/ lunes 13 de septiembre de 2021

[Podcast] De esclava oriental a ícono de Puebla, la historia de la China Poblana

La joven Catarina fue muy popular por su belleza y su peculiar vestir como a la usanza hindú. tanto que se convirtió en un monumento de las calles de Puebla

Escucha aquí el Podcast↓

¿Cuál es la historia de la China Poblana? Esta historia comienza en el año 1609 cuando en la India nació la princesa Mirra.

Después de ocho años y al estar en pleno paseo por la playa, fue tomada prisionera y llevada a Manila, que se ubica en las Islas Filipinas.

Todo esto sucedió porque el marqués de Gálvez, virrey de México, encargó al gobernador de Manila “la compra de esclavas de buen parecer y gracia para el ministerio de su palacio”.

Fue entonces, la princesa Mirra fue sigilosamente embarcada para la Nueva España en 1620.

Primero llegó al puerto de Acapulco en la Nao de China, vistiendo un exótico vestido de ricos bordados y lentejuelas. Era la primera vez que una mujer con rasgos orientales se veía en esas latitudes, y debido a eso la empezaron a llamar “china”, sin importar que fuera de origen hindú.

Inmediatamente después fue comprada por la familia Sosa, que era originaria de Puebla y quienes la bautizaron y educaron cristianamente con el nombre de Catarina de San Juan.

Después de un tiempo y contra su voluntad, la casaron con un esclavo de origen chino de nombre Domingo Suárez, pero fiel a su ideal, se rehusó a hacer vida marital con el susodicho.

CATARINA, LA MUJER QUE INSPIRÓ EL MONUMENTO DE LA CHINA POBLANA

Pese a los varios años que ya llevaba en tierras aztecas, Catarina de San Juan sentía mucha nostalgia por su patria y fue entonces se decidió a comprar telas de diversos colores y adornarlas con chaquiras, canutillos y lentejuelas a la usanza oriental, creando así una simbiosis entre lo mexicano y lo árabe.

Catarina se hizo muy popular por su belleza pero, también, por su manera muy peculiar de vestir como a la usanza hindú, por lo que otras mujeres empezaron a imitar su ropa haciendo una mezcla con el estilo indígena, creando así el traje típico que se conoce como Traje de China Poblana.

Ya en el año de 1624 y con la muerte de quienes la habían comprado, Mirra obtuvo su libertad, pero no todo era felicidad porque, también con ello quedó en la calle.

Con el paso de los días, el Padre Pedro Suárez la recogió y Catarina vivió hasta su muerte en el año 1688, y con 82 años de edad, en la humildad de la vida eclesiástica.

En el Convento de Santa Catalina logró fama de santa porque era venerada por cientos de fieles poblanos, pero era también algo que a la Santa Inquisición no le agradaba, y para detener esta adoración, prohibieron la reproducción de sus retratos.

En la Iglesia de la Compañía, uno de los templos más emblemáticos de Puebla, hay una lápida sobre los restos mortales de Catarina de San Juan.

Durante los últimos años, el origen legendario de la china poblana se ha ido afirmando gracias a varios elementos, sin embargo, debe destacarse su origen noble oriental, su condición de esclava vendida por piratas, su “exótica” belleza, su vida en Puebla y su beatitud.

Y es que con todos estos “atributos”; la china poblana y su leyenda debían servir de ejemplo para muchas mujeres mexicanas. El salto entre Catarina de San Juan y la mujer mexicana típica se daba precisamente en esa dimensión ejemplar.

Su sumisión, la adopción de la moral católica y su asimilación a los patrones de vida tradicionales en la sociedad colonial poblana fueron, según la leyenda, los elementos que la convirtieron en una mexicana más, y en un ejemplo para las demás mujeres de nuestra nación.

Sin embargo, muchos otros consideran que la leyenda no es más que leyenda, pero la tradición ha conservado el traje y sigue siendo usado a través de los siglos por las mujeres mexicanas.

ELEMENTOS DEL TRAJE DE CHINA POBLANA

El atuendo tradicional de esta mujer está compuesto por una falda bordada con lentejuelas que simula el águila nacional, que a su vez representa el valor de los mexicanos para sobreponerse a los problemas;

-Una blusa con bordados alusivos a la cultura indígena, un reboso que hace alusión a la identidad mexicana antes del mestizaje, distintos colores que representan la diversidad natural; y una fajilla a la altura de la cintura que da unión y cohesión a todos los elementos.

Los colores verde, blanco y rojo en el traje se comenzaron utilizar después de la Independencia de México, representando justamente a este hecho.

Porque sea cual sea su origen, el traje típico por excelencia resalta valores mexicanos: Es como un himno nacional “portable”. Con sus colores, símbolos y accesorios representa de manera orgullosa a un país diverso.

Quizá su origen no esté bien fundamentado, y tal vez su historia no sea tan romántica, pero sin duda alguna ha logrado obtener un lugar en el inconsciente colectivo de la nación y el mundo representado con orgullo a la República Mexicana.


Acast

Spotify

Google Podcasts

Apple Podcasts

Deezer

Amazon

Escucha aquí el Podcast↓

¿Cuál es la historia de la China Poblana? Esta historia comienza en el año 1609 cuando en la India nació la princesa Mirra.

Después de ocho años y al estar en pleno paseo por la playa, fue tomada prisionera y llevada a Manila, que se ubica en las Islas Filipinas.

Todo esto sucedió porque el marqués de Gálvez, virrey de México, encargó al gobernador de Manila “la compra de esclavas de buen parecer y gracia para el ministerio de su palacio”.

Fue entonces, la princesa Mirra fue sigilosamente embarcada para la Nueva España en 1620.

Primero llegó al puerto de Acapulco en la Nao de China, vistiendo un exótico vestido de ricos bordados y lentejuelas. Era la primera vez que una mujer con rasgos orientales se veía en esas latitudes, y debido a eso la empezaron a llamar “china”, sin importar que fuera de origen hindú.

Inmediatamente después fue comprada por la familia Sosa, que era originaria de Puebla y quienes la bautizaron y educaron cristianamente con el nombre de Catarina de San Juan.

Después de un tiempo y contra su voluntad, la casaron con un esclavo de origen chino de nombre Domingo Suárez, pero fiel a su ideal, se rehusó a hacer vida marital con el susodicho.

CATARINA, LA MUJER QUE INSPIRÓ EL MONUMENTO DE LA CHINA POBLANA

Pese a los varios años que ya llevaba en tierras aztecas, Catarina de San Juan sentía mucha nostalgia por su patria y fue entonces se decidió a comprar telas de diversos colores y adornarlas con chaquiras, canutillos y lentejuelas a la usanza oriental, creando así una simbiosis entre lo mexicano y lo árabe.

Catarina se hizo muy popular por su belleza pero, también, por su manera muy peculiar de vestir como a la usanza hindú, por lo que otras mujeres empezaron a imitar su ropa haciendo una mezcla con el estilo indígena, creando así el traje típico que se conoce como Traje de China Poblana.

Ya en el año de 1624 y con la muerte de quienes la habían comprado, Mirra obtuvo su libertad, pero no todo era felicidad porque, también con ello quedó en la calle.

Con el paso de los días, el Padre Pedro Suárez la recogió y Catarina vivió hasta su muerte en el año 1688, y con 82 años de edad, en la humildad de la vida eclesiástica.

En el Convento de Santa Catalina logró fama de santa porque era venerada por cientos de fieles poblanos, pero era también algo que a la Santa Inquisición no le agradaba, y para detener esta adoración, prohibieron la reproducción de sus retratos.

En la Iglesia de la Compañía, uno de los templos más emblemáticos de Puebla, hay una lápida sobre los restos mortales de Catarina de San Juan.

Durante los últimos años, el origen legendario de la china poblana se ha ido afirmando gracias a varios elementos, sin embargo, debe destacarse su origen noble oriental, su condición de esclava vendida por piratas, su “exótica” belleza, su vida en Puebla y su beatitud.

Y es que con todos estos “atributos”; la china poblana y su leyenda debían servir de ejemplo para muchas mujeres mexicanas. El salto entre Catarina de San Juan y la mujer mexicana típica se daba precisamente en esa dimensión ejemplar.

Su sumisión, la adopción de la moral católica y su asimilación a los patrones de vida tradicionales en la sociedad colonial poblana fueron, según la leyenda, los elementos que la convirtieron en una mexicana más, y en un ejemplo para las demás mujeres de nuestra nación.

Sin embargo, muchos otros consideran que la leyenda no es más que leyenda, pero la tradición ha conservado el traje y sigue siendo usado a través de los siglos por las mujeres mexicanas.

ELEMENTOS DEL TRAJE DE CHINA POBLANA

El atuendo tradicional de esta mujer está compuesto por una falda bordada con lentejuelas que simula el águila nacional, que a su vez representa el valor de los mexicanos para sobreponerse a los problemas;

-Una blusa con bordados alusivos a la cultura indígena, un reboso que hace alusión a la identidad mexicana antes del mestizaje, distintos colores que representan la diversidad natural; y una fajilla a la altura de la cintura que da unión y cohesión a todos los elementos.

Los colores verde, blanco y rojo en el traje se comenzaron utilizar después de la Independencia de México, representando justamente a este hecho.

Porque sea cual sea su origen, el traje típico por excelencia resalta valores mexicanos: Es como un himno nacional “portable”. Con sus colores, símbolos y accesorios representa de manera orgullosa a un país diverso.

Quizá su origen no esté bien fundamentado, y tal vez su historia no sea tan romántica, pero sin duda alguna ha logrado obtener un lugar en el inconsciente colectivo de la nación y el mundo representado con orgullo a la República Mexicana.


Acast

Spotify

Google Podcasts

Apple Podcasts

Deezer

Amazon

Estado

Con herida en rostro y quemaduras, rescatan a menores en Tecamachalco

Señalan que la abuelita de las menores sería la responsable del maltrato infantil

Local

De nopal o hasta de habanero, conoce las tortillas artesanales de Azumiatla

Estos productos son realizados con distintos colores y sabores por mujeres en una cooperativa llamada Cazamalot

Policiaca

Homicidio culposo, delito que enfrenta chofer de RUTA por muerte de menor

El accidente se registró la tarde del pasado 16 de Septiembre en la capital poblana

Mundo

Inician votaciones en Canadá; el futuro de Trudeau está en juego

El pueblo canadiense celebra nuevas elecciones, las más polémicas en la historia, por la influencia del movimiento antivacunas

Salud

Pfizer afirma que su vacuna contra Covid-19 es segura para niños de entre 5-11 años

Los resultados del estudio fueron anunciado este lunes por los laboratorios en un comunicado

Policiaca

¿Qué hacer si recibes una llamada de extorsión?

Han identificado que los adultos mayores son los más proclives a caer en el engaño de extorsión telefónica

Estado

Insultos y abusos de autoridad, lo que investiga la CDH a Ramiro Haquet en Zaragoza

Policías de este municipio acusaron malos tratos y abusos de autoridad de parte del alcalde, que además de obstruir sus labores afectan a sus familias

Finanzas

Lenta recuperación económica en región centro del país

La actividad manufacturera registró los niveles económicos más bajos en comparación con la zona norte del país

Local

De nopal o hasta de habanero, conoce las tortillas artesanales de Azumiatla

Estos productos son realizados con distintos colores y sabores por mujeres en una cooperativa llamada Cazamalot