/ miércoles 19 de agosto de 2020

La visión de los que saben | Día de la fotografía

Con sus cámaras, como única arma, y un particular instinto profesional estos hombres y mujeres no solo retratan la vida diaria sino se han convertido también en guerreros en la pandemia

OMAR CONTRERAS

Crescencio Flores Méndez llegó a Huehuepiaxtla desde Nueva York para que sus padres pudieran verlo por última vez, esperándolo ahí, también estaba Omar Contreras, corresponsal de El Universal en Puebla.

Al descender en su tierra natal, un féretro guardaba el cuerpo sin vida de Crescencio, estaba envuelto en cartón, “como de paquetería”, dice Omar.

El migrante poblano en Nueva York, fue el primero de cinco fallecidos por Covid-19 en Estados Unidos que volvió a la Mixteca tras perder la batalla contra el virus. Sin anticiparse, el fotoreportero de El Universal, abordó a los padres de Crescencio para pedirles autorización de disparar su cámara, la última vez que verían a su hijo.

Te puede interesar: Terror en la Popular Coatepec, presunto delincuente toma de rehén a mujer


Foto: Omar Contreras | Corresponsal de El Universal en Puebla

Para el corresponsal, acercarse con respeto, discreción y empatía, teniendo en mente que nadie “es sólo un cuerpo más” en la estadística, resulta la forma más responsable de cumplir con su trabajo sin dejar de lado el deseo de tener una buena captura en la cámara, ni olvidando la razón de estar ahí.

Con pandemia o sin ella, los riesgos de ejercer esta profesión existen, por eso, él no titubea al emprender la búsqueda de noticias; aunque el verdadero peligro es volverse frío, lanzar disparo tras disparo con la cámara, sin entender la parte humana de lo que quiere capturar.

Omar sabe que, si hay una noticia él irá a buscarla aun si es necesario tomar riesgos. “Vivo con incertidumbre, no con miedo”, expresa conociendo los peligros inherentes al ejercicio que realiza, pero con adrenalina suficiente para buscar algo diferente en cada fotografía.

Te recomendamos: ¡Oportunidad laboral! Ofertarán 500 vacantes para el Servicio de Protección Federal


Foto: Omar Contreras | Corresponsal de El Universal en Puebla


BIBIANA DÍAZ

“Ninguna foto vale una guerra”, así se expresa Bibiana Díaz mientras recuerda sus experiencias al capturar las imágenes del conflicto en Oaxaca por la APPO, así como partes de cuerpos humanos reflejados en los cristales de su cámara.

Al documentar el acontecer diario, la mente se deja absorber para olvidar todo lo que no sea la imagen y el deber, pues el propósito de informar quizá sea lo más rápido y fuerte que siente mientras realiza el ejercicio periodístico.

La fotoperiodista comentó que, para mostrarle a las personas los acontecimientos diarios usando una fotografía, primero se debe estar informado, ya que sólo así es posible darle un sentido relevante a la imagen que se capta.

Seguir leyendo: Por segunda ocasión y por no pagar renta, le clausuran puerta a Banco Azteca en Tepexi


Foto: Bibiana Díaz | Fotoperiodista El Sol de Puebla

Ni los 350 disparos diarios desde hace más de 20 años, o el doble de estos, serán suficientes para dejar la cámara a un lado del camino. Aunque para Bibiana, esta profesión no fue la primera opción para su vida, sí fue la que más experiencias le ofreció.

Sin buscarlo, en 1998 emprendió el camino que más tarde la llevaría a dejar de revelar rollos fotográficos en el diario La Opinión, para tomar la cámara por primera vez, y ejercer la profesión que, desde entonces, no abandonaría.

Bibiana, considera que una foto cobra importancia cuando ayuda a recordar las experiencias pasadas, o cuando se convierte en un documento referente de la historia. Mientras recapitula cientos de historias que ha plasmado en imagen, trae a su memoria los rostros de las familias a las que alguna vez dio voz.

Te recomendamos: ¡Sensuales sueños! Maribel Guardia y sus sexys pijamas


Foto: Bibiana Díaz | Fotoperiodista El Sol de Puebla

Todavía conmovida, acepta la responsabilidad de su profesión sin titubear, y regresa con lo que más le gusta fotografiar: las personas.

ANDRÉS LOBATO

Un periodista 24/7 sin mayor motivación que el propio compromiso por contar, que cuando cubre una noticia el hambre y el sueño desaparecen de los pensamientos, pues para buscar historias diariamente no hay necesidad de envalentonarse sabiendo que se cumple con sentido social.

Andrés Lobato es jefe de fotografía en Milenio desde hace ya diez años, con constancia y disciplina consiguió sumar 23 años disparando la cámara, y 16 ejerciendo el periodismo tras el lente.

Te puede interesar: Vehículo derrapa y cae al lago de Valsequillo; tripulante muere ahogado

Explicó que, el compromiso encontrar historias para contar, no sólo es el día a día, sino saber que las fotos de hoy serán fuentes de consulta mañana, para seguir informando la manera en la funciona nuestra sociedad, incluso cuando el mundo haya cambiado, la imagen seguirá siendo un referente.

Foto: Andrés Lobato | Jefe de fotografía Milenio Puebla

Las situaciones como la pandemia “son prueba de fuego” para quien aspira a comunicar, desde recordar identidades tradicionales hasta denunciar desigualdad e injusticia.

Así ocurrió cuando Andrés usó su cámara para retratar la lucha de un artesano contra los estragos económicos que el Covid-19 dejó en Puebla; información que influyó para que el IMACP se acercara al trabajador.

Leer más: ¡Otra barbarie! Terminan con su vida a golpes tras ser acusado de robo en Huixcolotla

Como un matrimonio que se jura amor en la salud y enfermedad, los profesionales del fotoperiodismo asumen la responsabilidad de ser el contrapeso cuando la desigualdad social está presente, aunque eso signifique exponerse a escenarios donde el riesgo es personal.

Foto: Andrés Lobato | Jefe de fotografía Milenio Puebla

“El periodismo tiene una cara que no siempre es dura”, dice Andrés Lobato al recordar que una sola imagen bien plasmada, puede ser tan bella como informativa.

Para encontrar el arte empatado con la información, el trabajo de Lobato está en:

https://www.instagram.com/andreslobatoes/

https://twitter.com/andreslobatoes

https://www.facebook.com/lobatofotopro/

Dale clic y entérate: Danna Paola… ¿vetada y borrada de Televisa?


HILDA RÍOS

Miles de obstáculos deben esquivarse para ser fotoperiodista, a cambio del doble de amor y compromiso social para ejercerlo en cualquier circunstancia. Desde Agencia Enfoque y EFE, Hilda Ríos vence el miedo diario de contagiarse con Covid-19, para que quienes ven sus fotografías, puedan presenciar la historia sin estar ahí.

El compromiso de informar siempre es mayor siempre es mayor al miedo, por lo que no duda usar sólo el lente de su cámara, (sistema de valores, ética, moral, sensibilidad, responsabilidad y experiencia), para mostrar una imagen objetiva de los lugares a donde va.

Como testigos directos de lo que sucede, los fotoperiodistas dispuestos a arriesgarse con tal de generar un cambio social a través de una fotografía, jamás olvidan que la gente necesita ver lo que sucede para estar seguro de la realidad.

Foto: Hilda Ríos | Agencia Enfoque y EFE

Hilda se reitera a diario el pacto que siente con el fotoperiodismo, a pesar del riesgo que implica ejercerlo, no sólo en tiempos de pandemia; también, cuando la responsabilidad con la verdad es tan grande que incomoda a la autoridad y a las personas que saben, que “a la vista no se engaña”.

Foto: Hilda Ríos | Agencia Enfoque y EFE


OMAR CONTRERAS

Crescencio Flores Méndez llegó a Huehuepiaxtla desde Nueva York para que sus padres pudieran verlo por última vez, esperándolo ahí, también estaba Omar Contreras, corresponsal de El Universal en Puebla.

Al descender en su tierra natal, un féretro guardaba el cuerpo sin vida de Crescencio, estaba envuelto en cartón, “como de paquetería”, dice Omar.

El migrante poblano en Nueva York, fue el primero de cinco fallecidos por Covid-19 en Estados Unidos que volvió a la Mixteca tras perder la batalla contra el virus. Sin anticiparse, el fotoreportero de El Universal, abordó a los padres de Crescencio para pedirles autorización de disparar su cámara, la última vez que verían a su hijo.

Te puede interesar: Terror en la Popular Coatepec, presunto delincuente toma de rehén a mujer


Foto: Omar Contreras | Corresponsal de El Universal en Puebla

Para el corresponsal, acercarse con respeto, discreción y empatía, teniendo en mente que nadie “es sólo un cuerpo más” en la estadística, resulta la forma más responsable de cumplir con su trabajo sin dejar de lado el deseo de tener una buena captura en la cámara, ni olvidando la razón de estar ahí.

Con pandemia o sin ella, los riesgos de ejercer esta profesión existen, por eso, él no titubea al emprender la búsqueda de noticias; aunque el verdadero peligro es volverse frío, lanzar disparo tras disparo con la cámara, sin entender la parte humana de lo que quiere capturar.

Omar sabe que, si hay una noticia él irá a buscarla aun si es necesario tomar riesgos. “Vivo con incertidumbre, no con miedo”, expresa conociendo los peligros inherentes al ejercicio que realiza, pero con adrenalina suficiente para buscar algo diferente en cada fotografía.

Te recomendamos: ¡Oportunidad laboral! Ofertarán 500 vacantes para el Servicio de Protección Federal


Foto: Omar Contreras | Corresponsal de El Universal en Puebla


BIBIANA DÍAZ

“Ninguna foto vale una guerra”, así se expresa Bibiana Díaz mientras recuerda sus experiencias al capturar las imágenes del conflicto en Oaxaca por la APPO, así como partes de cuerpos humanos reflejados en los cristales de su cámara.

Al documentar el acontecer diario, la mente se deja absorber para olvidar todo lo que no sea la imagen y el deber, pues el propósito de informar quizá sea lo más rápido y fuerte que siente mientras realiza el ejercicio periodístico.

La fotoperiodista comentó que, para mostrarle a las personas los acontecimientos diarios usando una fotografía, primero se debe estar informado, ya que sólo así es posible darle un sentido relevante a la imagen que se capta.

Seguir leyendo: Por segunda ocasión y por no pagar renta, le clausuran puerta a Banco Azteca en Tepexi


Foto: Bibiana Díaz | Fotoperiodista El Sol de Puebla

Ni los 350 disparos diarios desde hace más de 20 años, o el doble de estos, serán suficientes para dejar la cámara a un lado del camino. Aunque para Bibiana, esta profesión no fue la primera opción para su vida, sí fue la que más experiencias le ofreció.

Sin buscarlo, en 1998 emprendió el camino que más tarde la llevaría a dejar de revelar rollos fotográficos en el diario La Opinión, para tomar la cámara por primera vez, y ejercer la profesión que, desde entonces, no abandonaría.

Bibiana, considera que una foto cobra importancia cuando ayuda a recordar las experiencias pasadas, o cuando se convierte en un documento referente de la historia. Mientras recapitula cientos de historias que ha plasmado en imagen, trae a su memoria los rostros de las familias a las que alguna vez dio voz.

Te recomendamos: ¡Sensuales sueños! Maribel Guardia y sus sexys pijamas


Foto: Bibiana Díaz | Fotoperiodista El Sol de Puebla

Todavía conmovida, acepta la responsabilidad de su profesión sin titubear, y regresa con lo que más le gusta fotografiar: las personas.

ANDRÉS LOBATO

Un periodista 24/7 sin mayor motivación que el propio compromiso por contar, que cuando cubre una noticia el hambre y el sueño desaparecen de los pensamientos, pues para buscar historias diariamente no hay necesidad de envalentonarse sabiendo que se cumple con sentido social.

Andrés Lobato es jefe de fotografía en Milenio desde hace ya diez años, con constancia y disciplina consiguió sumar 23 años disparando la cámara, y 16 ejerciendo el periodismo tras el lente.

Te puede interesar: Vehículo derrapa y cae al lago de Valsequillo; tripulante muere ahogado

Explicó que, el compromiso encontrar historias para contar, no sólo es el día a día, sino saber que las fotos de hoy serán fuentes de consulta mañana, para seguir informando la manera en la funciona nuestra sociedad, incluso cuando el mundo haya cambiado, la imagen seguirá siendo un referente.

Foto: Andrés Lobato | Jefe de fotografía Milenio Puebla

Las situaciones como la pandemia “son prueba de fuego” para quien aspira a comunicar, desde recordar identidades tradicionales hasta denunciar desigualdad e injusticia.

Así ocurrió cuando Andrés usó su cámara para retratar la lucha de un artesano contra los estragos económicos que el Covid-19 dejó en Puebla; información que influyó para que el IMACP se acercara al trabajador.

Leer más: ¡Otra barbarie! Terminan con su vida a golpes tras ser acusado de robo en Huixcolotla

Como un matrimonio que se jura amor en la salud y enfermedad, los profesionales del fotoperiodismo asumen la responsabilidad de ser el contrapeso cuando la desigualdad social está presente, aunque eso signifique exponerse a escenarios donde el riesgo es personal.

Foto: Andrés Lobato | Jefe de fotografía Milenio Puebla

“El periodismo tiene una cara que no siempre es dura”, dice Andrés Lobato al recordar que una sola imagen bien plasmada, puede ser tan bella como informativa.

Para encontrar el arte empatado con la información, el trabajo de Lobato está en:

https://www.instagram.com/andreslobatoes/

https://twitter.com/andreslobatoes

https://www.facebook.com/lobatofotopro/

Dale clic y entérate: Danna Paola… ¿vetada y borrada de Televisa?


HILDA RÍOS

Miles de obstáculos deben esquivarse para ser fotoperiodista, a cambio del doble de amor y compromiso social para ejercerlo en cualquier circunstancia. Desde Agencia Enfoque y EFE, Hilda Ríos vence el miedo diario de contagiarse con Covid-19, para que quienes ven sus fotografías, puedan presenciar la historia sin estar ahí.

El compromiso de informar siempre es mayor siempre es mayor al miedo, por lo que no duda usar sólo el lente de su cámara, (sistema de valores, ética, moral, sensibilidad, responsabilidad y experiencia), para mostrar una imagen objetiva de los lugares a donde va.

Como testigos directos de lo que sucede, los fotoperiodistas dispuestos a arriesgarse con tal de generar un cambio social a través de una fotografía, jamás olvidan que la gente necesita ver lo que sucede para estar seguro de la realidad.

Foto: Hilda Ríos | Agencia Enfoque y EFE

Hilda se reitera a diario el pacto que siente con el fotoperiodismo, a pesar del riesgo que implica ejercerlo, no sólo en tiempos de pandemia; también, cuando la responsabilidad con la verdad es tan grande que incomoda a la autoridad y a las personas que saben, que “a la vista no se engaña”.

Foto: Hilda Ríos | Agencia Enfoque y EFE


Estado

Fueron a Coppel y ya no regresaron, buscan a Brenda y a su hijo Dylan en Izúcar

Brenda López Hernández tiene 15 años de edad y su hijo Dylan Mateo López Hernández 5 meses de nacido

Estado

Van a Chignahuapan a comprar árbol de navidad y los atracan en el regreso a EdoMéx

Tras el violento asalto, un menor de tres años de edad falleció 

Mundo

EU y China aprietan a Brasil por red 5G

La relación con Pekín es clave, dice vicepresidente tras los ataques a Huawei y el plan “clean network”

Mundo

Con bicis, Teherán busca convertirse en Ámsterdam

La alcaldía de la capital iraní cuenta con el programa Bdood, que tiene 147 estaciones de bicicletas en autoservicio

Doble Vía

Kult | La infidelidad virtual aumento 160% durante la pandemia

Una encuesta de la plataforma para infieles señala que los mexicanos han extrañado más a su amante que a cualquier otra persona en el confinamiento

Finanzas

China acusa maniobra política en Red Limpia

El Gobierno de México como los mexicanos “saben identificar la verdad de la mentira”, dice la embajada

Finanzas

Urgen estímulos para la economía: Heath

El subgobernador estima que la economía mexicana tardará entre dos y seis años en recuperarse

Finanzas

Grupo Elektra vende Banco Azteca en Perú

El grupo de Ricardo Salinas se concentrará en crecer en México, Estados Unidos y Canadá