/ martes 17 de agosto de 2021

Microalgas para limpiar la atmósfera, una tecnología verde

Estas diminutas plantas, capaces de absorber el CO2 de la atmósfera y producir una enorme cantidad de oxígeno, son una alternativa para revertir el cambio climático

Hoy es bien sabido por todos que el exceso de dióxido de carbono (CO2), generado por la gran cantidad de fábricas y vehículos automotores que existen en las grandes ciudades, ocasiona un grave problema de contaminación ambiental que trae como consecuencia el cambio climático del que somos testigos todos los habitantes del planeta.

“La Organización Mundial de la Salud calcula que la contaminación atmosférica causa cada año 4.2 millones de muertes prematuras en todo el mundo. Solo en México mata a más de 49 mil personas anualmente”, detalla la revista MIT Technology Review.

A la par con los avances tecnológicos, se vive una carrera por el desarrollo de alternativas industriales y energéticas limpias que ayuden a revertir el cambio climático y para lograrlo actualmente en varios países existen científicos que se han dedicado a estudiar un recurso que se han convertido en una de las opciones más viables: las microalgas.

Las microalgas constituyen una de las formas de vida más primitivas del planeta. Foto: Cortesía | BiomiTech

Presentes en glaciares, océanos, ríos y todo cuerpo de agua dulce o salada, las microalgas constituyen una de las formas de vida más primitivas del planeta. En ellas recae la responsabilidad de proveer más de la mitad del oxígeno presente en la tierra.

“Ya tiene varios años que se utilizan estas algas en diversas aplicaciones, principalmente en Asia, en China, pero recientemente se han estudiado para aplicarlas en la captura de algunos contaminantes presentes en la atmósfera”, comenta Carlos Monroy, un joven biólogo, director general y fundador de BiomiTech, a quien entrevistamos para conocer más acerca de la utilización de estas en favor de la ecología ambiental.

ACERCA DE BIOMITECH

Es empresa mexicana, con presencia en Puebla, Ciudad de México y en Reino Unido, donde aseguran estar consciente de las consecuencias de la contaminación del aire y sus efectos negativos en la salud de las personas, donde se ha buscado generar soluciones tecnológicas, inspiradas en la naturaleza, para mitigar la polución y convertir las ciudades en sustentables. Y encontraron la respuesta en las algas y en su capacidad de filtrar el aire.

Monroy ha sido escogido por MIT Technology Review en español como uno de los ganadores de Innovadores menores de 35 Latinoamérica 2019. Foto: Cortesía | BiomiTech

Gracias a este avance, Monroy ha sido escogido por MIT Technology Review en español como uno de los ganadores de Innovadores menores de 35 Latinoamérica 2019 y en septiembre de 2018 llevó su startup a ganar el primer lugar en el Innovation Award at the Contamination Expo Series 2018, celebrado en Birmingham, Inglaterra.

LAS MICROALGAS LIMPIAN LA ATMÓSFERA

“Existen más de 60,000 especies distintas de microalgas, que están presentes en todos los reinos de la naturaleza, a excepción del animal, y que habitan y se reproducen por todo el planeta”, cuenta Carlos Rodríguez-Villa, director de AlgaEnergy, una empresa española líder en la investigación con microalgas.

Aun así, sus ventajas no se limitan a la producción de oxígeno, sino que además se estima que su capacidad de captación de CO2 ambiental es superior a la de otras plantas. Según Villa, una hectárea de cultivo de microalgas captura el equivalente a un bosque de 30 hectáreas con 26,000 árboles.

Algunas algas son de agua dulce, otras de agua salada, dependiendo cuál sea el subproducto. Foto: Cortesía | BiomiTech

“Las algas son microorganismos que hacen fotosíntesis, al igual que las plantas; este proceso consiste en tomar el CO2 del ambiente y, por medio de la luz solar, transformarlo en oxígeno. El 80% del oxígeno que respiramos viene del mar, generado por estas algas, que se encuentran en forma de plancton.

“Todas las plantas realizan este proceso, pues absorben CO2, pero hay unas que tienen mayor tolerancia a altas concentraciones de este gas y pueden ser más eficientes que otras”, explica Monroy.

¿DE DÓNDE SE OBTIENEN?

Algunas algas son de agua dulce, otras de agua salada, dependiendo cuál sea el subproducto que quieres elaborar va a ser el tipo de alga; primero se seleccionan las microalgas, que crecen en aguas salobres, ríos y diferentes ecosistemas.

Las microalgas guardan directa relación con el origen de la vida. Foto: Cortesía | BiomiTech

Entonces se identifica y aíslan las algas que tienen las características de capturar grandes cantidades de agentes contaminantes atmosféricos. Para identificarlas se toma una muestra de un manto acuífero con una micropipeta, ahí se selecciona una sola célula y se pone a cultivar con el objetivo de tener las especies que tienen características de absorción de contaminantes.

¿EN QUÉ SE UTILIZAN?

Aunque las microalgas guardan directa relación con el origen de la vida, también lo hacen con nuestro presente. Sus aplicaciones se extienden y no se limitan a las industrias agrícola, alimentaria, cosmética, farmacéutica, energética, entre otras.

Este es el caso, por ejemplo, de AlgaEnergy, una empresa que se dedica al cultivo e investigación de microalgas y que ya cuenta con varios productos en el mercado mundial.

Los productos creados por BiomiTech ya se aplican en gasolineras y algunas industrias contaminantes. Foto: Cortesía | BiomiTech

“Lo interesante de estos productos, es que son capaces de consumir una enorme cantidad de CO2 en su producción. De nuestra empresa, el bioestimulante agrícola Agrialgae, por ejemplo, consume hasta dos kilogramos de CO2 por cada 5 litros producidos”, según Villa.

“En algunos casos se usan para producir combustible o hacer farmacéuticos, nosotros las utilizamos para revalorizar la contaminación el ambiente. Diseñamos biorreactores para fines industriales, urbanos que dentro llevan estas algas, se utilizan como materia prima para el proceso de reducción de contaminantes”, comenta Carlos Monroy de BiomiTech.

Los productos creados por BiomiTech ya se aplican en gasolineras y algunas industrias contaminantes. En las estaciones de servicio, sus filtros absorben los vapores que emite la gasolina y lo convierten en biomasa. Para reducir la contaminación de las fábricas, Biomitech dispone de biorreactores que sitúan en las chimeneas emisoras de contaminantes y purifican el aire. Además, las algas fijan el carbono presente en el aire. De esta forma mitigan los efectos de la crisis climática.

Cuentan con una especie de postes en los que se colocan estas algas y que funcionan como un filtro de aire. Foto: Cortesía | BiomiTech

En los tanques donde se almacena el combustible de las gasolineras normalmente lo que se ocupa es un incinerador para quemar los vapores que ahí se producen y con los mencionados biorreactores con algas que lo que se hacen es recuperar ese vapor antes de que se emita a la atmósfera, expone el entrevistado.

Además, cuentan con una especie de postes en los que se colocan estas algas y que funcionan como un filtro de aire para ciudades donde las personas están expuestas a alta contaminación. Tienen para interiores, para exteriores, gasolineras y para la industria.

Normalmente son recursos que se utilizan en fábricas y otros lugares con una elevada contaminación. Por ejemplo, hay acereras donde toda la nave está llena de partículas, entonces la gente necesita mejores espacios de trabajo para mejorar las expectativas de vida, asegura Carlos.

¿CÓMO AYUDAN A COMBATIR EL CAMBIO CLIMÁTICO?

El utilizar estas microalgas para reducir agentes contaminantes atmosféricos, pues además de captar dióxido de carbono, también absorben óxido de nitrógeno y óxido de azufre. Gracias a esto es posible crear una biomasa que se usa para generar otros productos.

Esto da lugar, explica, a una economía circular. Es decir, que reutilizas la contaminación del aire para producir otro subproducto y no se queda solamente en generación de basura, como ocurre con otros filtros tradicionales, que consumen mucha energía y producen desperdicios cuando se saturan. (Con información complementaria de agencia EFE)

  • “80% del oxígeno que respiramos viene del mar, generado por estas algas que se encuentran en forma de plancton”: Carlos Monroy

Hoy es bien sabido por todos que el exceso de dióxido de carbono (CO2), generado por la gran cantidad de fábricas y vehículos automotores que existen en las grandes ciudades, ocasiona un grave problema de contaminación ambiental que trae como consecuencia el cambio climático del que somos testigos todos los habitantes del planeta.

“La Organización Mundial de la Salud calcula que la contaminación atmosférica causa cada año 4.2 millones de muertes prematuras en todo el mundo. Solo en México mata a más de 49 mil personas anualmente”, detalla la revista MIT Technology Review.

A la par con los avances tecnológicos, se vive una carrera por el desarrollo de alternativas industriales y energéticas limpias que ayuden a revertir el cambio climático y para lograrlo actualmente en varios países existen científicos que se han dedicado a estudiar un recurso que se han convertido en una de las opciones más viables: las microalgas.

Las microalgas constituyen una de las formas de vida más primitivas del planeta. Foto: Cortesía | BiomiTech

Presentes en glaciares, océanos, ríos y todo cuerpo de agua dulce o salada, las microalgas constituyen una de las formas de vida más primitivas del planeta. En ellas recae la responsabilidad de proveer más de la mitad del oxígeno presente en la tierra.

“Ya tiene varios años que se utilizan estas algas en diversas aplicaciones, principalmente en Asia, en China, pero recientemente se han estudiado para aplicarlas en la captura de algunos contaminantes presentes en la atmósfera”, comenta Carlos Monroy, un joven biólogo, director general y fundador de BiomiTech, a quien entrevistamos para conocer más acerca de la utilización de estas en favor de la ecología ambiental.

ACERCA DE BIOMITECH

Es empresa mexicana, con presencia en Puebla, Ciudad de México y en Reino Unido, donde aseguran estar consciente de las consecuencias de la contaminación del aire y sus efectos negativos en la salud de las personas, donde se ha buscado generar soluciones tecnológicas, inspiradas en la naturaleza, para mitigar la polución y convertir las ciudades en sustentables. Y encontraron la respuesta en las algas y en su capacidad de filtrar el aire.

Monroy ha sido escogido por MIT Technology Review en español como uno de los ganadores de Innovadores menores de 35 Latinoamérica 2019. Foto: Cortesía | BiomiTech

Gracias a este avance, Monroy ha sido escogido por MIT Technology Review en español como uno de los ganadores de Innovadores menores de 35 Latinoamérica 2019 y en septiembre de 2018 llevó su startup a ganar el primer lugar en el Innovation Award at the Contamination Expo Series 2018, celebrado en Birmingham, Inglaterra.

LAS MICROALGAS LIMPIAN LA ATMÓSFERA

“Existen más de 60,000 especies distintas de microalgas, que están presentes en todos los reinos de la naturaleza, a excepción del animal, y que habitan y se reproducen por todo el planeta”, cuenta Carlos Rodríguez-Villa, director de AlgaEnergy, una empresa española líder en la investigación con microalgas.

Aun así, sus ventajas no se limitan a la producción de oxígeno, sino que además se estima que su capacidad de captación de CO2 ambiental es superior a la de otras plantas. Según Villa, una hectárea de cultivo de microalgas captura el equivalente a un bosque de 30 hectáreas con 26,000 árboles.

Algunas algas son de agua dulce, otras de agua salada, dependiendo cuál sea el subproducto. Foto: Cortesía | BiomiTech

“Las algas son microorganismos que hacen fotosíntesis, al igual que las plantas; este proceso consiste en tomar el CO2 del ambiente y, por medio de la luz solar, transformarlo en oxígeno. El 80% del oxígeno que respiramos viene del mar, generado por estas algas, que se encuentran en forma de plancton.

“Todas las plantas realizan este proceso, pues absorben CO2, pero hay unas que tienen mayor tolerancia a altas concentraciones de este gas y pueden ser más eficientes que otras”, explica Monroy.

¿DE DÓNDE SE OBTIENEN?

Algunas algas son de agua dulce, otras de agua salada, dependiendo cuál sea el subproducto que quieres elaborar va a ser el tipo de alga; primero se seleccionan las microalgas, que crecen en aguas salobres, ríos y diferentes ecosistemas.

Las microalgas guardan directa relación con el origen de la vida. Foto: Cortesía | BiomiTech

Entonces se identifica y aíslan las algas que tienen las características de capturar grandes cantidades de agentes contaminantes atmosféricos. Para identificarlas se toma una muestra de un manto acuífero con una micropipeta, ahí se selecciona una sola célula y se pone a cultivar con el objetivo de tener las especies que tienen características de absorción de contaminantes.

¿EN QUÉ SE UTILIZAN?

Aunque las microalgas guardan directa relación con el origen de la vida, también lo hacen con nuestro presente. Sus aplicaciones se extienden y no se limitan a las industrias agrícola, alimentaria, cosmética, farmacéutica, energética, entre otras.

Este es el caso, por ejemplo, de AlgaEnergy, una empresa que se dedica al cultivo e investigación de microalgas y que ya cuenta con varios productos en el mercado mundial.

Los productos creados por BiomiTech ya se aplican en gasolineras y algunas industrias contaminantes. Foto: Cortesía | BiomiTech

“Lo interesante de estos productos, es que son capaces de consumir una enorme cantidad de CO2 en su producción. De nuestra empresa, el bioestimulante agrícola Agrialgae, por ejemplo, consume hasta dos kilogramos de CO2 por cada 5 litros producidos”, según Villa.

“En algunos casos se usan para producir combustible o hacer farmacéuticos, nosotros las utilizamos para revalorizar la contaminación el ambiente. Diseñamos biorreactores para fines industriales, urbanos que dentro llevan estas algas, se utilizan como materia prima para el proceso de reducción de contaminantes”, comenta Carlos Monroy de BiomiTech.

Los productos creados por BiomiTech ya se aplican en gasolineras y algunas industrias contaminantes. En las estaciones de servicio, sus filtros absorben los vapores que emite la gasolina y lo convierten en biomasa. Para reducir la contaminación de las fábricas, Biomitech dispone de biorreactores que sitúan en las chimeneas emisoras de contaminantes y purifican el aire. Además, las algas fijan el carbono presente en el aire. De esta forma mitigan los efectos de la crisis climática.

Cuentan con una especie de postes en los que se colocan estas algas y que funcionan como un filtro de aire. Foto: Cortesía | BiomiTech

En los tanques donde se almacena el combustible de las gasolineras normalmente lo que se ocupa es un incinerador para quemar los vapores que ahí se producen y con los mencionados biorreactores con algas que lo que se hacen es recuperar ese vapor antes de que se emita a la atmósfera, expone el entrevistado.

Además, cuentan con una especie de postes en los que se colocan estas algas y que funcionan como un filtro de aire para ciudades donde las personas están expuestas a alta contaminación. Tienen para interiores, para exteriores, gasolineras y para la industria.

Normalmente son recursos que se utilizan en fábricas y otros lugares con una elevada contaminación. Por ejemplo, hay acereras donde toda la nave está llena de partículas, entonces la gente necesita mejores espacios de trabajo para mejorar las expectativas de vida, asegura Carlos.

¿CÓMO AYUDAN A COMBATIR EL CAMBIO CLIMÁTICO?

El utilizar estas microalgas para reducir agentes contaminantes atmosféricos, pues además de captar dióxido de carbono, también absorben óxido de nitrógeno y óxido de azufre. Gracias a esto es posible crear una biomasa que se usa para generar otros productos.

Esto da lugar, explica, a una economía circular. Es decir, que reutilizas la contaminación del aire para producir otro subproducto y no se queda solamente en generación de basura, como ocurre con otros filtros tradicionales, que consumen mucha energía y producen desperdicios cuando se saturan. (Con información complementaria de agencia EFE)

  • “80% del oxígeno que respiramos viene del mar, generado por estas algas que se encuentran en forma de plancton”: Carlos Monroy

Policiaca

Encuentran cadáveres de las otras dos víctimas de la explosión en el Barrio de San Matías

Personal de rescate localizó bajo los escombros los cuerpos de Griselda, de 44 años de edad, y de Roberto, de 28 años

Local

Concluye conflicto en el Humboldt: colegio y fundación logran acuerdo

La embajada Alemana en México y el Secretario de Educación estatal intervinieron para terminar con el conflicto por el uso de las instalaciones

Local

Presentan diputados de Morena iniciativa para legalizar aborto

La iniciativa busca dejar de castigar al personal médico que colabore en el aborto de manera consensuada

Gossip

Muere Diego Verdaguer a los 70 años, víctima de Covid

El cantante argentino fallecío la noche de este jueves en Los Ángeles, California

Sociedad

Crecen los permisos para comprar armas de fuego

Durante la primera mitad de la 4T se concedieron 16 mil 150, 31% más que en el primer trienio de Peña Nieto

Salud

En el Día del Nutriólogo, destacan la labor de estos especialistas en el combate a la Covid-19

Alimentarse de forma saludable provee los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para fortalecer el sistema inmunológico

Estado

Mujer denuncia a su expareja por amenazas de muerte y pide intervención de autoridades

La denuncia en redes busca exponer las presuntas agresiones y acoso que recibe desde hace meses de su expareja

Policiaca

Las noticias policiacas de hoy 27 de enero en Puebla

Un intento de suicidio y un hombre infartado son los hechos policiacos ocurrido en el interior del estado.

Cine

Chiapaneco gana premio en festival de cine al grabar película con un celular

Miguel Del Toro Flatow ha dirigido cortometrajes y participó como actor en la película “Keep the lights on”.