/ lunes 29 de marzo de 2021

Incrementa movilidad en Puebla; "tercera ola de contagios es inevitable"

Reporte de Google muestra alta afluencia de personas en plazas comerciales, calles de la ciudad y carreteras con destino a otros estados

A pesar de que hace unos meses las Secretarías de Salud local y federal advirtieron sobre la posibilidad de una tercera ola de contagios durante la temporada de Semana Santa, esto no hizo eco en toda la población. De acuerdo al “Informe de Movilidad de las Comunidades” que comparte la plataforma de Google, en las últimas tres semanas se observó un incremento de asistencia a lugares públicos, hecho que más allá de los datos estadísticos también se evidenció con la alta afluencia de personas en plazas comerciales, calles de la ciudad y carreteras con destino a otros estados.

Una de las advertencias emitidas desde el inicio de la contingencia por académicos, especialistas, trabajadores de la Salud y gobiernos, es que la pandemia sigue activa. Y es que, a un año de la implementación de medidas sanitarias y restricciones de convivencia, estas siguen sin ejecutarse como deberían ser, omisiones que han abonado a las más de 200 mil muertes en todo México y más de 10 mil 600 en el estado.

Incluso, el pasado 3 de marzo el Secretario de Salud local, José Antonio Martínez García, coincidió con su homólogo federal al advertir que, el relajamiento social es uno de los factores principales que suma a la propagación del virus, por lo que llamó a mantener disciplina y responsabilidad social. “Estamos en riesgo. Si se pierde completamente el relajamiento social para estas fechas (Semana Santa), estaríamos padeciendo la tercera ola entre mayo y junio”, señaló.

Aunado a las advertencias de las autoridades, las proyecciones del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, prevén que el panorama de Covid en México tendrá un repunte significativo de fallecimientos y, en el caso de Puebla no será la excepción. Los pronósticos indican que el estado sumará más de 11 mil 500 muertes a mediados de este año, principalmente por el incumplimiento de las medidas sanitarias.

“TERCERA OLA ES INEVITABLE”

Por su parte, la doctora Lilia Cedillo Ramírez, investigadora en el Centro de Detección Biomolecular de la BUAP, coincidió sobre la advertencia de la llegada de una tercera ola de Covid-19, ocasionada por el relajamiento de las medidas sanitarias, así como los viajes y paseos de la gente durante las vacaciones de Semana Santa.

“Es inevitable que días después del asueto suframos una tercera ola, ya que es probable que alguna de las variantes del virus llegue y se extienda más fácilmente. La pandemia no ha terminado, por eso es muy importante que en esta semana vacacional no olvidemos permanecer en casa, usar el cubrebocas y guardar la sana distancia”, indicó.

La investigadora aseguró que es comprensible que después de un periodo tan largo de confinamiento la gente desee salir de paseo; sin embargo, si eso es ineludible, siempre se debe salir con el cubrebocas, actualmente tan importante como cualquier otra pieza o indumentaria de la vida diaria.

“Así de importante es tomar el cubrebocas y llevarlo; acompañarnos también de una botellita de gel antibacterial, porque vamos a estar expuestos a ambientes donde no sabemos si acaba de pasar alguien que es asintomático o está enfermo, ya que ambos pueden haber dejado partículas virales en aquellos objetos que tocaron", indicó.

ESPECIALISTAS ADVIRTIERON RIESGOS

Desde diciembre del año pasado, la doctora Rocío Baños Lara, catedrática de la Facultad de Biotecnología de la UPAEP, advirtió que aún con la llegada de las vacunas no debían relajarse las medidas sanitarias, hecho que incluía evitar las aglomeraciones, reuniones familiares y viajes.

Durante la conferencia “Disponibilidad de Vacunas contra Covid-19”, destacó que, aunque ya estaba en puerta la llegada de las vacunas, era vital continuar con los protocolos de la sana distancia, uso del cubrebocas y gel con alcohol, inclusive, entre los integrantes que conviven en el mismo hogar.

Cuando inició la llegada de las vacunas al estado (enero del 2021) se le preguntó a la especialista sobre el proceso de aplicación del biológico, hecho del que indicó sería paulatino de acuerdo a lo establecido por la federación, por lo que tampoco debía ser motivo para considerar que con la llegada de las primeras dosis, la entidad estaría libre del virus.

“Hasta que tengamos el 70 por ciento de la población vacunada podríamos disminuir considerablemente el riesgo de la transmisión comunitaria (…) Mientras la vacuna esté en el congelador y no en nuestro brazo, tenemos que seguir con las medidas sanitarias. Es importantísimo no bajar la guardia. Debemos seguir acatando las medidas por el bienestar de todos”, compartió a principios del año con este medio.

FECHAS CLAVE DE RELAJAMIENTO SOCIAL

A pesar de las alertas sanitarias que se emitieron desde el inicio de la pandemia, en Puebla se observó una alta movilidad. Una de las primeras fechas en las que se registró un alto nivel relajamiento social, fue el 9 de abril del año pasado. Las personas abarrotaron la zona de pescados y mariscos de la capital poblana, como parte de las compras para la comida del Viernes Santo.

A pesar del riesgo, el 30 de abril del mismo año el panorama se repitió y en esa ocasión los padres de familia abarrotaron las pizzerías para los festejos infantiles. Para el 10 de mayo la situación fue similar, pero ahora en pastelerías. En los negocios se observaron largas filas y sin sana distancia, esto pese al llamado de quedarse en casa y no hacer reuniones.

En noviembre, las calles de la capital poblana nuevamente recibieron una alta cantidad de personas tras el anuncio de que se llevaría a cabo el “Buen Fin”, y durante estos meses, las fiestas clandestinas y partidas de futbol también fueron recurrentes, aun cuando la entidad estaba en semáforo rojo.

Finalmente las festividades de Navidad y Año Nuevo, también abonaron significativamente al incremento de contagios y muertes por Covid-19, y pese a las consecuencias que este relajamiento ha dejado a su paso, el ciclo de contagios sigue su curso y el número de defunciones cada día aumenta más.

A pesar de que hace unos meses las Secretarías de Salud local y federal advirtieron sobre la posibilidad de una tercera ola de contagios durante la temporada de Semana Santa, esto no hizo eco en toda la población. De acuerdo al “Informe de Movilidad de las Comunidades” que comparte la plataforma de Google, en las últimas tres semanas se observó un incremento de asistencia a lugares públicos, hecho que más allá de los datos estadísticos también se evidenció con la alta afluencia de personas en plazas comerciales, calles de la ciudad y carreteras con destino a otros estados.

Una de las advertencias emitidas desde el inicio de la contingencia por académicos, especialistas, trabajadores de la Salud y gobiernos, es que la pandemia sigue activa. Y es que, a un año de la implementación de medidas sanitarias y restricciones de convivencia, estas siguen sin ejecutarse como deberían ser, omisiones que han abonado a las más de 200 mil muertes en todo México y más de 10 mil 600 en el estado.

Incluso, el pasado 3 de marzo el Secretario de Salud local, José Antonio Martínez García, coincidió con su homólogo federal al advertir que, el relajamiento social es uno de los factores principales que suma a la propagación del virus, por lo que llamó a mantener disciplina y responsabilidad social. “Estamos en riesgo. Si se pierde completamente el relajamiento social para estas fechas (Semana Santa), estaríamos padeciendo la tercera ola entre mayo y junio”, señaló.

Aunado a las advertencias de las autoridades, las proyecciones del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, prevén que el panorama de Covid en México tendrá un repunte significativo de fallecimientos y, en el caso de Puebla no será la excepción. Los pronósticos indican que el estado sumará más de 11 mil 500 muertes a mediados de este año, principalmente por el incumplimiento de las medidas sanitarias.

“TERCERA OLA ES INEVITABLE”

Por su parte, la doctora Lilia Cedillo Ramírez, investigadora en el Centro de Detección Biomolecular de la BUAP, coincidió sobre la advertencia de la llegada de una tercera ola de Covid-19, ocasionada por el relajamiento de las medidas sanitarias, así como los viajes y paseos de la gente durante las vacaciones de Semana Santa.

“Es inevitable que días después del asueto suframos una tercera ola, ya que es probable que alguna de las variantes del virus llegue y se extienda más fácilmente. La pandemia no ha terminado, por eso es muy importante que en esta semana vacacional no olvidemos permanecer en casa, usar el cubrebocas y guardar la sana distancia”, indicó.

La investigadora aseguró que es comprensible que después de un periodo tan largo de confinamiento la gente desee salir de paseo; sin embargo, si eso es ineludible, siempre se debe salir con el cubrebocas, actualmente tan importante como cualquier otra pieza o indumentaria de la vida diaria.

“Así de importante es tomar el cubrebocas y llevarlo; acompañarnos también de una botellita de gel antibacterial, porque vamos a estar expuestos a ambientes donde no sabemos si acaba de pasar alguien que es asintomático o está enfermo, ya que ambos pueden haber dejado partículas virales en aquellos objetos que tocaron", indicó.

ESPECIALISTAS ADVIRTIERON RIESGOS

Desde diciembre del año pasado, la doctora Rocío Baños Lara, catedrática de la Facultad de Biotecnología de la UPAEP, advirtió que aún con la llegada de las vacunas no debían relajarse las medidas sanitarias, hecho que incluía evitar las aglomeraciones, reuniones familiares y viajes.

Durante la conferencia “Disponibilidad de Vacunas contra Covid-19”, destacó que, aunque ya estaba en puerta la llegada de las vacunas, era vital continuar con los protocolos de la sana distancia, uso del cubrebocas y gel con alcohol, inclusive, entre los integrantes que conviven en el mismo hogar.

Cuando inició la llegada de las vacunas al estado (enero del 2021) se le preguntó a la especialista sobre el proceso de aplicación del biológico, hecho del que indicó sería paulatino de acuerdo a lo establecido por la federación, por lo que tampoco debía ser motivo para considerar que con la llegada de las primeras dosis, la entidad estaría libre del virus.

“Hasta que tengamos el 70 por ciento de la población vacunada podríamos disminuir considerablemente el riesgo de la transmisión comunitaria (…) Mientras la vacuna esté en el congelador y no en nuestro brazo, tenemos que seguir con las medidas sanitarias. Es importantísimo no bajar la guardia. Debemos seguir acatando las medidas por el bienestar de todos”, compartió a principios del año con este medio.

FECHAS CLAVE DE RELAJAMIENTO SOCIAL

A pesar de las alertas sanitarias que se emitieron desde el inicio de la pandemia, en Puebla se observó una alta movilidad. Una de las primeras fechas en las que se registró un alto nivel relajamiento social, fue el 9 de abril del año pasado. Las personas abarrotaron la zona de pescados y mariscos de la capital poblana, como parte de las compras para la comida del Viernes Santo.

A pesar del riesgo, el 30 de abril del mismo año el panorama se repitió y en esa ocasión los padres de familia abarrotaron las pizzerías para los festejos infantiles. Para el 10 de mayo la situación fue similar, pero ahora en pastelerías. En los negocios se observaron largas filas y sin sana distancia, esto pese al llamado de quedarse en casa y no hacer reuniones.

En noviembre, las calles de la capital poblana nuevamente recibieron una alta cantidad de personas tras el anuncio de que se llevaría a cabo el “Buen Fin”, y durante estos meses, las fiestas clandestinas y partidas de futbol también fueron recurrentes, aun cuando la entidad estaba en semáforo rojo.

Finalmente las festividades de Navidad y Año Nuevo, también abonaron significativamente al incremento de contagios y muertes por Covid-19, y pese a las consecuencias que este relajamiento ha dejado a su paso, el ciclo de contagios sigue su curso y el número de defunciones cada día aumenta más.

Local

Policías de Vialidad fueron reubicados a la zona del Centro Histórico

Los elementos, cuya área desapareció por decreto, llegaron a la zona para reforzar la seguridad ante la época decembrina

Local

Exigen locatarios del mercado Amalucan que concluyan obras de mejoramiento

Con la suspensión de servicios es cómo se les orilla a que vuelvan a los locales dañados, dijo Andrés Campos, presidente de dicho mercado

Estado

Ante ola de atracos, reclaman empresarios mayor seguridad en Tehuacán

Representantes de cúpulas empresariales señalan que un compromiso de Tepole en campaña fue contrarrestar la inseguridad

Local

La salud no es un tema de cada nación: rectora Lilia Cedillo

Durante la firma de un convenio entre la Facultad de Medicina y la Dell Medical School de la Universidad de Texas, Austin

Estado

Ollas para piñatas, tradición en agonía

En la región de Texmelucan ya sólo quedan 2 o 3 productores de un total de 47 que había hace 15 años

Estado

Taxis piratas comienzan a ganar terreno en Tepexi e Ixcaquixtla

Taxistas dela región han tenido, incluso, enfrentamientos por la invasión de la ruta, sin que las autoridades intervengan en la regulación