/ domingo 18 de febrero de 2024

Presa de Valsequillo recupera sus niveles, pero sigue lejos del 100 por ciento

La presa no está destinada al consumo humano, pues la misma se integra de aguas residuales y de lluvia

De cara al arranque del primer ciclo agrícola de 2024, la presa Manuel Ávila Camacho, también conocida como Valsequillo, recuperó cinco por ciento de su capacidad, en comparación con lo registrado el año pasado, que fue el más seco de los últimos años. Pese a ello, se encuentra 25 por ciento abajo de sus niveles máximos.

De acuerdo con una ficha informativa compartida por la dirección local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) a El Sol de Puebla, el embalse se encuentra al 75.17 por ciento de su capacidad total, que es de 300 hectómetros cúbicos (hm3). En febrero de 2023, el nivel era de 70 por ciento.

Aunque esto representa un crecimiento en su volumen, esto en comparación con el año pasado, la misma todavía no alcanza a llenarse por completo, como sí sucedía en años anteriores, inclusive del último lustro.

Para lograr una distribución eficaz en los cultivos que componen el distrito de riego 030, que se integra por 17 municipios del centro y sur de Puebla, el embalse debe alcanzar 100 por ciento de sus niveles, según indicó el doctor en Ingeniería Química por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) e investigador de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Francisco Javier Sánchez Ruiz.

En años pasados la Conagua arrancó el primer regadío anual a mediados de marzo, por lo que el embalse cuenta con aproximadamente un mes para recolectar el líquido suficiente para llenar su 25 por ciento restante. Cabe recordar que, en 2023, debido a los bajos niveles del mismo, el organismo aprobó sólo dos riegos, es decir, abrió únicamente en dos ocasiones las compuertas de la presa para distribuir el líquido a los usuarios del distrito.

De acuerdo con la dependencia federal, Valsequillo no está destinada al consumo humano, pues la misma se integra de aguas residuales y de lluvia.

“No se ocupa para consumo humano, ya que [es abastecida] por escurrimientos y cauces de ríos, por lo que el agua que se almacena no es potable”, precisó la Conagua.

Agregó que el distrito de riego 030 se compone de 18 mil 066 usuarios, quienes ocupan el agua del embalse situado en la capital poblana para regar una superficie total de 32 mil 940 hectáreas, esto de acuerdo con el último registro oficial.

Los seis módulos que integran este listado son: Luciano M. Sánchez A.C., Lázaro Cárdenas A.C., Manuel Ávila Camacho A.C., Tlacotepec de Benito Juárez A.C., General Emiliano Zapata A.C. y Adolfo López Mateos A.C.

El año pasado, Sánchez Ruiz alertó que la baja capacidad de la presa se constituye como un riesgo a la sustentabilidad de la industria agrícola en la región de Tecamachalco, donde, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se siembran alimentos como maíz, frijol, alfalfa, sorgo y chile.

En ese entonces el embalse registró sus niveles más bajos de los últimos 60 años. Esta situación orilló a la Conagua a reducir el número de riegos anuales, de tres a dos, lo que implicó el recorte del suministro hídrico para los usuarios del mismo. De esta manera, en 2023 se autorizó 40 por ciento menos agua que en 2022.

Finalmente, cabe recordar que, pese al uso agrícola que se le da a Valsequillo, sus aguas, que provienen principalmente de los cauces de los ríos Atoyac, Xochiac y Alseseca, que son de los más contaminados de la entidad poblana, presentan un alto grado de polución. Frente a esta situación, la Conagua dio a conocer que carece de un plan de remediación específico para la presa, bajo el argumento de que el líquido no se destina directamente al consumo humano.

Sin embargo, para el doctor en Ciencia y Tecnología del Agua por la Universidad de Guanajuato (UG) y catedrático del Tecnológico de Monterrey Campus Puebla, Pabel Antonio Cervantes Avilés, dicha justificación es incompatible con la relevancia ecosistémica del embalse, que no solamente distribuye agua a hortalizas, sino también alberga el humedal más importante del estado, que es reconocido por la Convención Internacional Ramsar, que categoriza todos los sitios con estas características.

De cara al arranque del primer ciclo agrícola de 2024, la presa Manuel Ávila Camacho, también conocida como Valsequillo, recuperó cinco por ciento de su capacidad, en comparación con lo registrado el año pasado, que fue el más seco de los últimos años. Pese a ello, se encuentra 25 por ciento abajo de sus niveles máximos.

De acuerdo con una ficha informativa compartida por la dirección local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) a El Sol de Puebla, el embalse se encuentra al 75.17 por ciento de su capacidad total, que es de 300 hectómetros cúbicos (hm3). En febrero de 2023, el nivel era de 70 por ciento.

Aunque esto representa un crecimiento en su volumen, esto en comparación con el año pasado, la misma todavía no alcanza a llenarse por completo, como sí sucedía en años anteriores, inclusive del último lustro.

Para lograr una distribución eficaz en los cultivos que componen el distrito de riego 030, que se integra por 17 municipios del centro y sur de Puebla, el embalse debe alcanzar 100 por ciento de sus niveles, según indicó el doctor en Ingeniería Química por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) e investigador de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Francisco Javier Sánchez Ruiz.

En años pasados la Conagua arrancó el primer regadío anual a mediados de marzo, por lo que el embalse cuenta con aproximadamente un mes para recolectar el líquido suficiente para llenar su 25 por ciento restante. Cabe recordar que, en 2023, debido a los bajos niveles del mismo, el organismo aprobó sólo dos riegos, es decir, abrió únicamente en dos ocasiones las compuertas de la presa para distribuir el líquido a los usuarios del distrito.

De acuerdo con la dependencia federal, Valsequillo no está destinada al consumo humano, pues la misma se integra de aguas residuales y de lluvia.

“No se ocupa para consumo humano, ya que [es abastecida] por escurrimientos y cauces de ríos, por lo que el agua que se almacena no es potable”, precisó la Conagua.

Agregó que el distrito de riego 030 se compone de 18 mil 066 usuarios, quienes ocupan el agua del embalse situado en la capital poblana para regar una superficie total de 32 mil 940 hectáreas, esto de acuerdo con el último registro oficial.

Los seis módulos que integran este listado son: Luciano M. Sánchez A.C., Lázaro Cárdenas A.C., Manuel Ávila Camacho A.C., Tlacotepec de Benito Juárez A.C., General Emiliano Zapata A.C. y Adolfo López Mateos A.C.

El año pasado, Sánchez Ruiz alertó que la baja capacidad de la presa se constituye como un riesgo a la sustentabilidad de la industria agrícola en la región de Tecamachalco, donde, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se siembran alimentos como maíz, frijol, alfalfa, sorgo y chile.

En ese entonces el embalse registró sus niveles más bajos de los últimos 60 años. Esta situación orilló a la Conagua a reducir el número de riegos anuales, de tres a dos, lo que implicó el recorte del suministro hídrico para los usuarios del mismo. De esta manera, en 2023 se autorizó 40 por ciento menos agua que en 2022.

Finalmente, cabe recordar que, pese al uso agrícola que se le da a Valsequillo, sus aguas, que provienen principalmente de los cauces de los ríos Atoyac, Xochiac y Alseseca, que son de los más contaminados de la entidad poblana, presentan un alto grado de polución. Frente a esta situación, la Conagua dio a conocer que carece de un plan de remediación específico para la presa, bajo el argumento de que el líquido no se destina directamente al consumo humano.

Sin embargo, para el doctor en Ciencia y Tecnología del Agua por la Universidad de Guanajuato (UG) y catedrático del Tecnológico de Monterrey Campus Puebla, Pabel Antonio Cervantes Avilés, dicha justificación es incompatible con la relevancia ecosistémica del embalse, que no solamente distribuye agua a hortalizas, sino también alberga el humedal más importante del estado, que es reconocido por la Convención Internacional Ramsar, que categoriza todos los sitios con estas características.

Elecciones 2024

Eduardo Rivera se disculpa por llamar 'morenacos' a seguidores del partido

El abanderado de la alianza Mejor Rumbo para Puebla se disculpó por la expresión emitida ayer en un encuentro con habitantes del municipio de Xicotepec

Local

Sergio Salomón supervisa construcción de nueva unidad deportiva en San Juan Atenco

Dicha construcción representa una inversión de 7.5 millones de pesos.

Elecciones 2024

Mario Riestra anuncia seguro contra baches y pavimentación de 5 mil calles

Mario Riestra aseguró que su gobierno municipal estará enfocado en mejorar la calidad de vida de los poblanos

Local

Venustiano Carranza fue el punto más caliente de Puebla, con más de 40 grados

Siendo el registro más alto que de estados como Aguascalientes, Colima, Hidalgo y Quintana Roo

Estado

Responsable de provocar incendio en Aquixtla permanece en prisión preventiva

La persona detenida fue vinculada proceso por los delitos contra el medio ambiente

Estado

Menor de 13 años muere al caer de una camioneta, iba a trabajar

El menor cayó y la misma camioneta en la que viajaba pasó sobre él, ocasionándole la muerte