/ miércoles 15 de mayo de 2024

Crisis hídrica y ambiental de Puebla, una determinante para el proceso electoral

Alberto Jiménez Merino apuntó que las consecuencias en Puebla afectan más a la industria pecuaria

Nunca antes la crisis hídrica y ambiental de Puebla había sido tan determinante en un proceso electoral como ahora en 2024, lo anterior debido a que las problemáticas ecológicas, como la sequía, se han exacerbado frente al drástico cambio climático y la falta de políticas públicas para hacer más eficiente el uso y suministro de agua, consideró Alberto Jiménez Merino, ingeniero agrónomo zootecnista egresado de la Universidad Autónoma de Chapingo.

En entrevista con El Sol de Puebla, el especialista expuso que la entidad poblana afronta una inédita temporada de estiaje, similar a lo que se vive en todo el planeta, donde, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la sequedad ha incrementado 29 por ciento desde el arranque del milenio actual.

➡️ Únete al canal de El Sol de Puebla en WhatsApp para no perderte la información más importante

Por tal motivo, Jiménez Merino destacó que la atención de la crisis climática es urgente, pues a nivel global “estamos al límite” de evitar daños inminentes.

En ese sentido, el experto refirió que es de vital importancia que los candidatos a cargos públicos en el país, especialmente los que se disputarán la gubernatura del estado en los comicios de junio próximo, impongan la agenda ecológica como una prioridad.

“Nunca se había vivido una situación tan intensa como esta. Las presas han captado menos agua, están muy por debajo de los niveles históricos; los pozos y manantiales se han secado y tenemos menos vegetación. Creo que ninguna elección había tenido una situación tan crítica en el ambiente como la que estamos viviendo hoy, y por ello creo que puede haber un cambio importante. Gane quien gane, estas necesidades y problemas no tienen ideología ni tienen color, son universales y son una prioridad para la sociedad”, apuntó.

Aseguró que, si bien las problemáticas de inseguridad, salud y servicios públicos son de relevancia pública, la crisis hídrica es un conflicto que afecta a todos los sectores de la sociedad.

“Es urgente, y hoy que estamos en procesos electorales me imaginaría a los candidatos abanderando este tipo de causas y preocupaciones de la gente. Sí, la seguridad es muy importante, es básica, pero sin agua no hay vida, sin agua no hay ninguna actividad del ser humano. Tendríamos que fortalecer y darle más prioridad a temas como el agua y el medio ambiente”, resaltó.

Dicho lo anterior, Jiménez Merino asegura que, sin importar militancia y pertenencia política, los aspirantes que eventualmente sean electos en las urnas deben trabajar para aminorar las dificultades derivadas de la sobreexplotación de los acuíferos, la deforestación, el uso indiscriminado del agua, la falta de tecnificación del campo, entre otros asuntos.

Causas de la sequía

Si bien la sequedad es una condición global, el también investigador apuntó que las consecuencias en cada región suelen cambiar. En Puebla, por ejemplo, se perciben más en la industria pecuaria, pues es la principal actividad económica de las zonas de mayor afectación.

Según Jiménez Merino, además de la deforestación y la contaminación del aire y suelo, la distribución del líquido se constituye como una causa adicional a la sequía en Puebla. En ese sentido, destacó que el uso agrícola es el principal factor que influye en el desperdicio del recurso.

El experto explicó que los cultivos pierden, entre los procesos de conducción y suministro, alrededor de 50 por ciento del agua que se les dota. En las zonas urbanas ocurre algo similar, pues el líquido se desperdicia por su mal manejo y fugas, también en un 50 por ciento.

“Sí hay un problema de distribución y de manejo, y todo ello requiere tecnificación, requiere resolverlo”, remarcó.

Ante ello, Jiménez Merino expuso que es importante tomar en cuenta que la sequía se agudiza en zonas como la Mixteca y la Sierra Norte, sin embargo, esto se debe a varios factores y no solo a las altas temperaturas que se registran en ambas zonas.

Una de esas razones, remarcó el investigador, es la insuficiencia de sistemas de captación pluvial. Esta situación es acompañada de las condiciones geológicas de la región que desfavorecen la infiltración de agua al subsuelo.

“No hay suficientes obras de captación y todo ello hace que en la Mixteca parezca que el problema es más serio, aunque llueven entre 600 y 650 milímetros cada año, al igual que la parte central del estado, pero allá la formación geológica hace que se pierda más rápido el agua y por ello se resiente más”, explicó.

Acciones urgentes

Frente al estiaje que atañe a Puebla, Jiménez Merino destacó que se deben adoptar medidas urgentes para mitigar los efectos del cambio climático, y así lograr un uso más eficiente del agua.

En ese sentido, argumentó que, además de una franca estrategia de reforestación, es urgente invertir en sistemas de captación pluvial en construcciones públicas y privadas, así como en invernaderos, mercados y naves industriales, por mencionar algunos. Del mismo modo, señaló que se requiere construir presas y jagüeyes, con la finalidad de mejorar el almacenamiento hídrico.

Por otra parte, remarcó que las políticas agrícolas ahora en adelante deben enfocarse en la implementación de sistemas de cultivos diversos que requieran menos cantidad de agua, tal es el caso del agave mezcalero o de especies como pitayas.

En ese sentido, afirmó que “la tecnificación del riego hoy es inaplazable”, por lo que recomendó la implementación de sistemas de aspersión y goteo, que son los de mayor accesibilidad y efectividad en el campo, esto a diferencia del método tradicional, que sigue siendo ampliamente utilizado en Puebla, que consiste en “inundar de agua los surcos”.

“Esas prácticas tienen que derivarse del apoyo de gobiernos, tienen que ser parte de la política pública; deben contar con presupuestos y esos ahorros de agua permitirían, además, elevar la productividad y garantizar el volumen para atender las necesidades de la población”, señaló.

Adicionalmente, Jiménez Merino consideró que en Puebla, al igual que en México, existe un amplio desconocimiento de la crisis ambiental que se traduce en desinterés.

“A veces es desconocimiento, otras es desinterés y a veces es negación, pero, por ejemplo, en la política pública ha predominado aquello que es visible, aquello que todo mundo puede ver”, declaró.

Lo anterior es provocado, entre otros factores, por la falta de educación ecológica desde la infancia.

“No les estamos enseñando a los niños cómo cuidar el agua, el ambiente, la vegetación, la fauna y los peces de manera suficiente, y es una crítica que he venido haciendo como profesor e investigador. Algo nos está faltando en el sistema educativo. Los principales problemas socioeconómicos y ambientales no están dentro de las currículas escolares y, por el otro lado, tampoco hay políticas públicas que estén hoy atendiendo el problema del agua y del medio ambiente. Además se han recortado los presupuestos”, consideró.

Crisis del Río Mixteco es causada por omisión

Respecto a la sequía vivida en la Mixteca baja, donde el Río Mixteco interrumpió su caudal a finales de marzo debido a la escasez de agua, y la cual fue documentada por El Sol de Puebla en abril pasado, Jiménez Merino opinó al respecto y apuntó que la crisis se derivó de una irregularidad cometida por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Según el experto, autoridades locales en Oaxaca pidieron al organismo federal la creación de una presa derivadora en el municipio de Santiago Tamazola, algo normal en el país.

No obstante, expuso que si bien la estructura se construyó de forma adecuada, en tiempos recientes, debido a la sequía que prevalece en el país, la Conagua cerró las compuertas de almacenamiento en esa entidad federativa, lo que impidió el flujo de agua hacia las comunidades de la Mixteca poblana, como Piaxtla, Axutla, Tecomatlán y Chila de la Sal.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“En algún momento una comunidad de Oaxaca, Tamazola, hizo un trámite y se les autorizó una presa derivadora sin obstruir el río, así son las derivadoras; pero se va acabando el agua y la hicieron atajar completamente, esa es una práctica inapropiada”, finalizó Jiménez Merino.

Nunca antes la crisis hídrica y ambiental de Puebla había sido tan determinante en un proceso electoral como ahora en 2024, lo anterior debido a que las problemáticas ecológicas, como la sequía, se han exacerbado frente al drástico cambio climático y la falta de políticas públicas para hacer más eficiente el uso y suministro de agua, consideró Alberto Jiménez Merino, ingeniero agrónomo zootecnista egresado de la Universidad Autónoma de Chapingo.

En entrevista con El Sol de Puebla, el especialista expuso que la entidad poblana afronta una inédita temporada de estiaje, similar a lo que se vive en todo el planeta, donde, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la sequedad ha incrementado 29 por ciento desde el arranque del milenio actual.

➡️ Únete al canal de El Sol de Puebla en WhatsApp para no perderte la información más importante

Por tal motivo, Jiménez Merino destacó que la atención de la crisis climática es urgente, pues a nivel global “estamos al límite” de evitar daños inminentes.

En ese sentido, el experto refirió que es de vital importancia que los candidatos a cargos públicos en el país, especialmente los que se disputarán la gubernatura del estado en los comicios de junio próximo, impongan la agenda ecológica como una prioridad.

“Nunca se había vivido una situación tan intensa como esta. Las presas han captado menos agua, están muy por debajo de los niveles históricos; los pozos y manantiales se han secado y tenemos menos vegetación. Creo que ninguna elección había tenido una situación tan crítica en el ambiente como la que estamos viviendo hoy, y por ello creo que puede haber un cambio importante. Gane quien gane, estas necesidades y problemas no tienen ideología ni tienen color, son universales y son una prioridad para la sociedad”, apuntó.

Aseguró que, si bien las problemáticas de inseguridad, salud y servicios públicos son de relevancia pública, la crisis hídrica es un conflicto que afecta a todos los sectores de la sociedad.

“Es urgente, y hoy que estamos en procesos electorales me imaginaría a los candidatos abanderando este tipo de causas y preocupaciones de la gente. Sí, la seguridad es muy importante, es básica, pero sin agua no hay vida, sin agua no hay ninguna actividad del ser humano. Tendríamos que fortalecer y darle más prioridad a temas como el agua y el medio ambiente”, resaltó.

Dicho lo anterior, Jiménez Merino asegura que, sin importar militancia y pertenencia política, los aspirantes que eventualmente sean electos en las urnas deben trabajar para aminorar las dificultades derivadas de la sobreexplotación de los acuíferos, la deforestación, el uso indiscriminado del agua, la falta de tecnificación del campo, entre otros asuntos.

Causas de la sequía

Si bien la sequedad es una condición global, el también investigador apuntó que las consecuencias en cada región suelen cambiar. En Puebla, por ejemplo, se perciben más en la industria pecuaria, pues es la principal actividad económica de las zonas de mayor afectación.

Según Jiménez Merino, además de la deforestación y la contaminación del aire y suelo, la distribución del líquido se constituye como una causa adicional a la sequía en Puebla. En ese sentido, destacó que el uso agrícola es el principal factor que influye en el desperdicio del recurso.

El experto explicó que los cultivos pierden, entre los procesos de conducción y suministro, alrededor de 50 por ciento del agua que se les dota. En las zonas urbanas ocurre algo similar, pues el líquido se desperdicia por su mal manejo y fugas, también en un 50 por ciento.

“Sí hay un problema de distribución y de manejo, y todo ello requiere tecnificación, requiere resolverlo”, remarcó.

Ante ello, Jiménez Merino expuso que es importante tomar en cuenta que la sequía se agudiza en zonas como la Mixteca y la Sierra Norte, sin embargo, esto se debe a varios factores y no solo a las altas temperaturas que se registran en ambas zonas.

Una de esas razones, remarcó el investigador, es la insuficiencia de sistemas de captación pluvial. Esta situación es acompañada de las condiciones geológicas de la región que desfavorecen la infiltración de agua al subsuelo.

“No hay suficientes obras de captación y todo ello hace que en la Mixteca parezca que el problema es más serio, aunque llueven entre 600 y 650 milímetros cada año, al igual que la parte central del estado, pero allá la formación geológica hace que se pierda más rápido el agua y por ello se resiente más”, explicó.

Acciones urgentes

Frente al estiaje que atañe a Puebla, Jiménez Merino destacó que se deben adoptar medidas urgentes para mitigar los efectos del cambio climático, y así lograr un uso más eficiente del agua.

En ese sentido, argumentó que, además de una franca estrategia de reforestación, es urgente invertir en sistemas de captación pluvial en construcciones públicas y privadas, así como en invernaderos, mercados y naves industriales, por mencionar algunos. Del mismo modo, señaló que se requiere construir presas y jagüeyes, con la finalidad de mejorar el almacenamiento hídrico.

Por otra parte, remarcó que las políticas agrícolas ahora en adelante deben enfocarse en la implementación de sistemas de cultivos diversos que requieran menos cantidad de agua, tal es el caso del agave mezcalero o de especies como pitayas.

En ese sentido, afirmó que “la tecnificación del riego hoy es inaplazable”, por lo que recomendó la implementación de sistemas de aspersión y goteo, que son los de mayor accesibilidad y efectividad en el campo, esto a diferencia del método tradicional, que sigue siendo ampliamente utilizado en Puebla, que consiste en “inundar de agua los surcos”.

“Esas prácticas tienen que derivarse del apoyo de gobiernos, tienen que ser parte de la política pública; deben contar con presupuestos y esos ahorros de agua permitirían, además, elevar la productividad y garantizar el volumen para atender las necesidades de la población”, señaló.

Adicionalmente, Jiménez Merino consideró que en Puebla, al igual que en México, existe un amplio desconocimiento de la crisis ambiental que se traduce en desinterés.

“A veces es desconocimiento, otras es desinterés y a veces es negación, pero, por ejemplo, en la política pública ha predominado aquello que es visible, aquello que todo mundo puede ver”, declaró.

Lo anterior es provocado, entre otros factores, por la falta de educación ecológica desde la infancia.

“No les estamos enseñando a los niños cómo cuidar el agua, el ambiente, la vegetación, la fauna y los peces de manera suficiente, y es una crítica que he venido haciendo como profesor e investigador. Algo nos está faltando en el sistema educativo. Los principales problemas socioeconómicos y ambientales no están dentro de las currículas escolares y, por el otro lado, tampoco hay políticas públicas que estén hoy atendiendo el problema del agua y del medio ambiente. Además se han recortado los presupuestos”, consideró.

Crisis del Río Mixteco es causada por omisión

Respecto a la sequía vivida en la Mixteca baja, donde el Río Mixteco interrumpió su caudal a finales de marzo debido a la escasez de agua, y la cual fue documentada por El Sol de Puebla en abril pasado, Jiménez Merino opinó al respecto y apuntó que la crisis se derivó de una irregularidad cometida por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Según el experto, autoridades locales en Oaxaca pidieron al organismo federal la creación de una presa derivadora en el municipio de Santiago Tamazola, algo normal en el país.

No obstante, expuso que si bien la estructura se construyó de forma adecuada, en tiempos recientes, debido a la sequía que prevalece en el país, la Conagua cerró las compuertas de almacenamiento en esa entidad federativa, lo que impidió el flujo de agua hacia las comunidades de la Mixteca poblana, como Piaxtla, Axutla, Tecomatlán y Chila de la Sal.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“En algún momento una comunidad de Oaxaca, Tamazola, hizo un trámite y se les autorizó una presa derivadora sin obstruir el río, así son las derivadoras; pero se va acabando el agua y la hicieron atajar completamente, esa es una práctica inapropiada”, finalizó Jiménez Merino.

Local

En Chignahuapan habrá elección extraordinaria: IEE

Tras el conteo supletorio se concluyó que de los 85 paquetes electorales en 38 se encontraron irregularidades graves en el procedimiento de entrega al órgano transitorio

Estado

Señala Itaipue opacidad de Carlos Peredo en Teziutlán

El gobierno municipal no ha querido dar a conocer a ciudadanos información sobre el uso de recursos públicos

Estado

En Tetela de Ocampo acusan despidos injustificados en el Ayuntamiento

El edil habría despedido a cerca de 15 trabajadores de manera prepotente y grosera, bajo el pretexto de no haber recibido su apoyo durante la campaña

Estado

Tehuacán supera récord de ingresos por recaudación

El departamento de catastro ha logrado un ingreso de 43 millones 212 mil 844 pesos, en lo que va del año