/ sábado 2 de octubre de 2021

Vecinos de unidades habitacionales se organizan para combatir la delincuencia

En algunas zonas de la capital poblana, los colonos han creados grupos de whatsapp para alertar sobre posibles delitos

En Puebla, el temor a ser víctima de cualquier delito, así como la incapacidad de instituciones de gobierno por generar condiciones de paz y seguridad cada minuto del día, han motivado a las y los ciudadanos a mantener una corresponsabilidad vecinal, lo que significa asumir labores de prevención y acción como elementos primordiales de la vida de cada persona para salvaguardar su integridad.

Es por ello que la organización comunitaria en unidades habitaciones de la ciudad de Puebla destaca como una nueva estrategia para construir barreras ante la organización criminal, mismas que van desde grupos de chat hasta alarmas en diferentes zonas del territorio, que incluye el espacio público y privado, con la finalidad de hacer un combate conjunto.

Así es la situación que se vive en la Unidad Habitacional La Margarita. Magdalena Fonseca, residente de este lugar, aseguró que en su edificio se han organizado a través de chats telefónicos para avisar sobre posibles actos delincuenciales y poder actuar en grupo.

“Acá entre todos nos cuidamos, cualquier sospechoso luego, luego vemos y nos cubrimos, además de que tenemos grupos en el teléfono para avisarnos cualquier cosa, aunque no estamos todos porque somos muchos, pero así nos vamos avisando y damos el grito para que estén alertas, aquí ya nos conocemos y es fácil detectar a alguna persona que no sea del rumbo”, platicó.

La misma forma de operar funciona en la unidad habitacional Manuel Rivera Anaya. De acuerdo con lo comentado por la señora Estela, quien vive ahí desde hace más de cinco años, ante los constantes robos en la zona, decidieron crear un grupo en línea para mandar “la señal” en caso de algún incidente.

“Entre todos nos organizamos, tenemos un grupo en donde nos avisamos si vemos algo extraño o alguna persona sospechosa, enviamos la señal, mandamos la ubicación y rápido llegan los vecinos a auxiliar o si tienen carro a dar rondines para andar checando; hemos aprendido a resolver en conjunto y con lo que tenemos”, destacó.

En tanto, en el infonavit Bosques de San Sebastián la situación es similar, pues, aunque existe un patrullaje constante por parte de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, los líderes de las organizaciones comerciales también colaboran en el resguardo de la integridad de las personas, como describió la señora María del Carmen, una vendedora del lugar, pues dijo que sí se apoya con vigilancia policial, sin embargo, esto no termina con el problema, por lo que decidieron también mantenerse en alerta y organizarse por su cuenta.

ALARMAS VECINALES

Otro de los mecanismos para mantener la seguridad y tranquilidad por la que han optado las y los vecinos de diferentes partes de la capital poblana es el uso de alarmas vecinales.

En el caso de La Margarita, Joaquín Salazar, quien vive en los departamentos ubicados en la entrada principal de este Infonavit, refirió que allí se organizaron para colocar una alarma y cuando la hacen sonar para alertar sobre algún atraco, los residentes salen para auxiliar a la víctima y darle “su escarmiento” al responsable; resaltó que trabajar en conjunto puede ser una de las formas en que probablemente disminuyan los delitos.

“La última vez que la usamos fue para ayudar a una vecina que le habían robado su bolsa; uno de los vecinos se dio cuenta desde la ventana, prendió la alarma y rápido todos empezaron a salir con palos y lo que tenían a la mano para darle su escarmiento (al ladrón), lo alcanzaron, le quitaron la bolsa de la muchacha y también le agarraron a golpes, llegó la patrulla y se lo llevaron pero rápido lo soltaron, hemos visto al chico pasar por aquí, pero pasa con la cabeza agachada para que no lo reconozcamos”, narró.

Calles más adelante, frente al plantel educativo que se encuentra en la zona se pueden observar alarmas en los edificios, que, a decir de los vecinos, forman parte del programa Vecinos en Construcción de la Paz, una estrategia de seguridad pensada y puesta en marcha por el gobierno municipal.

De acuerdo con el vocero de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, dependiente del ayuntamiento de Puebla, este programa brinda capacitación sobre cómo actuar en equipo para prevenir el delito en las colonias y actuar con eficiencia cuando se presenta un hecho ilícito; se cuenta con chats vecinales enlazados a la Dirección de Emergencias y Respuesta Inmediata (de unidades habitacionales, colonias, barrios, juntas auxiliares, empresarios, instituciones, etc) para brindar apoyo oportuno cuando se presenta alguna situación de emergencia.

NO DEJAR LA RESPONSABILIDAD A UNA PERSONA Y CAPACITAR A COLONOS

De acuerdo con Hazel Juárez Huetle, director de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla (CCSJP), no es favorable centrar la responsabilidad en una persona que se mantiene en un solo lugar, puesto que se corre el peligro de que no pueda detectar situaciones que pongan en peligro a la ciudadanía que no está en su entorno cercano.

Aseveró que esto no soluciona la problemática de la inseguridad, sino que se debe de apostar en la corresponsabilidad y organización de las y los habitantes de cualquier espacio en común, para que tengan conocimiento en cómo actuar ante una situación de posible peligro:

“Se debe de prevenir, es decir, facilitar, capacitar a vecinas y vecinos en reconocer temas de seguridad, cómo contribuir a mejorar la seguridad e incluso la percepción de la seguridad y mejora, sabemos que cuando un espacio físicamente luce mejor, incluso psicológicamente nos sentimos más seguros, pero también demostramos que hay mayor preocupación del espacio”.

Agregó que hoy en día las herramientas de comunicación digital e instantáneas contribuyen a una mejor comunicación y si se les agrega una capacitación en cómo detectar comportamientos extraños, entre otros factores que involucran la percepción de seguridad, se pueden inhibir actividades ilícitas en un trabajo conjunto entre ciudadanos y autoridades.

Recalcó que es un trabajo complicado lograr la participación de todas las personas que residen en la misma zona; al principio muchas se interesan en el tema, pero en el camino hay ciudadanos que abandonan el trabajo; algunos de los motivos pueden ser falta de tiempo, problemas personales, o incluso frustración por querer resultados inmediatos.

Juárez Huetle declaró que el confinamiento derivado de la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus fue un factor detonante que redujo la participación de vecinos en los chats o capacitaciones que otorga el CCSJP.

Detalló que algunas personas involucradas desertaron debido a que sus dispositivos telefónicos los usaban para las clases de sus hijos o hijas, priorizando la educación en lugar de la seguridad. Esto debido a que las clases se impartían en línea y la mayoría de las personas solo contaba con un equipo móvil, mismo que prefirieron donar a los estudiantes para tomar sus clases.

En otro orden de ideas, lo que aconseja es sensibilizar a las personas en que estén seguras que tienen información valiosa sobre esta índole, y si ésta no es expuesta entre vecinos, autoridades o alguna otra organización que los oriente en temas de seguridad, será casi imposible tomar medidas al respecto.

“Debemos invitar a la cultura de la denuncia, al tema de fortalecerse, organizarse y crear redes vecinales sólidas, de confianza y participar activamente, trabajar en equipo es mejor que trabajar sola”.

PERCEPCIÓN DE INSEGURIDAD EN PUEBLA

El problema de inseguridad es una de las principales preocupaciones que atañen a las y los poblanos, pues de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2021, realizada por el INEGI, entre marzo y abril del presente año, el 85.6 por ciento de la población de 18 años y más en Puebla, es decir 3 millones 912 mil 722 personas, percibió como insegura esta entidad federativa.

Es por ello que los poblanos cambiaron sus actividades cotidianas, ya que el 72.8 por ciento prohibió a sus hijos salir a la calle por temor a ser rehenes de la delincuencia en la entidad, el 62.5 por ciento dejó de usar joyas, el 59.3 por ciento evitó salir de noche, el 55.5 por ciento de los ciudadanos no portó dinero en efectivo y el 48.5 por ciento evitó cargar tarjetas de crédito o débito.

Por otra parte, la ingesta de alcohol en la calle, robos o asaltos frecuentes, así como el consumo de drogas, encabezan la lista de las conductas delictivas o antisociales más frecuentes y reportadas por la población de 18 años y más en los alrededores de su vivienda durante el periodo de tiempo referido.

El 71 por ciento de los encuestados dijo haber visto la ingesta de bebidas embriagantes en la calle, 52.8 por ciento tuvo conocimiento de atracos y 50.5 por ciento manifestó haber observado el consumo de estupefacientes.

ACCIONES DEL PASADO

Durante la administración municipal de Antonio Gali Fayad (2014-2017) se optó por instalar casetas de vigilancia en unidades habitaciones, colonias y barrios, con el fin de tener espacios de proximidad policiaca en puntos con mayor incidencia delictiva, mismas que contaban con un policía municipal para resguardar la zona.

En ese momento, Gali Fayad detalló que estos espacios estarían equipados con cámaras por dentro y fuera, línea telefónica y un botón de alerta temprana conectada con el Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata (CERI).

Sin embargo, con el paso del tiempo dejaron de funcionar e incluso algunas de ellas fueron vandalizadas, aunque en fechas recientes el actual ayuntamiento realizó trabajos de rescate de los inmuebles, tales como labores de pintura, reparación del sistema eléctrico, plomería, herrería y mobiliario, aunque esta no es la estrategia principal de seguridad.



En Puebla, el temor a ser víctima de cualquier delito, así como la incapacidad de instituciones de gobierno por generar condiciones de paz y seguridad cada minuto del día, han motivado a las y los ciudadanos a mantener una corresponsabilidad vecinal, lo que significa asumir labores de prevención y acción como elementos primordiales de la vida de cada persona para salvaguardar su integridad.

Es por ello que la organización comunitaria en unidades habitaciones de la ciudad de Puebla destaca como una nueva estrategia para construir barreras ante la organización criminal, mismas que van desde grupos de chat hasta alarmas en diferentes zonas del territorio, que incluye el espacio público y privado, con la finalidad de hacer un combate conjunto.

Así es la situación que se vive en la Unidad Habitacional La Margarita. Magdalena Fonseca, residente de este lugar, aseguró que en su edificio se han organizado a través de chats telefónicos para avisar sobre posibles actos delincuenciales y poder actuar en grupo.

“Acá entre todos nos cuidamos, cualquier sospechoso luego, luego vemos y nos cubrimos, además de que tenemos grupos en el teléfono para avisarnos cualquier cosa, aunque no estamos todos porque somos muchos, pero así nos vamos avisando y damos el grito para que estén alertas, aquí ya nos conocemos y es fácil detectar a alguna persona que no sea del rumbo”, platicó.

La misma forma de operar funciona en la unidad habitacional Manuel Rivera Anaya. De acuerdo con lo comentado por la señora Estela, quien vive ahí desde hace más de cinco años, ante los constantes robos en la zona, decidieron crear un grupo en línea para mandar “la señal” en caso de algún incidente.

“Entre todos nos organizamos, tenemos un grupo en donde nos avisamos si vemos algo extraño o alguna persona sospechosa, enviamos la señal, mandamos la ubicación y rápido llegan los vecinos a auxiliar o si tienen carro a dar rondines para andar checando; hemos aprendido a resolver en conjunto y con lo que tenemos”, destacó.

En tanto, en el infonavit Bosques de San Sebastián la situación es similar, pues, aunque existe un patrullaje constante por parte de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, los líderes de las organizaciones comerciales también colaboran en el resguardo de la integridad de las personas, como describió la señora María del Carmen, una vendedora del lugar, pues dijo que sí se apoya con vigilancia policial, sin embargo, esto no termina con el problema, por lo que decidieron también mantenerse en alerta y organizarse por su cuenta.

ALARMAS VECINALES

Otro de los mecanismos para mantener la seguridad y tranquilidad por la que han optado las y los vecinos de diferentes partes de la capital poblana es el uso de alarmas vecinales.

En el caso de La Margarita, Joaquín Salazar, quien vive en los departamentos ubicados en la entrada principal de este Infonavit, refirió que allí se organizaron para colocar una alarma y cuando la hacen sonar para alertar sobre algún atraco, los residentes salen para auxiliar a la víctima y darle “su escarmiento” al responsable; resaltó que trabajar en conjunto puede ser una de las formas en que probablemente disminuyan los delitos.

“La última vez que la usamos fue para ayudar a una vecina que le habían robado su bolsa; uno de los vecinos se dio cuenta desde la ventana, prendió la alarma y rápido todos empezaron a salir con palos y lo que tenían a la mano para darle su escarmiento (al ladrón), lo alcanzaron, le quitaron la bolsa de la muchacha y también le agarraron a golpes, llegó la patrulla y se lo llevaron pero rápido lo soltaron, hemos visto al chico pasar por aquí, pero pasa con la cabeza agachada para que no lo reconozcamos”, narró.

Calles más adelante, frente al plantel educativo que se encuentra en la zona se pueden observar alarmas en los edificios, que, a decir de los vecinos, forman parte del programa Vecinos en Construcción de la Paz, una estrategia de seguridad pensada y puesta en marcha por el gobierno municipal.

De acuerdo con el vocero de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, dependiente del ayuntamiento de Puebla, este programa brinda capacitación sobre cómo actuar en equipo para prevenir el delito en las colonias y actuar con eficiencia cuando se presenta un hecho ilícito; se cuenta con chats vecinales enlazados a la Dirección de Emergencias y Respuesta Inmediata (de unidades habitacionales, colonias, barrios, juntas auxiliares, empresarios, instituciones, etc) para brindar apoyo oportuno cuando se presenta alguna situación de emergencia.

NO DEJAR LA RESPONSABILIDAD A UNA PERSONA Y CAPACITAR A COLONOS

De acuerdo con Hazel Juárez Huetle, director de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla (CCSJP), no es favorable centrar la responsabilidad en una persona que se mantiene en un solo lugar, puesto que se corre el peligro de que no pueda detectar situaciones que pongan en peligro a la ciudadanía que no está en su entorno cercano.

Aseveró que esto no soluciona la problemática de la inseguridad, sino que se debe de apostar en la corresponsabilidad y organización de las y los habitantes de cualquier espacio en común, para que tengan conocimiento en cómo actuar ante una situación de posible peligro:

“Se debe de prevenir, es decir, facilitar, capacitar a vecinas y vecinos en reconocer temas de seguridad, cómo contribuir a mejorar la seguridad e incluso la percepción de la seguridad y mejora, sabemos que cuando un espacio físicamente luce mejor, incluso psicológicamente nos sentimos más seguros, pero también demostramos que hay mayor preocupación del espacio”.

Agregó que hoy en día las herramientas de comunicación digital e instantáneas contribuyen a una mejor comunicación y si se les agrega una capacitación en cómo detectar comportamientos extraños, entre otros factores que involucran la percepción de seguridad, se pueden inhibir actividades ilícitas en un trabajo conjunto entre ciudadanos y autoridades.

Recalcó que es un trabajo complicado lograr la participación de todas las personas que residen en la misma zona; al principio muchas se interesan en el tema, pero en el camino hay ciudadanos que abandonan el trabajo; algunos de los motivos pueden ser falta de tiempo, problemas personales, o incluso frustración por querer resultados inmediatos.

Juárez Huetle declaró que el confinamiento derivado de la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus fue un factor detonante que redujo la participación de vecinos en los chats o capacitaciones que otorga el CCSJP.

Detalló que algunas personas involucradas desertaron debido a que sus dispositivos telefónicos los usaban para las clases de sus hijos o hijas, priorizando la educación en lugar de la seguridad. Esto debido a que las clases se impartían en línea y la mayoría de las personas solo contaba con un equipo móvil, mismo que prefirieron donar a los estudiantes para tomar sus clases.

En otro orden de ideas, lo que aconseja es sensibilizar a las personas en que estén seguras que tienen información valiosa sobre esta índole, y si ésta no es expuesta entre vecinos, autoridades o alguna otra organización que los oriente en temas de seguridad, será casi imposible tomar medidas al respecto.

“Debemos invitar a la cultura de la denuncia, al tema de fortalecerse, organizarse y crear redes vecinales sólidas, de confianza y participar activamente, trabajar en equipo es mejor que trabajar sola”.

PERCEPCIÓN DE INSEGURIDAD EN PUEBLA

El problema de inseguridad es una de las principales preocupaciones que atañen a las y los poblanos, pues de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2021, realizada por el INEGI, entre marzo y abril del presente año, el 85.6 por ciento de la población de 18 años y más en Puebla, es decir 3 millones 912 mil 722 personas, percibió como insegura esta entidad federativa.

Es por ello que los poblanos cambiaron sus actividades cotidianas, ya que el 72.8 por ciento prohibió a sus hijos salir a la calle por temor a ser rehenes de la delincuencia en la entidad, el 62.5 por ciento dejó de usar joyas, el 59.3 por ciento evitó salir de noche, el 55.5 por ciento de los ciudadanos no portó dinero en efectivo y el 48.5 por ciento evitó cargar tarjetas de crédito o débito.

Por otra parte, la ingesta de alcohol en la calle, robos o asaltos frecuentes, así como el consumo de drogas, encabezan la lista de las conductas delictivas o antisociales más frecuentes y reportadas por la población de 18 años y más en los alrededores de su vivienda durante el periodo de tiempo referido.

El 71 por ciento de los encuestados dijo haber visto la ingesta de bebidas embriagantes en la calle, 52.8 por ciento tuvo conocimiento de atracos y 50.5 por ciento manifestó haber observado el consumo de estupefacientes.

ACCIONES DEL PASADO

Durante la administración municipal de Antonio Gali Fayad (2014-2017) se optó por instalar casetas de vigilancia en unidades habitaciones, colonias y barrios, con el fin de tener espacios de proximidad policiaca en puntos con mayor incidencia delictiva, mismas que contaban con un policía municipal para resguardar la zona.

En ese momento, Gali Fayad detalló que estos espacios estarían equipados con cámaras por dentro y fuera, línea telefónica y un botón de alerta temprana conectada con el Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata (CERI).

Sin embargo, con el paso del tiempo dejaron de funcionar e incluso algunas de ellas fueron vandalizadas, aunque en fechas recientes el actual ayuntamiento realizó trabajos de rescate de los inmuebles, tales como labores de pintura, reparación del sistema eléctrico, plomería, herrería y mobiliario, aunque esta no es la estrategia principal de seguridad.



Local

Daños al sindicato del Ayuntamiento ascienden a más de un millón de pesos: secretario

Gonzalo Juárez informó que 20 personas involucradas ya fueron trasladadas al Cereso

Local

Estacionamiento del CIS ha dejado de ser gratuito: Barbosa

El gobernador explicó que las personas dejaban sus vehículos estacionados y se iban a realizar sus compras

Gossip

Charly García: 70 años del genio argentino

La capital argentina dedicó prácticamente todo el mes a celebrarlo por sus 70 años

Gossip

Masterchef Celebrity: la Bebeshita cambia el menú de su taquería

La Bebeshita está próxima a reabrir su taquería, y promete nuevos platillos inspirados en los retos de MasterChef

Cultura

La escritora María Dueñas recorre los escenarios de su novela Sira

La escritora española, que publicó a principios de año Sira, no sabe si habrá una tercera novela ambientada en Marruecos

Cultura

Un inédito álbum de fotos de Maximiliano y Carlota va a subasta

La Subasta de antigüedades: México, se llevará a cabo el próximo 27 de octubre

Gossip

Rebecca Jones pide campañas permanentes contra el cáncer de mama

La actriz se manifiesta porque las campañas de lucha contra el cáncer sean permanentes

Estado

Arranca con gran afluencia vacunación en Tehuacán

Las autoridades de salud asignaron 5 mil biológicos para este municipio