/ viernes 10 de julio de 2020

Los políticos y su pandemia

Toda clase de grupos de presión y de interés se están moviendo para los distintos cargos de elección popular que habrá en 2021, teniendo como literal teatro de guerra al COVID-19, combinado con la imparable violencia de la delincuencia organizada.

Ante la incapacidad de las autoridades para poder atender debidamente la pandemia, las organizaciones criminales han plantado cara al Estado y están avanzando por distintos rumbos hacia el mismo propósito: establecer un nuevo mapa criminal en todo el país, con tres competidores principales: CJNG, Sinaloa y Zetas.

Por su parte, la delincuencia común no se arredra frente a la pandemia y acosa a los ciudadanos que no tienen forma de resolver el dilema: quedarse en sus casas o salir a buscar el sustento, sin saber si serán atacados por los delincuentes, el COVID o ambas plagas.

Mientras todo ello ocurre, hay aspirantes a docenas de puestos de elección popular que se enfrentan a un desafío seguramente ramplón desde la visión de Estado, pero crítico para sus delirios proselitistas:

¿Cómo afectará la violencia y el COVID a las movilizaciones de masas, a los mítines y a las giras otrora imparables?

Se acabaron los tiempos en los que un candidato ajustaba su agenda para tener en un solo día, ocho o diez eventos a los que acudía y se daba su correspondiente “baño de pueblo”.

Hasta las campañas políticas se van a ver afectadas por la combinación de violencia y virus.

La lógica dice que la preservación de la salud debe ser la prioridad para los diversos candidatos a puestos de elección popular; sin embargo, el asunto no parece ser importante para la mayoría de esos aspirantes al poder.

Así, se crea un escenario inédito en la historia de México en la que la persuasión proselitista tiene un reto formidable que parece ofrecer una suma cero: movilizar o capitular.

A menos que alguien cree una alternativa intermedia en la que la salud prevalezca sobre el mitin, lo que para los hombres y mujeres de poder de Puebla es casi imposible.

De las anécdotas que se cuentan

Como los campesinos mexicanos, hay políticos de temporal y de riego.

Los primeros aparecen de vez en cuando, en especial en elecciones, y luego los electores olvidan hasta sus nombres.

Son totalmente prescindibles.

Hay los otros, los profesionales que todo el año hacen ejercicio político y mejor cuando estudian, diagnostican y proponen.

El diputado federal poblano Fernando Manzanilla es uno de ellos.

Presentó hace unos días un amplio estudio sobre las lecciones, riesgos y oportunidades que tiene México en el escenario de la contingencia por Covid-19, tema del que habló desde febrero pasado y advirtió lo que hoy está sucediendo,

Con base en la experiencia internacional, el trabajo titulado “La batalla de México y el mundo contra el Covid-19”, realiza un recuento de las acciones a lo largo de las diferentes etapas por las que ha transitado la pandemia durante los últimos 6 meses.

El ensayo concluye con propuestas de política pública orientadas a detener el crecimiento acelerado de casos y muertes por Covid-19, y a mejorar las condiciones económicas y de empleo de cara al proceso de recuperación del crecimiento nacional.

“Al final se presenta una breve reflexión sobre la necesidad de aprovechar esta coyuntura crítica para impulsar el reinicio del sistema y la construcción de un nuevo modelo de sociedad más equitativa, justa y solidaria a partir de la construcción de un gran acuerdo social y económico”, los datos están sustentados, es posible y el diputado federal sabe de lo que habla.

México cuenta con los recursos económicos y políticos necesarios para detener el crecimiento del virus y para evitar una mayor pérdida de vidas, ya que es perfectamente factible vacunar de manera eficiente y las cadenas de valor de los sectores económicos esenciales para la reactivación de la economía, lo que a su vez permitiría recuperar en menor tiempo el crecimiento y el empleo.

Pronto habrá una capítulo sobre Puebla.

El estudio se encuentra disponible y puede ser consultado a través de su página web, en el siguiente enlace: https://fernandomanzanilla.com.mx/2020/07/06/la-batalla-de-mexico-y-el-muno-contra-el-covid-19-lecciones-riesgos-y-oportunidades/

Políticos como Fernando Manzanilla son los que valen la pena, hay que escucharlos e impulsar sus propuestas.

Sólo así México será diferente y mejor.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

Toda clase de grupos de presión y de interés se están moviendo para los distintos cargos de elección popular que habrá en 2021, teniendo como literal teatro de guerra al COVID-19, combinado con la imparable violencia de la delincuencia organizada.

Ante la incapacidad de las autoridades para poder atender debidamente la pandemia, las organizaciones criminales han plantado cara al Estado y están avanzando por distintos rumbos hacia el mismo propósito: establecer un nuevo mapa criminal en todo el país, con tres competidores principales: CJNG, Sinaloa y Zetas.

Por su parte, la delincuencia común no se arredra frente a la pandemia y acosa a los ciudadanos que no tienen forma de resolver el dilema: quedarse en sus casas o salir a buscar el sustento, sin saber si serán atacados por los delincuentes, el COVID o ambas plagas.

Mientras todo ello ocurre, hay aspirantes a docenas de puestos de elección popular que se enfrentan a un desafío seguramente ramplón desde la visión de Estado, pero crítico para sus delirios proselitistas:

¿Cómo afectará la violencia y el COVID a las movilizaciones de masas, a los mítines y a las giras otrora imparables?

Se acabaron los tiempos en los que un candidato ajustaba su agenda para tener en un solo día, ocho o diez eventos a los que acudía y se daba su correspondiente “baño de pueblo”.

Hasta las campañas políticas se van a ver afectadas por la combinación de violencia y virus.

La lógica dice que la preservación de la salud debe ser la prioridad para los diversos candidatos a puestos de elección popular; sin embargo, el asunto no parece ser importante para la mayoría de esos aspirantes al poder.

Así, se crea un escenario inédito en la historia de México en la que la persuasión proselitista tiene un reto formidable que parece ofrecer una suma cero: movilizar o capitular.

A menos que alguien cree una alternativa intermedia en la que la salud prevalezca sobre el mitin, lo que para los hombres y mujeres de poder de Puebla es casi imposible.

De las anécdotas que se cuentan

Como los campesinos mexicanos, hay políticos de temporal y de riego.

Los primeros aparecen de vez en cuando, en especial en elecciones, y luego los electores olvidan hasta sus nombres.

Son totalmente prescindibles.

Hay los otros, los profesionales que todo el año hacen ejercicio político y mejor cuando estudian, diagnostican y proponen.

El diputado federal poblano Fernando Manzanilla es uno de ellos.

Presentó hace unos días un amplio estudio sobre las lecciones, riesgos y oportunidades que tiene México en el escenario de la contingencia por Covid-19, tema del que habló desde febrero pasado y advirtió lo que hoy está sucediendo,

Con base en la experiencia internacional, el trabajo titulado “La batalla de México y el mundo contra el Covid-19”, realiza un recuento de las acciones a lo largo de las diferentes etapas por las que ha transitado la pandemia durante los últimos 6 meses.

El ensayo concluye con propuestas de política pública orientadas a detener el crecimiento acelerado de casos y muertes por Covid-19, y a mejorar las condiciones económicas y de empleo de cara al proceso de recuperación del crecimiento nacional.

“Al final se presenta una breve reflexión sobre la necesidad de aprovechar esta coyuntura crítica para impulsar el reinicio del sistema y la construcción de un nuevo modelo de sociedad más equitativa, justa y solidaria a partir de la construcción de un gran acuerdo social y económico”, los datos están sustentados, es posible y el diputado federal sabe de lo que habla.

México cuenta con los recursos económicos y políticos necesarios para detener el crecimiento del virus y para evitar una mayor pérdida de vidas, ya que es perfectamente factible vacunar de manera eficiente y las cadenas de valor de los sectores económicos esenciales para la reactivación de la economía, lo que a su vez permitiría recuperar en menor tiempo el crecimiento y el empleo.

Pronto habrá una capítulo sobre Puebla.

El estudio se encuentra disponible y puede ser consultado a través de su página web, en el siguiente enlace: https://fernandomanzanilla.com.mx/2020/07/06/la-batalla-de-mexico-y-el-muno-contra-el-covid-19-lecciones-riesgos-y-oportunidades/

Políticos como Fernando Manzanilla son los que valen la pena, hay que escucharlos e impulsar sus propuestas.

Sólo así México será diferente y mejor.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

viernes 07 de agosto de 2020

El poder no se comparte

viernes 31 de julio de 2020

El pacto de Manzanilla

viernes 24 de julio de 2020

Languidece el Centro Histórico

viernes 17 de julio de 2020

La reelección

viernes 10 de julio de 2020

Los políticos y su pandemia

viernes 03 de julio de 2020

¿Democracia o un ajuste de cuentas?

viernes 26 de junio de 2020

Candidatos de la chistera azul

viernes 19 de junio de 2020

La automotriz y el T-MEC

viernes 12 de junio de 2020

Ansias de político

viernes 05 de junio de 2020

Médicos cubanos en Seguridad Pública

Cargar Más