/ martes 11 de septiembre de 2018

Pierde morenovallismo el control del Congreso

Ni el PVEM ni el PRI, que en el pasado reciente los apoyaron por debajo del agua, se sumaron a la causa de los panistas

En menos de dos horas, los diputados electos del PAN, PRD, MC, Compromiso por Puebla y Nueva Alianza se encontraron con una nueva realidad, en donde ya no tienen el control del Congreso del Estado como lo tuvieron los últimos ocho años, después de que fueron relegados de la integración de la nueva Mesa Directiva y se encontraron con Partido Verde y un PRI que no los apoyó como lo hicieron, por debajo del agua, los últimos años.

En la última reforma que se aprobó a la Ley Orgánica del Poder Legislativo se acordó que sería el 10 de septiembre a las 11 de la mañana cuando los próximos diputados locales se verían por primera vez las caras para la instalación de la nueva Mesa Directiva, que será la encargada de supervisar los trabajos legislativos en comisiones y conducir la sesiones en el Pleno del Congreso local.

Puntuales, los legisladores de todos los partidos políticos ingresaron al salón de sesiones como si fuera el primer día de clases, con la diferencia que un gran público afín al Movimiento Regeneración Nacional, PT y Encuentro Social los observaba desde galerías con sed de venganza.

Estaba la mayoría de diputados electos, pero no los más importantes. Gabriel Biestro Medinilla, de Morena; José Juan Espinosa, del PT; y Marcelo García Almaguer, del PAN, salieron de los salones anexos al Pleno media hora después, en lo que parecía un posible intento de negociación de última hora. No fue así.

Las propuestas de ambos bandos fueron desproporcionadas y ninguno de los dos tuvo la disposición de negociarlas.

El primero en hacer pública su propuesta fue Gabriel Biestro, en representación de los 22 diputados de Morena, PT y PES, en la cual cedía un solo espacio de los seis disponibles a los morenovallistas al incluir como prosecretario a Uruviel González Vieyra, de Compromiso por Puebla.

La inclusión del morenovallista duró menos de dos minutos, cuando el mismo diputado de Compromiso por Puebla la rechazó y planteó que fueran las mujeres quienes integraran la Mesa Directiva. “Lo amenazaron”, gritaron los morenistas desde galerías.

Su propuesta no solo provocó que Gabriel Biestro lo retirara de la lista y pusiera en su lugar a la diputada de Morena, María del Carmen Cabrera Camacho, sino que también despertó la inconformidad de las diputadas del PES, Nora Escamilla y Vianey García Romero, quienes acusaron a los morenovallistas de usar a las mujeres con fines políticos, pues reprocharon que los cinco coordinadores parlamentarios de los partidos de “Puebla al Frente” fueran hombres y ninguna mujer.

Fue en ese momento cuando el tema más espinoso entre ambos grupos salió a la luz por primera vez: los resultados de la elección a la gubernatura. “Quisiera ver ocupar la gubernatura por una mujer y hoy la está ocupando una mujer, pero usada por un hombre: Rafael Moreno Valle”, expuso Vianey García entre aplauso de sus simpatizantes.

Pero ese no fue el único momento complicado para el PAN y sus aliados, faltaba dar a conocer su propuesta de Mesa Directiva en voz de Marcelo García Almaguer, quien quería tres espacios para su coalición y uno de ellos en la vicepresidencia; mientras que al PRI le asignaba uno y a “Juntos haremos historia” solo dos, a pesar de ser los partidos con mayoría en el Congreso.

García Almaguer empezó con el pie izquierdo cuando calificó de “antidemocrática” la propuesta de Morena, pues las risas sarcásticas de la todavía diputada local, Socorro Quezada Tiempo, se hicieron escuchar desde el fondo de galerías como quien espera casi cinco años por un momento de revancha.

La discusión terminó cuando el diputado de Morena, Héctor Alonso Granados, les recordó a los diputados del PAN y sus aliados que son minoría y que ellos venían a ejercer la mayoría ganada en la pasada elección.

LA RETIRADA

Terminada la discusión y a punto de iniciar la votación secreta inició la movilización encabezada por García Almaguer, quien se acercó discretamente a los diputados de sus partidos aliados para dar la instrucción de la retirada.

En la tarea le ayudó el diputado de Nueva Alianza, Gerardo Islas Maldonado, quien tuvo también un confuso acercamiento con los diputados del PRI, Javier Casique Zárate y Rocío García Olmedo, aunque ninguno de los dos abandonó la sesión.

Esta fue una de las desagradables sorpresas que se llevaron los diputados del PAN y sus aliados, pues tres de los cuatro legisladores del PRI y el único del PVEM no los respaldaron y apoyaron la propuesta de Morena, a pesar de que los necesitan si quieren tener posibilidades de equilibrar las fuerzas en el Congreso.

Los diputados del PAN, PRD, MC, CPP y Nueva Alianza depositaron su voto en blanco y se retiraron del Pleno entre gritos de “Barbosa gobernador”. La derrota en la primera batalla estaba consumada.

Una duda matemática quedó en el aire, fueron 14 los diputados de esos partidos que se salieron del recinto, pero en total se contaron 15 votos nulos. De los cinco que se quedaron y que no pertenecen a “Juntos haremos historia” cuatro son del PRI y uno del PVEM, pero Juan Pablo Kuri, del Partido Verde, reconoció su voto a favor de la mesa que propuso Morena y en la que fue incluido, entonces ¿quién fue el priista que votó en contra?

En menos de dos horas, los diputados electos del PAN, PRD, MC, Compromiso por Puebla y Nueva Alianza se encontraron con una nueva realidad, en donde ya no tienen el control del Congreso del Estado como lo tuvieron los últimos ocho años, después de que fueron relegados de la integración de la nueva Mesa Directiva y se encontraron con Partido Verde y un PRI que no los apoyó como lo hicieron, por debajo del agua, los últimos años.

En la última reforma que se aprobó a la Ley Orgánica del Poder Legislativo se acordó que sería el 10 de septiembre a las 11 de la mañana cuando los próximos diputados locales se verían por primera vez las caras para la instalación de la nueva Mesa Directiva, que será la encargada de supervisar los trabajos legislativos en comisiones y conducir la sesiones en el Pleno del Congreso local.

Puntuales, los legisladores de todos los partidos políticos ingresaron al salón de sesiones como si fuera el primer día de clases, con la diferencia que un gran público afín al Movimiento Regeneración Nacional, PT y Encuentro Social los observaba desde galerías con sed de venganza.

Estaba la mayoría de diputados electos, pero no los más importantes. Gabriel Biestro Medinilla, de Morena; José Juan Espinosa, del PT; y Marcelo García Almaguer, del PAN, salieron de los salones anexos al Pleno media hora después, en lo que parecía un posible intento de negociación de última hora. No fue así.

Las propuestas de ambos bandos fueron desproporcionadas y ninguno de los dos tuvo la disposición de negociarlas.

El primero en hacer pública su propuesta fue Gabriel Biestro, en representación de los 22 diputados de Morena, PT y PES, en la cual cedía un solo espacio de los seis disponibles a los morenovallistas al incluir como prosecretario a Uruviel González Vieyra, de Compromiso por Puebla.

La inclusión del morenovallista duró menos de dos minutos, cuando el mismo diputado de Compromiso por Puebla la rechazó y planteó que fueran las mujeres quienes integraran la Mesa Directiva. “Lo amenazaron”, gritaron los morenistas desde galerías.

Su propuesta no solo provocó que Gabriel Biestro lo retirara de la lista y pusiera en su lugar a la diputada de Morena, María del Carmen Cabrera Camacho, sino que también despertó la inconformidad de las diputadas del PES, Nora Escamilla y Vianey García Romero, quienes acusaron a los morenovallistas de usar a las mujeres con fines políticos, pues reprocharon que los cinco coordinadores parlamentarios de los partidos de “Puebla al Frente” fueran hombres y ninguna mujer.

Fue en ese momento cuando el tema más espinoso entre ambos grupos salió a la luz por primera vez: los resultados de la elección a la gubernatura. “Quisiera ver ocupar la gubernatura por una mujer y hoy la está ocupando una mujer, pero usada por un hombre: Rafael Moreno Valle”, expuso Vianey García entre aplauso de sus simpatizantes.

Pero ese no fue el único momento complicado para el PAN y sus aliados, faltaba dar a conocer su propuesta de Mesa Directiva en voz de Marcelo García Almaguer, quien quería tres espacios para su coalición y uno de ellos en la vicepresidencia; mientras que al PRI le asignaba uno y a “Juntos haremos historia” solo dos, a pesar de ser los partidos con mayoría en el Congreso.

García Almaguer empezó con el pie izquierdo cuando calificó de “antidemocrática” la propuesta de Morena, pues las risas sarcásticas de la todavía diputada local, Socorro Quezada Tiempo, se hicieron escuchar desde el fondo de galerías como quien espera casi cinco años por un momento de revancha.

La discusión terminó cuando el diputado de Morena, Héctor Alonso Granados, les recordó a los diputados del PAN y sus aliados que son minoría y que ellos venían a ejercer la mayoría ganada en la pasada elección.

LA RETIRADA

Terminada la discusión y a punto de iniciar la votación secreta inició la movilización encabezada por García Almaguer, quien se acercó discretamente a los diputados de sus partidos aliados para dar la instrucción de la retirada.

En la tarea le ayudó el diputado de Nueva Alianza, Gerardo Islas Maldonado, quien tuvo también un confuso acercamiento con los diputados del PRI, Javier Casique Zárate y Rocío García Olmedo, aunque ninguno de los dos abandonó la sesión.

Esta fue una de las desagradables sorpresas que se llevaron los diputados del PAN y sus aliados, pues tres de los cuatro legisladores del PRI y el único del PVEM no los respaldaron y apoyaron la propuesta de Morena, a pesar de que los necesitan si quieren tener posibilidades de equilibrar las fuerzas en el Congreso.

Los diputados del PAN, PRD, MC, CPP y Nueva Alianza depositaron su voto en blanco y se retiraron del Pleno entre gritos de “Barbosa gobernador”. La derrota en la primera batalla estaba consumada.

Una duda matemática quedó en el aire, fueron 14 los diputados de esos partidos que se salieron del recinto, pero en total se contaron 15 votos nulos. De los cinco que se quedaron y que no pertenecen a “Juntos haremos historia” cuatro son del PRI y uno del PVEM, pero Juan Pablo Kuri, del Partido Verde, reconoció su voto a favor de la mesa que propuso Morena y en la que fue incluido, entonces ¿quién fue el priista que votó en contra?

Policiaca

Ocho detenidos y el rescate de más de 100 mujeres fue el saldo de operativo en Centro Histórico

El operativo se realizó en las calles 10, 14 y 18 Poniente entre la 3, 5 y 7 Norte

Local

“Sofismas mal planeados”, dice Barbosa de la defensa de Alfonso Esparza

Existen pruebas de los negocios, beneficios y estafas maestras entre los exgobernadores y rectores, señaló

Local

Zócalo permanecerá acordonado en Todos Santos para evitar aglomeraciones

La Secretaría de Gobernación Municipal realizarán operativos de verificación de aforo, además de corroborar los protocolos sanitarios

Local

2 nuevos casos de Covid-19 en la JLCA; cierran Juntas Especiales

Tras la detección se enviaron a cuarentena a los trabajadores infectados

Local

Acredita IEE a partidos políticos de Elba Esther Gordillo y Gerardo Islas

Redes Sociales Progresistas y Fuerza Social por México son los nuevos partidos políticos

Local

Para evitar aglomeraciones, RUTA solo permitirá el acceso con tarjeta de prepago

Así lo dio a conocer el Gobierno del Estado de a Puebla con el objetivo de reducir contagios de coronavirus

Local

Entrega Guadalupe Daniel, apoyos a 354 familias de escasos recursos en Cuautlancingo

Con una inversión de 808 mil 520 pesos, fueron entregados 224 contenedores de agua, 50 calentadores solares, 400 láminas, en beneficio de 80 familias

Policiaca

Ocho detenidos y el rescate de más de 100 mujeres fue el saldo de operativo en Centro Histórico

El operativo se realizó en las calles 10, 14 y 18 Poniente entre la 3, 5 y 7 Norte