/ sábado 15 de mayo de 2021

“La pandemia nos ha puesto en un lugar muy alto”: docentes comparten sus retos

Entre pantallas, asesorías 24/7 y el peligro del virus, ellas y ellos revelan cómo han vivido esta etapa

Los hogares de los docentes se convirtieron en aulas virtuales para que sus alumnos continuaran su aprendizaje en medio de la pandemia. Aquellos que no estaban familiarizados con la tecnología, tuvieron que adaptarse en tiempo récord a estas herramientas. Las asesorías, ahora eran 24/7. Y las clases virtuales, en algunos momentos fungieron como espacios de sanación ante las pérdidas que sufrieron los alumnos.

Bajo este panorama, los docentes han vivido el proceso de educación tras la llegada del virus a la entidad, y pese a la situación, han dado lo mejor de sí para que los alumnos continúen con sus estudios. Es por ello que hoy, en el marco del Día del Maestro, docentes comparten sus experiencias para distinguir la labor de sus colegas, quienes incluso, han dejado de lado parte de su vida personal para atender a sus estudiantes.

Ejemplo de ello es Ana Luisa Lizardi Guerrero, docente de educación superior, quien desde hace 11 años se ha dedicado a la formación de nuevas generaciones de maestros, hecho que la hace sentir honrada, pues asegura que esta profesión conlleva una gran responsabilidad.

“Ser maestra, en primera instancia, es una bendición. Ser maestra significa trascender en la historia, abonar en cada una de las generaciones, dotarlos de valores, enseñanzas, aprendizajes y despertar talentos en ellos. Es vivir con pasión y vocación para formar a los seres humanos del mañana”, aseguró.

La pandemia, dijo, trajo consigo muchos retos y enseñanzas, pero también momentos dolorosos como le hecho se perder a colegas que dieron su vida en las aulas y que a causa del virus tuvieron que despedirse para siempre de sus alumnos.

“Hemos visto como grandes seres humanos se han ido, precisamente por la Covid. Personas que dejaron su vida en las aulas, como lo fue el maestro Miguel Ángel Texis, psicólogo, médico, apasionado de lo que realizaba, que perdió la vida por la Covid. Él estuvo dando atención medica a sus alumnos, dando atención especial -aún fuera de su horario-, apostándole incluso de su bolsillo para sacar adelante a sus pequeños… así como él, cientos de compañeros que han perdido la lucha ante la enfermedad, pero que van a vivir por siempre por su alto sentido humano”, destacó.

“ANTES DE LA PANDEMIA NO ERAMOS VALORADOS”

Lizardi Guerrero consideró que antes de la pandemia no eran tan valorados como ahora, pues los padres de familia se dieron cuenta de que la figura del docente es irremplazable. “Hoy la pandemia nos ha puesto en un lugar muy alto. Los papás se han dado cuenta de que la figura de un maestro es insustituible, porque a pesar del amor que ellos tienen por sus pequeños, no pueden alcanzar el aprendizaje que ellos requieren”, indicó.

Reconoció que en muchas ocasiones han dejado de lado incluso a su familia y a sus propios hijos con tal de darle la atención que requieren sus alumnos en estos momentos tan complicados. “Esta es una lección tremenda de vida. En el ámbito educativo tuvimos grandes retos, pero todos los maestros, con esta vocación que nos caracteriza, hicimos nuestros todos los espacios para seguir enseñando: nuestras salas de casa, nuestro comedor, nuestras recámaras, incluso hemos compaginado el trabajo educativo con la convivencia con nuestras propias familias”.

“SERÁ UN MOMENTO MUY EMOTIVO REGRESAR A LAS AULAS”

A decir de Francisco Rafael Lozano, ingeniero químico de profesión y maestro del Centro Escolar Dr. Alfredo Toxqui Fernández de Lara (CEDAT), regresar a las aulas será un momento muy emotivo para él, pues la cercanía con los alumnos es algo que considera parte fundamental para el proceso de aprendizaje.

De manera particular, reconoció que para él fue complicado adaptarse a las nuevas tecnologías, sin embargo, estuvo dispuesto a capacitarse para poder dar un mejor desempeño. “Realmente fue un reto porque yo soy de la generación de maestros con más años en el servicio y tuve que transitar a la educación en línea, y no fue fácil. Tuvimos que capacitarnos para majear las diferentes plataformas digitales que nos han ayudaron con este proceso de enseñanza”, destacó.

Consideró que, en la parte emocional, todos han tenido afectaciones a mayor o menor grado, por lo que la adaptación a las clases presenciales será paulatina a este nuevo tipo de educación.

“Tristemente ellos se han visto afectados por la pérdida de sus familiares o de amigos cercanos. Esta situación ha sido difícil para todos y uno como docente tiene que sensibilizarse más con los chicos”.

De manera particular, reconoce que sí ha sufrido secuelas, sin embargo, poco a poco ha logrado reponerse de episodios sensibles. “Tengo que reconocer que me afectó, he tenido etapas de ansiedad, a veces me siento angustiado, y no la he pasado muy bien, pero cuando preparado mis clases, me concentro y me siento mejor”.

“HAY QUE RECONOCER LA GRAN LABOR DEL MAESTRO EN MEDIO DE ESTA PANDEMIA”

José Morales Osorio, Ingeniero Electrónico Industrial y Doctor en Robótica, destaca que en esta fecha tan significativa es momento para reconocer la gran labor de los docentes en medio de la pandemia, y reconoce que el inicio del nuevo ciclo escolar sugiere un nuevo reto para todos.

“Estamos ante un punto de partida nuevo, vamos a empezar de cero a retomar nuestras actividades como docentes, pero todos vamos a abonar para que esto sea posible”, compartió.

Destacó que la brecha tecnológica sí se hizo evidente, lo que significó barreras para algunos estudiantes. “Sí vimos problemas el problema es que no estábamos preparados, nuestras familias y en nuestros hogares no teníamos la infraestructura correspondiente para esto. Hay universidades prestigiosas en la que sus alumnos tienen el privilegio de tener acceso a la tecnología, pero no fue igual para los alumnos de otras universidades”.

A decir de él, muchos alumnos sí perdieron el curso escolar, toda vez que no todos lograron aprender de la misma manera. “Los principales retos fue el acceso a la tecnología, con redes sociales, plataformas… poco a poco nos fuimos adaptando, pero esto también no llevó tiempo”.

“A pesar de estar en un mundo aparentemente más avanzado, nos dimos cuenta que no estamos preparando para muchas cosas y que somos vulnerables, en este caso nos vulneró un virus”.

Ante este contexto, dijo que todos los docentes se llevaron aprendizajes que pondrán a prueba en este nuevo ciclo escolar, en el que se enfrentarán a nuevas experiencias. “Esta pandemia nos dio solidaridad para ayudarnos como personas y aportando nuestros conocimientos a quienes más los necesitaban”, compartió.

Los hogares de los docentes se convirtieron en aulas virtuales para que sus alumnos continuaran su aprendizaje en medio de la pandemia. Aquellos que no estaban familiarizados con la tecnología, tuvieron que adaptarse en tiempo récord a estas herramientas. Las asesorías, ahora eran 24/7. Y las clases virtuales, en algunos momentos fungieron como espacios de sanación ante las pérdidas que sufrieron los alumnos.

Bajo este panorama, los docentes han vivido el proceso de educación tras la llegada del virus a la entidad, y pese a la situación, han dado lo mejor de sí para que los alumnos continúen con sus estudios. Es por ello que hoy, en el marco del Día del Maestro, docentes comparten sus experiencias para distinguir la labor de sus colegas, quienes incluso, han dejado de lado parte de su vida personal para atender a sus estudiantes.

Ejemplo de ello es Ana Luisa Lizardi Guerrero, docente de educación superior, quien desde hace 11 años se ha dedicado a la formación de nuevas generaciones de maestros, hecho que la hace sentir honrada, pues asegura que esta profesión conlleva una gran responsabilidad.

“Ser maestra, en primera instancia, es una bendición. Ser maestra significa trascender en la historia, abonar en cada una de las generaciones, dotarlos de valores, enseñanzas, aprendizajes y despertar talentos en ellos. Es vivir con pasión y vocación para formar a los seres humanos del mañana”, aseguró.

La pandemia, dijo, trajo consigo muchos retos y enseñanzas, pero también momentos dolorosos como le hecho se perder a colegas que dieron su vida en las aulas y que a causa del virus tuvieron que despedirse para siempre de sus alumnos.

“Hemos visto como grandes seres humanos se han ido, precisamente por la Covid. Personas que dejaron su vida en las aulas, como lo fue el maestro Miguel Ángel Texis, psicólogo, médico, apasionado de lo que realizaba, que perdió la vida por la Covid. Él estuvo dando atención medica a sus alumnos, dando atención especial -aún fuera de su horario-, apostándole incluso de su bolsillo para sacar adelante a sus pequeños… así como él, cientos de compañeros que han perdido la lucha ante la enfermedad, pero que van a vivir por siempre por su alto sentido humano”, destacó.

“ANTES DE LA PANDEMIA NO ERAMOS VALORADOS”

Lizardi Guerrero consideró que antes de la pandemia no eran tan valorados como ahora, pues los padres de familia se dieron cuenta de que la figura del docente es irremplazable. “Hoy la pandemia nos ha puesto en un lugar muy alto. Los papás se han dado cuenta de que la figura de un maestro es insustituible, porque a pesar del amor que ellos tienen por sus pequeños, no pueden alcanzar el aprendizaje que ellos requieren”, indicó.

Reconoció que en muchas ocasiones han dejado de lado incluso a su familia y a sus propios hijos con tal de darle la atención que requieren sus alumnos en estos momentos tan complicados. “Esta es una lección tremenda de vida. En el ámbito educativo tuvimos grandes retos, pero todos los maestros, con esta vocación que nos caracteriza, hicimos nuestros todos los espacios para seguir enseñando: nuestras salas de casa, nuestro comedor, nuestras recámaras, incluso hemos compaginado el trabajo educativo con la convivencia con nuestras propias familias”.

“SERÁ UN MOMENTO MUY EMOTIVO REGRESAR A LAS AULAS”

A decir de Francisco Rafael Lozano, ingeniero químico de profesión y maestro del Centro Escolar Dr. Alfredo Toxqui Fernández de Lara (CEDAT), regresar a las aulas será un momento muy emotivo para él, pues la cercanía con los alumnos es algo que considera parte fundamental para el proceso de aprendizaje.

De manera particular, reconoció que para él fue complicado adaptarse a las nuevas tecnologías, sin embargo, estuvo dispuesto a capacitarse para poder dar un mejor desempeño. “Realmente fue un reto porque yo soy de la generación de maestros con más años en el servicio y tuve que transitar a la educación en línea, y no fue fácil. Tuvimos que capacitarnos para majear las diferentes plataformas digitales que nos han ayudaron con este proceso de enseñanza”, destacó.

Consideró que, en la parte emocional, todos han tenido afectaciones a mayor o menor grado, por lo que la adaptación a las clases presenciales será paulatina a este nuevo tipo de educación.

“Tristemente ellos se han visto afectados por la pérdida de sus familiares o de amigos cercanos. Esta situación ha sido difícil para todos y uno como docente tiene que sensibilizarse más con los chicos”.

De manera particular, reconoce que sí ha sufrido secuelas, sin embargo, poco a poco ha logrado reponerse de episodios sensibles. “Tengo que reconocer que me afectó, he tenido etapas de ansiedad, a veces me siento angustiado, y no la he pasado muy bien, pero cuando preparado mis clases, me concentro y me siento mejor”.

“HAY QUE RECONOCER LA GRAN LABOR DEL MAESTRO EN MEDIO DE ESTA PANDEMIA”

José Morales Osorio, Ingeniero Electrónico Industrial y Doctor en Robótica, destaca que en esta fecha tan significativa es momento para reconocer la gran labor de los docentes en medio de la pandemia, y reconoce que el inicio del nuevo ciclo escolar sugiere un nuevo reto para todos.

“Estamos ante un punto de partida nuevo, vamos a empezar de cero a retomar nuestras actividades como docentes, pero todos vamos a abonar para que esto sea posible”, compartió.

Destacó que la brecha tecnológica sí se hizo evidente, lo que significó barreras para algunos estudiantes. “Sí vimos problemas el problema es que no estábamos preparados, nuestras familias y en nuestros hogares no teníamos la infraestructura correspondiente para esto. Hay universidades prestigiosas en la que sus alumnos tienen el privilegio de tener acceso a la tecnología, pero no fue igual para los alumnos de otras universidades”.

A decir de él, muchos alumnos sí perdieron el curso escolar, toda vez que no todos lograron aprender de la misma manera. “Los principales retos fue el acceso a la tecnología, con redes sociales, plataformas… poco a poco nos fuimos adaptando, pero esto también no llevó tiempo”.

“A pesar de estar en un mundo aparentemente más avanzado, nos dimos cuenta que no estamos preparando para muchas cosas y que somos vulnerables, en este caso nos vulneró un virus”.

Ante este contexto, dijo que todos los docentes se llevaron aprendizajes que pondrán a prueba en este nuevo ciclo escolar, en el que se enfrentarán a nuevas experiencias. “Esta pandemia nos dio solidaridad para ayudarnos como personas y aportando nuestros conocimientos a quienes más los necesitaban”, compartió.

Local

Se derrumba techo de vivienda en inmediaciones del IMSS San José

La zona quedó acordonada ante el riesgo de colapso de uno de los muros de la casa, por lo que sus habitantes se tuvieron que retirar del lugar

Cultura

Balneario Agua Azul congregó a todos los estratos sociales | Los tiempos idos

Sus aguas sulfurosas provienen de la pozas de Amatlán, ubicadas en lo que fuera el Rancho de Dolores

Finanzas

Continúa brecha salarial en Puebla; los hombres ganan 22.1% más que las mujeres

El sueldo promedio de los hombres es de 12 mil 983.42 pesos, mientras que el de ellas apenas alcanzó los 10 mil 627.42 pesos

Local

Sube de nuevo el precio del tanque de gas en Puebla y la zona metropolitana

El nuevo costo establecido por la CRE estará vigente hasta el próximo 25 de septiembre

Mundo

Talibanes prohíben a niñas regresar a la escuela

Colegios de secundaria no habían reabierto sus puertas desde el pasado 15 de agosto, cuando colapsó el anterior Gobierno afgano con la toma de Kabul por parte de los talibanes

Estado

Entre la tradición y la polémica: artesanos de la pirotecnia resienten las bajas ventas

La pandemia, las leyes para prohibir su uso y campañas en contra tienen al gremio en dificultades

Local

Sin vacunarse 20% de sacerdotes y religiosas en Puebla

El arzobispo Víctor Sánchez informó que los no vacunadas pertenecen al sector más joven de la diócesis

Deportes

Borregos de Puebla representarán al país en el World Rugby Series

Los atletas competirán con las Serpientes en el Mundial celebrado en Canadá