/ sábado 18 de mayo de 2024

¿Las micheladas hacen daño? Conoce los riesgos a la salud que pueden ocasionar

A pesar de que para muchos esta bebida resulta bastante deliciosa, lo cierto es que su consumo puede tener efectos secundarios en la salud a largo plazo

En un día soleado y con calor, nada como saborear una refrescante michelada, misma que se ha convertido en una de las bebidas favoritas de los mexicanos, pues es la forma más popular de tomar cerveza en nuestro país; sin embargo, su consumo en exceso puede provocar severos daños a nuestra salud, inclusive podría elevar el riesgo de padecer varias enfermedades a largo plazo.

➡️ Únete al canal de El Sol de Puebla en WhatsApp para no perderte la información más importante

Como es bien sabido, la base principal de las “miches” es la cerveza, misma que se acompaña de ingredientes como sal, limón y chile, ya sea acompañada de salsas o jugo de tomate, en un vaso escharchado, y en algunas ocasiones puede estar tomarse con ingredientes como cacahuates, pepino, camarones y más.

A pesar de que, para un gran sector, esta bebida resulta bastante deliciosa, lo cierto es que su consumo puede tener efectos secundarios en la salud, a largo plazo, principalmente si se consumen todos los días o de forma cotidiana en exceso.

Estas son las enfermedades que puedes tener si consumes micheladas en exceso

Debido a que el principal ingrediente de la michelada es la cerveza, y esta a su vez, se trata de una bebida alcohólica que se obtiene a través de la fermentación de ciertos cereales, como la cebada, el sitio especializado de Healthline explica que este es un líquido rico en calorías vacías, aquellas que aportan energía, pero contienen pocos nutrientes.

De igual manera contienen otros ingredientes como la sal o el azúcar (cuando se trata de gomichelas) mismas que pueden contribuir a diferentes padecimientos en el cuerpo. Es así como de acuerdo con diversos estudios, tomar micheladas en exceso puede contribuir y elevar el riesgo de que las personas padezcan las siguientes enfermedades:

Sobrepeso: Según el portal nutricional “Eat this, not that”, indica que la cerveza es una bebida relacionada con el aumento de peso, por su gran cantidad de calorías. El sitio de My Fitness Pal, especializado en temas de ejercicio, asegura que una michelada de 354 ml contiene alrededor de 187 calorías, de las cuales la mayoría son carbohidratos, es decir, un 89 por ciento, seguido de proteínas, un 11 por ciento.

Diabetes: Las bebidas alcohólicas incrementan el riesgo de padecer diabetes tipo II, esto según información del sitio especializado Medline Plus, y en el caso de la cerveza tiene muchos carbohidratos, los cuales pueden provocar un aumento de azúcar en la sangre, lo cual puede ser mucho peor si le agregas gomitas y otro tipo de dulces.

Problemas cardiovasculares: Otro de los padecimientos relacionados con el exceso de sodio de las micheladas, son los problemas cardiovasculares, esto debido a la sal que lo contiene en grandes cantidades, lo que puede incrementar la presión arterial y afectar al sistema cardiovascular.

Problemas renales: Finalmente, el exceso de sodio en las micheladas, también puede contribuir a aumentar el riesgo de desarrollar hipertensión arterial, lo cual es una predisposición que puede llegar a dañar los riñones.

En conclusión, es importante mencionar que no hay alimentos buenos o malos, únicamente existen hábitos alimenticios que perjudican la salud, por lo que de vez en cuando no está mal darse un gusto, siempre y cuando no te excedas.


En un día soleado y con calor, nada como saborear una refrescante michelada, misma que se ha convertido en una de las bebidas favoritas de los mexicanos, pues es la forma más popular de tomar cerveza en nuestro país; sin embargo, su consumo en exceso puede provocar severos daños a nuestra salud, inclusive podría elevar el riesgo de padecer varias enfermedades a largo plazo.

➡️ Únete al canal de El Sol de Puebla en WhatsApp para no perderte la información más importante

Como es bien sabido, la base principal de las “miches” es la cerveza, misma que se acompaña de ingredientes como sal, limón y chile, ya sea acompañada de salsas o jugo de tomate, en un vaso escharchado, y en algunas ocasiones puede estar tomarse con ingredientes como cacahuates, pepino, camarones y más.

A pesar de que, para un gran sector, esta bebida resulta bastante deliciosa, lo cierto es que su consumo puede tener efectos secundarios en la salud, a largo plazo, principalmente si se consumen todos los días o de forma cotidiana en exceso.

Estas son las enfermedades que puedes tener si consumes micheladas en exceso

Debido a que el principal ingrediente de la michelada es la cerveza, y esta a su vez, se trata de una bebida alcohólica que se obtiene a través de la fermentación de ciertos cereales, como la cebada, el sitio especializado de Healthline explica que este es un líquido rico en calorías vacías, aquellas que aportan energía, pero contienen pocos nutrientes.

De igual manera contienen otros ingredientes como la sal o el azúcar (cuando se trata de gomichelas) mismas que pueden contribuir a diferentes padecimientos en el cuerpo. Es así como de acuerdo con diversos estudios, tomar micheladas en exceso puede contribuir y elevar el riesgo de que las personas padezcan las siguientes enfermedades:

Sobrepeso: Según el portal nutricional “Eat this, not that”, indica que la cerveza es una bebida relacionada con el aumento de peso, por su gran cantidad de calorías. El sitio de My Fitness Pal, especializado en temas de ejercicio, asegura que una michelada de 354 ml contiene alrededor de 187 calorías, de las cuales la mayoría son carbohidratos, es decir, un 89 por ciento, seguido de proteínas, un 11 por ciento.

Diabetes: Las bebidas alcohólicas incrementan el riesgo de padecer diabetes tipo II, esto según información del sitio especializado Medline Plus, y en el caso de la cerveza tiene muchos carbohidratos, los cuales pueden provocar un aumento de azúcar en la sangre, lo cual puede ser mucho peor si le agregas gomitas y otro tipo de dulces.

Problemas cardiovasculares: Otro de los padecimientos relacionados con el exceso de sodio de las micheladas, son los problemas cardiovasculares, esto debido a la sal que lo contiene en grandes cantidades, lo que puede incrementar la presión arterial y afectar al sistema cardiovascular.

Problemas renales: Finalmente, el exceso de sodio en las micheladas, también puede contribuir a aumentar el riesgo de desarrollar hipertensión arterial, lo cual es una predisposición que puede llegar a dañar los riñones.

En conclusión, es importante mencionar que no hay alimentos buenos o malos, únicamente existen hábitos alimenticios que perjudican la salud, por lo que de vez en cuando no está mal darse un gusto, siempre y cuando no te excedas.


Finanzas

Puebla, entre los cinco estados con los salarios más bajos del país

El sueldo promedio mensual en la entidad poblana apenas alcanza los 7 mil 664 pesos, es decir, 2 mil 164 pesos menos que el promedio nacional

Local

Ayuntamiento dejará el 98% del ambulantaje ordenado: Segom

El ordenamiento comenzó desde el primer día de la gestión actual, pues les heredaron más de 5 mil ambulantes

Estado

Gobierno de Cuautlancingo debe pagar 70 mdp al sindicato tras triunfo legal

Los sindicalizados exigieron al presidente municipal en turno, hacerse responsable y acatar la determinación del Tribunal Colegiado en Materia Laboral

Local

Peligrosos, así son los accesos irregulares a lo largo del Periférico

Decenas de incorporaciones y salidas han sido habilitadas por vecinos sin que reúnan los requisitos de movilidad y seguridad vial, los más evidentes están en el tramo Valsequillo y Flor del Bosque.

Gossip

Eugenio Derbez y Pedro Alonso regresan a grabar 'El Juicio' en Puebla

El elenco que conforma la serie para Amazon Prime ha regresado a la capital para continuar rodando en las principales calles

Local

Difundir técnicas de captación de agua, misión del Museo del Agua de Tehuacán

Enseñan las técnicas que existen para captar el agua, pero también los productos que pueden salir a flote sin que el líquido constante, como el amaranto