/ viernes 5 de enero de 2024

Cambio climático hace inútiles las cabañuelas

Las cabañuelas son una manera de predecir cómo será el clima a lo largo del año, basadas en la observación del clima durante el mes de enero

Una tradición ancestral, comúnmente utilizada en la agricultura, está en riesgo de desaparecer. La implementación de riegos, la tecnificación del campo y los climas cada vez más severos debido al cambio climático han dejado en desuso a las cabañuelas.

Para Miguel López, un campesino de este municipio ubicado en el sur del estado de Puebla, este conocimiento ancestral es un método mediante el cual los campesinos pueden anticipar las condiciones climáticas a lo largo del año, permitiéndoles prepararse para los cambios en el clima y saber exactamente cuándo comenzar la preparación de tierra y los cultivos.

Esta actividad, según describe, es una tradición transmitida de generación en generación entre los campesinos; sin embargo, se ha ido perdiendo debido a la mezcla de ideas y al impacto del clima en este método.



Las cabañuelas son una manera de predecir cómo será el clima a lo largo del año, basadas en la observación del clima durante el mes de enero para prever las condiciones en los meses siguientes. Estas predicciones son de gran ayuda para el trabajo de los agricultores.

Según los campesinos, las cabañuelas consisten en observar las condiciones climáticas de los primeros 24 días de enero, asignando a cada día un mes correspondiente. De acuerdo con la observación y el conocimiento heredado por los abuelos: el 01 de enero representa el mismo mes; el 02 de enero corresponde a febrero; el 03 de enero, a marzo; el 04 de enero, a abril; el 05 de enero, a mayo; el 06 de enero, a junio; el 07 de enero, a julio; el 08 de enero, a agosto; el 09 de enero, a septiembre; el día 10, a octubre; el día 11, a noviembre; y el día 12, a diciembre.

Para las cabañuelas, los agricultores debían prestar atención incluso a las condiciones desde el amanecer, los cambios de temperatura, el viento, la aparición de nubes, los momentos de mayor calor y las lloviznas que pudieran presentarse en cada hora del día. Miguel mencionó que no sabe qué sucedió, pero que "las cabañuelas se han olvidado; la gente dejó de creer en ellas, los arrieros desaparecieron, los cultivos se tecnificaron, y ahora no son estas costumbres ancestrales las que nos guían, sino la tecnología".


La agricultura tradicional se basa aún en la observación para marcar sus tiempos. Foto: Brisselda Sarabia | El Sol de Puebla



En entrevista para El Sol de Puebla, el productor agrícola atribuyó al cambio climático las modificaciones en las cabañuelas, ya que éstas han cambiado debido a la mayor visibilidad e intensidad observadas en enero. Por ello, hizo un llamado a las personas que viven en la ciudad a cuidar más el medio ambiente para evitar un deterioro climático.



De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el origen de “las cabañuelas” en México proviene de los aztecas, quienes a su vez adoptaron este conocimiento de los mayas, pues en ambos casos su calendario consistía en 18 meses con 20 días cada uno. Los primeros 18 días de enero servían para cada uno de los meses y los dos días restantes predecían otros fenómenos.

El organismo explica en su sitio digital que los agricultores estudiaban los cambios climáticos durante los primeros días de enero para conocer el pronóstico del tiempo durante los 12 meses del año. Por ejemplo, si para el día 10 de enero llovía o hacía frío, el mes número diez (que en este caso corresponde a octubre) experimentaría un fenómeno similar.

Con base en este tipo de análisis, describe la Conagua, los agricultores sabían en qué mes podían sembrar u realizar otro tipo de actividad. Para los campesinos es una prioridad llevar la lectura de las cabañuelas porque gracias a este estudio empírico, podrán predecir los meses de lluvias y sequías para sembrar y obtener una buena cosecha.

Quienes se valen de este método deben llevar una bitácora del clima de cada día de enero, anotar las características del cielo, la temperatura, el viento y después relacionar ese día con el mes que le corresponde.

A decir de los productores mixtecos, actualmente las condiciones del clima ahora son más extremas y cambiantes, por lo que ya no son tan precisas las observaciones que se registran en los primeros días del año. No obstante, lo que sí han detectado es que las sequías son más prolongadas, al igual como se marca han comportado los primeros días de este 2024.


Una tradición ancestral, comúnmente utilizada en la agricultura, está en riesgo de desaparecer. La implementación de riegos, la tecnificación del campo y los climas cada vez más severos debido al cambio climático han dejado en desuso a las cabañuelas.

Para Miguel López, un campesino de este municipio ubicado en el sur del estado de Puebla, este conocimiento ancestral es un método mediante el cual los campesinos pueden anticipar las condiciones climáticas a lo largo del año, permitiéndoles prepararse para los cambios en el clima y saber exactamente cuándo comenzar la preparación de tierra y los cultivos.

Esta actividad, según describe, es una tradición transmitida de generación en generación entre los campesinos; sin embargo, se ha ido perdiendo debido a la mezcla de ideas y al impacto del clima en este método.



Las cabañuelas son una manera de predecir cómo será el clima a lo largo del año, basadas en la observación del clima durante el mes de enero para prever las condiciones en los meses siguientes. Estas predicciones son de gran ayuda para el trabajo de los agricultores.

Según los campesinos, las cabañuelas consisten en observar las condiciones climáticas de los primeros 24 días de enero, asignando a cada día un mes correspondiente. De acuerdo con la observación y el conocimiento heredado por los abuelos: el 01 de enero representa el mismo mes; el 02 de enero corresponde a febrero; el 03 de enero, a marzo; el 04 de enero, a abril; el 05 de enero, a mayo; el 06 de enero, a junio; el 07 de enero, a julio; el 08 de enero, a agosto; el 09 de enero, a septiembre; el día 10, a octubre; el día 11, a noviembre; y el día 12, a diciembre.

Para las cabañuelas, los agricultores debían prestar atención incluso a las condiciones desde el amanecer, los cambios de temperatura, el viento, la aparición de nubes, los momentos de mayor calor y las lloviznas que pudieran presentarse en cada hora del día. Miguel mencionó que no sabe qué sucedió, pero que "las cabañuelas se han olvidado; la gente dejó de creer en ellas, los arrieros desaparecieron, los cultivos se tecnificaron, y ahora no son estas costumbres ancestrales las que nos guían, sino la tecnología".


La agricultura tradicional se basa aún en la observación para marcar sus tiempos. Foto: Brisselda Sarabia | El Sol de Puebla



En entrevista para El Sol de Puebla, el productor agrícola atribuyó al cambio climático las modificaciones en las cabañuelas, ya que éstas han cambiado debido a la mayor visibilidad e intensidad observadas en enero. Por ello, hizo un llamado a las personas que viven en la ciudad a cuidar más el medio ambiente para evitar un deterioro climático.



De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el origen de “las cabañuelas” en México proviene de los aztecas, quienes a su vez adoptaron este conocimiento de los mayas, pues en ambos casos su calendario consistía en 18 meses con 20 días cada uno. Los primeros 18 días de enero servían para cada uno de los meses y los dos días restantes predecían otros fenómenos.

El organismo explica en su sitio digital que los agricultores estudiaban los cambios climáticos durante los primeros días de enero para conocer el pronóstico del tiempo durante los 12 meses del año. Por ejemplo, si para el día 10 de enero llovía o hacía frío, el mes número diez (que en este caso corresponde a octubre) experimentaría un fenómeno similar.

Con base en este tipo de análisis, describe la Conagua, los agricultores sabían en qué mes podían sembrar u realizar otro tipo de actividad. Para los campesinos es una prioridad llevar la lectura de las cabañuelas porque gracias a este estudio empírico, podrán predecir los meses de lluvias y sequías para sembrar y obtener una buena cosecha.

Quienes se valen de este método deben llevar una bitácora del clima de cada día de enero, anotar las características del cielo, la temperatura, el viento y después relacionar ese día con el mes que le corresponde.

A decir de los productores mixtecos, actualmente las condiciones del clima ahora son más extremas y cambiantes, por lo que ya no son tan precisas las observaciones que se registran en los primeros días del año. No obstante, lo que sí han detectado es que las sequías son más prolongadas, al igual como se marca han comportado los primeros días de este 2024.


Policiaca

Catarino entregó 37 mil pesos para recibir 200 mil y tras ser defraudado enfrenta el delito de secuestro

Su defensor legal reveló que las oficinas de CAPTIVA Services están aseguradas por la Fiscalía de Puebla

Local

Negligencia y malos tratos imperan en el RAN Puebla, usuarios esperan horas y gastan lo que no tienen

El Sol de Puebla platicó con varios campesinos de diferentes municipio; la primera había llegado a las 7 de la noche del día anterior

Estado

Suman seis suicidios en Tehuacán en lo que va del año

El tema es una alerta social por lo seguido que se han registrado estos casos

Local

Autos, los más afectados por la tormenta del domingo [Video e imágenes]

Las lluvias del pasado fin de semana dejaron inundaciones en distintas calles de la capital poblana

Estado

En Tochtepec, matan a presunto asaltante que llevaba arma de juguete

El hombre había cometido diversos asaltos con la misma mecánica, pero esta vez no salió bien librado

Local

Entre emoción y nerviosismo BUAP arranca la aplicación del examen de admisión

La BUAP aplicará examen virtual para las licenciaturas e ingenierías que se ofertarán en de Ciudad Universitaria 2