/ lunes 9 de abril de 2018

Repuntan las tomas clandestinas en Puebla

En el segundo mes del año, se contabilizaron 136 ductos robados

El robo de combustible repuntó en Puebla, pues durante febrero de 2018 se contabilizaron 136 tomas clandestinas, 26 más que en el mes anterior, que suman un total de 246 en el bimestre y que en comparación con el mismo periodo pero del año pasado también es superior por 17.

De acuerdo con información proporcionada por Petróleos Mexicanos (Pemex), en el segundo mes del presente año se registraron 136 perforaciones a sus ductos en el estado, las cuales revelan un incremento en la incidencia, pues es un número mayor a las 110 descubiertas en enero de este mismo año, 26 más, equivalentes al 23.6 por ciento.

La misma tendencia en comparación con el año pasado, pues en febrero de 2017 se reportaron 104 tomas clandestinas, es decir 32 menos, igual a 30.7 por ciento.

Por la suma de las perforaciones en los meses de enero y febrero de 2017 y 2018 también se observa un aumento en la incidencia, pues mientras que el año pasado el número de tomas clandestinas en el bimestre fue de 229, para el de este año ascendió a 246, es decir, 17 más, equivalentes a 7 por ciento.

Sólo en comparación con los números de 2016, los registros de 2018 son menores, pues en febrero de 2016 se descubrieron 170 tomas clandestinas, o bien, 34 más, y junto con el mes de enero de ese mismo año, 282, que son 36 adicionales.

Según los números de las tomas clandestinas en enero y febrero de 2018, Puebla ocupa el tercer lugar a nivel nacional, después de Hidalgo y Guanajuato, que registraron 282 y 270, respectivamente.

Es importante mencionar que desde el año pasado Pemex se ha negado a revelar los municipios en los que se encuentran estas tomas clandestinas, aunque el último reporte, correspondiente al mes de julio de 2017, evidenció un incremento en la comisión de este delito en el municipio de San Martín Texmelucan, además de los tres conocidos como el “Triángulo Rojo”, Tepeaca, Palmar de Bravo y Quecholac, que son los que históricamente se tenían identificados por la práctica de éste.

Finalmente, hay que recordar que el miércoles pasado, Pemex y el Gobierno del Estado informaron de la clausura de 21 gasolineras en Puebla relacionadas con la comercialización de combustible robado, aunque ninguna de ambas autoridades expuso detalles de ellas.

El robo de combustible repuntó en Puebla, pues durante febrero de 2018 se contabilizaron 136 tomas clandestinas, 26 más que en el mes anterior, que suman un total de 246 en el bimestre y que en comparación con el mismo periodo pero del año pasado también es superior por 17.

De acuerdo con información proporcionada por Petróleos Mexicanos (Pemex), en el segundo mes del presente año se registraron 136 perforaciones a sus ductos en el estado, las cuales revelan un incremento en la incidencia, pues es un número mayor a las 110 descubiertas en enero de este mismo año, 26 más, equivalentes al 23.6 por ciento.

La misma tendencia en comparación con el año pasado, pues en febrero de 2017 se reportaron 104 tomas clandestinas, es decir 32 menos, igual a 30.7 por ciento.

Por la suma de las perforaciones en los meses de enero y febrero de 2017 y 2018 también se observa un aumento en la incidencia, pues mientras que el año pasado el número de tomas clandestinas en el bimestre fue de 229, para el de este año ascendió a 246, es decir, 17 más, equivalentes a 7 por ciento.

Sólo en comparación con los números de 2016, los registros de 2018 son menores, pues en febrero de 2016 se descubrieron 170 tomas clandestinas, o bien, 34 más, y junto con el mes de enero de ese mismo año, 282, que son 36 adicionales.

Según los números de las tomas clandestinas en enero y febrero de 2018, Puebla ocupa el tercer lugar a nivel nacional, después de Hidalgo y Guanajuato, que registraron 282 y 270, respectivamente.

Es importante mencionar que desde el año pasado Pemex se ha negado a revelar los municipios en los que se encuentran estas tomas clandestinas, aunque el último reporte, correspondiente al mes de julio de 2017, evidenció un incremento en la comisión de este delito en el municipio de San Martín Texmelucan, además de los tres conocidos como el “Triángulo Rojo”, Tepeaca, Palmar de Bravo y Quecholac, que son los que históricamente se tenían identificados por la práctica de éste.

Finalmente, hay que recordar que el miércoles pasado, Pemex y el Gobierno del Estado informaron de la clausura de 21 gasolineras en Puebla relacionadas con la comercialización de combustible robado, aunque ninguna de ambas autoridades expuso detalles de ellas.

Cultura

Los Sapos y sus justicieros de familias abandonadas por parranderos

Este barrio poblano es característico por su ambiente de fiesta, principalmente en horas de la noche

Policiaca

Vinculan a proceso a 19 detenidos por robo al sindicato del Ayuntamiento

José Ibrahim fue liberado por el juez de la causa al no encontrar elementos de prueba y ordenó que fuera liberado la madrugada de este martes

Local

No estoy de acuerdo con zona de tolerancia, dice Eduardo Rivera

Afirmó que el tema es mera competencia de la Secretaría de Gobernación Municipal

Política

Prisión preventiva oficiosa castiga la pobreza: Arturo Zaldívar

Lo señalado por el ministro ocurre tan sólo un día después de que el Máximo Tribunal declarara inválida la prisión preventiva oficiosa por delitos de contrabando

Justicia

CNDH recomienda a Fiscalía nueva investigación del caso Mario Aburto

La CNDH determinó que hay actos que violan los derechos humanos de Aburto, realizados por la entonces Procuraduría General de la República

OMG!

Asistente que dio arma a Baldwin tuvo en 2019 problemas similares en otro rodaje

Dave Halls, quien entregó la pistola que provocó la muerte de Halyna Hutchins, ya había sido expulsado de otro rodaje

Mundo

La SIP extiende presidencia de Jorge Canahuati hasta octubre de 2022

Por su parte, Martha Ramos, Directora General Editorial de la OEM, fue elegida como presidenta de la Junta Directiva para la Comisión del Internet

Cultura

Fuertes de Loreto y Guadalupe, del olvido a sitio turístico

Balazos, muros caídos y torres inexistentes, fue parte de lo que se tuvo que rehacer para convertirlos en un centro de atracción turística