/ miércoles 2 de diciembre de 2020

Así era don Rafa

De don Rafa Moreno Valle Sánchez se pueden escribir cientos de historia. Fue un hombre cabal, inteligente, trabajador, siempre al pendiente de su familia, y dispuesto a triunfar en lo que se propusiera.

Lo hizo con el Puebla, muy joven, apenas rebasaba los 32 años, cuando esa franquicia que adquirió dos años atrás en Segunda División, le dio a la ciudad el equipo que necesitaba: un Puebla de Primera División.

Hace unos días, Gervasio Quiroz que hizo el gol del Ascenso recordó esa etapa. El tiempo nos ganó y la entrevista con el que aportó parte del capital para lograre el sueño, se quedó en la agenda.

Qué gusto me daba escuchar a don Rafa cada vez que le marcaba por teléfono. Apenas hace dos años le entregó a mis hijos un kit completo de beisbol, con guante, guanteletas, bates y pelotas, como regalo de comunión.

Siempre estaba disponible. Si en el momento no podía contestar, minutos después regresaba la llamada. Solo atenciones de él, olvidando malos entendidos del pasado.

"¡¿Qué pasó mi Uscanga?!", me preguntaba al responder.

Lo conocí en el lejano 1992. Ya sabía de su historia, pero jamás lo había tratado. Fue cuando compró la franquicia de los Cafeteros de Córdoba para consumar el regreso de los Pericos al año siguiente.

Lo fui a entrevistar en su fábrica que tenía en la Romero Vargas. Apenas, en la entrada, a unos cuantos metros del puente de México.

"Prepárate", me dijo. "Saca tu pasaporte y tu visa que nos vamos a la convención a Estados Unidos".

Y así fue, junto con otros medios de importancia en Puebla, estuvimos en el anuncio. Fue el año en que David Cone firmó para los Yanquis y Barry Bonds lo hizo con Gigantes.

Tres años difíciles. Una segunda experiencia complicada, y donde no se pudo llegar a más. Sólo la satisfacción de quedarnos a un strike de ver un juego perfecto con aquella joya de Chris Bennet contra Nuevo Laredo, y el sin hit ni carrera de John Henry en julio de 1995, la misma noche en que se reinauguró el alumbrado.

Su primera experiencia como socio con don Willy Budib y Emilio Tame había durado cuatro años: entre 1972 y 1975. Ese último año, el mismo Moreno Valle invitó a Pérez Avellá, al que terminaron vendiéndole la franquicia.

Para don Rafa la tercera fue la vencida. Después de su paso por Lobos y mantenerse dentro del deporte, llegó la ocasión de salvar a Pericos.

Esos ocho años entre 2007 y 2014 fueron los mejores, con sus dos títulos del Sur y sus dos finales de Liga Mexicana.

Al final del 2012 después del fracaso con Julio Franco enfrente, al final de la campaña se dijo cansado, en una entrevista exclusiva con el columnista, que la misma noche de su muerte logré encontrar y escuchar minuto a minuto.

Me alegró la vida hacerlo. Se decía cansado del equipo, pero se resistía a deshacerse de sus Pericos. "Para nada, no están en venta ni nadie me ha buscado. Tres años atrás Reynosa me ofrecía un lanón, pero no quise soltarlo", nos decía.

Fue el año del campeonato del Sur y su primera final como directivo en Liga Mexicana.

No se le hizo ganar el título del circuito como directivo, pero los cimientos que dejó cuando vendió la franquicia a Gerardo Benavides, apuntalados por algunos refuerzos, dieron frutos dos años después.

La virtud de Moreno Valle y sus hijos fue que, salvo ese 2012, siempre le respondieron sus extranjeros, la clave para alcanzar el éxito.

Don Rafa solo se adelanta, pero sus éxitos en el deporte, le permitieron alcanzar la inmortalidad.

De don Rafa Moreno Valle Sánchez se pueden escribir cientos de historia. Fue un hombre cabal, inteligente, trabajador, siempre al pendiente de su familia, y dispuesto a triunfar en lo que se propusiera.

Lo hizo con el Puebla, muy joven, apenas rebasaba los 32 años, cuando esa franquicia que adquirió dos años atrás en Segunda División, le dio a la ciudad el equipo que necesitaba: un Puebla de Primera División.

Hace unos días, Gervasio Quiroz que hizo el gol del Ascenso recordó esa etapa. El tiempo nos ganó y la entrevista con el que aportó parte del capital para lograre el sueño, se quedó en la agenda.

Qué gusto me daba escuchar a don Rafa cada vez que le marcaba por teléfono. Apenas hace dos años le entregó a mis hijos un kit completo de beisbol, con guante, guanteletas, bates y pelotas, como regalo de comunión.

Siempre estaba disponible. Si en el momento no podía contestar, minutos después regresaba la llamada. Solo atenciones de él, olvidando malos entendidos del pasado.

"¡¿Qué pasó mi Uscanga?!", me preguntaba al responder.

Lo conocí en el lejano 1992. Ya sabía de su historia, pero jamás lo había tratado. Fue cuando compró la franquicia de los Cafeteros de Córdoba para consumar el regreso de los Pericos al año siguiente.

Lo fui a entrevistar en su fábrica que tenía en la Romero Vargas. Apenas, en la entrada, a unos cuantos metros del puente de México.

"Prepárate", me dijo. "Saca tu pasaporte y tu visa que nos vamos a la convención a Estados Unidos".

Y así fue, junto con otros medios de importancia en Puebla, estuvimos en el anuncio. Fue el año en que David Cone firmó para los Yanquis y Barry Bonds lo hizo con Gigantes.

Tres años difíciles. Una segunda experiencia complicada, y donde no se pudo llegar a más. Sólo la satisfacción de quedarnos a un strike de ver un juego perfecto con aquella joya de Chris Bennet contra Nuevo Laredo, y el sin hit ni carrera de John Henry en julio de 1995, la misma noche en que se reinauguró el alumbrado.

Su primera experiencia como socio con don Willy Budib y Emilio Tame había durado cuatro años: entre 1972 y 1975. Ese último año, el mismo Moreno Valle invitó a Pérez Avellá, al que terminaron vendiéndole la franquicia.

Para don Rafa la tercera fue la vencida. Después de su paso por Lobos y mantenerse dentro del deporte, llegó la ocasión de salvar a Pericos.

Esos ocho años entre 2007 y 2014 fueron los mejores, con sus dos títulos del Sur y sus dos finales de Liga Mexicana.

Al final del 2012 después del fracaso con Julio Franco enfrente, al final de la campaña se dijo cansado, en una entrevista exclusiva con el columnista, que la misma noche de su muerte logré encontrar y escuchar minuto a minuto.

Me alegró la vida hacerlo. Se decía cansado del equipo, pero se resistía a deshacerse de sus Pericos. "Para nada, no están en venta ni nadie me ha buscado. Tres años atrás Reynosa me ofrecía un lanón, pero no quise soltarlo", nos decía.

Fue el año del campeonato del Sur y su primera final como directivo en Liga Mexicana.

No se le hizo ganar el título del circuito como directivo, pero los cimientos que dejó cuando vendió la franquicia a Gerardo Benavides, apuntalados por algunos refuerzos, dieron frutos dos años después.

La virtud de Moreno Valle y sus hijos fue que, salvo ese 2012, siempre le respondieron sus extranjeros, la clave para alcanzar el éxito.

Don Rafa solo se adelanta, pero sus éxitos en el deporte, le permitieron alcanzar la inmortalidad.

Estado

Se quedan sin espacio, panteón en Zaragoza está al límite de su capacidad

El cementerio cuenta con tan solo cuatro o cinco lugares en caso de fallecimientos

Local

Invalida SCJN reformas en materia de desaparición forzada en Puebla

Los ministros de la Corte resolvieron que los legisladores locales no están habilitados constitucionalmente para reglamentar el ilícito

Celebridades

Federico Ayos disfruta interpretar papeles complejos

El argentino participa en Te acuerdas de mí, una producción en la que comparte créditos con Gabriel Soto y Fátima Molina

Política

Caen extradiciones hacia EU con AMLO

El total de envíos de jefes criminales desde México bajó a 58 en 2019 y en su mayoría fueron peces pequeños

Finanzas

IP alerta "peligro" de eliminar a organismos autónomos

La ICC advierte que las decisiones económicas se pueden volver políticas sin organismos autónomos

Sociedad

Diputados gastarán 7.9 mdp en blindar acceso a San Lázaro

La estructura protegerá el paso de los legisladores, será tubular, con lámina acanalada y malla electrosoldada

Mundo

Kamala: la importancia de la vicepresidenta

La primera mujer en el puesto estará a un paso de liderar Estados Unidos

Finanzas

Banco del Bienestar redujo 10% su personal en 2020, pero niega recorte

Solamente se van los empleados que no cumplen sus obligaciones, dijo el Banco del Bienestar