/ lunes 6 de septiembre de 2021

Tras 59 años, estas juntas auxiliares de la capital aspiran a volver a ser municipios

Al hacer un balance de los beneficios de este estatus jurídico, 4 de 5 ediles auxiliares afirman que no hay mejoras para su comunidades

El cambio constitucional de 1962 en el que se suprime de ser municipios para quedar como juntas auxiliares a San Felipe Hueyotlipan, San Jerónimo Caleras, San Miguel Canoa, La Resurrección y San Francisco Totimehucan no funcionó. A decir de los pobladores y cuatro de cinco presidentes auxiliares, no ha habido mejoras en sus comunidades, por lo que plantean la necesidad de ser nuevamente ayuntamientos.

Con la llegada de una nueva legislatura en el Congreso del Estado y el cambio del gobierno municipal se propiciaría a actuar en este tema, es por ello, que las autoridades correspondientes ven con buenos ojos retomar lo que hace 59 años bajó la calidad de vida de los colonos que representan.

A esto podría sumarse la iniciativa anunciada el pasado 21 de junio del presente año por parte del diputado local sin partido José Juan Espinosa Torres, quien presentó una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica Municipal para que los presidentes auxiliares tengan voz y acudan a las sesiones de Cabildo de los ayuntamientos en el estado de Puebla a fin de no solo incidir en el quorum, sino también en las decisiones que afectan a sus representados.

A decir de los ciudadanos y de los presidentes auxiliares, la idea no se ha quitado del renglón, ya que esperan que vuelvan a tener la denominación de antes, pues al depender del municipio de Puebla, no se cubren completamente las necesidades, mientras que las problemáticas siguen creciendo.

Son los mismos habitantes quienes en su gran mayoría aseguran que al ser municipios los recursos se destinarían de manera equitativa a cada una de las colonias o secciones a fin de mejorar el entorno, aunque algunos no recuerdan la situación de antes, sí consideran que habrá un beneficio al ser municipios.

SAN FRANCISCO TOTIMEHUACAN PRETENDE ABORDAR EL TEMA CON LA NUEVA ADMINISTRACIÓN

Es la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacan, quien no olvida qué es ser municipio, por lo que su presidente, Isaac Chetla Muñoz, anunció que existe la posibilidad de que el tema de volver a ser ayuntamiento se le haga saber a la nueva administración municipal que será encabezada por Eduardo Rivera para que los apoye.

En esa misma línea mencionó que debe haber voluntad de los tres órdenes de poder para regresarlos a ser municipio, pues ahora que dependen del ayuntamiento de Puebla se encuentran limitados y se atienen a lo que les dan, pero de no ser así las acciones serían diferentes.

Añadió que los ciudadanos han externado que se busque nuevamente este concepto, pues desde 2019 no se ha quitado el dedo del renglón ya que han intentado elevar su rango a municipio, debido a que cuenta con más de 100 kilómetros cuadrados de superficie, y una población de más de 50 mil habitantes, sin embargo no se ha logrado.

Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

LA RESURRECIÓN DENOMINADO PUEBLO INDÍGENA, SAN JERÓNIMO CALERAS EN ESPERA DE MEJORAS

Las condiciones, programas y necesidades que carecen al menos estas cinco juntas auxiliares son importantes, no obstante, no todas cuentan con los recursos suficientes para poder atender lo que aqueja a su población.

Abraham Alejandro Pérez Pérez, presidente de la junta auxiliar de La Resurrección, aseveró que es muy difícil que esta comunidad pueda volver a ser un municipio, pues se debe tener la “decisión” del Congreso para que se les regrese a como estaban denominados antes, lo cual podría cambiar en próximos meses.

Señaló que nunca han estado conformes con que se les haya suprimido como municipio, pero al menos al ser considerados un pueblo indígena pelean por los recursos propios a fin de que éste sea un monto que pueda ayudar a cubrir las necesidades de los habitantes, algo del que no tengan que depender del municipio de Puebla.

El lugar que todavía se observa con zonas de terracería, en el que peleaban hace un par de meses por el suministro de agua (que es poco) y que no cuenta con drenaje en ciertos puntos, no ha tenido mejoras al ser parte del municipio de Puebla, o al menos no como lo demanda la ciudadanía.

Ante la pregunta expresa de si les gustaría volver a ser municipio señaló que sí, pues le apuestan a que con mayores recursos exista el apoyo que tanto han pedido, pero que en varios años desde que volvieron a ser junta auxiliar no han visto.

Para los colonos de San Jerónimo Caleras la situación es parecida, pues los habitantes señalaron que la inseguridad es frecuente y la falta de obra pública también, aunque reconocieron que ha habido algunas rehabilitaciones viales por parte del gobierno municipal, señalaron que no es suficiente.

De acuerdo con Teresa Monterosas faltan muchas obras, puesto que hay zonas en donde las fuertes lluvias inundan o socavan los caminos, lo cual es urgente que se atienda y la mala economía que se generó tras la pandemia es lo que ha desencadenado mayor inseguridad.

Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

SAN MIGUEL CANOA AUN RECUERDA SER MUNICIPIO, HUEYOTLIPAN PREFIERE SER JUNTA AUXILIAR

Aunque en dos ocasiones el gobernador Miguel Barbosa ha prometido que San Miguel Canoa será nuevamente municipio y así ser considerado en los presupuestos del gobierno estatal y federal, las autoridades correspondientes no han emitido algún documento para hacer la petición formal.

Sin embargo, los habitantes del lugar aún recuerdan cuando esta junta auxiliar era municipio, pues a decir de las personas de la tercera edad la plaza era más bonita, las calles eran diferentes y la inseguridad no era tan común, pese a ello, hoy día solo es un recuerdo, de esos que cuentan a los más jóvenes para que no se olvide la historia.

Antonia Arce Cepeda relató que en lugar de beneficiarlos fue todo lo contrario, ya que ha habido menos recursos y con ello se han generado diversas problemáticas como la falta de apoyo en cuanto a programas, asesorías y lo que más lastima, tener que acudir a la capital para que les presten mayor atención a sus necesidades.

En tanto, hay unos más que subrayaron que estaría bien que fuera municipio para arreglar las fallas, pero temen que una vez que haya más poder los pagos de servicios sean mayores y la situación económica de la comunidad no es alta como para poder solventar todo lo que se vaya a incrementar.

Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla


Aunque en San Felipe Hueyotlipan los habitantes se mostraron a favor de ser nuevamente municipio para actuar en cuanto a los baches y la inseguridad que se ha vuelto cada vez más fuerte, lo que no se veía cuando eran municipio, el presidente del lugar dijo que no es viable.

José Baraquiel Calva Limón aseveró que se nota un cambio en la junta auxiliar y reconoció que no son muchos los recursos, pero puntualizó que este lugar no es tan grande como algunas otras juntas auxiliares, por lo que están bien así y no como municipio.

Añadió que en lo personal esto no se logrará, pues solo San Miguel Canoa y San Francisco Totimehuacan podrían regresar a ser municipios, ya que son de las demarcaciones más grandes, por ello, aplicar lo mismo como comunidades pequeñas sería un retroceso.

De e acuerdo con el artículo 13 de la Ley Orgánica Municipal, se establece que para que un territorio subalterno pueda convertirse en municipio debe tener al menos 100 kilómetros cuadrados de superficie. Además de una población mínima de 25 mil habitantes, así como ser solicitada por tres cuartas partes de la población inscrita en el padrón electoral.

Es importante mencionar que ante este panorama solo San Francisco Totimehucan, es quien podría subir de rango, ya que el territorio abarca más de los 100 kilómetros cuadrados de superficie y rebasa la población mínima de 25 mil habitantes.

Foto: Bibiana Díaz


El cambio constitucional de 1962 en el que se suprime de ser municipios para quedar como juntas auxiliares a San Felipe Hueyotlipan, San Jerónimo Caleras, San Miguel Canoa, La Resurrección y San Francisco Totimehucan no funcionó. A decir de los pobladores y cuatro de cinco presidentes auxiliares, no ha habido mejoras en sus comunidades, por lo que plantean la necesidad de ser nuevamente ayuntamientos.

Con la llegada de una nueva legislatura en el Congreso del Estado y el cambio del gobierno municipal se propiciaría a actuar en este tema, es por ello, que las autoridades correspondientes ven con buenos ojos retomar lo que hace 59 años bajó la calidad de vida de los colonos que representan.

A esto podría sumarse la iniciativa anunciada el pasado 21 de junio del presente año por parte del diputado local sin partido José Juan Espinosa Torres, quien presentó una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica Municipal para que los presidentes auxiliares tengan voz y acudan a las sesiones de Cabildo de los ayuntamientos en el estado de Puebla a fin de no solo incidir en el quorum, sino también en las decisiones que afectan a sus representados.

A decir de los ciudadanos y de los presidentes auxiliares, la idea no se ha quitado del renglón, ya que esperan que vuelvan a tener la denominación de antes, pues al depender del municipio de Puebla, no se cubren completamente las necesidades, mientras que las problemáticas siguen creciendo.

Son los mismos habitantes quienes en su gran mayoría aseguran que al ser municipios los recursos se destinarían de manera equitativa a cada una de las colonias o secciones a fin de mejorar el entorno, aunque algunos no recuerdan la situación de antes, sí consideran que habrá un beneficio al ser municipios.

SAN FRANCISCO TOTIMEHUACAN PRETENDE ABORDAR EL TEMA CON LA NUEVA ADMINISTRACIÓN

Es la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacan, quien no olvida qué es ser municipio, por lo que su presidente, Isaac Chetla Muñoz, anunció que existe la posibilidad de que el tema de volver a ser ayuntamiento se le haga saber a la nueva administración municipal que será encabezada por Eduardo Rivera para que los apoye.

En esa misma línea mencionó que debe haber voluntad de los tres órdenes de poder para regresarlos a ser municipio, pues ahora que dependen del ayuntamiento de Puebla se encuentran limitados y se atienen a lo que les dan, pero de no ser así las acciones serían diferentes.

Añadió que los ciudadanos han externado que se busque nuevamente este concepto, pues desde 2019 no se ha quitado el dedo del renglón ya que han intentado elevar su rango a municipio, debido a que cuenta con más de 100 kilómetros cuadrados de superficie, y una población de más de 50 mil habitantes, sin embargo no se ha logrado.

Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

LA RESURRECIÓN DENOMINADO PUEBLO INDÍGENA, SAN JERÓNIMO CALERAS EN ESPERA DE MEJORAS

Las condiciones, programas y necesidades que carecen al menos estas cinco juntas auxiliares son importantes, no obstante, no todas cuentan con los recursos suficientes para poder atender lo que aqueja a su población.

Abraham Alejandro Pérez Pérez, presidente de la junta auxiliar de La Resurrección, aseveró que es muy difícil que esta comunidad pueda volver a ser un municipio, pues se debe tener la “decisión” del Congreso para que se les regrese a como estaban denominados antes, lo cual podría cambiar en próximos meses.

Señaló que nunca han estado conformes con que se les haya suprimido como municipio, pero al menos al ser considerados un pueblo indígena pelean por los recursos propios a fin de que éste sea un monto que pueda ayudar a cubrir las necesidades de los habitantes, algo del que no tengan que depender del municipio de Puebla.

El lugar que todavía se observa con zonas de terracería, en el que peleaban hace un par de meses por el suministro de agua (que es poco) y que no cuenta con drenaje en ciertos puntos, no ha tenido mejoras al ser parte del municipio de Puebla, o al menos no como lo demanda la ciudadanía.

Ante la pregunta expresa de si les gustaría volver a ser municipio señaló que sí, pues le apuestan a que con mayores recursos exista el apoyo que tanto han pedido, pero que en varios años desde que volvieron a ser junta auxiliar no han visto.

Para los colonos de San Jerónimo Caleras la situación es parecida, pues los habitantes señalaron que la inseguridad es frecuente y la falta de obra pública también, aunque reconocieron que ha habido algunas rehabilitaciones viales por parte del gobierno municipal, señalaron que no es suficiente.

De acuerdo con Teresa Monterosas faltan muchas obras, puesto que hay zonas en donde las fuertes lluvias inundan o socavan los caminos, lo cual es urgente que se atienda y la mala economía que se generó tras la pandemia es lo que ha desencadenado mayor inseguridad.

Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

SAN MIGUEL CANOA AUN RECUERDA SER MUNICIPIO, HUEYOTLIPAN PREFIERE SER JUNTA AUXILIAR

Aunque en dos ocasiones el gobernador Miguel Barbosa ha prometido que San Miguel Canoa será nuevamente municipio y así ser considerado en los presupuestos del gobierno estatal y federal, las autoridades correspondientes no han emitido algún documento para hacer la petición formal.

Sin embargo, los habitantes del lugar aún recuerdan cuando esta junta auxiliar era municipio, pues a decir de las personas de la tercera edad la plaza era más bonita, las calles eran diferentes y la inseguridad no era tan común, pese a ello, hoy día solo es un recuerdo, de esos que cuentan a los más jóvenes para que no se olvide la historia.

Antonia Arce Cepeda relató que en lugar de beneficiarlos fue todo lo contrario, ya que ha habido menos recursos y con ello se han generado diversas problemáticas como la falta de apoyo en cuanto a programas, asesorías y lo que más lastima, tener que acudir a la capital para que les presten mayor atención a sus necesidades.

En tanto, hay unos más que subrayaron que estaría bien que fuera municipio para arreglar las fallas, pero temen que una vez que haya más poder los pagos de servicios sean mayores y la situación económica de la comunidad no es alta como para poder solventar todo lo que se vaya a incrementar.

Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla


Aunque en San Felipe Hueyotlipan los habitantes se mostraron a favor de ser nuevamente municipio para actuar en cuanto a los baches y la inseguridad que se ha vuelto cada vez más fuerte, lo que no se veía cuando eran municipio, el presidente del lugar dijo que no es viable.

José Baraquiel Calva Limón aseveró que se nota un cambio en la junta auxiliar y reconoció que no son muchos los recursos, pero puntualizó que este lugar no es tan grande como algunas otras juntas auxiliares, por lo que están bien así y no como municipio.

Añadió que en lo personal esto no se logrará, pues solo San Miguel Canoa y San Francisco Totimehuacan podrían regresar a ser municipios, ya que son de las demarcaciones más grandes, por ello, aplicar lo mismo como comunidades pequeñas sería un retroceso.

De e acuerdo con el artículo 13 de la Ley Orgánica Municipal, se establece que para que un territorio subalterno pueda convertirse en municipio debe tener al menos 100 kilómetros cuadrados de superficie. Además de una población mínima de 25 mil habitantes, así como ser solicitada por tres cuartas partes de la población inscrita en el padrón electoral.

Es importante mencionar que ante este panorama solo San Francisco Totimehucan, es quien podría subir de rango, ya que el territorio abarca más de los 100 kilómetros cuadrados de superficie y rebasa la población mínima de 25 mil habitantes.

Foto: Bibiana Díaz


Policiaca

Eran madre e hija, mujeres encobijadas en San Miguel Espejo

De acuerdo con el avance de las investigaciones, habría sido por un ajuste de cuentes y no un crimen pasional

Finanzas

¡A ponerse a dieta! Pieza de pan subirá hasta 2 pesos

La materia prima sigue subiendo y eso obliga a modificar los precios, explica la Upmipan

Finanzas

Insuficiente, incremento salarial de 22% para cubrir necesidades básicas : CCE

Empresas poblanas resentirán el incremento por falta de estabilidad financiera

Finanzas

Rotamundos, startup poblana gana concurso mundial de turismo

Esta startup también trabaja para la digitalización, capacitación, estandarización y comercialización

Local

Cancelan remodelación del Mercado Amalucan, solo darán mantenimiento

Este viernes por la tarde se podría definir si habrá línea de crédito