/ domingo 16 de enero de 2022

Habitantes de Canoa piden intervención en el cuidado del jagüey

La gente se sigue dedicando a la agricultura y a la ganadería, es ahí en donde entra la importancia del jagüey, pues solía ser la fuente de agua más importante

¿Se imaginan coyotes y venados bebiendo del jagüey de San Miguel Canoa o ver nadar en este espacio ajolotes?, pues de acuerdo con los habitantes de la junta auxiliar esto fue real en algún momento, incluso, aseguran que los ajolotes siguen ahí y por ello es de suma importancia que las autoridades volteen a verlo, que se incorporen a su cuidado, preservación y hasta su seguridad.

San Miguel Canoa es una junta auxiliar del municipio de Puebla, está a 40 minutos del Centro Histórico y aunque la distancia es mínima con la capital, un gran porcentaje de su población se sigue autodenominando indígena. Su amor por sus tradiciones y por su historia es tan fuerte que algunos habitantes no lo llaman Canoa, sino que lo siguen nombrando Acallantepetl, es decir, el monte de las canoas.

Su gente se sigue dedicando en un gran porcentaje a la agricultura, así como a la ganadería y es ahí en donde entra la importancia del jagüey, pues este lugar, solía ser la fuente de agua más importante de la junta auxiliar. El líquido de esta balsa les daba fuerza a sus tierras, a sus animales y hasta era de uso diario para sus hogares, pero de un momento a otro se empezó a descuidar.

Su gente se sigue dedicando en un gran porcentaje a la agricultura, así como a la ganadería y es ahí en donde entra la importancia del jagüey. Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Las nuevas generaciones tomaron este lugar como un punto de encuentro social, que, de acuerdo con los colectivos y los abuelos de Canoa, esto no está mal, ya que siempre ha sido un punto reunión, sin embargo, lo empezaron a llenar de basura y en las noches se convirtió en un lugar para ingerir bebidas alcohólicas.

Hoy en día, el jagüey no está contaminado al cien por ciento, porque de ahí siguen bebiendo los borregos, caballos y hasta los perros callejeros; los pobladores aseguran que no se ha reportado ni una muerte, además, los niños de la zona juegan con esta agua y no han adquirido algún tipo de enfermedad. No obstante, se puede ver lleno de basura en sus alrededores y hay que recordar que en septiembre del 2020 un día amaneció teñido de rojo, y hasta el momento, se desconoce cuál fue el motivo.

Toda esta situación tiene preocupados a los colectivos y habitantes de Canoa que llevan varias generaciones viviendo aquí, principalmente porque ellos insisten en que hay ajolotes en la zona y este animal, de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales está en peligro de extinción. En suma, la NOM-059-2010-SEMARNAT, le confiere protección especial al listarlo como especie amenazada.

NACE UN COLECTIVO EN BENEFICIO DE COMUNIDAD

A raíz de todo este panorama se creó el Colectivo Xochitelpocame, es un proyecto que nació en las aulas del Centro Escolar coronel Raúl Velasco de Santiago, pues sus fundadores eran estudiantes de esta institución; ellos, desde las ventanas de sus salones veían el jagüey y como fue pasando el tiempo notaron su desgaste y el poco cuidado que la población tenía hacía él.

Habitantes de Canoa piden intervención en el cuidado del jagüey. Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Desde que fueron alumnos decidieron crear un grupo que cuidara de este lugar, que invitara a los pobladores a no tirar basura y que lo preservaran. Al graduarse, no abandonaron esta labor, de hecho, aumentaron sus actividades llevándolas a toda la comunidad, no sólo a la zona del jagüey y se convirtieron en un colectivo.

Actualmente, uno de sus objetivos es que el jagüey sea considerado como un legado nahua para la “resignificación” y aprendizaje de los pobladores, tal y como fue en su momento para los abuelos de esta junta auxiliar, quienes cuentan que hace tiempo bebían de esta agua y por su cercanía con La Malinche bajaban los coyotes y hasta los venados a beber de este líquido.

Para lograr la resignificación y el aprendizaje, han impulsado varias actividades, como jornadas de limpieza comunitaria, manejo de residuos en ferias importantes del pueblo y en últimos meses han creado talleres de relatos llamados "memorias de un jagüey y el pueblo"; en los cuales escuchan a los adultos mayores de Canoa y reflexionan acerca de la importancia del jagüey.

El mural fue hecho por Jacob Conde, es el resultado de todos los dibujos de niños y las historias de las personas. Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

El trabajo del colectivo está plasmado en un mural que está a un costado del jagüey, este trabajo fue hecho por Jacob Conde y es el resultado de todos los dibujos de los niños y las historias de las personas de la tercera edad. En las imágenes se pueden ver los venados, los coyotes, el agua y el fuego, La Malinche, el ajolote y en el centro hay un fogón en donde está naciendo un bebé, este recién nacido representa el comienzo de las historias. En este punto es importante mencionar que en Canoa es común comer alrededor de un fogón y es parte central de su convivencia.

En entrevista con este medio, Anette Sánchez Arce, Anel Jazmín Flores Meneses y Raymundo César Arce Pérez, miembros del colectivo, compartieron que el jagüey para ellos es muy importante, hasta lo calificaron como una fuente de vida, pues es donde varios animales beben agua, hidrata a los arboles y alberga al ser endémico de Puebla que es el ajolote.

“Es una zona muy importante (…) es un cuerpo de agua, tiene una especie que está en peligro de extinción y es un espacio en donde se reúnen los niños y jóvenes cuando salen de la escuela, pero también pasan los ganaderos y es una ruta de pastoreo. Es vida, forma parte de la comunidad (…) la gente se ha apropiado de este espacio y como colectivo le hemos explicado a la comunidad la importancia de preservarlo”.

Habitantes de Canoa piden intervención en el cuidado del jagüey. Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Si bien, los jóvenes no tienen fotografías de los ajolotes, explicaron que los niños de la región les compartieron que los han visto en la tarde-noche, pues son seres de hábitos nocturnos. Los menores los han dibujado en los talleres, hasta describen su piel “babosa” y que al quererlos tomar se les resbalan de las manos.

Es por ello, que creen necesario que las autoridades tomen cartas en el asunto y volteen a ver al jagüey. Exhortaron tanto al Gobierno Estatal, al Ayuntamiento de Puebla y al próximo presidente auxiliar a su cuidado, preservación y hasta su seguridad, ya que en las noches este lugar se vuelve un sitio en donde hay mucho alcohol de por medio y temen que si llegan a ver a un ajolote puedan hacerles daño.

También pidieron que realicen los estudios correspondientes, pues, aunque ellos han encabezado varias actividades en torno al tema, no está en sus alcances financieros una investigación más profunda. Asimismo, creen que un estudio determinaría su existencia y de ser así, que tipo de ajolote vive en Canoa, pues hay que recordar que el ser pertenece a la familia de los “Ambystomatidae” y este grupo está formado por 28 especies de salamandras, de las cuales 15 son endémicas de México.

Por su parte, Maurilio Sánchez, poeta nahua de San Miguel Canoa, considera que las próximas autoridades auxiliares deberían de involucrarse más en el rescate del jagüey, pues al igual que el colectivo antes mencionado asegura que hay ajolotes y si se trabaja en su preservación, así como reproducción, Canoa podría ser reconocido como un refugio de estos animales y no por los acontecimientos negativos que han ocurrido.

De igual modo, cree que se deberían crear un plan de concientización, ya que muchos de los pobladores aún siguen creyendo que este animal es para consumirse en caso de enfermedades respiratorias.

“No sé que tipo de especie son porque ellos mutan, cambian a salamandras y mi papá me contaba que antes los pobladores los consumían, ellos tenían la idea de que servía para la tos o cualquier otra enfermedad. Acordémonos que ese animalito es el único que si le cortan alguna patita le vuelve a salir, entonces lo consideraban medicinal”, relató.

¿QUÉ ES UN AJOLOTE?

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales el ajolote mexicano es una criatura súper dotada, pues posee capacidades que aún son misterios por resolver como regenerar sus tejidos, tomando en cuenta los del cerebro y corazón.

Alcanza la madurez sexual sin cambiar su forma larvaria y posee la excepcional capacidad de regenerar miembros perdidos. El ajolote originario y endémico de los lagos del Valle de México y que sobrevive en el lago de Xochimilco, fue llamado por los antiguos mexicanos axolotl del náhuatl, “monstruo de agua” y conserva características milenarias de las salamandras, pero es más cercano a ranas y sapos.

¿Se imaginan coyotes y venados bebiendo del jagüey de San Miguel Canoa o ver nadar en este espacio ajolotes?, pues de acuerdo con los habitantes de la junta auxiliar esto fue real en algún momento, incluso, aseguran que los ajolotes siguen ahí y por ello es de suma importancia que las autoridades volteen a verlo, que se incorporen a su cuidado, preservación y hasta su seguridad.

San Miguel Canoa es una junta auxiliar del municipio de Puebla, está a 40 minutos del Centro Histórico y aunque la distancia es mínima con la capital, un gran porcentaje de su población se sigue autodenominando indígena. Su amor por sus tradiciones y por su historia es tan fuerte que algunos habitantes no lo llaman Canoa, sino que lo siguen nombrando Acallantepetl, es decir, el monte de las canoas.

Su gente se sigue dedicando en un gran porcentaje a la agricultura, así como a la ganadería y es ahí en donde entra la importancia del jagüey, pues este lugar, solía ser la fuente de agua más importante de la junta auxiliar. El líquido de esta balsa les daba fuerza a sus tierras, a sus animales y hasta era de uso diario para sus hogares, pero de un momento a otro se empezó a descuidar.

Su gente se sigue dedicando en un gran porcentaje a la agricultura, así como a la ganadería y es ahí en donde entra la importancia del jagüey. Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Las nuevas generaciones tomaron este lugar como un punto de encuentro social, que, de acuerdo con los colectivos y los abuelos de Canoa, esto no está mal, ya que siempre ha sido un punto reunión, sin embargo, lo empezaron a llenar de basura y en las noches se convirtió en un lugar para ingerir bebidas alcohólicas.

Hoy en día, el jagüey no está contaminado al cien por ciento, porque de ahí siguen bebiendo los borregos, caballos y hasta los perros callejeros; los pobladores aseguran que no se ha reportado ni una muerte, además, los niños de la zona juegan con esta agua y no han adquirido algún tipo de enfermedad. No obstante, se puede ver lleno de basura en sus alrededores y hay que recordar que en septiembre del 2020 un día amaneció teñido de rojo, y hasta el momento, se desconoce cuál fue el motivo.

Toda esta situación tiene preocupados a los colectivos y habitantes de Canoa que llevan varias generaciones viviendo aquí, principalmente porque ellos insisten en que hay ajolotes en la zona y este animal, de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales está en peligro de extinción. En suma, la NOM-059-2010-SEMARNAT, le confiere protección especial al listarlo como especie amenazada.

NACE UN COLECTIVO EN BENEFICIO DE COMUNIDAD

A raíz de todo este panorama se creó el Colectivo Xochitelpocame, es un proyecto que nació en las aulas del Centro Escolar coronel Raúl Velasco de Santiago, pues sus fundadores eran estudiantes de esta institución; ellos, desde las ventanas de sus salones veían el jagüey y como fue pasando el tiempo notaron su desgaste y el poco cuidado que la población tenía hacía él.

Habitantes de Canoa piden intervención en el cuidado del jagüey. Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Desde que fueron alumnos decidieron crear un grupo que cuidara de este lugar, que invitara a los pobladores a no tirar basura y que lo preservaran. Al graduarse, no abandonaron esta labor, de hecho, aumentaron sus actividades llevándolas a toda la comunidad, no sólo a la zona del jagüey y se convirtieron en un colectivo.

Actualmente, uno de sus objetivos es que el jagüey sea considerado como un legado nahua para la “resignificación” y aprendizaje de los pobladores, tal y como fue en su momento para los abuelos de esta junta auxiliar, quienes cuentan que hace tiempo bebían de esta agua y por su cercanía con La Malinche bajaban los coyotes y hasta los venados a beber de este líquido.

Para lograr la resignificación y el aprendizaje, han impulsado varias actividades, como jornadas de limpieza comunitaria, manejo de residuos en ferias importantes del pueblo y en últimos meses han creado talleres de relatos llamados "memorias de un jagüey y el pueblo"; en los cuales escuchan a los adultos mayores de Canoa y reflexionan acerca de la importancia del jagüey.

El mural fue hecho por Jacob Conde, es el resultado de todos los dibujos de niños y las historias de las personas. Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

El trabajo del colectivo está plasmado en un mural que está a un costado del jagüey, este trabajo fue hecho por Jacob Conde y es el resultado de todos los dibujos de los niños y las historias de las personas de la tercera edad. En las imágenes se pueden ver los venados, los coyotes, el agua y el fuego, La Malinche, el ajolote y en el centro hay un fogón en donde está naciendo un bebé, este recién nacido representa el comienzo de las historias. En este punto es importante mencionar que en Canoa es común comer alrededor de un fogón y es parte central de su convivencia.

En entrevista con este medio, Anette Sánchez Arce, Anel Jazmín Flores Meneses y Raymundo César Arce Pérez, miembros del colectivo, compartieron que el jagüey para ellos es muy importante, hasta lo calificaron como una fuente de vida, pues es donde varios animales beben agua, hidrata a los arboles y alberga al ser endémico de Puebla que es el ajolote.

“Es una zona muy importante (…) es un cuerpo de agua, tiene una especie que está en peligro de extinción y es un espacio en donde se reúnen los niños y jóvenes cuando salen de la escuela, pero también pasan los ganaderos y es una ruta de pastoreo. Es vida, forma parte de la comunidad (…) la gente se ha apropiado de este espacio y como colectivo le hemos explicado a la comunidad la importancia de preservarlo”.

Habitantes de Canoa piden intervención en el cuidado del jagüey. Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Si bien, los jóvenes no tienen fotografías de los ajolotes, explicaron que los niños de la región les compartieron que los han visto en la tarde-noche, pues son seres de hábitos nocturnos. Los menores los han dibujado en los talleres, hasta describen su piel “babosa” y que al quererlos tomar se les resbalan de las manos.

Es por ello, que creen necesario que las autoridades tomen cartas en el asunto y volteen a ver al jagüey. Exhortaron tanto al Gobierno Estatal, al Ayuntamiento de Puebla y al próximo presidente auxiliar a su cuidado, preservación y hasta su seguridad, ya que en las noches este lugar se vuelve un sitio en donde hay mucho alcohol de por medio y temen que si llegan a ver a un ajolote puedan hacerles daño.

También pidieron que realicen los estudios correspondientes, pues, aunque ellos han encabezado varias actividades en torno al tema, no está en sus alcances financieros una investigación más profunda. Asimismo, creen que un estudio determinaría su existencia y de ser así, que tipo de ajolote vive en Canoa, pues hay que recordar que el ser pertenece a la familia de los “Ambystomatidae” y este grupo está formado por 28 especies de salamandras, de las cuales 15 son endémicas de México.

Por su parte, Maurilio Sánchez, poeta nahua de San Miguel Canoa, considera que las próximas autoridades auxiliares deberían de involucrarse más en el rescate del jagüey, pues al igual que el colectivo antes mencionado asegura que hay ajolotes y si se trabaja en su preservación, así como reproducción, Canoa podría ser reconocido como un refugio de estos animales y no por los acontecimientos negativos que han ocurrido.

De igual modo, cree que se deberían crear un plan de concientización, ya que muchos de los pobladores aún siguen creyendo que este animal es para consumirse en caso de enfermedades respiratorias.

“No sé que tipo de especie son porque ellos mutan, cambian a salamandras y mi papá me contaba que antes los pobladores los consumían, ellos tenían la idea de que servía para la tos o cualquier otra enfermedad. Acordémonos que ese animalito es el único que si le cortan alguna patita le vuelve a salir, entonces lo consideraban medicinal”, relató.

¿QUÉ ES UN AJOLOTE?

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales el ajolote mexicano es una criatura súper dotada, pues posee capacidades que aún son misterios por resolver como regenerar sus tejidos, tomando en cuenta los del cerebro y corazón.

Alcanza la madurez sexual sin cambiar su forma larvaria y posee la excepcional capacidad de regenerar miembros perdidos. El ajolote originario y endémico de los lagos del Valle de México y que sobrevive en el lago de Xochimilco, fue llamado por los antiguos mexicanos axolotl del náhuatl, “monstruo de agua” y conserva características milenarias de las salamandras, pero es más cercano a ranas y sapos.

Local

Elige Congreso a Amanda Gómez Nava como titular de la Auditoría Superior del Estado

La exsecretaria de la Función Pública fue elegida en el pleno del Congreso del Estado con siete abstenciones y cero votos en contra

Policiaca

Acecha el hampa a estudiantes del CENHCH

Tras el regreso a clases presenciales, vecinos y padres de familia piden mayor vigilancia en la zona del centro escolar

Local

Viajar hacinados en tráileres, una forma común pero peligrosa que usan los migrantes

En los últimos rescates que se han hecho en Puebla los migrantes viajan en hacinamiento

Estado

Colectivo Voz de los Desaparecidos firma acuerdo de coordinación con la Fiscalía

El convenio permitirá a los familiares coadyuvar con el órgano especializado

Estado

Trasladan a lesionados de la explosión al Hospital del Niño Poblano

Los lesionados fueron trasladados al hospital a bordo de dos helicópteros

Local

Mamá del bebé Matías se reúne con Barbosa; le brindarán protección ante amenazas

El gobernador del estado también prometió a la mamá del bebé Matías una prótesis para el pequeño

Policiaca

Asaltan a mujer que acababa de retirar dinero del Santander de Sonata [video]

La mujer mostró un video en redes sociales para advertir sobre estos delincuentes

Tecnología

Nueva función de Whatsapp, ya podrás salir de los grupos en paz

En las últimas semanas también se ha hablado de la llegada de las llamadas “Comunidades de WhastApp”