/ miércoles 12 de agosto de 2020

Logra que tus hijos confíen en ti para que te cuenten sus problemas

Primero debes crear el ambiente para favorecer el acercamiento, aprender a escucharlo y darle importancia a sus opiniones y sugerencias

Sin importar la edad que tengan tus hijos, es fundamental que siempre estés disponible para ellos y abierto a escuchar, sin juzgar o descalificar. Para esto es necesario un ambiente propicio que fomente la confianza suficiente para que él se acerque a platicar contigo porque “quiere” hacerlo y no porque “debe”.

De acuerdo con Magali Becerra Romero, profesional de la salud mental, “es importante generar espacios de tu tiempo para comunicarte con tus hijos que son las personas que más quieres. Entonces, desde el amor, tienes que hablar con ellos para orientarlos y acompañarlos, escucharlos de manera honesta y respetuosa para saber lo que piensan y sienten”.

CONFIANZA Y COMUNICACIÓN

Refiere que es importante abrir estos puentes de comunicación para fomentar la confianza. No solo se trata de convivir dentro de la misma casa como familia y que tu hijo te vea todo el día de prisa, trabajando o en el celular. La confianza va ligada a sentirse reconocido, aceptado y querido, y si tu hijo sabe que estás ahí para él y que tiene la opción de acercarse a ti para hablar en el momento que lo necesite, se sentirá importante, respetado y amado.

“Nuestros hijos muchas veces no quieren un consejo, ni necesitan una solución, a veces solo quieren expresare, que los escuchemos, que les aceptemos, que conozcamos su mundo”, asegura.

Una regla a seguir es no descalificar ni los comentarios ni las actitudes de tus hijos, subraya la especialista. De lo que se trata es de escuchar cuales son las razones y las formas del por qué hacen o no lo que hacen. Si lo haces, como padre vas a perder su confianza porque vas a generar miedo o enojo en ellos, y tarde o temprano el resultado va a ser que no se acerquen a ti cuando tengan algún problema o situación, de la que no pueden salir.

“Si como padres nos damos cuenta que algo va mal, no nos gusta o se puede mejorar, hay que hablarles desde un lenguaje en positivo para no lastimarlos. Conocer sus motivaciones sin presionarlos, sin emitir juicios o etiquetas”, detalla.

Foto: Freepik

Advierte que, así como hay que abrir espacios para la comunicación, desde pequeños hay que establecerles límites, no ser permisivos ni sobreprotectores ni dejarlos que hagan lo que quieran solo por lograr que te dejen hacer tus actividades. De esta manera, cuando lleguen a la adolescencia entenderán que tienen que seguir ciertas reglas, por ejemplo con los horarios de llegar a casa.

“La rebeldía es una característica de la adolescencia, que es normal y saludable. Pero si desde niño no le enseñaste lo que es un límite, será muy complicado que en la adolescencia cumpla con las reglas y que quieras entrar en su mundo para saber con quién se junta, qué es lo que hace o hablar de temas de sexualidad con él”, expone.

Enfatiza que, si un joven ha vivido reconociendo cuáles son los límites, las reglas y las normas, y de igual forma has sido flexible cuando has entablado comunicación con él, se mantendrá cerca de ti, será muy fácil que acate ciertas situaciones y tendrá la facultad de elegir siempre lo mejor para él.

HABLAR DE VALORES

La especialista dice que existen muchos recursos para que, de forma natural, te comuniques con tus hijos y les fomentes valores desde pequeños: cuentos, historias, películas. Descubrirás más acerca de sus gustos, personalidad y podrás hablar con ellos de virtudes. Pregúntales ¿qué fue lo que más te gusto del personaje?, ¿qué harías diferente?

Ser humano es parte de la vida, los hijos tienden a ver a los papás como superhéroes y buscan cumplir expectativas para complacerlos. Es importante que te perciban de carne y hueso así que, aceptar cuando te equivocas, liberará a tus hijos de la carga de tener que ser perfectos.

Enfatiza que algo muy importante es respetar siempre su intimidad. Acepta que no te lo va a contar todo, necesita tener su privacidad, tiene derecho a preservar ciertas cosas para él mismo. Quizá te aterra la idea de pensar que lo oculta porque es malo, pero si lo presionas a contártelo, lo único que lograrás es que se aleje de ti.

“La clave está en volver a tomar el timón del barco llamado familia y sus integrantes, para empoderarnos como padres. El ser padre, tienen que ver con autoridad, acompañamiento, orientación, educación… y educar tiene que ver con valores”, concluye.

  • Para comunicarte de manera natural con tus hijos y enseñarles valores, puedes utilizar recursos como: cuentos, historias o películas

Sin importar la edad que tengan tus hijos, es fundamental que siempre estés disponible para ellos y abierto a escuchar, sin juzgar o descalificar. Para esto es necesario un ambiente propicio que fomente la confianza suficiente para que él se acerque a platicar contigo porque “quiere” hacerlo y no porque “debe”.

De acuerdo con Magali Becerra Romero, profesional de la salud mental, “es importante generar espacios de tu tiempo para comunicarte con tus hijos que son las personas que más quieres. Entonces, desde el amor, tienes que hablar con ellos para orientarlos y acompañarlos, escucharlos de manera honesta y respetuosa para saber lo que piensan y sienten”.

CONFIANZA Y COMUNICACIÓN

Refiere que es importante abrir estos puentes de comunicación para fomentar la confianza. No solo se trata de convivir dentro de la misma casa como familia y que tu hijo te vea todo el día de prisa, trabajando o en el celular. La confianza va ligada a sentirse reconocido, aceptado y querido, y si tu hijo sabe que estás ahí para él y que tiene la opción de acercarse a ti para hablar en el momento que lo necesite, se sentirá importante, respetado y amado.

“Nuestros hijos muchas veces no quieren un consejo, ni necesitan una solución, a veces solo quieren expresare, que los escuchemos, que les aceptemos, que conozcamos su mundo”, asegura.

Una regla a seguir es no descalificar ni los comentarios ni las actitudes de tus hijos, subraya la especialista. De lo que se trata es de escuchar cuales son las razones y las formas del por qué hacen o no lo que hacen. Si lo haces, como padre vas a perder su confianza porque vas a generar miedo o enojo en ellos, y tarde o temprano el resultado va a ser que no se acerquen a ti cuando tengan algún problema o situación, de la que no pueden salir.

“Si como padres nos damos cuenta que algo va mal, no nos gusta o se puede mejorar, hay que hablarles desde un lenguaje en positivo para no lastimarlos. Conocer sus motivaciones sin presionarlos, sin emitir juicios o etiquetas”, detalla.

Foto: Freepik

Advierte que, así como hay que abrir espacios para la comunicación, desde pequeños hay que establecerles límites, no ser permisivos ni sobreprotectores ni dejarlos que hagan lo que quieran solo por lograr que te dejen hacer tus actividades. De esta manera, cuando lleguen a la adolescencia entenderán que tienen que seguir ciertas reglas, por ejemplo con los horarios de llegar a casa.

“La rebeldía es una característica de la adolescencia, que es normal y saludable. Pero si desde niño no le enseñaste lo que es un límite, será muy complicado que en la adolescencia cumpla con las reglas y que quieras entrar en su mundo para saber con quién se junta, qué es lo que hace o hablar de temas de sexualidad con él”, expone.

Enfatiza que, si un joven ha vivido reconociendo cuáles son los límites, las reglas y las normas, y de igual forma has sido flexible cuando has entablado comunicación con él, se mantendrá cerca de ti, será muy fácil que acate ciertas situaciones y tendrá la facultad de elegir siempre lo mejor para él.

HABLAR DE VALORES

La especialista dice que existen muchos recursos para que, de forma natural, te comuniques con tus hijos y les fomentes valores desde pequeños: cuentos, historias, películas. Descubrirás más acerca de sus gustos, personalidad y podrás hablar con ellos de virtudes. Pregúntales ¿qué fue lo que más te gusto del personaje?, ¿qué harías diferente?

Ser humano es parte de la vida, los hijos tienden a ver a los papás como superhéroes y buscan cumplir expectativas para complacerlos. Es importante que te perciban de carne y hueso así que, aceptar cuando te equivocas, liberará a tus hijos de la carga de tener que ser perfectos.

Enfatiza que algo muy importante es respetar siempre su intimidad. Acepta que no te lo va a contar todo, necesita tener su privacidad, tiene derecho a preservar ciertas cosas para él mismo. Quizá te aterra la idea de pensar que lo oculta porque es malo, pero si lo presionas a contártelo, lo único que lograrás es que se aleje de ti.

“La clave está en volver a tomar el timón del barco llamado familia y sus integrantes, para empoderarnos como padres. El ser padre, tienen que ver con autoridad, acompañamiento, orientación, educación… y educar tiene que ver con valores”, concluye.

  • Para comunicarte de manera natural con tus hijos y enseñarles valores, puedes utilizar recursos como: cuentos, historias o películas

Policiaca

Operativo en el Morelos por venta de bebidas alcohólicas

El decreto emitido por el Gobierno prohíbe la venta de alcohol

Local

Estos son los 11 puntos de la ciudad de Puebla con mayor movilidad del transporte público

La medición de estos espacios es para evitar aglomeraciones y la propagación de la Covid-19

Local

Con inversión millonaria, Cuautlancingo y San Pedro Cholula afrontan contagios Covid

Dichas informaciones fueron ventiladas por la y el presidente de las jurisdicciones referidas, María Guadalupe Daniel y Luis Alberto Arriaga Lila

Turismo

Conoce los castillos de Drácula y Nosferatu sin salir de casa

Recorre -desde la comodidad de tu casa- los pasillos y recovecos de dos fortalezas llenas de tenebrosas leyendas

Local

Con ambulantes así "burlan" decretos contra Covid-19 en Coronango

Además vendedores ofertan mercancías no esenciales en tiempos de Covid-19

Finanzas

Hasta el 2024 Puebla recuperará los niveles económicos tras la pandemia

Otro factor importante para lograr una recuperación en el PIB estatal es que la ciudadanía tenga acceso a un crédito para solventar gastos

Turismo

Las casas de la familia Iglesias | TURISTEANDO CON EL BARÓN ROJO

Conoce un poco de la historia de un par de casonas ubicadas en la Avenida 2 Poniente, entre 5 y 7 Norte, en el Centro Histórico de la ciudad de Puebla