/ martes 27 de febrero de 2024

Donación de órganos en Puebla disminuye 21.5 por ciento: desafíos y perspectivas

¿Cómo es el ingreso a la lista de espera, quién puede donar, en qué hospitales ofrecen este servicio?, son algunas de las preguntas que se abordan

El Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) informó que en el estado de Puebla los trasplantes de órgano disminuyeron un 21.5 por ciento, lo que, para especialistas, es el resultado de la poca cultura de donación que hay en el país, las creencias religiosas que dicen que no pueden extraer partes de su cuerpo y la pausa de campañas, así como procedimientos que se registraron en la pandemia a raíz del coronavirus.

Hasta el año 2020, había en la única lista de espera que existe en México, un total de mil 367 poblanos enlistados para recibir un órgano, de los cuales, mil 184 fueron por un riñón, 163 por córnea, 18 por hígado, uno por páncreas y el esto por medula ósea. La lista de espera varía dependiendo de la importancia del órgano, pueden ser meses hasta más de 10 años.


En todo el territorio poblano, hay un total de 31 establecimientos con licencia registrados en el Cenatra para realizar los trasplantes (tanto públicos como privados), todos tienen la infraestructura necesaria para realizar las intervenciones, pero nada de esto sirve si no hay personas interesadas en donar. “Sin donante no hay trasplante”.

Ante este contexto, El Sol de Puebla presentará el panorama en el que se encuentra la entidad en torno a la donación de órganos. En suma, se abordarán algunas de las preguntas más frecuente, como el ingreso a la lista de espera, quién puede donar, en qué hospitales ofrecen este servicio y algunas historias de éxito de personas beneficiarias.

¿Cómo puedo entrar en la lista de espera para un trasplante?

Donar órganos es el acto más benevolente que puede hacer un ser humano, tanto en muerte como en vida y es la forma más genuina para lograr la trascendencia, esto lo consideró María Alejandra Domínguez, coordinadora del área de donación de órganos y tejidos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien también cree, que hace falta más impulso a la cultura donativa.

La especialista compartió que, en el pasado, tanto en México, como en Puebla, la donación era un tema que no se había legislado bien y por ello, las listas de espera eran más amplias (más de 10 años) y existían muchas dudas, pero todo cambió en el 2011 con la Ley General de Salud (LGS).


Recordó que el Cenatra es el único organismo que regula todos los órganos y tejidos que se obtienen a través de la donación y ellos determinan a dónde se irán para ser trasplantados. El objetivo de esta dinámica es que todo sea trasparente y que, al ser fiable, más personas se sumen a donar. Sólo hay una lista nacional, no importa si eres atendido en un hospital público o privado y nadie tendrá privilegios por encima de otro, de acuerdo con Alejandra Domínguez.

En caso de que una persona quiera ingresar a las listas de espera, lo primero que tiene que hacer es lo siguiente: Tener un diagnóstico por parte de su hospital, ya sea público o privado de la enfermedad y como ésta lo hace solicitante de un trasplante; registrarse en el Sistema del Registro Nacional de Trasplantes, puede ser orientado por sus médicos y es gratuito; una evaluación médica del posible receptor para verificar vialidad del trasplante; para concluir con la asignación de un órgano o tejido.

En caso de que Comité Interno de Trasplantes determine que sí es candidato y hay órganos disponibles, lo contactarán para iniciar con el procedimiento y también indicarán el hospital. En este último punto hay que mencionar que la intervención no se hace forzosamente en el lugar de origen del solicitante, por lo que en algunos casos tendrá que trasladarse. Para inscribirse tienen que hacerlo en el siguiente link: https://cenatra.gob.mx/rnt/documentos/Manual_SIRNT.pdf

Aseguró que cuando se concreta el trasplante, ni uno de los involucrados recibe algún tipo de compensación o pago por el órgano, así que los donantes deben estar tranquilos y seguros de que se hará un buen uso. Para hacerlo más fehaciente, el hospital en donde se realice el procedimiento debe de contar con un coordinador de donación y una licencia para este procedimiento.

¿Quién puede ser donador?

Todos los mayores de edad pueden ser donadores siempre y cuando estén sanos y salgan con buenas observaciones en sus estudios. Cada establecimiento que tiene licencia cuenta con un área de “procuración”, ellos son quienes se acercan a los familiares de personas que fallecieron por vía natural o por accidente y les comparten la alternativa de donar. Algunos acceden, pero muchos otros se rehúsan.

Solamente se pueden realizar las donaciones en estos establecimientos, nadie puede procurar por su cuenta (…) si la clínica no tiene licencia, puede estar incurriendo en un delito que puede llevar a la cárcel. Se va reduciendo el campo porque hay muchos pacientes que fallecen en su domicilio, o que fallecen en accidentes, reduce el número de donadores”, comentó.

La especialista sugirió a todas las personas que deseen ser donadores en caso de fallecer en un accidente, que se lo notifiquen a sus familiares, ya que, si no expresan su deseo, les complican la decisión a sus seres queridos. “Si nunca dicen nada, cuando fallecen, para la familia es muy difícil decidir porque están con el duelo y en ese momento no quieren pensar que le pueda pasar algo a su familiar. Muchos mejor dicen que no, que no dijeron nada y no se hace la donación”, lamentó.

Además de notificar a sus familiares la decisión, pueden solicitar en cualquier establecimiento en donde se realicen trasplantes una tarjeta de donación de órganos y tejidos, la cual viene con el logo del Gobierno de México y sólo debe de escribir su nombre, así como su firma. En dicho documento, le comparte su deseo de donar y la sugerencia es llevarla en la cartera.

También hay que recordar que, al tramitar la licencia de conducir, les preguntan si desean ser donantes y se puede indicar si todos los órganos se quieren entregar o sólo alguno en específico. Algunas personas tienen la creencia de que tienen que llevar testigos para que esta opción quede habilitada, pero el Gobierno de Puebla compartió a este medio que no es necesario llevar testigos.

Infografía: El Sol de Puebla



También una persona en vida puede donar un riñón, un segmento del hígado, lóbulo de pulmón, sangre o precursores de la misma. Cuando un paciente en espera de un órgano o tejido cuenta con algún familiar o conocido que esté dispuesto a donarle y que reúna los requisitos que establece, el proceso es el siguiente: el probable donador será sometido a una evaluación integral que permita asegurar que se encuentra en condiciones médicas, sociales y psicológicas adecuadas para la donación y que su acción es altruista, voluntaria y sin ánimo de lucro.

Además, el donador deberá firmar una carta de consentimiento informado que acepta tener información suficiente y autoriza a los médicos a operarlo para extraer el órgano. Completado el estudio, la decisión es avalada por el Comité Interno de Trasplantes y le informarán el riesgo quirúrgico que corre.

¿Cuáles son los principales argumentos que dan las familias para no donar?

Esta casa editorial también entrevistó a Francisco Morales Flores, director del Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS en Puebla, quien compartió que sí hay pacientes potencialmente donantes, sin embargo, sólo el 25 por ciento de todos los casos que registran, acceden a donar. (Esto sólo hablando del Instituto). “Esto es crítico, porque hay muchos pacientes que están en condición de donar, pero la familia no acepta por mitos, porque desconocen el tema y porque piensan que el cuerpo debe irse integro al entierro”, declaró.


Al preguntarle los principales argumentos que los familiares de personas que fallecieron dan para que donen sus órganos, se encuentran los siguientes:

  • Temas religiosos, pues piensan que su cuerpo debe irse integro, aunque ya no tenga vida
  • Venta ilegal de los órganos, pues hay personas que siguen creyendo que los utilizarán en el mercado negro
  • Falta de conocimiento del deseo de su familiar.

“El exhorto es que la sociedad poblana conozca que hay una necesidad de órganos y que se incrementa día con día y si el día de mañana fallecemos y donamos, a alguien les van a servir. En vida es muy importante manifestar a nuestra familia directa que queremos ser donantes cuando llegue nuestro deceso y que, en lugar de enterrarlos, se los entreguemos a alguien más y seguir viviendo a través de otras personas”, invitó.

Aunque una de sus tareas como médicos es compartirle a los familiares la posibilidad de donar, aceptó que, si hay muchas negativas o si uno de los integrantes está en contra, deciden alejarse y no presionar, ya que tampoco buscan generar conflictos en su núcleo. Incluso cree que, para mejorar los índices de donación, el tema debería de inculcarse en escuelas primarias.

Si al niño desde primaria le enseñamos que hay un programa de donación, que donar es bueno, que es un acto de bondad, de amor, de humanismo, creo que ese niño va a crecer con esa ideología y el día de mañana si sus órganos ya no sirven, pueden donarlos y salvar vidas, opinó.

¿En dónde puedo realizar un trasplante de órganos en Puebla?

Como se mencionó al inicio de este material, son un total de 31 establecimientos que tiene registrados el Cenatra para realizar este procedimiento, pero no todos abarcar los distintos trasplantes. Si el solicitante desea llevar su proceso en uno particular, previamente tendrá que preguntar en su nosocomio si cuentan con la intervención que necesita y los médicos confirmarán o lo dirigirán a otro; pero si es una institución pública, desde el principio se le indicará el hospital que le corresponde.


Hay que dejar en claro que no hay preferencia y rapidez en la lista de espera de un hospital público a un privado, lo único que cambia es la comodidad de un espacio privado y si cuentan o no con un seguro social, pero como sólo hay una lista nacional, todos tendrán las mismas condiciones para adquirir un nuevo órgano.

Las instituciones poblanas que hacen este tipo de procedimiento son el IMSS con cuatro hospitales, uno en el ISSSTE (Hospital Regional) y 12 privados, son los siguientes: Beneficencia Española, Cruz Roja, Centro Oftalmológico Lazcano, Christus Muguerza Hospital Betania y UPAEP, Unidad Oftalmológica de Puebla, Operadora de Hospitales Ángeles, Oftalmolaser de México, Hospital Puebla, Instituto de Cirugía Oftalmológica Oculoplastica y Cosmética facial, Centro Hospitalario Mac y Oftalmología Integral a tu Alcance.

Mientras que 14 pertenecen a la Secretaría de Salud Estatal y son el Hospital de Especialidades, Hospital General de Puebla DR. Eduardo Vázquez Navarro, Hospital para el Niño Poblano, Hospital General de Libres, de Huauchinango, de Cholula, Huejotzingo, Izúcar de Matamoros, Acatlán de Osorio, Zacatlán, General Zona Norte, general de Tehuacán, de Teziutlán y el de Tepeaca

¿Por qué han disminuido las donaciones?

Previamente, El Sol de Puebla dio a conocer que, durante el 2023, los trasplantes de órganos y tejidos disminuyeron 21.5 por ciento en Puebla en comparación con el 2022, pues de acuerdo con el Cenatra, el año pasado se realizaron 252 intervenciones de este tipo, mientras que el año inmediato anterior fueron 321.


Al preguntarles a los especialistas su opinión acerca de esta disminución, respondieron que no es una “baja”, sino que hubo una pausa tanto en los programas de difusión, como en las intervenciones cuando llegó la pandemia a causa de la Covid-19. Lo que está ocurriendo en estos momentos, es que de nueva cuenta se están encaminando a alcanzar cifras más altas.

Lo anterior lo comentó Jorge Gutiérrez Ponce, médico oftalmólogo responsable del programa “trasplante de córnea” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sede San José, quien espera cerrar este 2024 con 80 trasplantes de córnea. “Somos líderes en córnea y en riñón a nivel nacional y hasta podría decir que a nivel Latinoamérica”, presumió.

Desde el año 2000 y hasta el año pasado, hay un registro de 992 trasplantes de este tipo que se registraron en San José y en los últimos ocho años el desarrollo fue el siguiente:

2015: 88

2016: 104

2017: 102

2018: 143

2019: 33

2020: cero por pandemia

2021: cero por pandemia

2022: 35

2023: 72

Tanto la doctora Alejandra Domínguez, como Francisco Morales, respaldaron esta hipótesis y consideraron que la pandemia influyó en el tema de donación, pero que el año pasado y al arranque de este, se ha trabajado para difundir información e impulsar la cultura donataria.

El Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) informó que en el estado de Puebla los trasplantes de órgano disminuyeron un 21.5 por ciento, lo que, para especialistas, es el resultado de la poca cultura de donación que hay en el país, las creencias religiosas que dicen que no pueden extraer partes de su cuerpo y la pausa de campañas, así como procedimientos que se registraron en la pandemia a raíz del coronavirus.

Hasta el año 2020, había en la única lista de espera que existe en México, un total de mil 367 poblanos enlistados para recibir un órgano, de los cuales, mil 184 fueron por un riñón, 163 por córnea, 18 por hígado, uno por páncreas y el esto por medula ósea. La lista de espera varía dependiendo de la importancia del órgano, pueden ser meses hasta más de 10 años.


En todo el territorio poblano, hay un total de 31 establecimientos con licencia registrados en el Cenatra para realizar los trasplantes (tanto públicos como privados), todos tienen la infraestructura necesaria para realizar las intervenciones, pero nada de esto sirve si no hay personas interesadas en donar. “Sin donante no hay trasplante”.

Ante este contexto, El Sol de Puebla presentará el panorama en el que se encuentra la entidad en torno a la donación de órganos. En suma, se abordarán algunas de las preguntas más frecuente, como el ingreso a la lista de espera, quién puede donar, en qué hospitales ofrecen este servicio y algunas historias de éxito de personas beneficiarias.

¿Cómo puedo entrar en la lista de espera para un trasplante?

Donar órganos es el acto más benevolente que puede hacer un ser humano, tanto en muerte como en vida y es la forma más genuina para lograr la trascendencia, esto lo consideró María Alejandra Domínguez, coordinadora del área de donación de órganos y tejidos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien también cree, que hace falta más impulso a la cultura donativa.

La especialista compartió que, en el pasado, tanto en México, como en Puebla, la donación era un tema que no se había legislado bien y por ello, las listas de espera eran más amplias (más de 10 años) y existían muchas dudas, pero todo cambió en el 2011 con la Ley General de Salud (LGS).


Recordó que el Cenatra es el único organismo que regula todos los órganos y tejidos que se obtienen a través de la donación y ellos determinan a dónde se irán para ser trasplantados. El objetivo de esta dinámica es que todo sea trasparente y que, al ser fiable, más personas se sumen a donar. Sólo hay una lista nacional, no importa si eres atendido en un hospital público o privado y nadie tendrá privilegios por encima de otro, de acuerdo con Alejandra Domínguez.

En caso de que una persona quiera ingresar a las listas de espera, lo primero que tiene que hacer es lo siguiente: Tener un diagnóstico por parte de su hospital, ya sea público o privado de la enfermedad y como ésta lo hace solicitante de un trasplante; registrarse en el Sistema del Registro Nacional de Trasplantes, puede ser orientado por sus médicos y es gratuito; una evaluación médica del posible receptor para verificar vialidad del trasplante; para concluir con la asignación de un órgano o tejido.

En caso de que Comité Interno de Trasplantes determine que sí es candidato y hay órganos disponibles, lo contactarán para iniciar con el procedimiento y también indicarán el hospital. En este último punto hay que mencionar que la intervención no se hace forzosamente en el lugar de origen del solicitante, por lo que en algunos casos tendrá que trasladarse. Para inscribirse tienen que hacerlo en el siguiente link: https://cenatra.gob.mx/rnt/documentos/Manual_SIRNT.pdf

Aseguró que cuando se concreta el trasplante, ni uno de los involucrados recibe algún tipo de compensación o pago por el órgano, así que los donantes deben estar tranquilos y seguros de que se hará un buen uso. Para hacerlo más fehaciente, el hospital en donde se realice el procedimiento debe de contar con un coordinador de donación y una licencia para este procedimiento.

¿Quién puede ser donador?

Todos los mayores de edad pueden ser donadores siempre y cuando estén sanos y salgan con buenas observaciones en sus estudios. Cada establecimiento que tiene licencia cuenta con un área de “procuración”, ellos son quienes se acercan a los familiares de personas que fallecieron por vía natural o por accidente y les comparten la alternativa de donar. Algunos acceden, pero muchos otros se rehúsan.

Solamente se pueden realizar las donaciones en estos establecimientos, nadie puede procurar por su cuenta (…) si la clínica no tiene licencia, puede estar incurriendo en un delito que puede llevar a la cárcel. Se va reduciendo el campo porque hay muchos pacientes que fallecen en su domicilio, o que fallecen en accidentes, reduce el número de donadores”, comentó.

La especialista sugirió a todas las personas que deseen ser donadores en caso de fallecer en un accidente, que se lo notifiquen a sus familiares, ya que, si no expresan su deseo, les complican la decisión a sus seres queridos. “Si nunca dicen nada, cuando fallecen, para la familia es muy difícil decidir porque están con el duelo y en ese momento no quieren pensar que le pueda pasar algo a su familiar. Muchos mejor dicen que no, que no dijeron nada y no se hace la donación”, lamentó.

Además de notificar a sus familiares la decisión, pueden solicitar en cualquier establecimiento en donde se realicen trasplantes una tarjeta de donación de órganos y tejidos, la cual viene con el logo del Gobierno de México y sólo debe de escribir su nombre, así como su firma. En dicho documento, le comparte su deseo de donar y la sugerencia es llevarla en la cartera.

También hay que recordar que, al tramitar la licencia de conducir, les preguntan si desean ser donantes y se puede indicar si todos los órganos se quieren entregar o sólo alguno en específico. Algunas personas tienen la creencia de que tienen que llevar testigos para que esta opción quede habilitada, pero el Gobierno de Puebla compartió a este medio que no es necesario llevar testigos.

Infografía: El Sol de Puebla



También una persona en vida puede donar un riñón, un segmento del hígado, lóbulo de pulmón, sangre o precursores de la misma. Cuando un paciente en espera de un órgano o tejido cuenta con algún familiar o conocido que esté dispuesto a donarle y que reúna los requisitos que establece, el proceso es el siguiente: el probable donador será sometido a una evaluación integral que permita asegurar que se encuentra en condiciones médicas, sociales y psicológicas adecuadas para la donación y que su acción es altruista, voluntaria y sin ánimo de lucro.

Además, el donador deberá firmar una carta de consentimiento informado que acepta tener información suficiente y autoriza a los médicos a operarlo para extraer el órgano. Completado el estudio, la decisión es avalada por el Comité Interno de Trasplantes y le informarán el riesgo quirúrgico que corre.

¿Cuáles son los principales argumentos que dan las familias para no donar?

Esta casa editorial también entrevistó a Francisco Morales Flores, director del Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS en Puebla, quien compartió que sí hay pacientes potencialmente donantes, sin embargo, sólo el 25 por ciento de todos los casos que registran, acceden a donar. (Esto sólo hablando del Instituto). “Esto es crítico, porque hay muchos pacientes que están en condición de donar, pero la familia no acepta por mitos, porque desconocen el tema y porque piensan que el cuerpo debe irse integro al entierro”, declaró.


Al preguntarle los principales argumentos que los familiares de personas que fallecieron dan para que donen sus órganos, se encuentran los siguientes:

  • Temas religiosos, pues piensan que su cuerpo debe irse integro, aunque ya no tenga vida
  • Venta ilegal de los órganos, pues hay personas que siguen creyendo que los utilizarán en el mercado negro
  • Falta de conocimiento del deseo de su familiar.

“El exhorto es que la sociedad poblana conozca que hay una necesidad de órganos y que se incrementa día con día y si el día de mañana fallecemos y donamos, a alguien les van a servir. En vida es muy importante manifestar a nuestra familia directa que queremos ser donantes cuando llegue nuestro deceso y que, en lugar de enterrarlos, se los entreguemos a alguien más y seguir viviendo a través de otras personas”, invitó.

Aunque una de sus tareas como médicos es compartirle a los familiares la posibilidad de donar, aceptó que, si hay muchas negativas o si uno de los integrantes está en contra, deciden alejarse y no presionar, ya que tampoco buscan generar conflictos en su núcleo. Incluso cree que, para mejorar los índices de donación, el tema debería de inculcarse en escuelas primarias.

Si al niño desde primaria le enseñamos que hay un programa de donación, que donar es bueno, que es un acto de bondad, de amor, de humanismo, creo que ese niño va a crecer con esa ideología y el día de mañana si sus órganos ya no sirven, pueden donarlos y salvar vidas, opinó.

¿En dónde puedo realizar un trasplante de órganos en Puebla?

Como se mencionó al inicio de este material, son un total de 31 establecimientos que tiene registrados el Cenatra para realizar este procedimiento, pero no todos abarcar los distintos trasplantes. Si el solicitante desea llevar su proceso en uno particular, previamente tendrá que preguntar en su nosocomio si cuentan con la intervención que necesita y los médicos confirmarán o lo dirigirán a otro; pero si es una institución pública, desde el principio se le indicará el hospital que le corresponde.


Hay que dejar en claro que no hay preferencia y rapidez en la lista de espera de un hospital público a un privado, lo único que cambia es la comodidad de un espacio privado y si cuentan o no con un seguro social, pero como sólo hay una lista nacional, todos tendrán las mismas condiciones para adquirir un nuevo órgano.

Las instituciones poblanas que hacen este tipo de procedimiento son el IMSS con cuatro hospitales, uno en el ISSSTE (Hospital Regional) y 12 privados, son los siguientes: Beneficencia Española, Cruz Roja, Centro Oftalmológico Lazcano, Christus Muguerza Hospital Betania y UPAEP, Unidad Oftalmológica de Puebla, Operadora de Hospitales Ángeles, Oftalmolaser de México, Hospital Puebla, Instituto de Cirugía Oftalmológica Oculoplastica y Cosmética facial, Centro Hospitalario Mac y Oftalmología Integral a tu Alcance.

Mientras que 14 pertenecen a la Secretaría de Salud Estatal y son el Hospital de Especialidades, Hospital General de Puebla DR. Eduardo Vázquez Navarro, Hospital para el Niño Poblano, Hospital General de Libres, de Huauchinango, de Cholula, Huejotzingo, Izúcar de Matamoros, Acatlán de Osorio, Zacatlán, General Zona Norte, general de Tehuacán, de Teziutlán y el de Tepeaca

¿Por qué han disminuido las donaciones?

Previamente, El Sol de Puebla dio a conocer que, durante el 2023, los trasplantes de órganos y tejidos disminuyeron 21.5 por ciento en Puebla en comparación con el 2022, pues de acuerdo con el Cenatra, el año pasado se realizaron 252 intervenciones de este tipo, mientras que el año inmediato anterior fueron 321.


Al preguntarles a los especialistas su opinión acerca de esta disminución, respondieron que no es una “baja”, sino que hubo una pausa tanto en los programas de difusión, como en las intervenciones cuando llegó la pandemia a causa de la Covid-19. Lo que está ocurriendo en estos momentos, es que de nueva cuenta se están encaminando a alcanzar cifras más altas.

Lo anterior lo comentó Jorge Gutiérrez Ponce, médico oftalmólogo responsable del programa “trasplante de córnea” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sede San José, quien espera cerrar este 2024 con 80 trasplantes de córnea. “Somos líderes en córnea y en riñón a nivel nacional y hasta podría decir que a nivel Latinoamérica”, presumió.

Desde el año 2000 y hasta el año pasado, hay un registro de 992 trasplantes de este tipo que se registraron en San José y en los últimos ocho años el desarrollo fue el siguiente:

2015: 88

2016: 104

2017: 102

2018: 143

2019: 33

2020: cero por pandemia

2021: cero por pandemia

2022: 35

2023: 72

Tanto la doctora Alejandra Domínguez, como Francisco Morales, respaldaron esta hipótesis y consideraron que la pandemia influyó en el tema de donación, pero que el año pasado y al arranque de este, se ha trabajado para difundir información e impulsar la cultura donataria.

Local

Autorizan nueva ruta del transporte público en Puebla capital, aquí su recorrido

La ruta RS10 va desde Azumiatla hasta la CAPU y su ingreso se debió a una escasez de unidades

Local

'La justicia nos volvió a fallar', dice madre de Paulina Camargo tras absolución de José María 'N'

Rocío Limón, madre de Paulina Camargo, teme que en próximos días o meses José María salga en libertad y busque venganza

Policiaca

José Venancio 'N', esposo asesinado de candidata a regidora, tenía antecedentes penales

El fiscal descartó que el crimen ocurrido el pasado 9 de abril tenga que ver con la actividad política de su familia

Policiaca

Absuelven a José María 'N' del delito de homicidio y aborto en caso Paulina Camargo

Se esperaba que este viernes el joven originario de Veracruz fuera puesto en libertad, sin embargo, seguirá en prisión por el delito de desaparición de persona

Doble Vía

Rescatan a náufragos gracias a mensaje escrito con hojas de palmera vistas desde un avión

Como si de una película se tratara, los marinos utilizaron hojas de palmera para escribir la palabra “HELP” o ayuda en inglés

Virales

Indigente que paseó en Mustang es reconocido por sus familiares y buscan reencontrarse con él

El video de este hombre en situación de calle que viajó en el Mustang cada vez fue llegando a más personas, hasta que sucedió lo inesperado y fue identificado por su hermana