/ viernes 21 de septiembre de 2018

Tras terremoto aún celebran misas afuera de iglesias

En total 15 de las 28 iglesias más importantes de este municipio fueron consideradas oficialmente dañadas

Como dañadas severamente por el sismo del pasado 19 de septiembre fueron consideradas oficialmente por las autoridades, 15 de las 28 iglesias más importantes de este municipio. En consecuencia, requirieron una intervención urgente para evitar mayores peligros a una población de aproximadamente 30 mil personas, cifra de fieles que acuden habitualmente a esos espacios.

En el “top ten” de templos averiados a lo largo y ancho de este municipio están, por ejemplo, La Parroquia, la más emblemática y ubicada en pleno corazón de la ciudad. A un año de ese movimiento telúrico todavía su moradora principal, la llamada Divina Infantita, celebró su cumpleaños afuera.

De acuerdo con los responsables de los trabajos de recuperación, la obra lleva un 60 por ciento de avance, especialmente en la cúpula y parte de la torre, “aunque puede considerarse ya segura por los apuntalamientos hechos”.

San Agustín: monumento edificado sobre avenida Independencia, la arteria más importante de este sitio, y cerca del mercado Benito Juárez a donde acuden miles de clientes todos los días. Su fiesta patronal, a finales de agosto pasado, quedó suspendida por las obras de recuperación. Cálculos de representantes de la iglesia indican que en diciembre podría estar lista.

Además, en esa lista aparece la amarilla y encumbrada construcción en honor a uno de los patronos de Atlixco: San Miguel Arcángel, la cual puede apreciarse desde cualquier punto de este pueblo mágico, porque se levantó en la punta del cerro del mismo nombre, otro de los íconos de este valle.

Y a diferencia de las dos primeras, esta sigue tal y como quedó fracturada tras aquel martes 19 de septiembre. “a nadie parece importarle, a pesar de su historia”, reveló enojado uno de sus muchos guardianes. En efecto, no hay trabajos concretos para salvarla. “Únicamente lograron apuntalarla y ya”.

Es un hecho, la celebración de San Miguel, pactada para el día 29 de septiembre no será hasta la punta del cerro y en su iglesia. Será en la explanada de la danza, metros abajo de ese monte, donde llevan a cabo el Atlixcáyotl.

Uno más: el templo de Santa Clara, una verdadera fortaleza en uno de los costados del Centro Histórico, ocupa media manzana de superficie y aquel 19 de septiembre se observó desde allí cómo todas las casonas cercanas sucumbieron ante el movimiento telúrico. El problema es la aún torre chueca, llena de palos y sostenes a fin de evitar una tragedia.

A la fecha tampoco está lista o recuperada totalmente. “Poco a poco avanzan por falta de presupuesto y por el tema de los trámites burocráticos”, citó uno de los involucrados. No está abierta al público, aunque una de sus edificaciones cercanas, ocupada antes por una escuela privada, ya es usada como estacionamiento a pesar del peligro, la ignorancia de los dueños de los autos y el enojo de los vecinos.

La Merced, reparada recientemente, está colapsada por completo, dijo en la ceremonia religiosa celebrada un mes después del temblor en la plaza pública el sacerdote a su cargo. “Se asoman para sacar fotos sin saber el riesgo. ¿Quieren saberlo? Sí, está destruida casi por completo, y apenas salvamos cuadros y figuras”, expresó.

Diez meses después, el mismo sacerdote dio permiso a pocos medios de comunicación asomarse y descubrir los avances de la intervención. “Está al 70 por ciento, y muy lejos de abrir puertas nuevamente”, comentó un encargado de los trabajos.

El templo viejo o capilla dentro del ex Convento El Carmen no tenía hasta hace medio año forma de ser reparado. De hecho, todo ese edificio quedó destruido. Allí cerca, vale recordar, murieron dos funcionarias del Ayuntamiento de Atlixco, atrapadas entre los escombros.

Hace un par de semanas, el edil José Luis Galeazzi Berra hizo un Facebook Live desde los intestinos de la iglesia de ese concepto religioso levantado en el siglo XVI. Y presumió los avances: apuntalamientos para no caerse. Pero también las imágenes dejan a la vista decenas de grietas por desaparecer.

A los anteriores casos, según el documento oficial del gobierno de Atlixco, se suman las iglesias, muchas de ellas prácticamente sin salvación estructural, de juntas auxiliares como Metepec, San Jerónimo Coyula, San Pedro Benito Juárez, la Trinidad Tepango, San Diego Acapulco, San Juan Ocotepec y San Juan La Sabana. Y cuyos avances de reparación son por el momento un misterio.


Como dañadas severamente por el sismo del pasado 19 de septiembre fueron consideradas oficialmente por las autoridades, 15 de las 28 iglesias más importantes de este municipio. En consecuencia, requirieron una intervención urgente para evitar mayores peligros a una población de aproximadamente 30 mil personas, cifra de fieles que acuden habitualmente a esos espacios.

En el “top ten” de templos averiados a lo largo y ancho de este municipio están, por ejemplo, La Parroquia, la más emblemática y ubicada en pleno corazón de la ciudad. A un año de ese movimiento telúrico todavía su moradora principal, la llamada Divina Infantita, celebró su cumpleaños afuera.

De acuerdo con los responsables de los trabajos de recuperación, la obra lleva un 60 por ciento de avance, especialmente en la cúpula y parte de la torre, “aunque puede considerarse ya segura por los apuntalamientos hechos”.

San Agustín: monumento edificado sobre avenida Independencia, la arteria más importante de este sitio, y cerca del mercado Benito Juárez a donde acuden miles de clientes todos los días. Su fiesta patronal, a finales de agosto pasado, quedó suspendida por las obras de recuperación. Cálculos de representantes de la iglesia indican que en diciembre podría estar lista.

Además, en esa lista aparece la amarilla y encumbrada construcción en honor a uno de los patronos de Atlixco: San Miguel Arcángel, la cual puede apreciarse desde cualquier punto de este pueblo mágico, porque se levantó en la punta del cerro del mismo nombre, otro de los íconos de este valle.

Y a diferencia de las dos primeras, esta sigue tal y como quedó fracturada tras aquel martes 19 de septiembre. “a nadie parece importarle, a pesar de su historia”, reveló enojado uno de sus muchos guardianes. En efecto, no hay trabajos concretos para salvarla. “Únicamente lograron apuntalarla y ya”.

Es un hecho, la celebración de San Miguel, pactada para el día 29 de septiembre no será hasta la punta del cerro y en su iglesia. Será en la explanada de la danza, metros abajo de ese monte, donde llevan a cabo el Atlixcáyotl.

Uno más: el templo de Santa Clara, una verdadera fortaleza en uno de los costados del Centro Histórico, ocupa media manzana de superficie y aquel 19 de septiembre se observó desde allí cómo todas las casonas cercanas sucumbieron ante el movimiento telúrico. El problema es la aún torre chueca, llena de palos y sostenes a fin de evitar una tragedia.

A la fecha tampoco está lista o recuperada totalmente. “Poco a poco avanzan por falta de presupuesto y por el tema de los trámites burocráticos”, citó uno de los involucrados. No está abierta al público, aunque una de sus edificaciones cercanas, ocupada antes por una escuela privada, ya es usada como estacionamiento a pesar del peligro, la ignorancia de los dueños de los autos y el enojo de los vecinos.

La Merced, reparada recientemente, está colapsada por completo, dijo en la ceremonia religiosa celebrada un mes después del temblor en la plaza pública el sacerdote a su cargo. “Se asoman para sacar fotos sin saber el riesgo. ¿Quieren saberlo? Sí, está destruida casi por completo, y apenas salvamos cuadros y figuras”, expresó.

Diez meses después, el mismo sacerdote dio permiso a pocos medios de comunicación asomarse y descubrir los avances de la intervención. “Está al 70 por ciento, y muy lejos de abrir puertas nuevamente”, comentó un encargado de los trabajos.

El templo viejo o capilla dentro del ex Convento El Carmen no tenía hasta hace medio año forma de ser reparado. De hecho, todo ese edificio quedó destruido. Allí cerca, vale recordar, murieron dos funcionarias del Ayuntamiento de Atlixco, atrapadas entre los escombros.

Hace un par de semanas, el edil José Luis Galeazzi Berra hizo un Facebook Live desde los intestinos de la iglesia de ese concepto religioso levantado en el siglo XVI. Y presumió los avances: apuntalamientos para no caerse. Pero también las imágenes dejan a la vista decenas de grietas por desaparecer.

A los anteriores casos, según el documento oficial del gobierno de Atlixco, se suman las iglesias, muchas de ellas prácticamente sin salvación estructural, de juntas auxiliares como Metepec, San Jerónimo Coyula, San Pedro Benito Juárez, la Trinidad Tepango, San Diego Acapulco, San Juan Ocotepec y San Juan La Sabana. Y cuyos avances de reparación son por el momento un misterio.


Policiaca

Sin rastro de ellas, desaparecen en Puebla mil 152 mujeres

De 2015 a 2018, la cifra de féminas no localizadas aumentó a más del doble

Local

Esta es la gasolinera de Puebla que roba más combustible en México, afirma Profeco

Por las irregularidades encontradas, la dependencia inmovilizó el despachador

Estado

Fuertes lluvias dejan afectaciones en la Sierra Norte de Puebla

Hubo, al menos, dos viviendas afectadas por que creció alrededor de 50 centímetros el nivel del agua

Estado

Reinician brigadistas la búsqueda de Miguel Ángel en barranca de Amozoc

Familiares lograron encontrar pertenencias del desaparecido

Local

Clausuras y plantones para pedir municipalización del servicio de agua

Piden a las autoridades la destitución de Gustavo Gaytán director general y el director de Gestión del Agua del municipio, Francisco Muñoz Pérez

Local

Prepárate, se pronostican lluvias intensas en Puebla

Por las precipitaciones podría haber reblandecido del suelo en algunas regiones

Círculos

Presume tus pies hidratados y con una buena manicura

Cubiertos durante una larga temporada, llegó la hora de exhibirlos 

Finanzas

¿Cómo recibirá el nuevo gobierno al Estado en cuanto a crecimiento económico?

Lugar 22 en cuanto a pobreza laboral, es decir, que no todos ganan lo suficiente para cubrir necesidades