/ lunes 17 de junio de 2024

Difundir técnicas de captación de agua, misión del Museo del Agua de Tehuacán

Enseñan las técnicas que existen para captar el agua, pero también los productos que pueden salir a flote sin que el líquido constante, como el amaranto

La falta de agua en el país y en el estado de Puebla, deriva en pobreza, reducción de los alimentos en el campo y escasez en los ingresos económicos, sin embargo, muchas personas aún desconocen la importancia de este líquido en la sociedad y mucho menos, saben de las técnicas que existen para captar el agua, hacer que rinda y los productos que pueden salir a flote sin que se les riegue constantemente.

➡️ Únete al canal de El Sol de Puebla en WhatsApp para no perderte la información más importante

Es por ello, que la organización “Alternativas y Procesos de Participación Social”, impulsó el “Museo del Agua”, un lugar ubicado en los límites territoriales de San Gabriel Chilac y de Tehuacán, en donde se les explica a los visitantes, la obtención de agua limpia en forma sostenible y su utilización eficiente. Además, hacen trabajo de campo, impulsando tecnologías prehispánicas de control de agua, como jagüeyes y represas.

No hay algún motivo en específico por el cual se instalaron en Tehuacán y Chilac, ya que fue una donación del predio, pero hoy en día, no sólo benefician a estas demarcaciones, sino que asesoran a comunidades de Caltepec, Zapotitlán Salinas, Tepexi de Rodríguez, San Juan Ixcaquixtla, San José Chiapa, Palmar de Bravo y Coxcatlán. Todos ellos con gran demanda de agua.

Diferencias entre represa, jaguey y tanque de captación de agua

En entrevista con este medio, Gisela Herrerías Guerra, directora del Museo del Agua, compartió que este proyecto nació en Tehuacán en el año de 1998, pero el espacio era muy pequeño y en el 2005 se trasladaron al lugar actual, que es un predio en la autopista Tehuacán a Oaxaca.

El jagüey es una pequeña represa o embalse construido para almacenar agua. Foto: Bibiana Díaz / El Sol de Puebla

Su programa estrella se llama “Agua Para siempre”, en el cual, han construido en coordinación con los habitantes de las comunidades, represas filtrantes de gaviones, cuencas artificiales y jagüeyes También han construido tanques de captación de agua de lluvia, beneficiando de 1998 al 2020 a 275 mil personas y almacenando un total de 2.5 millones de metros cuadrados de agua.

Explicó que las represas filtrantes de gaviones son estructuras de contención de agua que utilizan cestas de gaviones llenas de piedras para filtrar el agua que la atraviesa. Esta técnica combina la función de una represa para retener el agua con la capacidad de filtrar y purificar el agua a medida que fluye a través de los gaviones.

En cuanto al jagüey es una pequeña represa o embalse construido para almacenar agua. Los ciudadanos pueden construirlo utilizando técnicas sencillas como cavar un hoyo, revestirlo con material impermeable y construir una pequeña presa para retener el agua. Son útiles para almacenar agua de lluvia y usarla para regar cultivos, abastecerse de agua potable o para usos domésticos.

Un tanque de captación de agua de lluvia es un sistema que recoge, almacena y distribuye el agua de lluvia para diversos usos, como regar jardines, lavar ropa, limpiar superficies, entre otros. Este sistema consta de un área de captación, generalmente el techo de una construcción, un sistema de canalización que dirige el agua hacia el tanque de almacenamiento y un sistema de filtración para garantizar la calidad del agua recolectada.

Hasta el día de hoy, han encabezado 3 mil 267 proyectos de este tipo, que contemplan 11 mil 778 acciones de regeneración de agua y el territorio beneficiado es de 14 mil 890 kilómetros cuadrados.

Los integrantes de “Alternativas y Procesos de Participación Social” acuden a las comunidades, les comparten a los habitantes los beneficios de estos sistemas y si están de acuerdo, entre todos comienzan la construcción. Hay que mencionar que muchos de ellos, han registrado problemas de salud y económicos por no contar con agua.

La organización “Alternativas y Procesos de Participación Social”, impulsó el “Museo del Agua”, ubicado en los límites territoriales de San Gabriel Chilac y de Tehuacán. Foto: Bibiana Díaz / El Sol de Puebla

Por este programa, el grupo ha recibido tres reconocimientos de organismos de las Naciones Unidas (ONU), el Premio al Mérito Ecológico, el Premio Latinoamericano y del Caribe del Agua, así como el Primer Lugar en Iniciativa México del Bicentenario.

A la par del museo, “Alternativas y Procesos de Participación Social”, impulsó otro programa, el cual nombraron “nutrición infantil y familiar en pueblos campesinos e indígenas”, en esta estrategia, buscan recuperar la producción del amaranto y su reincorporación en la dieta cotidiana. Si se eligió este producto es porque no necesita tanta agua como el maíz, su ciclo de cultivo es menor que al de las mazorcas y porque es nativo de la zona.

En 2007 se formalizó como proyecto de investigación-acción participativa, midiendo metódicamente el peso y talla de los niños para determinar la cantidad de alimentos de amaranto requerida durante los períodos de tratamiento y así “rescatarlos” de la desnutrición, que afecta en un rango de entre 55 y 77 por ciento a los infantes.

Este programa está enfocado en disminuir la desnutrición mediante el consumo de amaranto en la dieta familiar cotidiana. El amaranto se aprovecha en forma de grano, de harina, así como de hoja y en el período del 2015 al 2019 se evaluaron a 7 mil 471 niños, de los cuales, 3 mil 173 fueron registrado con desnutrición y se ha logrado mejorar su estado entre el 89 por ciento y hasta el 95 por ciento.

Gracias a que más personas se interesaron en el amaranto y como vieron sus resultados, nació el Grupo Cooperativo Quali, con el cual, más de mil 100 familias campesinas de la región Mixteca, empezaron a empoderarse y ahora hacen galletas, frituras, barras, horchata de amaranto, atoles y harinas con este producto.

Si bien, muchos de ellos eran productores de maíz al 100 por ciento, encontraron en el amaranto un producto más resistente a las sequías, más barato de producir y con los mismos nutrientes. El maíz no quedó en el olvido, pero ya tienen otra alternativa en caso de falta de lluvias.

Este proyecto nació en Tehuacán en el año de 1998. Foto: Bibiana Díaz / El Sol de Puebla

Alimentos Quali produce amaranto para mejorar nutrición de campesinos

Los alimentos Quali han ganado los siguientes reconocimientos: Mejor Iniciativa Innovadora y Escalable de América Latina y el Caribe para Combatir la Pobreza – 2018, el Premio Nacional Agroalimentario 2012, 2008 y 2005, Premio México Calidad Suprema 2005, Premio Slow Food por la defensa de la Biodiversidad 2002, Premio al Mérito Ecológico 2005 y el Premio al Mérito por la Equidad Laboral 2002.

El amaranto Quali es producido en la región Mixteca-Popoloca de Puebla y Oaxaca, considerada cuna de la agricultura mesoamericana y su fábrica está a un costado del Museo del Agua. Todas las familias que se han sumado buscan incrementar sus ingresos y mejorar la nutrición de los campesinos que cuentan únicamente con tierras de temporal.

Con la producción de amaranto, están mejorando la calidad de sus tierras mediante regeneración ecológica, reducen las pérdidas por sequía dotándolas de agua e incrementan su fertilidad con nutrientes agroecológicos. Actualmente venden sus productos en universidades y en expos que se han en todo el país, en Puebla, uno de sus aliados es la Universidad Iberoamericana campus Puebla, quienes, en sus conferencias y reuniones, ofrecen sus productos.

Un tanque de captación de agua de lluvia es un sistema que recoge, almacena y distribuye el agua de lluvia. Foto: Bibiana Díaz / El Sol de Puebla

Para Gisela Herrerías, lo que se hace en este espacio son modelos para cuidar el agua y la agricultura que pueden retomarse en otras comunidades poblanas, inclusive, ellos están abiertos a capacitar a más gente, pero se necesita apoyo de las autoridades y la aceptación de los pobladores. Actualmente, se conforman con extender sus conocimientos a estudiantes y maestros que acuden al museo y mantendrán el seguimiento con las comunidades que ya trabajaron.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Desde el 2021 y al 2023 han realizado 66 mil 493 conferencias, se han recibido 173 mil 872 visitas al Museo del Agua y han impartido 57 mil 139 talleres y cursos para concientizar sobre la importancia del agua en nuestro día a día.


La falta de agua en el país y en el estado de Puebla, deriva en pobreza, reducción de los alimentos en el campo y escasez en los ingresos económicos, sin embargo, muchas personas aún desconocen la importancia de este líquido en la sociedad y mucho menos, saben de las técnicas que existen para captar el agua, hacer que rinda y los productos que pueden salir a flote sin que se les riegue constantemente.

➡️ Únete al canal de El Sol de Puebla en WhatsApp para no perderte la información más importante

Es por ello, que la organización “Alternativas y Procesos de Participación Social”, impulsó el “Museo del Agua”, un lugar ubicado en los límites territoriales de San Gabriel Chilac y de Tehuacán, en donde se les explica a los visitantes, la obtención de agua limpia en forma sostenible y su utilización eficiente. Además, hacen trabajo de campo, impulsando tecnologías prehispánicas de control de agua, como jagüeyes y represas.

No hay algún motivo en específico por el cual se instalaron en Tehuacán y Chilac, ya que fue una donación del predio, pero hoy en día, no sólo benefician a estas demarcaciones, sino que asesoran a comunidades de Caltepec, Zapotitlán Salinas, Tepexi de Rodríguez, San Juan Ixcaquixtla, San José Chiapa, Palmar de Bravo y Coxcatlán. Todos ellos con gran demanda de agua.

Diferencias entre represa, jaguey y tanque de captación de agua

En entrevista con este medio, Gisela Herrerías Guerra, directora del Museo del Agua, compartió que este proyecto nació en Tehuacán en el año de 1998, pero el espacio era muy pequeño y en el 2005 se trasladaron al lugar actual, que es un predio en la autopista Tehuacán a Oaxaca.

El jagüey es una pequeña represa o embalse construido para almacenar agua. Foto: Bibiana Díaz / El Sol de Puebla

Su programa estrella se llama “Agua Para siempre”, en el cual, han construido en coordinación con los habitantes de las comunidades, represas filtrantes de gaviones, cuencas artificiales y jagüeyes También han construido tanques de captación de agua de lluvia, beneficiando de 1998 al 2020 a 275 mil personas y almacenando un total de 2.5 millones de metros cuadrados de agua.

Explicó que las represas filtrantes de gaviones son estructuras de contención de agua que utilizan cestas de gaviones llenas de piedras para filtrar el agua que la atraviesa. Esta técnica combina la función de una represa para retener el agua con la capacidad de filtrar y purificar el agua a medida que fluye a través de los gaviones.

En cuanto al jagüey es una pequeña represa o embalse construido para almacenar agua. Los ciudadanos pueden construirlo utilizando técnicas sencillas como cavar un hoyo, revestirlo con material impermeable y construir una pequeña presa para retener el agua. Son útiles para almacenar agua de lluvia y usarla para regar cultivos, abastecerse de agua potable o para usos domésticos.

Un tanque de captación de agua de lluvia es un sistema que recoge, almacena y distribuye el agua de lluvia para diversos usos, como regar jardines, lavar ropa, limpiar superficies, entre otros. Este sistema consta de un área de captación, generalmente el techo de una construcción, un sistema de canalización que dirige el agua hacia el tanque de almacenamiento y un sistema de filtración para garantizar la calidad del agua recolectada.

Hasta el día de hoy, han encabezado 3 mil 267 proyectos de este tipo, que contemplan 11 mil 778 acciones de regeneración de agua y el territorio beneficiado es de 14 mil 890 kilómetros cuadrados.

Los integrantes de “Alternativas y Procesos de Participación Social” acuden a las comunidades, les comparten a los habitantes los beneficios de estos sistemas y si están de acuerdo, entre todos comienzan la construcción. Hay que mencionar que muchos de ellos, han registrado problemas de salud y económicos por no contar con agua.

La organización “Alternativas y Procesos de Participación Social”, impulsó el “Museo del Agua”, ubicado en los límites territoriales de San Gabriel Chilac y de Tehuacán. Foto: Bibiana Díaz / El Sol de Puebla

Por este programa, el grupo ha recibido tres reconocimientos de organismos de las Naciones Unidas (ONU), el Premio al Mérito Ecológico, el Premio Latinoamericano y del Caribe del Agua, así como el Primer Lugar en Iniciativa México del Bicentenario.

A la par del museo, “Alternativas y Procesos de Participación Social”, impulsó otro programa, el cual nombraron “nutrición infantil y familiar en pueblos campesinos e indígenas”, en esta estrategia, buscan recuperar la producción del amaranto y su reincorporación en la dieta cotidiana. Si se eligió este producto es porque no necesita tanta agua como el maíz, su ciclo de cultivo es menor que al de las mazorcas y porque es nativo de la zona.

En 2007 se formalizó como proyecto de investigación-acción participativa, midiendo metódicamente el peso y talla de los niños para determinar la cantidad de alimentos de amaranto requerida durante los períodos de tratamiento y así “rescatarlos” de la desnutrición, que afecta en un rango de entre 55 y 77 por ciento a los infantes.

Este programa está enfocado en disminuir la desnutrición mediante el consumo de amaranto en la dieta familiar cotidiana. El amaranto se aprovecha en forma de grano, de harina, así como de hoja y en el período del 2015 al 2019 se evaluaron a 7 mil 471 niños, de los cuales, 3 mil 173 fueron registrado con desnutrición y se ha logrado mejorar su estado entre el 89 por ciento y hasta el 95 por ciento.

Gracias a que más personas se interesaron en el amaranto y como vieron sus resultados, nació el Grupo Cooperativo Quali, con el cual, más de mil 100 familias campesinas de la región Mixteca, empezaron a empoderarse y ahora hacen galletas, frituras, barras, horchata de amaranto, atoles y harinas con este producto.

Si bien, muchos de ellos eran productores de maíz al 100 por ciento, encontraron en el amaranto un producto más resistente a las sequías, más barato de producir y con los mismos nutrientes. El maíz no quedó en el olvido, pero ya tienen otra alternativa en caso de falta de lluvias.

Este proyecto nació en Tehuacán en el año de 1998. Foto: Bibiana Díaz / El Sol de Puebla

Alimentos Quali produce amaranto para mejorar nutrición de campesinos

Los alimentos Quali han ganado los siguientes reconocimientos: Mejor Iniciativa Innovadora y Escalable de América Latina y el Caribe para Combatir la Pobreza – 2018, el Premio Nacional Agroalimentario 2012, 2008 y 2005, Premio México Calidad Suprema 2005, Premio Slow Food por la defensa de la Biodiversidad 2002, Premio al Mérito Ecológico 2005 y el Premio al Mérito por la Equidad Laboral 2002.

El amaranto Quali es producido en la región Mixteca-Popoloca de Puebla y Oaxaca, considerada cuna de la agricultura mesoamericana y su fábrica está a un costado del Museo del Agua. Todas las familias que se han sumado buscan incrementar sus ingresos y mejorar la nutrición de los campesinos que cuentan únicamente con tierras de temporal.

Con la producción de amaranto, están mejorando la calidad de sus tierras mediante regeneración ecológica, reducen las pérdidas por sequía dotándolas de agua e incrementan su fertilidad con nutrientes agroecológicos. Actualmente venden sus productos en universidades y en expos que se han en todo el país, en Puebla, uno de sus aliados es la Universidad Iberoamericana campus Puebla, quienes, en sus conferencias y reuniones, ofrecen sus productos.

Un tanque de captación de agua de lluvia es un sistema que recoge, almacena y distribuye el agua de lluvia. Foto: Bibiana Díaz / El Sol de Puebla

Para Gisela Herrerías, lo que se hace en este espacio son modelos para cuidar el agua y la agricultura que pueden retomarse en otras comunidades poblanas, inclusive, ellos están abiertos a capacitar a más gente, pero se necesita apoyo de las autoridades y la aceptación de los pobladores. Actualmente, se conforman con extender sus conocimientos a estudiantes y maestros que acuden al museo y mantendrán el seguimiento con las comunidades que ya trabajaron.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Desde el 2021 y al 2023 han realizado 66 mil 493 conferencias, se han recibido 173 mil 872 visitas al Museo del Agua y han impartido 57 mil 139 talleres y cursos para concientizar sobre la importancia del agua en nuestro día a día.


Policiaca

Cinco muertos, entre ellos dos menores de edad, deja accidente en Coronango

Un conductor de transporte de personal de la Volkswagen perdió el control e impactó contra un automóvil particular en el que viajaba una familia de seis integrantes

Local

FGE participó en nuevo censo de personas desaparecidas que impulsó AMLO

En 10 meses encontraron a 57 personas que se creía seguían extraviadas

Policiaca

Personas con reporte de desaparición son encontradas en el Cereso

Puede haber fallas en la comunicación entre las autoridades encargadas de buscar a personas desaparecidas y las instituciones penitenciarias

Local

IMSS regresa al uso obligatorio de cubrebocas

Comercios establecidos que han retomado la comercialización de este producto

Local

Lluvias atípicas ponen a prueba la infraestructura de drenaje

Estos eventos son el reflejo del cambio climático global y sus efectos sobre los patrones meteorológicos