/ viernes 8 de septiembre de 2023

Colectivos exigen justicia para madre golpeada por su propio hijo

María Susana Olvera Rosas y su hija Margarita Vásquez Olvera fueron agredidas por Constantino N, quien es hijo y hermano de estas mujeres, luego de pedir pensión alimenticia para su madre

El pasado 11 de agosto, María Susana Olvera Rosas, de 78 años, y su hija, Margarita Vásquez Olvera, fueron agredidas por Constantino N, quien es hijo y hermano de estas mujeres, respectivamente. Este hombre se enojó porque le pidieron una pensión alimenticia para su madre y las golpeó al grado de mandarlas al hospital.

Constantino trabaja en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y la institución le está dando apoyo jurídico para enfrentar su denuncia por pensión alimenticia. Las mujeres agredidas son respaldadas por colectivos feministas, quienes anunciaron que denunciarán por intento de feminicidio.



Para este 8 de septiembre se hizo una marcha para pedir justicia en el caso y las mujeres feministas solicitaron a la UPAEP deslindarse de este hombre y no encubrir agresores. Las que encabezaron la movilización fueron integrantes del Contingente Universitario Feminista, Marea Violeta, Morras Sororas, Axolotas Universitarias y Frente de Deudores Alimentarios.

Afectadas no acuden a la manifestación, sólo las respaldan las colectivas

Fue en punto de las 11:30 horas cuando se hizo la invitación para poder arrancar con la marcha en El Gallito del Paseo Bravo, sin embargo, se vio muy poca participación. Una integrante del contingente denominado “Marea Violeta”, fue la que rindió una declaración y dijo lo siguiente:

“Convocamos a esta manifestación para exigir justicia por Susana y por Margarita, que fueron agredidas por Constantino N., presunto agresor y trabajador de UPAEP, que hace presunción de tener un poder adquisitivo importante y el respaldo de UPAEP. Su madre de 78 años de edad originaria de la Mixteca Poblana, mujer indígena, fue quien interpuso la denuncia por pensión de alimentos”, declaró.




Constantito se molestó por la exigencia de esta pensión y con ayuda de su esposa, Maribel N., le propinaron una golpiza a su madre, así como su hermana. “Al ser agredidas, Constantino les repetía una y otra vez que las iba a matar antes de darles un solo peso. Y la esposa de Constantino gritó que no les iban a robar el dinero de sus hijos”, expuso la integrante feminista.

Las integrantes de colectivas dieron a conocer que el caso se turnó a una audiencia de lo familiar y Constantino pidió apoyo jurídico de la Universidad, mismo, que le fue otorgado. Por lo que exigieron que le quitaran este apoyo y que no respaldaran agresores.

“Constantino les ha dicho que son unas indias y que nadie les va a hacer caso, por eso ellas se acercaron a los colectivos y decidimos manifestaron para exigir a la UPAEP que dejen de encubrirlo porque ya tiene tres abogados y la UPAEP les está dando a los abogados el 20 por ciento del sueldo de él, mientras se fija el porcentaje total”, aseguraron.

Ante este contexto, un grupo de mujeres marchó desde el Paseo Bravo hasta el campus central de UPAEP, ubicado en la calle 21 Sur en el Barrio de Santiago. Al frente de la institución educativa, pidieron reunirse con el rector, Emilio José Baños Ardavín, para exponer el caso, pero, hasta el momento, no las han atendido. “UPAEP encubre agresores”, fue su consigna.


UPAEP emite su postura

Horas más tarde, la universidad emitió un comunicado en el que dijo que, hasta el momento, no ha sido notificada oficialmente de algún procedimiento judicial por violencia en contra de Constantino.

De igual modo, el documento aseguró que ningún colaborador de la institución representa legalmente a este hombre. Ni se le ha asesorado con abogados.

“Tiempo atrás la Universidad fue notificada por parte de la autoridad de la existencia de un juicio de alimentos promovido por la señora N., en contra de este colaborador. Derivado de ello se ordenó la retención del 20 por ciento del salario y demás prestaciones. Hemos dado puntual cumplimiento a dicha resolución, desde que fue notificada”, se pudo leer.

Para concluir, la Universidad dijo que será respetuosa del Estado de Derecho y de las resoluciones judiciales que le son notificadas, cumpliendo a cabalidad las disposiciones correspondientes. “Reiteramos nuestro absoluto compromiso de velar por la integridad de la mujer”, concluyó el texto.


El pasado 11 de agosto, María Susana Olvera Rosas, de 78 años, y su hija, Margarita Vásquez Olvera, fueron agredidas por Constantino N, quien es hijo y hermano de estas mujeres, respectivamente. Este hombre se enojó porque le pidieron una pensión alimenticia para su madre y las golpeó al grado de mandarlas al hospital.

Constantino trabaja en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y la institución le está dando apoyo jurídico para enfrentar su denuncia por pensión alimenticia. Las mujeres agredidas son respaldadas por colectivos feministas, quienes anunciaron que denunciarán por intento de feminicidio.



Para este 8 de septiembre se hizo una marcha para pedir justicia en el caso y las mujeres feministas solicitaron a la UPAEP deslindarse de este hombre y no encubrir agresores. Las que encabezaron la movilización fueron integrantes del Contingente Universitario Feminista, Marea Violeta, Morras Sororas, Axolotas Universitarias y Frente de Deudores Alimentarios.

Afectadas no acuden a la manifestación, sólo las respaldan las colectivas

Fue en punto de las 11:30 horas cuando se hizo la invitación para poder arrancar con la marcha en El Gallito del Paseo Bravo, sin embargo, se vio muy poca participación. Una integrante del contingente denominado “Marea Violeta”, fue la que rindió una declaración y dijo lo siguiente:

“Convocamos a esta manifestación para exigir justicia por Susana y por Margarita, que fueron agredidas por Constantino N., presunto agresor y trabajador de UPAEP, que hace presunción de tener un poder adquisitivo importante y el respaldo de UPAEP. Su madre de 78 años de edad originaria de la Mixteca Poblana, mujer indígena, fue quien interpuso la denuncia por pensión de alimentos”, declaró.




Constantito se molestó por la exigencia de esta pensión y con ayuda de su esposa, Maribel N., le propinaron una golpiza a su madre, así como su hermana. “Al ser agredidas, Constantino les repetía una y otra vez que las iba a matar antes de darles un solo peso. Y la esposa de Constantino gritó que no les iban a robar el dinero de sus hijos”, expuso la integrante feminista.

Las integrantes de colectivas dieron a conocer que el caso se turnó a una audiencia de lo familiar y Constantino pidió apoyo jurídico de la Universidad, mismo, que le fue otorgado. Por lo que exigieron que le quitaran este apoyo y que no respaldaran agresores.

“Constantino les ha dicho que son unas indias y que nadie les va a hacer caso, por eso ellas se acercaron a los colectivos y decidimos manifestaron para exigir a la UPAEP que dejen de encubrirlo porque ya tiene tres abogados y la UPAEP les está dando a los abogados el 20 por ciento del sueldo de él, mientras se fija el porcentaje total”, aseguraron.

Ante este contexto, un grupo de mujeres marchó desde el Paseo Bravo hasta el campus central de UPAEP, ubicado en la calle 21 Sur en el Barrio de Santiago. Al frente de la institución educativa, pidieron reunirse con el rector, Emilio José Baños Ardavín, para exponer el caso, pero, hasta el momento, no las han atendido. “UPAEP encubre agresores”, fue su consigna.


UPAEP emite su postura

Horas más tarde, la universidad emitió un comunicado en el que dijo que, hasta el momento, no ha sido notificada oficialmente de algún procedimiento judicial por violencia en contra de Constantino.

De igual modo, el documento aseguró que ningún colaborador de la institución representa legalmente a este hombre. Ni se le ha asesorado con abogados.

“Tiempo atrás la Universidad fue notificada por parte de la autoridad de la existencia de un juicio de alimentos promovido por la señora N., en contra de este colaborador. Derivado de ello se ordenó la retención del 20 por ciento del salario y demás prestaciones. Hemos dado puntual cumplimiento a dicha resolución, desde que fue notificada”, se pudo leer.

Para concluir, la Universidad dijo que será respetuosa del Estado de Derecho y de las resoluciones judiciales que le son notificadas, cumpliendo a cabalidad las disposiciones correspondientes. “Reiteramos nuestro absoluto compromiso de velar por la integridad de la mujer”, concluyó el texto.


Policiaca

Abandonan niño de 2 años con signos de violencia, dentro de una maleta en La Loma

Los oficiales se desplazaron al lugar e instantes después también arribaron elementos de la Dirección de Atención a Víctimas

Local

Nueva ruta S10 podrá circular sobre la 11 Norte-Sur

El ingreso de la ruta S10 se debe a la falta de unidades debido a un conflicto entre grupos de transportistas

Estado

Realizan detonaciones por la disputa de espacios en tianguis de Texmelucan

En días pasados también se denunció a un abogado de nombre Pablo por intimidar a los comerciantes

Estado

Se quejan agricultores por contaminación en cultivos de Xalmimilulco

Por estiaje, los vecinos tienen que regar sus cultivos con agua negras que afectan la producción

Policiaca

Pedro Infante, duelo nacional por la estrella del pueblo | Archivo Rojo

“Perico”, como lo llamaba su madre, amaba la aviación y había tenido dos accidentes aéreos previos; pero era terco, rebelde e inquieto, y la tercera fue la vencida

Elecciones 2024

Armenta apuesta por la inclusión y el respeto: 'No vengo arrastrando ni fobias ni filias'

Alejandro Armenta asegura que, en caso de ganar la contienda electoral, habrá cero tolerancia a la corrupción y a la ineficiencia de sus colaboradores