/ miércoles 16 de marzo de 2022

Leyendas de Puebla | Las brujas que acechan a San José Tlacuitlapan

El municipio de Tlacotepec de Benito Juárez está lleno de relatos de pobladores que aseguran haber tenido experiencias con bolas de fuego

¿Has escuchado hablar de bolas de fuego que saltan de cerro en cerro y se mueven velozmente? Este fenómeno paranormal es inexplicable pero hay personas que aseguran haberlas visto y la leyenda urbana dice que estas bolas de fuego son nada más y nada menos que brujas.

Los relatos señalan que las brujas se transforman en bolas de fuego para trasladarse rápidamente de un lugar a otro en busca de sus víctimas, niños recién nacidos que usan para chuparles la sangre, y es común que sean vistas en los montes.


Existe otra versión que dice que la transformación de las brujas se debe a que estas mujeres se reunían en lo alto de un cerro para prender una fogata y hacer un rito satánico, luego saltaban desde ahí y una vez en el aire se prendían en llamas para moverse con la seguridad de que ningún poblador vería su cara. Sea como sea ¡qué miedo!

UN POBLADO LLENO DE BRUJAS

Al sureste del estado de Puebla se encuentra Tlacotepec de Benito Juárez, un municipio en el que según los habitantes, es constante el avistamiento de estas bolas de fuego que deambulan en busca de sangre de recién nacidos.

Dicen que comúnmente se les ve en el camino a la estación, cerca de la aguacatera, y más frecuentemente en San José Tlacuitlapan, una localidad del municipio en el que existe un caso muy sonado de una pareja que en la oscuridad de la noche pudo rescatar a su bebé.

UNA SOMBRA MISTERIOSA

Laura era una mamá primeriza que vive en casa de sus suegros en San José Tlacuitlapan, junto con su esposo, sus suegros, su cuñado y su hermana.

Una noche que estaba acostando a su hijo de tres meses, se quedó dormida, pero no solo ella sino todos los que estaban en la casa porque raramente los había vencido el sueño a todos.


Alrededor de las dos de la mañana, su cuñado trató de despertarla porque él había escuchado llorar al niño y fue corriendo a verlo, pero Laura no reaccionaba.

Toda la familia había ya despertado y Laura seguía sin reaccionar. En un segundo intento del cuñado, ésta despertó abruptamente con la boca amarga y seca.

Lo que había sucedido es que el cuñado encontró al niño al borde de la cama, pero no solo eso, él alcanzó a ver una sombra que huía por la escalera hacia arriba, y de repente, una bola de fuego iluminó la oscuridad de la noche.

Cuando Laura revisó a su hijo, se dio cuenta que no tenía puesto el mameluco de un lado del cuerpo, su pierna estaba descubierta.

Muertos de pánico, Laura y su esposo, corrieron a poner un sombrero volteado hacia arriba debajo de la cama, y debajo de su almohada colocaron unas tijeras abiertas y dos agujas de coser en forma de cruz, porque dicen que esto ahuyenta a las brujas.

Pero seguían asustados e intranquilos, entonces voltearon una playera del esposo y por el revés la colocaron bajo el colchón, y sólo así pudieron dormir tranquilos.

Gracias a su cuñado que había escuchado el llanto del niño, la bruja había escapado para no ser descubierta.

· Relato y autoría: Jesús Fernando Machorro Fuentes. Acatzingo Tierra de Leyendas. Quien se ha dado a la tarea de investigar las leyendas que las personas mayores cuentan de boca en boca ayudado por clarividentes, médiums, historiadores e investigadores de lo paranormal.

· Adaptación: Erika Reyes

¿Has escuchado hablar de bolas de fuego que saltan de cerro en cerro y se mueven velozmente? Este fenómeno paranormal es inexplicable pero hay personas que aseguran haberlas visto y la leyenda urbana dice que estas bolas de fuego son nada más y nada menos que brujas.

Los relatos señalan que las brujas se transforman en bolas de fuego para trasladarse rápidamente de un lugar a otro en busca de sus víctimas, niños recién nacidos que usan para chuparles la sangre, y es común que sean vistas en los montes.


Existe otra versión que dice que la transformación de las brujas se debe a que estas mujeres se reunían en lo alto de un cerro para prender una fogata y hacer un rito satánico, luego saltaban desde ahí y una vez en el aire se prendían en llamas para moverse con la seguridad de que ningún poblador vería su cara. Sea como sea ¡qué miedo!

UN POBLADO LLENO DE BRUJAS

Al sureste del estado de Puebla se encuentra Tlacotepec de Benito Juárez, un municipio en el que según los habitantes, es constante el avistamiento de estas bolas de fuego que deambulan en busca de sangre de recién nacidos.

Dicen que comúnmente se les ve en el camino a la estación, cerca de la aguacatera, y más frecuentemente en San José Tlacuitlapan, una localidad del municipio en el que existe un caso muy sonado de una pareja que en la oscuridad de la noche pudo rescatar a su bebé.

UNA SOMBRA MISTERIOSA

Laura era una mamá primeriza que vive en casa de sus suegros en San José Tlacuitlapan, junto con su esposo, sus suegros, su cuñado y su hermana.

Una noche que estaba acostando a su hijo de tres meses, se quedó dormida, pero no solo ella sino todos los que estaban en la casa porque raramente los había vencido el sueño a todos.


Alrededor de las dos de la mañana, su cuñado trató de despertarla porque él había escuchado llorar al niño y fue corriendo a verlo, pero Laura no reaccionaba.

Toda la familia había ya despertado y Laura seguía sin reaccionar. En un segundo intento del cuñado, ésta despertó abruptamente con la boca amarga y seca.

Lo que había sucedido es que el cuñado encontró al niño al borde de la cama, pero no solo eso, él alcanzó a ver una sombra que huía por la escalera hacia arriba, y de repente, una bola de fuego iluminó la oscuridad de la noche.

Cuando Laura revisó a su hijo, se dio cuenta que no tenía puesto el mameluco de un lado del cuerpo, su pierna estaba descubierta.

Muertos de pánico, Laura y su esposo, corrieron a poner un sombrero volteado hacia arriba debajo de la cama, y debajo de su almohada colocaron unas tijeras abiertas y dos agujas de coser en forma de cruz, porque dicen que esto ahuyenta a las brujas.

Pero seguían asustados e intranquilos, entonces voltearon una playera del esposo y por el revés la colocaron bajo el colchón, y sólo así pudieron dormir tranquilos.

Gracias a su cuñado que había escuchado el llanto del niño, la bruja había escapado para no ser descubierta.

· Relato y autoría: Jesús Fernando Machorro Fuentes. Acatzingo Tierra de Leyendas. Quien se ha dado a la tarea de investigar las leyendas que las personas mayores cuentan de boca en boca ayudado por clarividentes, médiums, historiadores e investigadores de lo paranormal.

· Adaptación: Erika Reyes

Elecciones 2024

PSI y Panal postulan en planillas a candidatas sin avisarles

Al menos dos casos han sido confirmados por las agraviadas en el municipio de Xochitlán de Vicente Suárez

Policiaca

'El Apá', presunto líder del CJNG, fue identificado como la pareja sentimental de Tania Félix

Las autoridades están en busca de Juan N, alias “El Apá” o “El Moreno”, quien sería un presunto líder criminal de la célula identificada como “La Operativa Barredora”

Elecciones 2024

En Puebla capital no está arraigada la idea de que Morena es invencible: Mario Riestra [Entrevista]

En entrevista con El Sol de Puebla, Riestra considera que en la capital no está arraigada la idea de que Morena es invencible o es el partido ganador

Elecciones 2024

10 extrañas formas de votar que sí son válidas para el INE, te mostramos

Las y los votantes tienen que llenar correctamente las boletas electorales para evitar que sean canceladas

Policiaca

Sepultan a padre de familia que murió tras ser embestido por supuesto agente de la GN

Los restos de Rogelio N salieron de su domicilio hacia la iglesia de la comunidad en Santiago Mihuacán