/ martes 9 de marzo de 2021

Entre dolor y enojo le dan el último adiós a Kimberly, presunta víctima de su madre y padrastro

En el evento fúnebre, el padre de la menor pidió justicia y la custodia de su otro hijo

En el cementerio de Atlixco aún puede respirarse el dolor, enojo y frustración de la familia que se dejó ver durante el sepelio de la pequeña Kimberly, asesinada con violencia física y presuntamente sexual por su padrastro y con el posible consentimiento de la madre.

La tumba de la menor de edad quedó ubicada en uno de los extremos de ese cuadrado sitio de la colonia Chapulapa. Horas antes, apenas 15 personas, entre ellos el padre biológico, llevaron el ataúd blanco hasta ese final. Donde hoy solo quedan girasoles, nubes y margaritas blancas. No hay veladoras. Los pies de Kimberly tocan uno de los hombros, en sentido figurado, de Fátima, una menor que murió en el sismo del 2017.

A pesar del silencio y del viento, brincó la demanda pública al Gobierno Estatal y a la Fiscalía General del Estado (FGE) hecha por el papá de la niña, quien tras el acto fúnebre realizado este lunes dijo a la prensa: “quiero la custodia de Hugo, el otro de mis hijos de 10 años de edad. La madre está detenida y no tengo idea cómo y en dónde terminarán”.

Las autoridades responsables de las investigaciones tienen en sus manos a los presuntos culpables. Mientras llega la justicia, Kimberly no estará sola en el sitio de su descanso eterno.

KIMBERLY DESCANSARÁ JUNTO A FÁTIMA

Fátima y Kimberly están juntas en el panteón local. Muy cerca una de la otra como acompañándose, tras su desgracia. Son dos niñas atlixquences muertas brutalmente por el destino: la primera no aguantó el peso de una barda en casa por el temblor de septiembre del 2017. Y la segunda no respiró más por las torturas del padrastro ya preso.

Fátima, de 10 años, tiene en la tumba globos desinflados y polvorientos. Kimberly, de seis años, flores blancas colocadas recientemente. “Si estiran la mano podrían agarrarse y cuidarse mutuamente”, alcanzó a decir un sepulturero mientras camina de regreso entre juguetes de la zona de párvulos.

En el cementerio de Atlixco aún puede respirarse el dolor, enojo y frustración de la familia que se dejó ver durante el sepelio de la pequeña Kimberly, asesinada con violencia física y presuntamente sexual por su padrastro y con el posible consentimiento de la madre.

La tumba de la menor de edad quedó ubicada en uno de los extremos de ese cuadrado sitio de la colonia Chapulapa. Horas antes, apenas 15 personas, entre ellos el padre biológico, llevaron el ataúd blanco hasta ese final. Donde hoy solo quedan girasoles, nubes y margaritas blancas. No hay veladoras. Los pies de Kimberly tocan uno de los hombros, en sentido figurado, de Fátima, una menor que murió en el sismo del 2017.

A pesar del silencio y del viento, brincó la demanda pública al Gobierno Estatal y a la Fiscalía General del Estado (FGE) hecha por el papá de la niña, quien tras el acto fúnebre realizado este lunes dijo a la prensa: “quiero la custodia de Hugo, el otro de mis hijos de 10 años de edad. La madre está detenida y no tengo idea cómo y en dónde terminarán”.

Las autoridades responsables de las investigaciones tienen en sus manos a los presuntos culpables. Mientras llega la justicia, Kimberly no estará sola en el sitio de su descanso eterno.

KIMBERLY DESCANSARÁ JUNTO A FÁTIMA

Fátima y Kimberly están juntas en el panteón local. Muy cerca una de la otra como acompañándose, tras su desgracia. Son dos niñas atlixquences muertas brutalmente por el destino: la primera no aguantó el peso de una barda en casa por el temblor de septiembre del 2017. Y la segunda no respiró más por las torturas del padrastro ya preso.

Fátima, de 10 años, tiene en la tumba globos desinflados y polvorientos. Kimberly, de seis años, flores blancas colocadas recientemente. “Si estiran la mano podrían agarrarse y cuidarse mutuamente”, alcanzó a decir un sepulturero mientras camina de regreso entre juguetes de la zona de párvulos.

Cultura

Los Sapos y sus justicieros de familias abandonadas por parranderos

Este barrio poblano es característico por su ambiente de fiesta, principalmente en horas de la noche

Policiaca

Vinculan a proceso a 19 detenidos por robo al sindicato del Ayuntamiento

José Ibrahim fue liberado por el juez de la causa al no encontrar elementos de prueba y ordenó que fuera liberado la madrugada de este martes

Local

No estoy de acuerdo con zona de tolerancia, dice Eduardo Rivera

Afirmó que el tema es mera competencia de la Secretaría de Gobernación Municipal

Justicia

CNDH recomienda a Fiscalía nueva investigación del caso Mario Aburto

La CNDH determinó que hay actos que violan los derechos humanos de Aburto, realizados por la entonces Procuraduría General de la República

OMG!

Asistente que dio arma a Baldwin tuvo en 2019 problemas similares en otro rodaje

Dave Halls, quien entregó la pistola que provocó la muerte de Halyna Hutchins, ya había sido expulsado de otro rodaje

Mundo

La SIP extiende presidencia de Jorge Canahuati hasta octubre de 2022

Por su parte, Martha Ramos, Directora General Editorial de la OEM, fue elegida como presidenta de la Junta Directiva para la Comisión del Internet

Cultura

Fuertes de Loreto y Guadalupe, del olvido a sitio turístico

Balazos, muros caídos y torres inexistentes, fue parte de lo que se tuvo que rehacer para convertirlos en un centro de atracción turística

Virales

Abuelita se gradúa a los 93 años de edad: “Fue una experiencia muy bonita"

Tras concluir su licenciatura, la María Josefina busca estudiar ahora una carrera en Teología, que es su más grande sueño