/ miércoles 30 de diciembre de 2020

Retan a la Covid y comerciantes abren pese a la prohibición del gobierno

En Atlixco, Huauchinango y Texmelucan informales también se resisten a quitarse de las calles pese a decreto

Los comercios establecidos, así como ambulantes de diversos puntos de la ciudad se instalaron pese al decreto del gobierno estatal que prohíbe la apertura de actividades no esenciales hasta el próximo 11 de enero de 2021.

A través de un recorrido realizado por este medio de comunicación en las principales calles del Centro Histórico, tianguis de la ciudad y plazas comerciales, se constató el incumpliendo de las medidas que buscan frenar los contagios por la Covid-19 en la entidad poblana.

De la calle 6 poniente y hasta la 16 poniente se observó un gran número de ambulantes que obstruyeron la vía pública para vender ropa, comida, zapatos y hasta accesorios de telefonía sin portar cubrebocas o usar gel antibacterial.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Lo anterior, aún con la advertencia del Ayuntamiento del municipio de Puebla en sancionar con multas de hasta 10 mil pesos o arrestos de 36 horas a quienes no acaten el decreto.

En estas zonas se presentó una gran aglomeración de personas quienes acudieron a realizar compras como si la emergencia sanitaria no existiera aún con el aumento en el número de casos positivos por el virus SARS-CoV-2.

En lo que respecta al comercio establecido, fue la mayoría quienes decidieron sumarse al cierre de negocios; sin embargo, el resto optó por vender sus productos de manera clandestina.

Entre estas prácticas ilícitas se encuentran la colocación de anuncios donde difundían números telefónicos para que los interesados marcaran y pudieran ingresar a los negocios para comprar mercancía.

Otros tenían sus puertas cerradas mientras que los trabajadores se encontraban afuera invitando a la gente para adquirir algún producto, esta situación se dio principalmente en la calle 8 Poniente.

Hubo otros negocios que decidieron abrir por completo tales como las tiendas de electrónica e instrumentos musicales ubicados sobre la 6 Poniente, los locales de santería en la 14 Poniente, jugueterías en la 16 Poniente y tiendas de ropa, ferreterías, ópticas y de muebles que están instalados sobre la 8 Poniente.

Foto: Miguel Ángel Domínguez | El Sol de Puebla

AMBULANTES RETAN A LA AUTORIDAD EN LA CALLE 5 DE MAYO.

Quienes decidieron vender sus productos sin importar la supervisión de los elementos de la Policía Municipal fueron los ambulantes de la Calle 5 de Mayo, mismos que hasta el corte de esta edición aún permanecían en la vía pública.

Ante esta situación, se desplegó a un grupo de agentes policiacos a fin de retirar a los negocios informales; sin embargo, esto causó molestia entre los comerciantes a la altura de la Plaza Victoria.

En su defensa, los ambulantes dijeron que ellos no son los culpables del aumento en los contagios porque siempre llevan a cabo las medidas de sanidad como lo establece la autoridad.

“Aquí respetamos las medidas e incluso nadie de nosotros se ha infectado. (…) Pedimos que nos dejen trabajar porque el decreto no nos da de comer, no nos paga la luz o la renta. (…) Buscamos una solución y nadie se ha acercado a nosotros para platicar”, fueron algunas de sus palabras.

También señalaron que el Ayuntamiento de Puebla nunca les avisó que tenían que retirarse y por ello, piden una solución que les beneficie económicamente hasta el próximo 11 de enero.

TIANGUIS DE LA CIUDAD y PLAZAS COMERCIALES TAMBIÉN SE INSTALAN.

Los tianguis ubicados en Bosques de San Sebastián, San Ramón y Loma Bella se instalaron pese a que no lo tenían permitido, desafiando por completo a la autoridad estatal y municipal.

Foto: Heriberto Hernández | El Sol de Puebla

En la zona hubo una gran aglomeración de personas mientras los asistentes y los locatarios no portaban cubrebocas, no usaban gel antibacterial y mucho menos respetaban la sana distancia.

Aquí se comercializaron productos como ropa, comida, dulces, zapatos y hasta herramientas.

En lo que respecta a los centros comerciales, en Plaza Loreto también se abrieron algunos negocios como la zapatería Rodríguez, Telcel, Taquería Dorado y otros establecimientos no esenciales.

La misma situación se presentó en Plaza San Pedro donde una mínima cantidad de negocios continúan abriendo.

SE CONFRONTAN AMBULANTES AL INTERIOR DEL ESTADO

Inconformidades y momentos de tensión se registraron durante la mañana del martes en los municipios de Atlixco, Huauchinango y Texmelucan al aplicarse dispositivos de seguridad para tratar de evitar la instalación de tianguistas, ambulantes y comercio semifijo, como parte del decreto estatal que prohíbe las actividades no esenciales del 29 de diciembre al 11 de enero ante el aumento de casos de Covid-19, sin embargo, los vendedores terminaron vendiendo durante varias horas o en calles alternas.

NI CON GUARDIA NACIONAL

En el municipio de Atlixco, elementos de la policía local y de la Guardia Nacional impidieron desde las 2:00 de la mañana la instalación del tianguis de Atlixco en las inmediaciones del parque de La Rotonda, en la colonia Álvaro Obregón.

“Dándole cumplimiento a la orden del gobernador de mantener a los ciudadanos seguros, se llevó a cabo el operativo denominado ‘Cierre de Tianguis’ con la finalidad de evitar aglomeraciones y mitigar contagio de Coronavirus. Éste consistió en cierre de calles, negocios y recomendaciones sobre medidas de seguridad a los ciudadanos quienes transiten por el lugar”, citó uno de los funcionarios responsables de las acciones.

Participaron 24 policías preventivos, seis viales, 16 de la Guardia Nacional, nueve patrullas, tres vehículos de vialidad, tres grúas, siete elementos de inspectoría y 11 de mercados. “Y el saldo resultó blanco”, según el reporte oficial. Sin embargo, cientos de vendedores afectados reclamaron la medida oficial y por momentos confrontaron, en diversos puntos, a los uniformados encargados de los cercos en el perímetro de la colonia Álvaro Obregón.

Foto: Ascención Benítez | El Sol de Puebla

Al no encontrar respuesta favorable de los funcionarios municipales por tratarse de una contingencia de salud, la mayoría de los campesinos de Atlixco y municipios cercanos terminaron instalados en las calles cercanas al espacio blindado, tal y como sucedió en mayo pasado.

Por el contrario, en la avenida Independencia, el corazón de Atlixco en materia comercial y turística, el 95 por ciento de los establecimientos no esenciales, igual chicos y grandes y de todos los ramos, bajaron las cortinas. Recomendaron a sus clientes comprar en línea o llamar para pedir y llevar a casa.

Entre las 2:00 y 3:00 de la tarde hubo miedo entre trabajadores de las tiendas Coppel y Elektra ubicadas en una de las avenidas más importantes de Atlixco. “Acaba de llamarme súper angustiada una mujer: su esposo trabaja en Elektra y dice un grupo de tianguistas están afuera amenazando con entrar y vandalizar la tienda y lastimarlos”, citó una fuente. Finalmente, los vendedores de la plaza nada más cerraron simbólicamente ambos negocios bajo la justificación de “si nosotros no podemos, entonces nadie puede trabajar”.

AMBULANTES BAJAN CORTINAS

En medio de un operativo policiaco, autoridades de la Dirección de Comercio y Abasto de Huauchinango, desde las 5:00 horas instalaron barreras metálicas en calles que comunican al Centro Histórico, así como los accesos al Mercado Municipal, en los puntos donde se concentra la mayoría del comercio informal.

En tanto, integrantes de la organización de Comerciantes Unidos por Huauchinango, se concentraron especialmente sobre la calle, Guerrero, y más tarde se dirigieron a las instalaciones de la Presidencia Municipal, en donde su pretensión fue encontrar las opciones menos rígidas para ejercer el comercio, pese al decreto gubernamental, pero no encontraron respuesta favorable.

Pasaron pocos minutos de haber terminado el diálogo, cuando un grupo de comerciantes, especialmente vendedores de frutas y verduras que ocupan carretillas como exhibidores de su mercancía, tomaron la iniciativa de cerrar, por la fuerza, puertas o cortinas de algunos negocios del centro, incluso los considerados como esenciales, esto, ante la molestia de los microempresarios.

Foto: Miguel Ángel Domínguez | El Sol de Puebla

Cabe destacar que los carretilleros tienen la tolerancia de poderse dispersar en las calles de la ciudad, fuera del centro, para ofrecer sus productos, aunque ellos se manifestaron molestos por el cierre de su lugar preferido para vender.

PUESTOS EN PLENO ZÓCALO

Alrededor de 37 puestos ambulantes fueron colocados durante la mañana del martes en pleno centro de la Ciudad de Texmelucan, a pesar de que la autoridad municipal anunció que no se iban a instalar en la vía pública acatando el decreto del Estado ante la pandemia.

La tarde-noche del lunes a través de redes sociales se dio a conocer que cuatro organizaciones de ambulantes hacían público el apoyo a lo establecido por parte de las autoridades municipales y estatales en la medida de suspender las actividades comerciales en las calles de Texmelucan, siendo estás la organización CROM, Centro Histórico de San Martín, Antojitos Mexicanos y Carril de San Miguel.

Durante la mañana del martes la calle Hidalgo, entre Independencia y 16 de septiembre, personas comenzaron a colocar los puestos ambulantes y fue horas más tarde cuando personal municipal se presentó para dialogar con los comerciantes, por lo que estos terminaron por retirarse, pero hasta entrada la tarde, dejando liberada la vía de comunicación.

ARTESANOS HASTA LAVAN CALLES

Contrario a los casos anteriores, en Tepeaca los comerciales del Corredor Artesanal retiraron las estructuras de sus puestos, además de hacer una limpieza sobre los espacios de venta que mantenían.

A muy temprana hora del martes, los cerca de 150 artesanos que mantenían sus puestos en la calle Morelos Sur, zona centro del municipio, comenzaron a retirar las estructuras de sus puntos de venta, donde habían regresado a laborar cumpliendo con las medidas sanitarias, sin embargo, ante el nuevo decreto de cierre de actividades no esenciales, tuvieron que pegarse y retirarse, no obstante, también lavaron con agua y jabón sus espacios de trabajo, donde esperan regresar para el próximo año.

(Con información de Heriberto Hernández, Ascención Benítez, José Luna y Miguel Ángel Domínguez)

Los comercios establecidos, así como ambulantes de diversos puntos de la ciudad se instalaron pese al decreto del gobierno estatal que prohíbe la apertura de actividades no esenciales hasta el próximo 11 de enero de 2021.

A través de un recorrido realizado por este medio de comunicación en las principales calles del Centro Histórico, tianguis de la ciudad y plazas comerciales, se constató el incumpliendo de las medidas que buscan frenar los contagios por la Covid-19 en la entidad poblana.

De la calle 6 poniente y hasta la 16 poniente se observó un gran número de ambulantes que obstruyeron la vía pública para vender ropa, comida, zapatos y hasta accesorios de telefonía sin portar cubrebocas o usar gel antibacterial.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Lo anterior, aún con la advertencia del Ayuntamiento del municipio de Puebla en sancionar con multas de hasta 10 mil pesos o arrestos de 36 horas a quienes no acaten el decreto.

En estas zonas se presentó una gran aglomeración de personas quienes acudieron a realizar compras como si la emergencia sanitaria no existiera aún con el aumento en el número de casos positivos por el virus SARS-CoV-2.

En lo que respecta al comercio establecido, fue la mayoría quienes decidieron sumarse al cierre de negocios; sin embargo, el resto optó por vender sus productos de manera clandestina.

Entre estas prácticas ilícitas se encuentran la colocación de anuncios donde difundían números telefónicos para que los interesados marcaran y pudieran ingresar a los negocios para comprar mercancía.

Otros tenían sus puertas cerradas mientras que los trabajadores se encontraban afuera invitando a la gente para adquirir algún producto, esta situación se dio principalmente en la calle 8 Poniente.

Hubo otros negocios que decidieron abrir por completo tales como las tiendas de electrónica e instrumentos musicales ubicados sobre la 6 Poniente, los locales de santería en la 14 Poniente, jugueterías en la 16 Poniente y tiendas de ropa, ferreterías, ópticas y de muebles que están instalados sobre la 8 Poniente.

Foto: Miguel Ángel Domínguez | El Sol de Puebla

AMBULANTES RETAN A LA AUTORIDAD EN LA CALLE 5 DE MAYO.

Quienes decidieron vender sus productos sin importar la supervisión de los elementos de la Policía Municipal fueron los ambulantes de la Calle 5 de Mayo, mismos que hasta el corte de esta edición aún permanecían en la vía pública.

Ante esta situación, se desplegó a un grupo de agentes policiacos a fin de retirar a los negocios informales; sin embargo, esto causó molestia entre los comerciantes a la altura de la Plaza Victoria.

En su defensa, los ambulantes dijeron que ellos no son los culpables del aumento en los contagios porque siempre llevan a cabo las medidas de sanidad como lo establece la autoridad.

“Aquí respetamos las medidas e incluso nadie de nosotros se ha infectado. (…) Pedimos que nos dejen trabajar porque el decreto no nos da de comer, no nos paga la luz o la renta. (…) Buscamos una solución y nadie se ha acercado a nosotros para platicar”, fueron algunas de sus palabras.

También señalaron que el Ayuntamiento de Puebla nunca les avisó que tenían que retirarse y por ello, piden una solución que les beneficie económicamente hasta el próximo 11 de enero.

TIANGUIS DE LA CIUDAD y PLAZAS COMERCIALES TAMBIÉN SE INSTALAN.

Los tianguis ubicados en Bosques de San Sebastián, San Ramón y Loma Bella se instalaron pese a que no lo tenían permitido, desafiando por completo a la autoridad estatal y municipal.

Foto: Heriberto Hernández | El Sol de Puebla

En la zona hubo una gran aglomeración de personas mientras los asistentes y los locatarios no portaban cubrebocas, no usaban gel antibacterial y mucho menos respetaban la sana distancia.

Aquí se comercializaron productos como ropa, comida, dulces, zapatos y hasta herramientas.

En lo que respecta a los centros comerciales, en Plaza Loreto también se abrieron algunos negocios como la zapatería Rodríguez, Telcel, Taquería Dorado y otros establecimientos no esenciales.

La misma situación se presentó en Plaza San Pedro donde una mínima cantidad de negocios continúan abriendo.

SE CONFRONTAN AMBULANTES AL INTERIOR DEL ESTADO

Inconformidades y momentos de tensión se registraron durante la mañana del martes en los municipios de Atlixco, Huauchinango y Texmelucan al aplicarse dispositivos de seguridad para tratar de evitar la instalación de tianguistas, ambulantes y comercio semifijo, como parte del decreto estatal que prohíbe las actividades no esenciales del 29 de diciembre al 11 de enero ante el aumento de casos de Covid-19, sin embargo, los vendedores terminaron vendiendo durante varias horas o en calles alternas.

NI CON GUARDIA NACIONAL

En el municipio de Atlixco, elementos de la policía local y de la Guardia Nacional impidieron desde las 2:00 de la mañana la instalación del tianguis de Atlixco en las inmediaciones del parque de La Rotonda, en la colonia Álvaro Obregón.

“Dándole cumplimiento a la orden del gobernador de mantener a los ciudadanos seguros, se llevó a cabo el operativo denominado ‘Cierre de Tianguis’ con la finalidad de evitar aglomeraciones y mitigar contagio de Coronavirus. Éste consistió en cierre de calles, negocios y recomendaciones sobre medidas de seguridad a los ciudadanos quienes transiten por el lugar”, citó uno de los funcionarios responsables de las acciones.

Participaron 24 policías preventivos, seis viales, 16 de la Guardia Nacional, nueve patrullas, tres vehículos de vialidad, tres grúas, siete elementos de inspectoría y 11 de mercados. “Y el saldo resultó blanco”, según el reporte oficial. Sin embargo, cientos de vendedores afectados reclamaron la medida oficial y por momentos confrontaron, en diversos puntos, a los uniformados encargados de los cercos en el perímetro de la colonia Álvaro Obregón.

Foto: Ascención Benítez | El Sol de Puebla

Al no encontrar respuesta favorable de los funcionarios municipales por tratarse de una contingencia de salud, la mayoría de los campesinos de Atlixco y municipios cercanos terminaron instalados en las calles cercanas al espacio blindado, tal y como sucedió en mayo pasado.

Por el contrario, en la avenida Independencia, el corazón de Atlixco en materia comercial y turística, el 95 por ciento de los establecimientos no esenciales, igual chicos y grandes y de todos los ramos, bajaron las cortinas. Recomendaron a sus clientes comprar en línea o llamar para pedir y llevar a casa.

Entre las 2:00 y 3:00 de la tarde hubo miedo entre trabajadores de las tiendas Coppel y Elektra ubicadas en una de las avenidas más importantes de Atlixco. “Acaba de llamarme súper angustiada una mujer: su esposo trabaja en Elektra y dice un grupo de tianguistas están afuera amenazando con entrar y vandalizar la tienda y lastimarlos”, citó una fuente. Finalmente, los vendedores de la plaza nada más cerraron simbólicamente ambos negocios bajo la justificación de “si nosotros no podemos, entonces nadie puede trabajar”.

AMBULANTES BAJAN CORTINAS

En medio de un operativo policiaco, autoridades de la Dirección de Comercio y Abasto de Huauchinango, desde las 5:00 horas instalaron barreras metálicas en calles que comunican al Centro Histórico, así como los accesos al Mercado Municipal, en los puntos donde se concentra la mayoría del comercio informal.

En tanto, integrantes de la organización de Comerciantes Unidos por Huauchinango, se concentraron especialmente sobre la calle, Guerrero, y más tarde se dirigieron a las instalaciones de la Presidencia Municipal, en donde su pretensión fue encontrar las opciones menos rígidas para ejercer el comercio, pese al decreto gubernamental, pero no encontraron respuesta favorable.

Pasaron pocos minutos de haber terminado el diálogo, cuando un grupo de comerciantes, especialmente vendedores de frutas y verduras que ocupan carretillas como exhibidores de su mercancía, tomaron la iniciativa de cerrar, por la fuerza, puertas o cortinas de algunos negocios del centro, incluso los considerados como esenciales, esto, ante la molestia de los microempresarios.

Foto: Miguel Ángel Domínguez | El Sol de Puebla

Cabe destacar que los carretilleros tienen la tolerancia de poderse dispersar en las calles de la ciudad, fuera del centro, para ofrecer sus productos, aunque ellos se manifestaron molestos por el cierre de su lugar preferido para vender.

PUESTOS EN PLENO ZÓCALO

Alrededor de 37 puestos ambulantes fueron colocados durante la mañana del martes en pleno centro de la Ciudad de Texmelucan, a pesar de que la autoridad municipal anunció que no se iban a instalar en la vía pública acatando el decreto del Estado ante la pandemia.

La tarde-noche del lunes a través de redes sociales se dio a conocer que cuatro organizaciones de ambulantes hacían público el apoyo a lo establecido por parte de las autoridades municipales y estatales en la medida de suspender las actividades comerciales en las calles de Texmelucan, siendo estás la organización CROM, Centro Histórico de San Martín, Antojitos Mexicanos y Carril de San Miguel.

Durante la mañana del martes la calle Hidalgo, entre Independencia y 16 de septiembre, personas comenzaron a colocar los puestos ambulantes y fue horas más tarde cuando personal municipal se presentó para dialogar con los comerciantes, por lo que estos terminaron por retirarse, pero hasta entrada la tarde, dejando liberada la vía de comunicación.

ARTESANOS HASTA LAVAN CALLES

Contrario a los casos anteriores, en Tepeaca los comerciales del Corredor Artesanal retiraron las estructuras de sus puestos, además de hacer una limpieza sobre los espacios de venta que mantenían.

A muy temprana hora del martes, los cerca de 150 artesanos que mantenían sus puestos en la calle Morelos Sur, zona centro del municipio, comenzaron a retirar las estructuras de sus puntos de venta, donde habían regresado a laborar cumpliendo con las medidas sanitarias, sin embargo, ante el nuevo decreto de cierre de actividades no esenciales, tuvieron que pegarse y retirarse, no obstante, también lavaron con agua y jabón sus espacios de trabajo, donde esperan regresar para el próximo año.

(Con información de Heriberto Hernández, Ascención Benítez, José Luna y Miguel Ángel Domínguez)

Local

Anuncia Barbosa rehabilitación del mercado de El Alto

Las obras son parte del proyecto para el rescate de los barrios originarios

Local

Genoveva Huerta arranca campaña por la dirigencia estatal del PAN

Huerta Villegas y Clemente Gómez trabajarán sobre cinco ejes que fortalezcan la militancia albiazul

Local

Reordenamiento del ambulantaje será un proceso gradual: alcalde

Eduardo Rivera dijo que desde las primeras horas de su gobierno se tomaron medidas para mantener “ordenado, limpio y bonito” el primer cuadro

Local

Padecen mujeres poblanas violencia en la aulas: INEGI

El 24 por ciento de las mujeres que han asistido al escuela ha sufrido algún tipo de agresión en el ámbito educativo

Doble Vía

Cierra cuenta de twitter Arturo Castagé, político cuyo hijo fue asesinado en Puebla

El empresario llegó a ofrecer en redes sociales hasta 1 mdp, a cambio de información sobre el autor del crimen de su hijo

Deportes

Fallas mecánicas ponen en aprietos al poblano Alejandro Mauro en el Rally RACC2021

El piloto poblano se ubicaba, hasta antes de una ruptura en la horquilla, en la sexta posición dentro del Rally 4

Finanzas

Empresas optan por disminuir personal a causa de la pandemia: INEGI

Según los datos de la Encuesta sobre el Impacto Económico General por la Covid - 19

Deportes

Sin mañana ante San Luis, Puebla se la juega en la liga femenil

Las blanquiazules deben cortar urgentemente su racha de dos meses sin victorias

Ciencia

Shenzhou-13: Tres astronautas llegan a estación espacial china para larga misión

Los tres taikonautas permanecerán en el espacio seis meses, la duración más larga para los astronautas chinos