/ miércoles 5 de julio de 2023

Feminicidio de Monserrat, esto se sabe del caso de canibalismo en Puebla

El hombre acusado de cometer este delito aseguró que el diablo lo obligó a matar a su esposa

La muerte de Monserrat generó un ambiente de indignación y coraje entre la sociedad por la manera en que le arrebataron la vida. Sus seres queridos se encuentran destrozados y le han pedido a las autoridades que no abandonen el caso; ellos destacaron que ahora también temen por su integridad.

Este feminicidio ha causado una gran conmoción pues ella fue asesinada de una manera brutal, ya que el hombre señalado de cometer este delito confesó que incluso se comió algunos de sus restos por lo que ha recibido el apodo del ‘Caníbal de La Resurrección’, esto tomando en cuenta colonia en la que se registró este crimen.

Los familiares de la víctima informaron que esto es resultado de la violencia doméstica que ‘Monse’ empezó a recibir tiempo atrás. Asimismo, aseguraron que el principal sospechoso está relacionado con el gobierno local de esta junta auxiliar, lo que ha hecho que sea complicado determinar el futuro legal del supuesto agresor.

Lo que se sabe de su caso

Monserrat era una mujer de 38 años que siempre mostró tener interés por ayudar a los demás, pues la gente que la conocía la recordó como alguien trabajadora, sonriente y empática. Cuando era joven acompañaba a su madre a vender dulces, tortas y comida afuera de las escuelas para ayudar con los gastos.

Su mamá llamada María Alicia, resaltó a este medio que sus flores favoritas eran los girasoles, además, dijo que siempre vio por sus hijas, quienes ahora tienen 13, 15, 19, 20 y 22 años de edad; ‘Monse’, como suelen recordarla en su casa, se encargó de la manutención completa, pues tiempo atrás se separó del padre de las entonces niñas.

Monserrat desde joven apoyó a su familia. Foto: Cortesía Familiares

En el 2021, mientras trabajaba en una construcción dentro del área de limpieza conoció a Álvaro, un albañil con el que empezó una relación amorosa. Al principio todo marchó con normalidad, incluso lo presentó con su familia.

Tiempo después formalizaron su relación y se fueron a vivir a La Resurrección, un lugar en el que Álvaro tiene varios conocidos. En este lugar empezaron los problemas, ya que él era un adicto al alcohol y otras sustancias.

En consecuencia, ella vivió diferentes episodios de violencia en los que incluso tenía que salirse de su casa en repetidas ocasiones porque su esposo la corría con el pretexto de que esa era la vivienda de su primer hijo, producto de su pasada relación.

Monserrat tuvo cinco hijas. Foto: Cortesía Familiares

Hubo un tiempo en el que Álvaro ya no trabajaba ni entregaba ninguna aportación a su hogar, por lo que Monserrat tenía que mantenerlo, pero no solo eso, sin que también le daba dinero para que pudiera pagar sus vicios.

“Él ya ni trabajaba, ella era la que lo mantenía; incluso, él le exigía que le diera para su droga. Lo único que queremos es justicia para mi hija y que esto no quede impune”, precisó María Alicia y agregó que muchas veces quisieron ayudarla para que se alejara de esa relación, pero nunca les hizo caso.

El feminicidio de Monserrat

De acuerdo con la información recopilada, fue el pasado jueves cuando Álvaro N. de 32 años amenazó con un machete a Monserrat; por lo que ella se fue para refugiarse con su familia, pero los padres de su esposo fueron a buscarla para que se regresara con él.

Fue de este modo como de vuelta en su hogar fue asesinada por su marido, quien después la descuartizó y se comió algunas partes de su cuerpo, entre ellas el cerebro, para lo cual utilizó varias tortillas para prepararse ‘tacos’.

Álvaro le marcó a uno de los hijos de la víctima para confesar su delito. Foto: Cortesía

Dejó algunos de sus restos regados con la casa, otros más los metió en bolsas negras para luego lanzarlos a una barranca que estaba cerca del panteón de la junta auxiliar. Todo esto fue confesado por él mismo, primero lo dijo bajo los influjos de diferentes sustancias y después sobrio.

También ocupó el cráneo de la víctima como cenicero. Añadió que un día antes de cometer este ilícito escuchó varias voces, además indicó que el ‘diablo’ le ordenó desmembrar a su esposa. Asimismo, las autoridades encontraron en su propiedad un altar de santería.

Luego de realizar todo esto, el sábado 1 de julio se puso en contacto con las hijas de Monserrat para confesar todo lo que hizo, de este modo fue como se movilizaron y encontraron la terrible escena para después solicitar el apoyo de la policía.

Casa donde el llamado 'Canibal de Puebla' mató a Monserrat. Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

El sujeto fue detenido la madrugada del domingo por las autoridades y puesto en prisión preventiva mientras se determina su futuro legal. Su propiedad fue acordonada por la Unidad de investigación de delitos contra la vida y la Integridad corporal, a un costado igual está la morada de sus padres.

Familiares exigen justicia

Se precisó que Álvaro N fue puesto a disposición del Ministerio Público, para luego ser dirigido a la Unidad Especializada en la Investigación de Feminicidios. Después del levantamiento del cuerpo trascendió el acto de canibalismo.

Durante el martes 4 de julio lo vincularon a proceso por el delito de Infracciones a las Leyes y Reglamentos Sobre Inhumaciones y Exhumaciones. También se le dictó prisión preventiva en el penal de San Miguel en lo que se realizan los análisis correspondientes.

Así despiden a Monserrat. Foto: Cortesía

Esto no ha dejado tranquilos a los familiares de la víctima, quienes han dicho que temen que Álvaro N quede libertad. Una mujer identificada como la prima de Monserrat se dirigió a su cuenta de Facebook para exponer su preocupación.

“Si ese maldito fue capaz de hacer una vez lo volverá hacer. Así que compartan para que no salga libre el maldito porque una persona así no puede andar por la vida dañando a otras personas. Ella es mi prima, pero mañana puede ser tu hermana, tu tía amiga, sobrina o hija; por favor queremos justicia”, destacó.

El complicado proceso legal de este caso

Fue el 4 de julio cuando se realizó una audiencia en contra de Álvaro N en el Centro de Justicia Penal de Puebla. María Alicia aseguró que le costó mucho trabajo ir pero al final si lo hizo. De esta forma es como se hizo la presentación del caso, en donde no estuvieron los familiares del acusado.

La madre de la víctima destacó que estaba sorprendida por la reacción tranquila y despreocupada que demostró tener el sujeto señalado por el feminicidio, en especial cuando relató todo lo que le hizo a su hija.

“Al entrar me hice la fuerte y le pedí a Dios que este sujeto pague todo lo que hizo, lo vi muy tranquilo, a lo mejor estaba confiado de que su familia lo iba a sacar de ahí, realmente estaba como si no hubiera pasado nada; volteó a verme y se agarró el cabello, tal vez pensó que no iba a estar yo ahí”, explicó.

Álvaro N recibió el apodó del ‘Caníbal de La Resurrección’. Foto: Cortesía

Asimismo, la mujer de la tercera edad comentó que cuando fue acompañada de sus conocidos a la casa de Monse para recoger sus documentos notaron que los sellos de la Fiscalía habían sido retirados. Esto provocó que se preocuparan, pues alguien podría intentar eliminar las pruebas del caso.

En este sentido, señaló que Álvaro N, tiene grandes influencias dentro de esa colonia, pues es pariente del presidente de La Resurrección, quien al verlos en la vivienda de la hoy occisa los ahuyentó y amenazó con juntar al pueblo para que los lincharan. Ahora temen que esto impida que se haga justicia y creen que su integridad podría estar en riesgo.

La muerte de Monserrat generó un ambiente de indignación y coraje entre la sociedad por la manera en que le arrebataron la vida. Sus seres queridos se encuentran destrozados y le han pedido a las autoridades que no abandonen el caso; ellos destacaron que ahora también temen por su integridad.

Este feminicidio ha causado una gran conmoción pues ella fue asesinada de una manera brutal, ya que el hombre señalado de cometer este delito confesó que incluso se comió algunos de sus restos por lo que ha recibido el apodo del ‘Caníbal de La Resurrección’, esto tomando en cuenta colonia en la que se registró este crimen.

Los familiares de la víctima informaron que esto es resultado de la violencia doméstica que ‘Monse’ empezó a recibir tiempo atrás. Asimismo, aseguraron que el principal sospechoso está relacionado con el gobierno local de esta junta auxiliar, lo que ha hecho que sea complicado determinar el futuro legal del supuesto agresor.

Lo que se sabe de su caso

Monserrat era una mujer de 38 años que siempre mostró tener interés por ayudar a los demás, pues la gente que la conocía la recordó como alguien trabajadora, sonriente y empática. Cuando era joven acompañaba a su madre a vender dulces, tortas y comida afuera de las escuelas para ayudar con los gastos.

Su mamá llamada María Alicia, resaltó a este medio que sus flores favoritas eran los girasoles, además, dijo que siempre vio por sus hijas, quienes ahora tienen 13, 15, 19, 20 y 22 años de edad; ‘Monse’, como suelen recordarla en su casa, se encargó de la manutención completa, pues tiempo atrás se separó del padre de las entonces niñas.

Monserrat desde joven apoyó a su familia. Foto: Cortesía Familiares

En el 2021, mientras trabajaba en una construcción dentro del área de limpieza conoció a Álvaro, un albañil con el que empezó una relación amorosa. Al principio todo marchó con normalidad, incluso lo presentó con su familia.

Tiempo después formalizaron su relación y se fueron a vivir a La Resurrección, un lugar en el que Álvaro tiene varios conocidos. En este lugar empezaron los problemas, ya que él era un adicto al alcohol y otras sustancias.

En consecuencia, ella vivió diferentes episodios de violencia en los que incluso tenía que salirse de su casa en repetidas ocasiones porque su esposo la corría con el pretexto de que esa era la vivienda de su primer hijo, producto de su pasada relación.

Monserrat tuvo cinco hijas. Foto: Cortesía Familiares

Hubo un tiempo en el que Álvaro ya no trabajaba ni entregaba ninguna aportación a su hogar, por lo que Monserrat tenía que mantenerlo, pero no solo eso, sin que también le daba dinero para que pudiera pagar sus vicios.

“Él ya ni trabajaba, ella era la que lo mantenía; incluso, él le exigía que le diera para su droga. Lo único que queremos es justicia para mi hija y que esto no quede impune”, precisó María Alicia y agregó que muchas veces quisieron ayudarla para que se alejara de esa relación, pero nunca les hizo caso.

El feminicidio de Monserrat

De acuerdo con la información recopilada, fue el pasado jueves cuando Álvaro N. de 32 años amenazó con un machete a Monserrat; por lo que ella se fue para refugiarse con su familia, pero los padres de su esposo fueron a buscarla para que se regresara con él.

Fue de este modo como de vuelta en su hogar fue asesinada por su marido, quien después la descuartizó y se comió algunas partes de su cuerpo, entre ellas el cerebro, para lo cual utilizó varias tortillas para prepararse ‘tacos’.

Álvaro le marcó a uno de los hijos de la víctima para confesar su delito. Foto: Cortesía

Dejó algunos de sus restos regados con la casa, otros más los metió en bolsas negras para luego lanzarlos a una barranca que estaba cerca del panteón de la junta auxiliar. Todo esto fue confesado por él mismo, primero lo dijo bajo los influjos de diferentes sustancias y después sobrio.

También ocupó el cráneo de la víctima como cenicero. Añadió que un día antes de cometer este ilícito escuchó varias voces, además indicó que el ‘diablo’ le ordenó desmembrar a su esposa. Asimismo, las autoridades encontraron en su propiedad un altar de santería.

Luego de realizar todo esto, el sábado 1 de julio se puso en contacto con las hijas de Monserrat para confesar todo lo que hizo, de este modo fue como se movilizaron y encontraron la terrible escena para después solicitar el apoyo de la policía.

Casa donde el llamado 'Canibal de Puebla' mató a Monserrat. Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

El sujeto fue detenido la madrugada del domingo por las autoridades y puesto en prisión preventiva mientras se determina su futuro legal. Su propiedad fue acordonada por la Unidad de investigación de delitos contra la vida y la Integridad corporal, a un costado igual está la morada de sus padres.

Familiares exigen justicia

Se precisó que Álvaro N fue puesto a disposición del Ministerio Público, para luego ser dirigido a la Unidad Especializada en la Investigación de Feminicidios. Después del levantamiento del cuerpo trascendió el acto de canibalismo.

Durante el martes 4 de julio lo vincularon a proceso por el delito de Infracciones a las Leyes y Reglamentos Sobre Inhumaciones y Exhumaciones. También se le dictó prisión preventiva en el penal de San Miguel en lo que se realizan los análisis correspondientes.

Así despiden a Monserrat. Foto: Cortesía

Esto no ha dejado tranquilos a los familiares de la víctima, quienes han dicho que temen que Álvaro N quede libertad. Una mujer identificada como la prima de Monserrat se dirigió a su cuenta de Facebook para exponer su preocupación.

“Si ese maldito fue capaz de hacer una vez lo volverá hacer. Así que compartan para que no salga libre el maldito porque una persona así no puede andar por la vida dañando a otras personas. Ella es mi prima, pero mañana puede ser tu hermana, tu tía amiga, sobrina o hija; por favor queremos justicia”, destacó.

El complicado proceso legal de este caso

Fue el 4 de julio cuando se realizó una audiencia en contra de Álvaro N en el Centro de Justicia Penal de Puebla. María Alicia aseguró que le costó mucho trabajo ir pero al final si lo hizo. De esta forma es como se hizo la presentación del caso, en donde no estuvieron los familiares del acusado.

La madre de la víctima destacó que estaba sorprendida por la reacción tranquila y despreocupada que demostró tener el sujeto señalado por el feminicidio, en especial cuando relató todo lo que le hizo a su hija.

“Al entrar me hice la fuerte y le pedí a Dios que este sujeto pague todo lo que hizo, lo vi muy tranquilo, a lo mejor estaba confiado de que su familia lo iba a sacar de ahí, realmente estaba como si no hubiera pasado nada; volteó a verme y se agarró el cabello, tal vez pensó que no iba a estar yo ahí”, explicó.

Álvaro N recibió el apodó del ‘Caníbal de La Resurrección’. Foto: Cortesía

Asimismo, la mujer de la tercera edad comentó que cuando fue acompañada de sus conocidos a la casa de Monse para recoger sus documentos notaron que los sellos de la Fiscalía habían sido retirados. Esto provocó que se preocuparan, pues alguien podría intentar eliminar las pruebas del caso.

En este sentido, señaló que Álvaro N, tiene grandes influencias dentro de esa colonia, pues es pariente del presidente de La Resurrección, quien al verlos en la vivienda de la hoy occisa los ahuyentó y amenazó con juntar al pueblo para que los lincharan. Ahora temen que esto impida que se haga justicia y creen que su integridad podría estar en riesgo.

Policiaca

Abandonan niño de 2 años con signos de violencia, dentro de una maleta en La Loma

Los oficiales se desplazaron al lugar e instantes después también arribaron elementos de la Dirección de Atención a Víctimas

Local

Nueva ruta S10 podrá circular sobre la 11 Norte-Sur

El ingreso de la ruta S10 se debe a la falta de unidades debido a un conflicto entre grupos de transportistas

Estado

Realizan detonaciones por la disputa de espacios en tianguis de Texmelucan

En días pasados también se denunció a un abogado de nombre Pablo por intimidar a los comerciantes

Estado

Se quejan agricultores por contaminación en cultivos de Xalmimilulco

Por estiaje, los vecinos tienen que regar sus cultivos con agua negras que afectan la producción

Policiaca

Pedro Infante, duelo nacional por la estrella del pueblo | Archivo Rojo

“Perico”, como lo llamaba su madre, amaba la aviación y había tenido dos accidentes aéreos previos; pero era terco, rebelde e inquieto, y la tercera fue la vencida

Elecciones 2024

Armenta apuesta por la inclusión y el respeto: 'No vengo arrastrando ni fobias ni filias'

Alejandro Armenta asegura que, en caso de ganar la contienda electoral, habrá cero tolerancia a la corrupción y a la ineficiencia de sus colaboradores