/ jueves 2 de mayo de 2024

En Punto

Parece que las diferencias políticas que han brotado en este proceso electoral entre los integrantes del gobierno del estado, afines a Morena, y los miembros del ayuntamiento de Puebla, leales al PAN, han sido aprovechadas por la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA), mejor conocida como la “28 de Octubre”.

La organización que en el pasado fue liderada por Rubén Sarabia Sánchez, alias “simitrio”, y que hoy es comandada por su hijo Xihuel, puso como escudo a la dependencia que administra Omar Álvarez Arronte, la Secretaría de Movilidad, y a los organizadores de la Feria de Puebla, para negarse a respetar las reglas de tránsito que existen en la zona de Los Fuertes.

Ayer se desató una riña en los alrededores de la feria, entre los agremiados a la 28 de Octubre y policías municipales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, a cargo de Consuelo Cruz Galindo, por el apartado de lugares y el cobro de los mismos que los comerciantes hacen a las personas que llegan a la zona en automóvil.

En efecto, cada año, cuando se establece la feria, los comerciantes hacen de la vía pública en torno a Los Fuertes su área de explotación económica y son ellos quienes ponen reglas y tarifas a conveniencia, sin que ninguna autoridad sea capaz de regular el abuso.

Eso ocurre desde hace muchos años.

Ayer que hubo quejas ciudadanas, los policías municipales respondieron y los vendedores, convertidos en franeleros, repelieron a los uniformados con piedras, palos y machetes.

El problema mayor es que los “viene, viene” argumentaron contar con permiso de la Secretaría de Omar Álvarez y de los directivos de la feria para defender su actividad –irregular– y quedarse ahí.

Abusados los “veintiochos”, como se les dice coloquialmente.

Es probable que se estén valiendo de la disputa electoral, y de las diferencias que esta ha generado entre los titulares de ambos niveles de gobierno, Sergio Salomón Céspedes Peregrina y Adán Domínguez Sánchez, para sacar ventaja.

No lo permitan, Omar Álvarez y Consuelo Cruz.


* * *

Quedaron aprobados los lineamientos para el debate de candidatos al gobierno del estado que se realizará el domingo de la próxima semana.

Con tres segmentos para abordar y sin preguntas ciudadanas es como se llevará a cabo este encuentro, el único de la campaña que enfrentará a los tres candidatos, Alejandro Armenta Mier, Eduardo Rivera Pérez y Fernando Morales Martínez.

El debate tendrá una duración de 100 minutos y estará dividido de la siguiente manera: una etapa de mensaje inicial y final que durará dos minutos cada una por cada candidato, así como tres bloques temáticos para desglosar sus propuestas, sobre seguridad y justicia, desarrollo económico y social, así como sociedad.

Cada candidato tendrá cuatro minutos para exponer las propuestas de cada bloque, un minuto para atender réplicas y un minuto más para emprender contrarréplicas.

¿Quién ganará de los tres?

Armenta Mier, de Morena y aliados, suele ser más expresivo e imperativo que los otros dos contendientes.

Rivera Pérez, de la coalición opositora, aunque relajado y bajo de tono al hablar, tiene acostumbrado al público respetable a ser estructurado y un orador reflexivo.

Morales Martínez, de Movimiento Ciudadano, será el más ofensivo, sin duda, aunque solo en contra de Eduardo Rivera.


* * *

A propósito de debates, sí habrá confrontación de propuestas –y de ataques– entre candidatos a la presidencia municipal, pero solo de Huauchinango y Cuautlancingo.

El Instituto Electoral del Estado informó que para el proceso local electoral en curso recibió 14 solicitudes para la organización de este tipo de encuentros, de candidatos a alcaldes y diputados locales, de las cuales dos fueron procedentes, siete rechazadas y cinco continúan en proceso de análisis.

Parece que las diferencias políticas que han brotado en este proceso electoral entre los integrantes del gobierno del estado, afines a Morena, y los miembros del ayuntamiento de Puebla, leales al PAN, han sido aprovechadas por la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA), mejor conocida como la “28 de Octubre”.

La organización que en el pasado fue liderada por Rubén Sarabia Sánchez, alias “simitrio”, y que hoy es comandada por su hijo Xihuel, puso como escudo a la dependencia que administra Omar Álvarez Arronte, la Secretaría de Movilidad, y a los organizadores de la Feria de Puebla, para negarse a respetar las reglas de tránsito que existen en la zona de Los Fuertes.

Ayer se desató una riña en los alrededores de la feria, entre los agremiados a la 28 de Octubre y policías municipales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, a cargo de Consuelo Cruz Galindo, por el apartado de lugares y el cobro de los mismos que los comerciantes hacen a las personas que llegan a la zona en automóvil.

En efecto, cada año, cuando se establece la feria, los comerciantes hacen de la vía pública en torno a Los Fuertes su área de explotación económica y son ellos quienes ponen reglas y tarifas a conveniencia, sin que ninguna autoridad sea capaz de regular el abuso.

Eso ocurre desde hace muchos años.

Ayer que hubo quejas ciudadanas, los policías municipales respondieron y los vendedores, convertidos en franeleros, repelieron a los uniformados con piedras, palos y machetes.

El problema mayor es que los “viene, viene” argumentaron contar con permiso de la Secretaría de Omar Álvarez y de los directivos de la feria para defender su actividad –irregular– y quedarse ahí.

Abusados los “veintiochos”, como se les dice coloquialmente.

Es probable que se estén valiendo de la disputa electoral, y de las diferencias que esta ha generado entre los titulares de ambos niveles de gobierno, Sergio Salomón Céspedes Peregrina y Adán Domínguez Sánchez, para sacar ventaja.

No lo permitan, Omar Álvarez y Consuelo Cruz.


* * *

Quedaron aprobados los lineamientos para el debate de candidatos al gobierno del estado que se realizará el domingo de la próxima semana.

Con tres segmentos para abordar y sin preguntas ciudadanas es como se llevará a cabo este encuentro, el único de la campaña que enfrentará a los tres candidatos, Alejandro Armenta Mier, Eduardo Rivera Pérez y Fernando Morales Martínez.

El debate tendrá una duración de 100 minutos y estará dividido de la siguiente manera: una etapa de mensaje inicial y final que durará dos minutos cada una por cada candidato, así como tres bloques temáticos para desglosar sus propuestas, sobre seguridad y justicia, desarrollo económico y social, así como sociedad.

Cada candidato tendrá cuatro minutos para exponer las propuestas de cada bloque, un minuto para atender réplicas y un minuto más para emprender contrarréplicas.

¿Quién ganará de los tres?

Armenta Mier, de Morena y aliados, suele ser más expresivo e imperativo que los otros dos contendientes.

Rivera Pérez, de la coalición opositora, aunque relajado y bajo de tono al hablar, tiene acostumbrado al público respetable a ser estructurado y un orador reflexivo.

Morales Martínez, de Movimiento Ciudadano, será el más ofensivo, sin duda, aunque solo en contra de Eduardo Rivera.


* * *

A propósito de debates, sí habrá confrontación de propuestas –y de ataques– entre candidatos a la presidencia municipal, pero solo de Huauchinango y Cuautlancingo.

El Instituto Electoral del Estado informó que para el proceso local electoral en curso recibió 14 solicitudes para la organización de este tipo de encuentros, de candidatos a alcaldes y diputados locales, de las cuales dos fueron procedentes, siete rechazadas y cinco continúan en proceso de análisis.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 17 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

jueves 16 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 15 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

martes 14 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

lunes 13 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

viernes 10 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

jueves 09 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

miércoles 08 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

martes 07 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

lunes 06 de mayo de 2024

En Punto

En Punto

Cargar Más