/ lunes 23 de noviembre de 2020

"Me puso la pistola en la frente", con violencia el 75% de los robos en el transporte público

Octubre fue el mes en que se registró el mayor número de asaltos de este tipo

Uno de los asaltantes cortó cartucho y me puso la pistola en la frente, mientras el resto de sus cómplices intimidaban a los demás pasajeros para que entregaran sus pertenencias. Pensé que iba a morir. Así es como Yvonne Sánchez, una joven de 30 años, recuerda la amarga experiencia de ser asaltada en el trasporte público, situación que describió como un hecho traumante y del que lamenta no ser la única usuaria que ha vivido una experiencia como esta.

Además de los relatos que dan evidencia de estos casos que se registran en la entidad, las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), demuestran que los robos en transporte público son en su mayoría con violencia. Tan solo, de enero a octubre de este año, hubo 175 denuncias de la cuales, el 75 por ciento fueron bajo esta modalidad, es decir, 132.

En años anteriores -específicamente entre 2016 y 2019- el porcentaje de robo con violencia en transporte público rebasó el 80 por ciento del total que se denunciaron. Incluso, en 2017, el porcentaje de este tipo de atracos alcanzó el 90 por ciento.

Ivón recuerda que fue a mediados del año pasado cuando alrededor de las 7:00 de la mañana abordó la unidad en la colonia 16 de Septiembre. Al subir ya no encontró lugar y tuvo que ir parada en la parte de atrás junto a otros usuarios. Tras avanzar un par de cuadras, tres hombres y dos mujeres le hicieron la parada al chofer para subir y cometer el atraco.

“Los hombres se subieron por adelante y las mujeres por la puerta de atrás. Una de ellas me tomó por el cuello y me puso algo en la costilla, me imagino que fue una navaja porque sentí cómo me enterraba la punta. Conforme avanzaban, uno de los asaltantes se acercó a mí, me apuntó con la pistola en la frente y aún recuerdo que dijo: ´si no nos dan sus cosas, nos la chingamos a ella´. Fue una impresión muy fuerte porque detrás tenía a la mujer, y enfrente de mí al tipo con el arma”, recuerda la joven.

El atraco no duró más de un minuto, sin embargo, para ella duró una eternidad, en el que pasó por su mente que podía perder la vida a manos de los delincuentes quienes, además de robarle sus cosas materiales, asegura que se llevan la tranquilidad de quienes a diario hacen uso de este servicio.

Foto: Cortesía

“En los días siguientes, me fui en Uber al trabajo, pero tampoco podía estar gastando tanto dinero en los viajes. Cuando me subía al transporte, ya iba más alerta, veía a todos los que abordaban la unidad y siempre andaba temerosa. A la fecha, ando muy alerta a lo que pueda pasar”, comparte.

PANDEMIA NO DETUVO ATRACOS

Aunque este año la pandemia obligó a la ciudadanía mantenerse en confinamiento, esto no evitó que se registran nuevos casos de robo con violencia en el transporte público. El informe más recuente del SESNS indica que, de las 175 denuncias que se registraron de enero a octubre, fue en el último mes cuando se registró el mayor número de robos con violencia, con un total de 20.

Al hacer el desglose por mes de los robos con violencia se tiene que en enero hubo cinco; en febrero, diecisiete; en marzo, dieciséis; en abril, diez; en mayo, once; en junio y julio, quince; en agosto, siete; en septiembre, dieciséis; y en octubre, veinte.

Respecto a los robos sin violencia, en enero se registraron cinco; en febrero, tres; en marzo, dieciséis; en abril, dos; en mayo, tres; en junio, cero; en julio, dos; en agosto, tres; en setiembre, cinco; y en octubre, cuatro.

Gráfico: El Sol de Puebla

ARRIESGAN LA VIDA POR DEFENDER SUS BIENES

Correr detrás de sus asaltantes fue la primera reacción de Jonathán Tlapango tras ser despojado de su mochila, donde llevaba sus pertenencias, incluida su laptop, que contenía información valiosa de su escuela y su trabajo.

Asegura que el miedo quedó en segundo plano y fue el enojo lo que lo motivó a perseguirlos durante casi cinco calles para recuperar sus pertenencias. “Los tipos se subieron, sacaron sus armas y nos empezaron a amenazar. Yo iba distraído hablando por teléfono, cuando siento que me lo arrebatan y me quitan la mochila. Lo normal hubiera sido quedarme quieto, pero como ahí llevaba mi laptop, lo primero que pasó por mi mente fue bajarme y perseguirlos”, comenta.

La adrenalina derivada del coraje, le hizo perder la noción de lo peligroso que pudo haber sido enfrentarlos, pero en ese momento, su preocupación más grande era perder su equipo de trabajo.

Tras lo sucedido y de manera más calmada, el joven de 32 años de edad, reconoce que dicha acción pudo haber derivado en algo peor, pues los asaltantes ya no solo se conforman con llevarse las pertenencias, sino que hay casos en los que ponen en riesgo la vida de las personas.

Foto: Cortesía

“Cuando alcancé al tipo que llevaba mi mochila, lo empecé a golpear. Después llegó la policía y les dije que la laptop era mía, pero no quisieron dármela, porque querían que les enseñara las facturas y obviamente en ese momento no las llevaba, así que optaron por iniciar una averiguación. Después de todo, me puse a analizar la situación y me di cuenta que pudo haber terminado mal porque los delincuentes pudieron darme un disparo. Quizá el arma era de juguete, o se espantaron, y por eso no me hicieron algo más”, detalla.

PORCENTAJES DE ROBOS A TRANSPORTE PÚBLICO 2016-2019

Al retomar las cifras del SESNSP, se tiene que en el 2016, hubo un total de 203 denuncias por robo a transporte público en el estado de Puebla, de los cuales, 38 fueron sin violencia y 165 con violencia; esta última cifra representó el 81 por ciento del total.

Al año siguiente, el número de denuncias fue de 418, las cuales se dividieron de la siguiente manera: 41 sin violencia y 377 con violencia. Estas cifras revelaron que 2017 fue el periodo en el que se registró el mayor número de asaltos con violencia de los últimos cuatro años, toda vez que se alcanzó el 90.19 por ciento.

En 2018, los asaltos a transporte público también se hicieron presentes. De los 314 registros, 61 fueron catalogados sin violencia y 253 con violencia, estos últimos significaron el 80.57 por ciento del total.

En tanto, al cierre del 2019, el reporte de denuncias por este delito fue de 394; 77 fueron sin violencia y 317 con violencia. Esta última categoría representó el 80.45 de los atracos.

EL MIEDO ES LATENTE ENTRE LOS USUARIOS

Por separado, Bruno Flores y Oscar Arana, quienes también han sido víctimas de la delincuencia en el transporte público, coinciden en que el temor de ser sorprendidos a bordo de las unidades es un problemática que no debería normalizarse, toda vez que la población -con tal de no salir lastimada- recurre a diversos métodos como llevar un celular viejo o una cartera vacía para entregarlos en caso de ser víctima, o en su defecto, bajarse de la unidad ante la sospecha de un posible atraco.

“Me he bajado muchas veces de los autobuses porque he visto a personas sospechosas. En cuanto veo a una persona así, me bajo, y yo creo que ese temor ya es general. Las personas que nos subimos al transporte ya llevamos esa preocupación de ser asaltados, y ¿por qué? porque hemos sido víctima de los delincuentes”, asegura Bruno quien hace unos días fue asaltado en un camión que circulaba a la altura del Boulevard Apulco.

Por su parte, Arana detalla que tras las malas experiencias que ha vivido, trata de tomar ciertas medidas para no arriesgar su vida en este tipo de hechos violentos, aunque reconoce que el temor, siempre está presente. “Desgraciadamente hemos sabido de casos en los que la gente los enfrenta y termina en una situación más grave. Aunque con el tema de la pandemia mucha gente dejó de salir, aun así, no se deja de escuchar casos de asaltos violentos en el transporte público”, refirió.

Foto: Cortesía

Uno de los asaltantes cortó cartucho y me puso la pistola en la frente, mientras el resto de sus cómplices intimidaban a los demás pasajeros para que entregaran sus pertenencias. Pensé que iba a morir. Así es como Yvonne Sánchez, una joven de 30 años, recuerda la amarga experiencia de ser asaltada en el trasporte público, situación que describió como un hecho traumante y del que lamenta no ser la única usuaria que ha vivido una experiencia como esta.

Además de los relatos que dan evidencia de estos casos que se registran en la entidad, las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), demuestran que los robos en transporte público son en su mayoría con violencia. Tan solo, de enero a octubre de este año, hubo 175 denuncias de la cuales, el 75 por ciento fueron bajo esta modalidad, es decir, 132.

En años anteriores -específicamente entre 2016 y 2019- el porcentaje de robo con violencia en transporte público rebasó el 80 por ciento del total que se denunciaron. Incluso, en 2017, el porcentaje de este tipo de atracos alcanzó el 90 por ciento.

Ivón recuerda que fue a mediados del año pasado cuando alrededor de las 7:00 de la mañana abordó la unidad en la colonia 16 de Septiembre. Al subir ya no encontró lugar y tuvo que ir parada en la parte de atrás junto a otros usuarios. Tras avanzar un par de cuadras, tres hombres y dos mujeres le hicieron la parada al chofer para subir y cometer el atraco.

“Los hombres se subieron por adelante y las mujeres por la puerta de atrás. Una de ellas me tomó por el cuello y me puso algo en la costilla, me imagino que fue una navaja porque sentí cómo me enterraba la punta. Conforme avanzaban, uno de los asaltantes se acercó a mí, me apuntó con la pistola en la frente y aún recuerdo que dijo: ´si no nos dan sus cosas, nos la chingamos a ella´. Fue una impresión muy fuerte porque detrás tenía a la mujer, y enfrente de mí al tipo con el arma”, recuerda la joven.

El atraco no duró más de un minuto, sin embargo, para ella duró una eternidad, en el que pasó por su mente que podía perder la vida a manos de los delincuentes quienes, además de robarle sus cosas materiales, asegura que se llevan la tranquilidad de quienes a diario hacen uso de este servicio.

Foto: Cortesía

“En los días siguientes, me fui en Uber al trabajo, pero tampoco podía estar gastando tanto dinero en los viajes. Cuando me subía al transporte, ya iba más alerta, veía a todos los que abordaban la unidad y siempre andaba temerosa. A la fecha, ando muy alerta a lo que pueda pasar”, comparte.

PANDEMIA NO DETUVO ATRACOS

Aunque este año la pandemia obligó a la ciudadanía mantenerse en confinamiento, esto no evitó que se registran nuevos casos de robo con violencia en el transporte público. El informe más recuente del SESNS indica que, de las 175 denuncias que se registraron de enero a octubre, fue en el último mes cuando se registró el mayor número de robos con violencia, con un total de 20.

Al hacer el desglose por mes de los robos con violencia se tiene que en enero hubo cinco; en febrero, diecisiete; en marzo, dieciséis; en abril, diez; en mayo, once; en junio y julio, quince; en agosto, siete; en septiembre, dieciséis; y en octubre, veinte.

Respecto a los robos sin violencia, en enero se registraron cinco; en febrero, tres; en marzo, dieciséis; en abril, dos; en mayo, tres; en junio, cero; en julio, dos; en agosto, tres; en setiembre, cinco; y en octubre, cuatro.

Gráfico: El Sol de Puebla

ARRIESGAN LA VIDA POR DEFENDER SUS BIENES

Correr detrás de sus asaltantes fue la primera reacción de Jonathán Tlapango tras ser despojado de su mochila, donde llevaba sus pertenencias, incluida su laptop, que contenía información valiosa de su escuela y su trabajo.

Asegura que el miedo quedó en segundo plano y fue el enojo lo que lo motivó a perseguirlos durante casi cinco calles para recuperar sus pertenencias. “Los tipos se subieron, sacaron sus armas y nos empezaron a amenazar. Yo iba distraído hablando por teléfono, cuando siento que me lo arrebatan y me quitan la mochila. Lo normal hubiera sido quedarme quieto, pero como ahí llevaba mi laptop, lo primero que pasó por mi mente fue bajarme y perseguirlos”, comenta.

La adrenalina derivada del coraje, le hizo perder la noción de lo peligroso que pudo haber sido enfrentarlos, pero en ese momento, su preocupación más grande era perder su equipo de trabajo.

Tras lo sucedido y de manera más calmada, el joven de 32 años de edad, reconoce que dicha acción pudo haber derivado en algo peor, pues los asaltantes ya no solo se conforman con llevarse las pertenencias, sino que hay casos en los que ponen en riesgo la vida de las personas.

Foto: Cortesía

“Cuando alcancé al tipo que llevaba mi mochila, lo empecé a golpear. Después llegó la policía y les dije que la laptop era mía, pero no quisieron dármela, porque querían que les enseñara las facturas y obviamente en ese momento no las llevaba, así que optaron por iniciar una averiguación. Después de todo, me puse a analizar la situación y me di cuenta que pudo haber terminado mal porque los delincuentes pudieron darme un disparo. Quizá el arma era de juguete, o se espantaron, y por eso no me hicieron algo más”, detalla.

PORCENTAJES DE ROBOS A TRANSPORTE PÚBLICO 2016-2019

Al retomar las cifras del SESNSP, se tiene que en el 2016, hubo un total de 203 denuncias por robo a transporte público en el estado de Puebla, de los cuales, 38 fueron sin violencia y 165 con violencia; esta última cifra representó el 81 por ciento del total.

Al año siguiente, el número de denuncias fue de 418, las cuales se dividieron de la siguiente manera: 41 sin violencia y 377 con violencia. Estas cifras revelaron que 2017 fue el periodo en el que se registró el mayor número de asaltos con violencia de los últimos cuatro años, toda vez que se alcanzó el 90.19 por ciento.

En 2018, los asaltos a transporte público también se hicieron presentes. De los 314 registros, 61 fueron catalogados sin violencia y 253 con violencia, estos últimos significaron el 80.57 por ciento del total.

En tanto, al cierre del 2019, el reporte de denuncias por este delito fue de 394; 77 fueron sin violencia y 317 con violencia. Esta última categoría representó el 80.45 de los atracos.

EL MIEDO ES LATENTE ENTRE LOS USUARIOS

Por separado, Bruno Flores y Oscar Arana, quienes también han sido víctimas de la delincuencia en el transporte público, coinciden en que el temor de ser sorprendidos a bordo de las unidades es un problemática que no debería normalizarse, toda vez que la población -con tal de no salir lastimada- recurre a diversos métodos como llevar un celular viejo o una cartera vacía para entregarlos en caso de ser víctima, o en su defecto, bajarse de la unidad ante la sospecha de un posible atraco.

“Me he bajado muchas veces de los autobuses porque he visto a personas sospechosas. En cuanto veo a una persona así, me bajo, y yo creo que ese temor ya es general. Las personas que nos subimos al transporte ya llevamos esa preocupación de ser asaltados, y ¿por qué? porque hemos sido víctima de los delincuentes”, asegura Bruno quien hace unos días fue asaltado en un camión que circulaba a la altura del Boulevard Apulco.

Por su parte, Arana detalla que tras las malas experiencias que ha vivido, trata de tomar ciertas medidas para no arriesgar su vida en este tipo de hechos violentos, aunque reconoce que el temor, siempre está presente. “Desgraciadamente hemos sabido de casos en los que la gente los enfrenta y termina en una situación más grave. Aunque con el tema de la pandemia mucha gente dejó de salir, aun así, no se deja de escuchar casos de asaltos violentos en el transporte público”, refirió.

Foto: Cortesía

Estado

Se quedan sin espacio, panteón en Zaragoza está al límite de su capacidad

El cementerio cuenta con tan solo cuatro o cinco lugares en caso de fallecimientos

Local

Invalida SCJN reformas en materia de desaparición forzada en Puebla

Los ministros de la Corte resolvieron que los legisladores locales no están habilitados constitucionalmente para reglamentar el ilícito

Futbol

Xolos, el rival incómodo que se le indigesta a La Franja

Los fronterizos visitan el próximo viernes el estadio Cuauhtémoc en búsqueda de sus primeros tres puntos y goles en el Torneo Guard1anes 2021

Celebridades

Federico Ayos disfruta interpretar papeles complejos

El argentino participa en Te acuerdas de mí, una producción en la que comparte créditos con Gabriel Soto y Fátima Molina

Política

Caen extradiciones hacia EU con AMLO

El total de envíos de jefes criminales desde México bajó a 58 en 2019 y en su mayoría fueron peces pequeños

Sociedad

Diputados gastarán 7.9 mdp en blindar acceso a San Lázaro

La estructura protegerá el paso de los legisladores, será tubular, con lámina acanalada y malla electrosoldada

Finanzas

IP alerta "peligro" de eliminar a organismos autónomos

La ICC advierte que las decisiones económicas se pueden volver políticas sin organismos autónomos

Mundo

Kamala: la importancia de la vicepresidenta

La primera mujer en el puesto estará a un paso de liderar Estados Unidos