/ martes 19 de marzo de 2019

Somos hermanos del mismo dolor, dicen familiares de desaparecidos

Puebla es el octavo estado con más reportes de desapariciones forzadas  

Olivia Cristina Camarillo Viveros recibió una llamada cuando estaba en su casa, después de regresar de su trabajo en la empresa Provident, que la obligó a salir a la calle el 16 de agosto de 2016. Nunca volvió y se convirtió en una de las 2 mil 73 personas que han sufrido desaparición forzada en el estado.

Una de sus hermanas que prefirió no dar su nombre la ha buscado hasta el cansancio, y no solo ella, sino otros afectados han sido victimizados también en la Fiscalía del Estado, donde han tenido que rendir sus declaraciones en más de una ocasión o ser atendidos sin respuesta.

Por eso se han unido al “Colectivo La Voz de los Desaparecidos”, que surgió en agosto de 2018 para visibilizar el problema de la desaparición de personas en Puebla, y también, para buscar a familiares.

De acuerdo con datos de la Secretaría General de Gobierno (SGG) del Estado, con 2 mil 73 casos registrados de 2014 a 2018, la entidad se ubicó en octavo lugar nacional con la mayor cantidad de personas que desaparecieron de manera forzada en todo el país.

“Es un vacío muy grande el que dejan en nuestro corazón, en nuestra casa, se rompe completamente la familia, ya no vuelve a ser lo mismo. Creo que Dios existe y debe haber una respuesta, de donde está mi hermana, no se la tragó la tierra”, comentó la hermana de Olivia mientras sus lágrimas recorrían sus mejillas, poco antes de ser atendida por el Ministerio Público (MP) para informar sobre el avance de las investigaciones.

No siempre fue así, según comenta. El peregrinar siguió después de buscar a Olivia toda la noche el día que desapareció porque la empresa Telcel no quiso entregar la sábana de llamadas con el argumento de que una desaparición no era delito grave, después en el MP en varias ocasiones tuvo que rendir la declaración de los hechos por la movilidad de los agentes.

Una vez, la familia de la mujer de 44 años entregó para el expediente fotografías y ubicación de las cámaras de video de la ciudad de Tehuacán, del recorrido, que suponen familiares, realizó para que la autoridad solicitara las grabaciones, pero no fueron tomadas en cuenta. “Cuando fuimos, las fotos estaban en el cajón como se las había entregado”. Posteriormente se unió al colectivo conformado por 24 personas, cercanos a las víctimas, y solo así le han dado algún tipo de seguimiento a su caso. “Somos como hermanos del mismo dolor”.

VER A MI HIJO ANTES DE MORIR

La medre de Eligio Hernández Giles, de 93 años de edad, quiere ver a su hijo por última vez antes de morir, dijo su hermano Ausencio. Él tenía 42 años cuando desapareció en calles de Tepexi de Rodríguez el 15 de septiembre de 2016. No andaba en buenos pasos, y supone que fue la esposa quien le hizo daño.

Ambos, continuó, se engañaban, por eso cree que su mujer solo levantó la denuncia, pero no le dio nunca seguimiento al caso, aunque él mismo dice que ha sido complicado obtener respuestas por parte de las autoridades, quienes en ninguna ocasión se han acercado a la comunidad a investigar.

Para el hermano de Eligio fue complicado incluso encargarse de dar seguimiento al expediente porque las autoridades correspondientes no querían darle siquiera una copia de la carpeta de investigación. Ellas mismas le dijeron que la desaparición no era delito, a menos que fuera un secuestro.

Desde entonces ha ido de un lugar a otro sin que sepa algún indicio de lo que a su hermano le ocurrió, hasta que hace un par de semanas se unió al colectivo y solo así ha visto algún tipo de respuesta sobre su caso porque los familiares de las víctimas de desaparición forzada acuden en grupo a las audiencias.

La semana pasada se reunieron siete personas a esperar respuesta de las autoridades sobre el paradero de sus familiares.

ESCUCHA ESTA NOTICIA

“Mira Raúl si escuchas esta noticia somos tus hermanas, te estamos buscando, tus papas te están buscando, no pierdas la fe, tenemos la fe de que te encontraremos con vida, mis papas están desechos, por favor si escuchas esto pídele a Dios para que regreses con nosotros hermano. Te llevaron estas personas, ellos también tienen familia y no saben del dolor tan grande, que se destruye un hogar si es muy unido”, dijo Sara, hermana de Raúl Vázquez Montiel, secuestrado el 4 de septiembre del año pasado, quien nunca regresó a pesar de que se pagó el rescate. Él era originario de Ciudad Serdán.

“Casi nos dieron a entender que él se estaba prostituyendo”, le respondieron los policías ministeriales a Griselda Toxtle Guevara, tía de Michel Jiménez Toxtle, joven de 21 años desparecido en San Andrés Cholula el 18 de febrero de 2016, porque “estaba guapo”. La policía no dejó que la familia lo buscara porque entorpecería las investigaciones. Es la fecha que no se sabe nada de él, por eso también Griselda se unió al colectivo, porque la madre enfermó después de no encontrar a su hijo.

Susana, hermana de José María Serrano Posadas, también buscó a la organización porque desde el 2 de abril de 2008 tampoco lo encuentra, ni las autoridades.

Olivia Cristina Camarillo Viveros recibió una llamada cuando estaba en su casa, después de regresar de su trabajo en la empresa Provident, que la obligó a salir a la calle el 16 de agosto de 2016. Nunca volvió y se convirtió en una de las 2 mil 73 personas que han sufrido desaparición forzada en el estado.

Una de sus hermanas que prefirió no dar su nombre la ha buscado hasta el cansancio, y no solo ella, sino otros afectados han sido victimizados también en la Fiscalía del Estado, donde han tenido que rendir sus declaraciones en más de una ocasión o ser atendidos sin respuesta.

Por eso se han unido al “Colectivo La Voz de los Desaparecidos”, que surgió en agosto de 2018 para visibilizar el problema de la desaparición de personas en Puebla, y también, para buscar a familiares.

De acuerdo con datos de la Secretaría General de Gobierno (SGG) del Estado, con 2 mil 73 casos registrados de 2014 a 2018, la entidad se ubicó en octavo lugar nacional con la mayor cantidad de personas que desaparecieron de manera forzada en todo el país.

“Es un vacío muy grande el que dejan en nuestro corazón, en nuestra casa, se rompe completamente la familia, ya no vuelve a ser lo mismo. Creo que Dios existe y debe haber una respuesta, de donde está mi hermana, no se la tragó la tierra”, comentó la hermana de Olivia mientras sus lágrimas recorrían sus mejillas, poco antes de ser atendida por el Ministerio Público (MP) para informar sobre el avance de las investigaciones.

No siempre fue así, según comenta. El peregrinar siguió después de buscar a Olivia toda la noche el día que desapareció porque la empresa Telcel no quiso entregar la sábana de llamadas con el argumento de que una desaparición no era delito grave, después en el MP en varias ocasiones tuvo que rendir la declaración de los hechos por la movilidad de los agentes.

Una vez, la familia de la mujer de 44 años entregó para el expediente fotografías y ubicación de las cámaras de video de la ciudad de Tehuacán, del recorrido, que suponen familiares, realizó para que la autoridad solicitara las grabaciones, pero no fueron tomadas en cuenta. “Cuando fuimos, las fotos estaban en el cajón como se las había entregado”. Posteriormente se unió al colectivo conformado por 24 personas, cercanos a las víctimas, y solo así le han dado algún tipo de seguimiento a su caso. “Somos como hermanos del mismo dolor”.

VER A MI HIJO ANTES DE MORIR

La medre de Eligio Hernández Giles, de 93 años de edad, quiere ver a su hijo por última vez antes de morir, dijo su hermano Ausencio. Él tenía 42 años cuando desapareció en calles de Tepexi de Rodríguez el 15 de septiembre de 2016. No andaba en buenos pasos, y supone que fue la esposa quien le hizo daño.

Ambos, continuó, se engañaban, por eso cree que su mujer solo levantó la denuncia, pero no le dio nunca seguimiento al caso, aunque él mismo dice que ha sido complicado obtener respuestas por parte de las autoridades, quienes en ninguna ocasión se han acercado a la comunidad a investigar.

Para el hermano de Eligio fue complicado incluso encargarse de dar seguimiento al expediente porque las autoridades correspondientes no querían darle siquiera una copia de la carpeta de investigación. Ellas mismas le dijeron que la desaparición no era delito, a menos que fuera un secuestro.

Desde entonces ha ido de un lugar a otro sin que sepa algún indicio de lo que a su hermano le ocurrió, hasta que hace un par de semanas se unió al colectivo y solo así ha visto algún tipo de respuesta sobre su caso porque los familiares de las víctimas de desaparición forzada acuden en grupo a las audiencias.

La semana pasada se reunieron siete personas a esperar respuesta de las autoridades sobre el paradero de sus familiares.

ESCUCHA ESTA NOTICIA

“Mira Raúl si escuchas esta noticia somos tus hermanas, te estamos buscando, tus papas te están buscando, no pierdas la fe, tenemos la fe de que te encontraremos con vida, mis papas están desechos, por favor si escuchas esto pídele a Dios para que regreses con nosotros hermano. Te llevaron estas personas, ellos también tienen familia y no saben del dolor tan grande, que se destruye un hogar si es muy unido”, dijo Sara, hermana de Raúl Vázquez Montiel, secuestrado el 4 de septiembre del año pasado, quien nunca regresó a pesar de que se pagó el rescate. Él era originario de Ciudad Serdán.

“Casi nos dieron a entender que él se estaba prostituyendo”, le respondieron los policías ministeriales a Griselda Toxtle Guevara, tía de Michel Jiménez Toxtle, joven de 21 años desparecido en San Andrés Cholula el 18 de febrero de 2016, porque “estaba guapo”. La policía no dejó que la familia lo buscara porque entorpecería las investigaciones. Es la fecha que no se sabe nada de él, por eso también Griselda se unió al colectivo, porque la madre enfermó después de no encontrar a su hijo.

Susana, hermana de José María Serrano Posadas, también buscó a la organización porque desde el 2 de abril de 2008 tampoco lo encuentra, ni las autoridades.

Doble Vía

San Judas Tadeo recibe a decenas de poblanos en su día

Personas con causas difíciles llegaron al lugar y otros más solo dieron gracias

Finanzas

Temor a un rebrote de Covid se apodera de los mercados

Noviembre será el mes de la verdad en la lucha contra el Covid, alerta el ministro de Finanzas alemán

Sociedad

Ciudadanos buscan vacuna contra influenza, pero no la encuentran

El IMSS tiene la meta de aplicar 14.4 millones de dosis contra la influenza en la temporada invernal

Mundo

Elecciones EU: Cierre fronterizo pasará la factura

Gestión del Covid-19 en la frontera con México puede restar votos a republicanos

Finanzas

Empresas de outsourcing piden evitar cacería de brujas

Desaparecer este esquema aumentará la informalidad y afectará las aportaciones al IMSS y el Infonavit

Mundo

Asesinato racial en Filadelfia reaviva disturbios

Dos días de caos por la muerte de un hombre negro a manos de la policía; Trump culpa a alcalde demócrata

Finanzas

Disruptores | Runa: Los Recursos Humanos se van a la nube

Runa, una plataforma fundada por Courtney McColgan, facilita el procesamiento de la nómina a través de la inteligencia artificial y mejora la eficiencia de estos departamentos