/ miércoles 19 de septiembre de 2018

"Todavía tengo miedo, a veces despierto en las noches": Valeria de 9 añitos | A un año del 19S

Pese al tiempo que ha pasado recuerda que algunos salones de su escuela se vinieron abajo, apenas unos cuantos pasos detrás de ella

Las pesadillas y la destrucción impiden a Valeria, una pequeña de nueve años de edad, que aún despierta espantada por las noches, y a doña Marcelina, una mujer casi desterrada de su propia casa, olvidar el terremoto.

A un año del sismo, en la junta auxiliar San Pedro Atlixco de este municipio acostumbrado a movimientos telúricos menores, producidos por las explosiones del volcán Popocatépetl, la gente todavía no se sobrepone a la tragedia del año pasado, los restos de las bardas colapsadas y los recuerdos de la gente mantienen viva la experiencia de aquella violenta sacudida.

Pese al tiempo que ha pasado, Valeria no ha dejado de pensar en cómo se movió el suelo que pisaba y cómo, en cuestión de segundos, salones de clases de su escuela, la Primaria "Aquiles Serdán", se vinieron abajo, apenas unos cuantos pasos detrás de ella.

Y aunque es una niña como cualquier otra, a la que agota ir a la escuela, hacer tareas y ayudar en casa, algunas noches sus sueños más profundos son interrumpidos, "todavía tengo miedo, a veces en las noches despierto porque siento que está temblando", confiesa.

Pero no sólo los pequeños sufrieron el trauma, adultos como Marcelina Cortés Torres, a sus 66 años de edad, tampoco se ha repuesto del susto de aquella fecha.

Foto: Javier Pérez

Difícilmente podrá olvidarlo, explica, porque todos los días ve los restos de la habitación de adobe que por 40 años, desde que se casó con don Benito González y en los últimos años compartió con dos nietos, fue su hogar.

Cuando llegó a su casa después del sismo, recuerda, vio el cuarto en el que vivía con cuarteaduras tan grandes que podía saber lo que sucedía del otro lado y sintió cómo las paredes se balanceaban.

Desde esa noche, continúa y hasta el mes de febrero, no tuvieron más remedio que acomodarse en un pequeño cuarto cercano, cocina de su nuera, y poco tiempo después, con los 15 mil pesos que recibió de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), adaptó un cuarto más, que era el lugar de sus animales, para vivir en él, "el gallinero le digo yo", añade.

Las pesadillas y la destrucción impiden a Valeria, una pequeña de nueve años de edad, que aún despierta espantada por las noches, y a doña Marcelina, una mujer casi desterrada de su propia casa, olvidar el terremoto.

A un año del sismo, en la junta auxiliar San Pedro Atlixco de este municipio acostumbrado a movimientos telúricos menores, producidos por las explosiones del volcán Popocatépetl, la gente todavía no se sobrepone a la tragedia del año pasado, los restos de las bardas colapsadas y los recuerdos de la gente mantienen viva la experiencia de aquella violenta sacudida.

Pese al tiempo que ha pasado, Valeria no ha dejado de pensar en cómo se movió el suelo que pisaba y cómo, en cuestión de segundos, salones de clases de su escuela, la Primaria "Aquiles Serdán", se vinieron abajo, apenas unos cuantos pasos detrás de ella.

Y aunque es una niña como cualquier otra, a la que agota ir a la escuela, hacer tareas y ayudar en casa, algunas noches sus sueños más profundos son interrumpidos, "todavía tengo miedo, a veces en las noches despierto porque siento que está temblando", confiesa.

Pero no sólo los pequeños sufrieron el trauma, adultos como Marcelina Cortés Torres, a sus 66 años de edad, tampoco se ha repuesto del susto de aquella fecha.

Foto: Javier Pérez

Difícilmente podrá olvidarlo, explica, porque todos los días ve los restos de la habitación de adobe que por 40 años, desde que se casó con don Benito González y en los últimos años compartió con dos nietos, fue su hogar.

Cuando llegó a su casa después del sismo, recuerda, vio el cuarto en el que vivía con cuarteaduras tan grandes que podía saber lo que sucedía del otro lado y sintió cómo las paredes se balanceaban.

Desde esa noche, continúa y hasta el mes de febrero, no tuvieron más remedio que acomodarse en un pequeño cuarto cercano, cocina de su nuera, y poco tiempo después, con los 15 mil pesos que recibió de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), adaptó un cuarto más, que era el lugar de sus animales, para vivir en él, "el gallinero le digo yo", añade.

Local

Rechaza Mario Bracamonte desvío de recursos en Morena

"Reto a quien diga que nuestra gestión no fue honrada, transparente, a que presente las quejas que crea convenientes", dijo

Local

Crece a nueve años el nivel de escolaridad de los poblanos: INEGI

En el censo 2020, se contabilizaron más mujeres con un posgrado en comparación con los hombres

Estado

Tiran cadáver atrás del Centro Escolar de Zacatlán 

El cuerpo presenta varios impactos de arma de fuego

Local

Renuncia el subdirector del Instituto Poblano de Asistencia al Migrante

El exfuncionario señaló que se renuncia se debió a un tema de congruencia

Local

Pide Consejo de Movilidad eliminar restricciones de horario en transporte público

También solicitaron la reactivación de la vía recreativa metropolitana

Salud

¿Metas? De esta manera puedes ser más disciplinado

Aprende Institute nos compartió una guía para ganar fuerza de voluntad y lograr nuestros objetivos

Local

Rechaza Mario Bracamonte desvío de recursos en Morena

"Reto a quien diga que nuestra gestión no fue honrada, transparente, a que presente las quejas que crea convenientes", dijo

Mundo

Biden pedirá al Congreso eliminar subsidios a combustibles fósiles

Los comentarios y los decretos muestran la dirección de la agenda medioambiental y sobre cambio climático del mandatario demócrata

Mundo

EU y Japón dialogan sobre la "desnuclearización completa" de la península coreana

Biden recordó también el "compromiso inquebrantable" de Estados Unidos de proteger a su aliado nipón, según la alianza militar en vigor