nicolás Bravo, por donde atraviesa el barrio Smart, lanzaron quejas públicas, entre otros aspectos, por las bajas de sus ventas hasta en un 60 por ciento.

José Luis Martínez Oropeza, en representación de ellos explicó los motivos para poner fin a la ciclovía: “esa parte del proyecto estaba a prueba durante tres meses, y la idea estaba acompañada de la concreción de varias acuerdos hechos con el edil José Luis Galeazzi Berra”.

Y entonces nada cumplió el cometido, destacó. “La ciclovía era usada en pocas ocasiones por un colectivo y las motos entraban en sentido contrario. Es decir, no funcionó. Y junto a eso, el alcalde no cumplió sus promesas. De ahí, y tras una reunión, se decidió poner fin a esa parte del Smart”.

Bajo la anterior perspectiva, agregó, “algo sin función concreta debe erradicarse de nuestro Atlixco. Esta obra fue un gasto innecesario del Ayuntamiento. Con el supuesto Barrio Smart City ocurren más asaltos, choques y existen cámaras sin funcionar”, aseguró.

A punto de cumplir un año, el primer Barrio Smart City de América Latina, inaugurado el pasado 23 de enero en el municipio de Atlixco por autoridades de los tres niveles de gobierno y representantes de países como Colombia, Argentina y España, se ha convertido poco funcional en varios aspectos, sin embargo, las nuevas autoridades están dispuestas a invertir recursos en esta “ciudad inteligente”.

A la fecha es un espacio de esparcimiento donde, por ejemplo, no llega el turismo. Ahí las cámaras de seguridad no funcionan, asunto muy distinto a la alarma sísmica.

El cajero para el pago de servicios pasa desapercibido. Y la pequeña caseta sirvió para el grafiti. Los juegos infantiles y las bancas del área tienen mucha importancia para los estudiantes de la zona.

Guillermo Velázquez, el edil, sostuvo recientemente en una entrevista: “es una buena propuesta, funcional, dinámica y la cual cumple con los propósitos de su creación. Desde luego estamos dispuestos a permitir y fomentar más áreas como estas”.

Semanas antes de su inauguración, decenas de atlixquenses refutaron la idea y las formas al entonces edil José Luis Galeazzi. Incluso clausuraron de manera simbólica los trabajos. Una lucha capaz de servir de precedente a los vecinos de Tonantzintla, en el municipio cercano de San Andrés Cholula quienes de plano consumaron el rechazo a esa idea.

ENERO 2018

Frente a las críticas, el entonces Ayuntamiento salió al paso: “En relación a las obras que se están realizando en el centro de Atlixco, en específico el bulevar Ferrocarriles y la antigua estación del ferrocarril, el gobierno municipal que preside José Luis Galeazzi Berra dio a conocer lo siguiente:

“Previamente en el congreso realizado en Puebla de Smart City Expo LATAM Congress, se dio a conocer que habrá Barrios Smart en el estado y Atlixco será uno de los primeros; este es un nuevo concepto de células integrales de soluciones colaborativas que trabajarán en temas de seguridad, conectividad, energía y desarrollo sustentable. Por lo que Atlixco pretende convertirse en una ciudad inteligente.

“En específico, Barrio Smart consiste en la trasformación de un espacio delimitado de un Municipio/Ciudad, hacia un modelo inteligente (Smart), se trata de dotar la zona con implementaciones tecnológicas de múltiples ámbitos que impulsan áreas específicas enmarcadas en los conceptos de ciudad inteligente como por ejemplo: desarrollo económico, seguridad, vialidad, movilidad, tecnología y comunicación, pero que además permite recuperar espacios para la convivencia familiar.

COMIENZO

Como parte del proyecto denominado Barrio Smart City, el gobierno local comenzó una noche de enero la destrucción y reemplazo de las bancas de la antigua estación del ferrocarril de esta localidad, uno de los sitios más emblemáticos de Atlixco.

Los trabajos, concluidos en el lapso de una tarde generaron una avalancha importante de críticas en las redes sociales por dos motivos: la hasta entonces nula explicación oficial de ese esquema, con una inversión de 9 millones de pesos, y la presunta destrucción de un monumento histórico.

Sin embargo, el edil José Luis Galeazzi Berra salió al quite y dejó en claro esas bancas no estaban dentro del catálogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para su preservación.

LOS TACOS

De acuerdo con datos oficiales, esa área, ubicada en el perímetro del Centro Histórico de Atlixco, perteneció al antiguo Ferrocarril Interoceánico.

Quedó edificada sobre la línea del Ferrocarril de la ciudad de Puebla al municipio de Izúcar de Matamoros, y fue adquirida en 1892 por el Ferrocarril Interoceánico.

El tramo de los Arcos a Atlixco se construyó entre 1880 y 1886 y de Atlixco a Matamoros entre 1887 y 1890. A principios de los años ochenta, tras la disminución en el país del uso de los ferrocarriles, ese espacio comenzó a quedar abandonado poco a poco. Arrancada la década de los noventa, del abandono pasó al semi uso, especialmente para la venta de alimentos servidos sobre las bancas no originales de cemento colocadas entre 1940 y 1944 por el entonces sindicalismo obrero imperante.

Casi al final de los noventas y hasta la mitad de la nueva década y siglo, el área tomó más fuerza y prácticamente quedó integrada al centro de la ciudad tras una serie de esquemas urbanos de modernización materializados por los gobierno municipales.

La venta diaria de comida tradicional mexicana, como el taco placero, guasmole y pipián, quedó asentada como una tradición de los ‘agachados’. Después, uno de los bulevares más importantes de Atlixco quedó construido a los lados de esa estación, al grado de llevar su nombre.

El avance urbano y de modernización quedó consolidado en ese espacio con el traslado, en uno de los edificios restaurados, de la más grande e importante biblioteca de la región.

La estación, según los documentos en manos de este diario, entró al catálogo de monumentos locales históricos del INAH en1988, año en el que parte del polígono del corazón de esta ciudad quedó precisamente bajo la denominación de zona de monumentos históricos.

La cereza del pastel fue el nombramiento, desde hace más de tres años, de esa área como “Foro Social La Estación”, destinada a eventos musicales, culturales y artísticos.

JULIO 2018

Una parte del polémico barrio Smart City de Atlixco desapareció. El tramo de la ciclovía en la calle Nicolás Bravo, la cual conduce del Zócalo a uno de los bulevares más importantes, fue levantado por un grupo de trabajadores de Ayuntamiento por órdenes superiores.

Y aparentemente existen dos razones: dejarla como antes para el flujo de coches y por el incumplimiento de la autoridad local de promesas a vecinos de esa zona, entre ellas más seguridad.

Esa medida ya despertó entre la autoridad local, organizaciones civiles y vecinos un nuevo debate sobre la viabilidad de ese esquema inaugurado apenas en enero de este año.

Para Víctor Zapata del colectivo Bicitlán, uno de los promotores de la movilidad y el uso precisamente de la bicicleta, el quitar la ciclovía es una mala noticia. “Además de conectar con el resto de ciclovías de esa área, es una señal de darle preferencia al automóvil”, citó.

Dijo entender el razonamiento y hasta enojo de los vecinos. “Y la moraleja de todo esto es una: planear, de parte de la autoridad y los vecinos, mejor las obras.

Frente a la anterior realidad, un grupo de vecinos de la calle Nicolás Bravo, por donde atraviesa el barrio Smart, lanzaron quejas públicas, entre otros aspectos, por las bajas de sus ventas hasta en un 60 por ciento.

José Luis Martínez Oropeza, en representación de ellos explicó los motivos para poner fin a la ciclovía: “esa parte del proyecto estaba a prueba durante tres meses, y la idea estaba acompañada de la concreción de varias acuerdos hechos con el edil José Luis Galeazzi Berra”.

Y entonces nada cumplió el cometido, destacó. “La ciclovía era usada en pocas ocasiones por un colectivo y las motos entraban en sentido contrario. Es decir, no funcionó. Y junto a eso, el alcalde no cumplió sus promesas. De ahí, y tras una reunión, se decidió poner fin a esa parte del Smart”.

Bajo la anterior perspectiva, agregó, “algo sin función concreta debe erradicarse de nuestro Atlixco. Esta obra fue un gasto innecesario del Ayuntamiento. Con el supuesto Barrio Smart City ocurren más asaltos, choques y existen cámaras sin funcionar”, aseguró.

Local

Integrantes de Antorcha Magisterial exigen contratación de 200 maestros

Un grupo de manifestantes permanece en inmediaciones de la SEP mientras que otro avanza con dirección a Casa Aguayo

Policiaca

Las noticias policiacas de hoy 18 de enero en Puebla

Las noticias policiacas de Puebla en un solo lugar

Local

Covid-19 Puebla: Alcanza el estado más de 129 mil casos positivos

El 82.44 por ciento de la población ya tiene el esquema completo y el 95.79 cuenta con al menos una dosis del biológico

Local

Impulsarán reforma en busca de igualdad salarial para mujeres y hombres

La modificación consiste en armonizar la Constitución local con la reforma integral de igualdad salarial, aprobada en el Senado en marzo de 2021

Local

Xochimehuacan, foco rojo para la elección en juntas auxiliares

La SSC atiende las peticiones por parte de la ciudadanía y de los propios candidatos en el tema de seguridad

Sociedad

Conmemoran a víctimas de explosión en Tlahuelilpan, a 3 años de la tragedia

En la zona cero del accidente se llevó a cabo una ceremonia religiosa

Local

Suspenden comparecencias presenciales en el Congreso de Puebla ante alza de contagios

Hasta el 12 de enero se reportaron cuatro casos positivos de Covid-19 en diputados locales

Local

Ibero Puebla urge investigación sobre hallazgo de bebé muerto en Cereso de San Miguel

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) determinó ejercer su facultad de atracción e iniciar la investigación correspondiente

Local

Aplaude Eduardo Rivera detención de presunto culpable de explosión en Xochimehuacan

Apuntó que se realizará un trabajo cuidadoso para que después del proceso de renovación de las 17 juntas auxiliares se trabaje en coordinación