/ viernes 25 de octubre de 2019

Nubarrones económicos

Inmerso el gobierno federal en una crisis política por los hechos lamentables de Culiacán, Sinaloa, de la semana pasada, con una constante caída económica en industrias como la construcción y en las ventas de la automotriz, con visos de una recesión económica, tendremos una ley fiscal que puede afectar no sólo a los que más ganan, que es algo justo, sino en general a los causantes cautivos, entre los que están los más pobres.

El escenario político es difícil aunque con su liderazgo el presidente Andrés Manuel López Obrador hará todo para salir adelante con el menor costo posible, es el factor económico el que amenaza en el mediano y largo plazo la vida de los mexicanos.

A la falta de crecimiento y desarrollo se suman problemas como la caída de los recursos de las finanzas públicas, que pueden ocasionar que el gobierno federal no tenga presupuesto suficiente para cumplir sus compromisos de política social y recorte las participaciones a estados y municipios, que prevalezca la austeridad afectando servicios indispensables como salud y educación; que aumente la inseguridad y no haya dinero suficiente para dotar a Ejército, Marina, Guardia Nacional y policías estatales y municipales de lo indispensable para hacerle frente al crimen, que hoy parece mejor organizado y armado..

En fin, los problemas se acumulan y el pueblo sale ahora a las calles para exigir lo que considera es parte de sus derechos, ejemplo: los alcaldes y los industriales.

Hay un caso notable que más temprano que tarde estallará en el país: las pensiones.
En México se verán tiempos difíciles, debido a la baja tasa de ahorro voluntario, el envejecimiento más rápido de la población, y el incremento en la esperanza de vida en el país, entre otros factores, advirtió Julio Méndez, CEO de Skandia México.

“Se viene un tsunami en materia de retiro por una combinación de cosas que tienen que ver con una contribución muy baja para la Afore, una pirámide poblacional que irá cambiando con el tiempo, una economía que por la informalidad no tiene acceso a productos profesionales y regulados para el retiro, así como una expectativa de vida que cada vez es más grande”, dijo el especialista en reciente entrevista a Forbes México.

Precisó que en 15 o 20 años la situación de las pensiones se agravará y la solución no la dará el gobierno ni organismos internacionales, sino que será la decisión de las personas de iniciar su planeación financiera en fondos de inversión.

La preocupación más grande por el retiro es la que tiene la clase media, ya que por los esquemas de pensiones no va a alcanzar el dinero para vivir dignamente después de su jubilación.

“La necesidad de la clase media alta está en aprovechar las oportunidades que existen para ahorrar con beneficios fiscales, pues actualmente existen opciones para ahorrar y que te lo devuelva el SAT”, destacó.

El gobierno tendrá en el corto plazo que ampliar los beneficios fiscales para los mexicanos y así motivar el ahorro para el retiro, pero eso difícilmente lo hará en tiempos que tiene una baja recaudación fiscal y le urgen recursos para cumplir sus compromisos de política social, ya ni se diga el aeropuerto Santa Lucía, la refinería Dos Bocas y el Tren Maya.

El presupuesto, como la cobija, ya no alcanza y ahí vienen problemas estructurales para burócratas federales, universitarios, la aristocracia obrera y millones de mexicanos que no alcanzarán una pensión digna en un corto plazo.

Sin exagerar, el escenario es de terror.

De las anécdotas que se cuentan

Aquella mañana del 4 de julio de 2010, brigadas de priista lapidaron los autos estacionados en las calles aledañas al hotel Presidente del bulevar Hermanos Serdán, cuartel general de los morenovallistas.

Se evitó el escándalo y el reclamo.

Llegó la Policía Federal a vigilar la zona para evitar hechos de violencia.

Ese día los poblanos elegían al sustituto de Mario Marín y las encuestas daban como favorito al panista y aliancista Rafael Moreno Valle.

Después de las dos de la tarde regresó la turba a agredir la casa de campaña del candidato panista a diputado por el norponiente, Jesús Zaldivar.

El clima de violencia iba escalando y ponía en riesgo una elección que se empezaba a definir a favor de Moreno Valle.

El candidato de la alianza Compromiso por Puebla planteó su preocupación a su madrina y dirigente magisterial, Elba Esther Gordillo.

Ella, que había enviado a sus operadores a respaldar la alianza, buscó al gobernador Marín, quien le tomó la llamada desde su bunker en Cuautlancingo.

-Gobernador, le dijo la maestra Gordillo, usted y yo hemos sido aliados en otros momentos, en este no. Le pido que frene a los priistas que están agrediendo a mi gente, porque esto puede terminar mal. En otro momento volveremos a aliarnos- prometió.

El gobernador Marín ordenó a sus operadores que sacaran las manos y no salieran más a la calle los porros contratados por el PRI.

Sin impugnaciones, hubo alternancia en el gobierno del estado.

Ahora hay visos de que esa promesa de alianza en el futuro se lleva a cabo con la suma de fuerza de Elba Esther Gordillo y Mario Marín en torno al partido Redes Sociales Progresistas

Esta semana, el yerno de la maestra, José Fernando González, es el nuevo coordinador nacional, y Ramón Fernández Solana, ex secretario privado de Marín, el coordinador estatal en Puebla.

¿Un reencuentro?

Todo indica que es así y no es casualidad.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

Inmerso el gobierno federal en una crisis política por los hechos lamentables de Culiacán, Sinaloa, de la semana pasada, con una constante caída económica en industrias como la construcción y en las ventas de la automotriz, con visos de una recesión económica, tendremos una ley fiscal que puede afectar no sólo a los que más ganan, que es algo justo, sino en general a los causantes cautivos, entre los que están los más pobres.

El escenario político es difícil aunque con su liderazgo el presidente Andrés Manuel López Obrador hará todo para salir adelante con el menor costo posible, es el factor económico el que amenaza en el mediano y largo plazo la vida de los mexicanos.

A la falta de crecimiento y desarrollo se suman problemas como la caída de los recursos de las finanzas públicas, que pueden ocasionar que el gobierno federal no tenga presupuesto suficiente para cumplir sus compromisos de política social y recorte las participaciones a estados y municipios, que prevalezca la austeridad afectando servicios indispensables como salud y educación; que aumente la inseguridad y no haya dinero suficiente para dotar a Ejército, Marina, Guardia Nacional y policías estatales y municipales de lo indispensable para hacerle frente al crimen, que hoy parece mejor organizado y armado..

En fin, los problemas se acumulan y el pueblo sale ahora a las calles para exigir lo que considera es parte de sus derechos, ejemplo: los alcaldes y los industriales.

Hay un caso notable que más temprano que tarde estallará en el país: las pensiones.
En México se verán tiempos difíciles, debido a la baja tasa de ahorro voluntario, el envejecimiento más rápido de la población, y el incremento en la esperanza de vida en el país, entre otros factores, advirtió Julio Méndez, CEO de Skandia México.

“Se viene un tsunami en materia de retiro por una combinación de cosas que tienen que ver con una contribución muy baja para la Afore, una pirámide poblacional que irá cambiando con el tiempo, una economía que por la informalidad no tiene acceso a productos profesionales y regulados para el retiro, así como una expectativa de vida que cada vez es más grande”, dijo el especialista en reciente entrevista a Forbes México.

Precisó que en 15 o 20 años la situación de las pensiones se agravará y la solución no la dará el gobierno ni organismos internacionales, sino que será la decisión de las personas de iniciar su planeación financiera en fondos de inversión.

La preocupación más grande por el retiro es la que tiene la clase media, ya que por los esquemas de pensiones no va a alcanzar el dinero para vivir dignamente después de su jubilación.

“La necesidad de la clase media alta está en aprovechar las oportunidades que existen para ahorrar con beneficios fiscales, pues actualmente existen opciones para ahorrar y que te lo devuelva el SAT”, destacó.

El gobierno tendrá en el corto plazo que ampliar los beneficios fiscales para los mexicanos y así motivar el ahorro para el retiro, pero eso difícilmente lo hará en tiempos que tiene una baja recaudación fiscal y le urgen recursos para cumplir sus compromisos de política social, ya ni se diga el aeropuerto Santa Lucía, la refinería Dos Bocas y el Tren Maya.

El presupuesto, como la cobija, ya no alcanza y ahí vienen problemas estructurales para burócratas federales, universitarios, la aristocracia obrera y millones de mexicanos que no alcanzarán una pensión digna en un corto plazo.

Sin exagerar, el escenario es de terror.

De las anécdotas que se cuentan

Aquella mañana del 4 de julio de 2010, brigadas de priista lapidaron los autos estacionados en las calles aledañas al hotel Presidente del bulevar Hermanos Serdán, cuartel general de los morenovallistas.

Se evitó el escándalo y el reclamo.

Llegó la Policía Federal a vigilar la zona para evitar hechos de violencia.

Ese día los poblanos elegían al sustituto de Mario Marín y las encuestas daban como favorito al panista y aliancista Rafael Moreno Valle.

Después de las dos de la tarde regresó la turba a agredir la casa de campaña del candidato panista a diputado por el norponiente, Jesús Zaldivar.

El clima de violencia iba escalando y ponía en riesgo una elección que se empezaba a definir a favor de Moreno Valle.

El candidato de la alianza Compromiso por Puebla planteó su preocupación a su madrina y dirigente magisterial, Elba Esther Gordillo.

Ella, que había enviado a sus operadores a respaldar la alianza, buscó al gobernador Marín, quien le tomó la llamada desde su bunker en Cuautlancingo.

-Gobernador, le dijo la maestra Gordillo, usted y yo hemos sido aliados en otros momentos, en este no. Le pido que frene a los priistas que están agrediendo a mi gente, porque esto puede terminar mal. En otro momento volveremos a aliarnos- prometió.

El gobernador Marín ordenó a sus operadores que sacaran las manos y no salieran más a la calle los porros contratados por el PRI.

Sin impugnaciones, hubo alternancia en el gobierno del estado.

Ahora hay visos de que esa promesa de alianza en el futuro se lleva a cabo con la suma de fuerza de Elba Esther Gordillo y Mario Marín en torno al partido Redes Sociales Progresistas

Esta semana, el yerno de la maestra, José Fernando González, es el nuevo coordinador nacional, y Ramón Fernández Solana, ex secretario privado de Marín, el coordinador estatal en Puebla.

¿Un reencuentro?

Todo indica que es así y no es casualidad.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

viernes 17 de enero de 2020

Manzanilla, sigue aquí

domingo 12 de enero de 2020

La autonomía universitaria

viernes 03 de enero de 2020

Seguridad, la batalla perdida

viernes 27 de diciembre de 2019

SCT sin respuestas

viernes 20 de diciembre de 2019

Una nueva generación

viernes 13 de diciembre de 2019

Genaro y Facundo, su paso por Puebla

viernes 06 de diciembre de 2019

Una Antorcha sin privilegios

viernes 29 de noviembre de 2019

Grupo Puebla y el futuro de AL

viernes 22 de noviembre de 2019

Lo peor del PRI, ¿son los priistas?

viernes 15 de noviembre de 2019

De aliados y alianzas

Cargar Más