/ miércoles 24 de abril de 2024

Título, pendiente de decidir

Cuando uno escribe, al menos en mi caso para este ejercicio semanal, busco un tema relevante durante el fin de semana previo y desarrollo el mismo con las herramientas que tengo y lo que pienso al respecto tratando siempre de darle el enfoque positivo y local.


Reconozco que en este espacio editorial siempre he tenido la libertad de escribir tal cual lo expreso, y aunque no soy una persona que utilice ni palabras altisonantes, ni frases agresivas, jamás he tenido la más mínima restricción a mi expresión. De tal forma que lo primero que hago al respecto, es agradecer la oportunidad de transmitir alguna idea que considero oportuna desarrollar y compartir principalmente con los poblanos.


Estamos viviendo momentos de alta violencia verbal, física y hasta psicológica donde el que pierde mayormente es el elector y no es justo, la verdad es triste ver como en el momento de proponer, la mayoría piensa solo en ganar, sin importar lo que diga, lo que haga y como ataque al de enfrente.


Los equipos de estrategias pareciera solo están dedicados a cómo contrarrestar las campañas de desprestigio, y qué decir de los operadores que pareciera literal se sueltan a los perros a pelear. La mayoría de los candidatos ni enterados de lo que los equipos hacen, inventan o sacan provecho para restar al de enfrente, cuando lo importante es resaltar y contrastar como muy pocos lo hacen. Y aquí sí de frente digo amable lector, yo únicamente veo a Alejandro Armenta bien puesto y diciendo las cosas concretas, enfocado en proponer y alejado de los dichos, muy clavado en los hechos y viendo para adelante.


Sin embargo lo que resulta digno de analizar es cómo la tendencia se reafirma, en el colectivo se sabe quién será el próximo gobernador, la oportunidad de subir el nivel de contraste viene de los positivos a resaltar sobre las propuestas que hoy tenemos. Hagamos a un lado las descalificaciones y calumnias que en nada contribuyen para ser una sociedad mejor. El ciudadano tiene derecho a tener mejores servidores públicos, con mayor capacidad de diálogo y herramientas para administrar los recursos comunes.


Debemos ser responsables, fuimos deteriorando la política pública a una subasta de personajes que en muchos de los casos no se entiende como llegaron a ser los elegidos para ser elegidos, y créanme que la redacción no está fallida, es reflejo de lo que sucede. Y aun nos falta la segunda mitad de la contienda local y pareciera que el tono está escalando día a día.


Como ciudadano no merezco esto, ver como la clase política vive 24/7 trazando estrategias para restar, lo que se pretende hacer si se da el voto de confianza a un equipo o a otro, porque no olvidemos esto se trata de equipos, no de partidos, y mucho menos de una sola persona. Hablamos de sustituir todos los puestos de mayor decisión en el estado y para los próximos tres o seis años de gobierno.


¿Qué sabemos de las personas más silenciosas de los equipos que deben estar trabajando en los planes de gobierno, que trazan las líneas discursivas de fondo?


Cierro agradeciendo a ti, por leer hasta el final, aun cuando el título pareciera no tener esta vez relación. Sigo pendiente de saber cómo debería de titularse este análisis que espero sume a confirmar la tendencia y disminuir los indecisos. Coméntame como titularías esta opinión.


@serdan.mx


Cuando uno escribe, al menos en mi caso para este ejercicio semanal, busco un tema relevante durante el fin de semana previo y desarrollo el mismo con las herramientas que tengo y lo que pienso al respecto tratando siempre de darle el enfoque positivo y local.


Reconozco que en este espacio editorial siempre he tenido la libertad de escribir tal cual lo expreso, y aunque no soy una persona que utilice ni palabras altisonantes, ni frases agresivas, jamás he tenido la más mínima restricción a mi expresión. De tal forma que lo primero que hago al respecto, es agradecer la oportunidad de transmitir alguna idea que considero oportuna desarrollar y compartir principalmente con los poblanos.


Estamos viviendo momentos de alta violencia verbal, física y hasta psicológica donde el que pierde mayormente es el elector y no es justo, la verdad es triste ver como en el momento de proponer, la mayoría piensa solo en ganar, sin importar lo que diga, lo que haga y como ataque al de enfrente.


Los equipos de estrategias pareciera solo están dedicados a cómo contrarrestar las campañas de desprestigio, y qué decir de los operadores que pareciera literal se sueltan a los perros a pelear. La mayoría de los candidatos ni enterados de lo que los equipos hacen, inventan o sacan provecho para restar al de enfrente, cuando lo importante es resaltar y contrastar como muy pocos lo hacen. Y aquí sí de frente digo amable lector, yo únicamente veo a Alejandro Armenta bien puesto y diciendo las cosas concretas, enfocado en proponer y alejado de los dichos, muy clavado en los hechos y viendo para adelante.


Sin embargo lo que resulta digno de analizar es cómo la tendencia se reafirma, en el colectivo se sabe quién será el próximo gobernador, la oportunidad de subir el nivel de contraste viene de los positivos a resaltar sobre las propuestas que hoy tenemos. Hagamos a un lado las descalificaciones y calumnias que en nada contribuyen para ser una sociedad mejor. El ciudadano tiene derecho a tener mejores servidores públicos, con mayor capacidad de diálogo y herramientas para administrar los recursos comunes.


Debemos ser responsables, fuimos deteriorando la política pública a una subasta de personajes que en muchos de los casos no se entiende como llegaron a ser los elegidos para ser elegidos, y créanme que la redacción no está fallida, es reflejo de lo que sucede. Y aun nos falta la segunda mitad de la contienda local y pareciera que el tono está escalando día a día.


Como ciudadano no merezco esto, ver como la clase política vive 24/7 trazando estrategias para restar, lo que se pretende hacer si se da el voto de confianza a un equipo o a otro, porque no olvidemos esto se trata de equipos, no de partidos, y mucho menos de una sola persona. Hablamos de sustituir todos los puestos de mayor decisión en el estado y para los próximos tres o seis años de gobierno.


¿Qué sabemos de las personas más silenciosas de los equipos que deben estar trabajando en los planes de gobierno, que trazan las líneas discursivas de fondo?


Cierro agradeciendo a ti, por leer hasta el final, aun cuando el título pareciera no tener esta vez relación. Sigo pendiente de saber cómo debería de titularse este análisis que espero sume a confirmar la tendencia y disminuir los indecisos. Coméntame como titularías esta opinión.


@serdan.mx


ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 08 de mayo de 2024

¿Qué nos queda?

Máximo Serdán

miércoles 01 de mayo de 2024

Prudencia, la loca

Máximo Serdán

miércoles 17 de abril de 2024

Igualdad

Máximo Serdán

miércoles 10 de abril de 2024

Identidad poblana

Máximo Serdán

miércoles 13 de marzo de 2024

Oportunidad u oportunismo

Máximo Serdán

miércoles 06 de marzo de 2024

Capacidad de generar luz

Máximo Serdán

miércoles 28 de febrero de 2024

¿Y tú con qué sueñas? 

Máximo Serdán

Cargar Más