/ lunes 4 de noviembre de 2019

Estas sustancias posicionan a Puebla entre las siete ciudades más contaminadas de México

En diversos recorridos, Greenpeace encontró altas concentraciones de contaminantes que rebasan las Normas Oficiales Mexicanas

La organización Greenpeace México detectó que la zona metropolitana de Puebla es de las siete más contaminadas en el país por sustancias de monóxido de carbono, ozono y partículas finas que emiten los automóviles y que las personas respiran todos los días.

En el Manifiesto de la Revolución Urbana, la organización sin fines de lucro, determinó que la zona metropolitana de Puebla es una de las más contaminadas en México como lo evidenciaron los monitoreos ciudadanos de calidad del aire que ambientalistas realizaron durante julio, agosto y septiembre de 2019 en siete de las zonas más contaminadas: Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Pachuca, Puebla, Querétaro y Toluca.

Los contaminantes se originan principalmente por la quema de combustibles fósiles como la gasolina que alimenta los autos que se extienden en las grandes avenidas de las ciudades, los parques vehiculares que han alcanzado cifras de millones de coches en circulación a diario, la hegemonía del automóvil y el caos las convirtieron en las más contaminadas.

Durante el ejercicio, integrantes de Greenpeace midieron la calidad del aire en avenidas principales de estas ciudades, recorrieron tres kilómetros de ellas en transporte público, automóvil y bicicleta y encontraron que en todas estas áreas al menos un contaminante rebasa las concentraciones establecidas por las Normas Oficiales Mexicanas.

Para el monitoreo ciudadano se consideraron 4 contaminantes que más se presentan en las ciudades: ozono, PM10, PM2.5 y CO, que además están relacionados con la quema de combustibles fósiles, incluyendo los motores de combustión interna del sector transporte.

Las afectaciones son al sistema respiratorio con inflamación, reducción en la función pulmonar y rendimiento, incremento en la reacción y riesgo de alergias, infecciones, alteraciones morfológicas y en la respuesta inmune. Por su tamaño pequeño, el material PM2.5 puede ingresar hasta los alvéolos y puede relacionarse hasta con cáncer de pulmón.

En mayo pasado la ciudad de Puebla registró mala calidad del aire y rebasó los límites permitidos por la Norma Oficial Mexicana, por la emisión de partículas menores a 10 micras y menores a 2.5 micras, según la red de monitoreo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).


La organización Greenpeace México detectó que la zona metropolitana de Puebla es de las siete más contaminadas en el país por sustancias de monóxido de carbono, ozono y partículas finas que emiten los automóviles y que las personas respiran todos los días.

En el Manifiesto de la Revolución Urbana, la organización sin fines de lucro, determinó que la zona metropolitana de Puebla es una de las más contaminadas en México como lo evidenciaron los monitoreos ciudadanos de calidad del aire que ambientalistas realizaron durante julio, agosto y septiembre de 2019 en siete de las zonas más contaminadas: Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Pachuca, Puebla, Querétaro y Toluca.

Los contaminantes se originan principalmente por la quema de combustibles fósiles como la gasolina que alimenta los autos que se extienden en las grandes avenidas de las ciudades, los parques vehiculares que han alcanzado cifras de millones de coches en circulación a diario, la hegemonía del automóvil y el caos las convirtieron en las más contaminadas.

Durante el ejercicio, integrantes de Greenpeace midieron la calidad del aire en avenidas principales de estas ciudades, recorrieron tres kilómetros de ellas en transporte público, automóvil y bicicleta y encontraron que en todas estas áreas al menos un contaminante rebasa las concentraciones establecidas por las Normas Oficiales Mexicanas.

Para el monitoreo ciudadano se consideraron 4 contaminantes que más se presentan en las ciudades: ozono, PM10, PM2.5 y CO, que además están relacionados con la quema de combustibles fósiles, incluyendo los motores de combustión interna del sector transporte.

Las afectaciones son al sistema respiratorio con inflamación, reducción en la función pulmonar y rendimiento, incremento en la reacción y riesgo de alergias, infecciones, alteraciones morfológicas y en la respuesta inmune. Por su tamaño pequeño, el material PM2.5 puede ingresar hasta los alvéolos y puede relacionarse hasta con cáncer de pulmón.

En mayo pasado la ciudad de Puebla registró mala calidad del aire y rebasó los límites permitidos por la Norma Oficial Mexicana, por la emisión de partículas menores a 10 micras y menores a 2.5 micras, según la red de monitoreo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).


Estado

Alertan por intenso frío en faldas del Popocatépetl

La temperatura descendió drásticamente hasta llegar a los cero grados centígrados

Local

¡Gratis! Ofrece BUAP defensa legal contra el reemplacamiento en Puebla

El servicio del bufete jurídico de la máxima casa de estudios será gratuito

República

Participa CEMEX en construcción de presa en noroeste de México

Tendrá una capacidad de almacenamiento de 484 millones de metros cúbicos de agua

Futbol

Conoce a Juan Ignacio Dinenno, el nuevo "goleador" por el que apostó Pumas

El argentino llegó hoy a la Ciudad de México para presentarse con el club de la UNAM

Finanzas

Industria manufacturera de México afronta reto de la digitalización

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe destacó recientemente la importancia de este sector