/ viernes 12 de abril de 2019

Citadinas

¡Por fin volví a ver limpia y guapetona a mi Puebla! Qué gusto me dio recorrer las calles de su señorial Centro Histórico y verlas sin basura, relucientes, sin adoquines flojos o rotos y sin ambulantes por doquier. Lo que falta es atender al gran número de pedigüeños, a quienes habría que censar y realizar un estudio socioeconómico para saber si en realidad necesitan la ayuda que piden, o sólo es un “modus vivendi”.

Este mes iniciaron las campañas de los candidatos a la gubernatura del Estado. El reto que tiene por delante quien resulte elegido es mayúsculo: devolvernos a los ciudadanos la confianza en la política y la democracia.

Y es que en estos dos renglones los poblanos hemos sido lastimados seriamente, los montajes y los fraudes electorales han sido reiterados. Venimos de un tiránico sexenio de grandes claroscuros. Por un lado, una Puebla renovada “estéticamente”, lo que ha propiciado mayor turismo. Por otro, una Puebla carente de salud y de justicia social, con altos índices de marginación, insalubridad y desempleo por encima de la media nacional. Somos el cuarto estado del país con mayor pobreza, que ironiza con las fastuosas obras en la capital y los inservibles y aparatosos andamiajes para ciclo vías, sobre todo el del boulevard Hermanos Serdán, que no dejan de ser una ocurrencia millonaria fuera de nuestra realidad.

Es indudable que el Instituto Nacional Electoral consideró necesaria su intervención, haciendo a un lado al órgano electoral del Estado (que vergüenza) dada su comprometida y cuestionada participación en la última elección, donde salió electa la Señora Martha Erika Alonso Hidalgo, que en paz descanse. Con ese antecedente y esa garantía, considero que tú Puebla, tendrás las elecciones más transparentes de la historia.

Ahora el balón está del lado de los candidatos, quienes según lo reportaron las estadísticas oficiales del INE ya gastaron desde su primera semana la cantidad de 9.1 millones de pesos, siendo el candidato del PRI, Ing. Alberto Jiménez Merino, quien ha erogado más, con 5.1 millones de pesos en gastos promocionales. Por cierto, en estos temas, el candidato que más eventos ha cancelado es el Maestro Cárdenas, lo cual indudablemente abre una interrogante en su desempeño. Por otra parte, el candidato de MORENA, Lic. Luis Miguel Barbosa, se ha mantenido hasta la fecha como favorito para ganar la elección y ser el próximo gobernador del Estado. El efecto López Obrador sigue imbatible.

Pero por encima de campañas políticas que ya no convencen a nadie, salvo a los militantes y corifeos de cada partido, lo que los poblanos queremos y nos urge, es fundamentalmente SEGURIDAD, SALUD, REDUCIR LA POBREZA y TRABAJO DIGNO. Así, en ese orden de importancia. Quien triunfe en la elección tiene un reto descomunal ante estos cuatro muros levantados por la inconciencia y la corrupción de pasadas administraciones.

“Los hombres -decía Maquiavelo- están regidos siempre por el egoísmo, la ambición y la agresividad, y están siempre en situación de lucha y de competencia que amenaza con degenerar en la anarquía abierta, a menos que los limite la fuerza que hay tras el Derecho, en tanto que el poder del Gobernante se basa en la misma inminencia de la anarquía y en el hecho de que la seguridad sólo es posible cuando el Gobierno es fuerte.”

Esto es lo que nosotros queremos, un gobierno fuerte pero justo, que ejerza el poder y aplique el Derecho como lo está demostrando el Gobernador Interino, Maestro Guillermo Pacheco Pulido. Qué lástima que su gobierno no sea de seis años.

Gracias Puebla. Escúchame mañana en mi programa “CONVERSACIONES”, en ABC Radio, 12.80 de AM, y te recuerdo “LO QUE CUESTA DINERO VALE POCO”


¡Por fin volví a ver limpia y guapetona a mi Puebla! Qué gusto me dio recorrer las calles de su señorial Centro Histórico y verlas sin basura, relucientes, sin adoquines flojos o rotos y sin ambulantes por doquier. Lo que falta es atender al gran número de pedigüeños, a quienes habría que censar y realizar un estudio socioeconómico para saber si en realidad necesitan la ayuda que piden, o sólo es un “modus vivendi”.

Este mes iniciaron las campañas de los candidatos a la gubernatura del Estado. El reto que tiene por delante quien resulte elegido es mayúsculo: devolvernos a los ciudadanos la confianza en la política y la democracia.

Y es que en estos dos renglones los poblanos hemos sido lastimados seriamente, los montajes y los fraudes electorales han sido reiterados. Venimos de un tiránico sexenio de grandes claroscuros. Por un lado, una Puebla renovada “estéticamente”, lo que ha propiciado mayor turismo. Por otro, una Puebla carente de salud y de justicia social, con altos índices de marginación, insalubridad y desempleo por encima de la media nacional. Somos el cuarto estado del país con mayor pobreza, que ironiza con las fastuosas obras en la capital y los inservibles y aparatosos andamiajes para ciclo vías, sobre todo el del boulevard Hermanos Serdán, que no dejan de ser una ocurrencia millonaria fuera de nuestra realidad.

Es indudable que el Instituto Nacional Electoral consideró necesaria su intervención, haciendo a un lado al órgano electoral del Estado (que vergüenza) dada su comprometida y cuestionada participación en la última elección, donde salió electa la Señora Martha Erika Alonso Hidalgo, que en paz descanse. Con ese antecedente y esa garantía, considero que tú Puebla, tendrás las elecciones más transparentes de la historia.

Ahora el balón está del lado de los candidatos, quienes según lo reportaron las estadísticas oficiales del INE ya gastaron desde su primera semana la cantidad de 9.1 millones de pesos, siendo el candidato del PRI, Ing. Alberto Jiménez Merino, quien ha erogado más, con 5.1 millones de pesos en gastos promocionales. Por cierto, en estos temas, el candidato que más eventos ha cancelado es el Maestro Cárdenas, lo cual indudablemente abre una interrogante en su desempeño. Por otra parte, el candidato de MORENA, Lic. Luis Miguel Barbosa, se ha mantenido hasta la fecha como favorito para ganar la elección y ser el próximo gobernador del Estado. El efecto López Obrador sigue imbatible.

Pero por encima de campañas políticas que ya no convencen a nadie, salvo a los militantes y corifeos de cada partido, lo que los poblanos queremos y nos urge, es fundamentalmente SEGURIDAD, SALUD, REDUCIR LA POBREZA y TRABAJO DIGNO. Así, en ese orden de importancia. Quien triunfe en la elección tiene un reto descomunal ante estos cuatro muros levantados por la inconciencia y la corrupción de pasadas administraciones.

“Los hombres -decía Maquiavelo- están regidos siempre por el egoísmo, la ambición y la agresividad, y están siempre en situación de lucha y de competencia que amenaza con degenerar en la anarquía abierta, a menos que los limite la fuerza que hay tras el Derecho, en tanto que el poder del Gobernante se basa en la misma inminencia de la anarquía y en el hecho de que la seguridad sólo es posible cuando el Gobierno es fuerte.”

Esto es lo que nosotros queremos, un gobierno fuerte pero justo, que ejerza el poder y aplique el Derecho como lo está demostrando el Gobernador Interino, Maestro Guillermo Pacheco Pulido. Qué lástima que su gobierno no sea de seis años.

Gracias Puebla. Escúchame mañana en mi programa “CONVERSACIONES”, en ABC Radio, 12.80 de AM, y te recuerdo “LO QUE CUESTA DINERO VALE POCO”


viernes 13 de septiembre de 2019

De baches y otras cosas

viernes 06 de septiembre de 2019

Volver a reencantar la vida

jueves 29 de agosto de 2019

El mindfulness

viernes 23 de agosto de 2019

Impresiones

viernes 02 de agosto de 2019

A propósito de la Guelaguetza 2019

Cargar Más