/ viernes 22 de mayo de 2020

¡Triunfo a medias! Un campeón sin corona en el basquetbol femenil 

LA UPAEP, que dominaba la Liga ABE, injustamente, quedó sin título cuando se optó por acabar el torneo

Aunque no dijo abiertamente, el Director de Educación Física y Deportes de la UPAEP, Juan Manuel Aguirre Langle, se mostró en total desacuerdo por la decisión de la Liga de la Asociación de Basquetbol Estudiantil (ABE) de declarar acéfalos los títulos del actual torneo de baloncesto que quedó cancelado de manera definitiva por la pandemia del Covid-19.

La Liga ABE declaró desierta la temporada sin campeón en ninguna de las dos categorías, negándole a las Águilas la oportunidad de sumar una estrella más, pese a la marca impresionante de 25 triunfos y 2 derrotas que tenía en el torneo.

Un campeón sin corona, al que el organismo no se atrevió a distinguir después de la impresionante temporada que realizó en el baloncesto estudiantil.

“Como institución somos respetuosos de las decisiones que tomó el comité directivo; independientemente de ellos nosotros haremos un reconocimiento al equipo femenil por lo que hizo a lo largo de la temporada”, dijo Aguirre Langle, durante una videoconferencia.

Ante la cancelación del Campeonato Ocho Grandes, las autoridades deportivas de la Universidad mandaron la propuesta para dar por campeones a los primeros lugares de la tabla general: a las Águilas en la rama femenil y a los Borregos del Tec Mty en la rama varonil.

El argumento se basaba en el porcentaje de partidos jugados en toda la liga (mayor al 90%) en ambas ramas; además de que el sistema permite jugar un round robin, por lo que todos los equipos tuvieron la misma oportunidad.

Sin embargo, esta proposición fue desestimada de acuerdo al reglamento de la Liga que en su Capítulo 2 artículo 46, sobre la interpretación y resolución en este tipo de casos, señala que se debe de dar por cancelado el torneo, y que a los 16 equipos calificados al Ocho Grandes (8 varoniles y 8 femeniles) se les otorgará un reconocimiento.

El equipo femenil terminó la temporada regular en primer lugar de la tabla general con marca de 25 triunfos, sólo 2 descalabros y un partido por jugar. Fue la mejor ofensiva con 1917 puntos a favor y la tercer mejor defensiva con 1331 puntos permitidos.

Además, las Águilas tuvieron una marca de 15 partidos invictos, lo que representa que la primera vuelta de la temporada la realizaron de forma perfecta. Sumado a que, desde los primeros días de noviembre hasta el último juego, no perdieron la posición de honor en la tabla general.

Por su parte el equipo de hombres quedó en cuarto sitio, aunque aspiraba a ser segundo de la tabla general. Con dos partidos pendientes, terminó con marca de 25 victorias y 7 derrotas. Anotó 2473 puntos y recibió 2064 para ser la tercer mejor defensiva de la liga.

La quinteta varonil, hubiera llegado al Ocho Grandes en su nivel más alto de la temporada, pues en el último mes había derrotado a los 3 de arriba de la tabla: los Tec Mty (58-62) e Hidalgo (86-93) en patio ajeno y el CEU (84-75) en el Nido.

ESPERAN SEGUIR IGUAL


Aguirre Langle manifestó su preocupación por lo que se está viviendo con el problema de la pandemia que está afectando la economía del país y del deporte en general.

Dijo que espera que el deporte de la universidad no sufra algún recorte dentro del presupuesto, como ha sucedido en universidades de Estados Unidos, que sacrificaron algunas disciplinas ante la situación que se vive en todo el mundo.

La UPAEP tiene entre sus disciplinas más fuertes el basquetbol, el futbol, el tenis y la natación, en ambas ramas, y el titular de Educación Física espera que se mantenga el apoyo similar a todos los deportistas, a través de las becas de estudios que reconocen su capacidad tanto como atletas que como estudiantes.

Aunque no dijo abiertamente, el Director de Educación Física y Deportes de la UPAEP, Juan Manuel Aguirre Langle, se mostró en total desacuerdo por la decisión de la Liga de la Asociación de Basquetbol Estudiantil (ABE) de declarar acéfalos los títulos del actual torneo de baloncesto que quedó cancelado de manera definitiva por la pandemia del Covid-19.

La Liga ABE declaró desierta la temporada sin campeón en ninguna de las dos categorías, negándole a las Águilas la oportunidad de sumar una estrella más, pese a la marca impresionante de 25 triunfos y 2 derrotas que tenía en el torneo.

Un campeón sin corona, al que el organismo no se atrevió a distinguir después de la impresionante temporada que realizó en el baloncesto estudiantil.

“Como institución somos respetuosos de las decisiones que tomó el comité directivo; independientemente de ellos nosotros haremos un reconocimiento al equipo femenil por lo que hizo a lo largo de la temporada”, dijo Aguirre Langle, durante una videoconferencia.

Ante la cancelación del Campeonato Ocho Grandes, las autoridades deportivas de la Universidad mandaron la propuesta para dar por campeones a los primeros lugares de la tabla general: a las Águilas en la rama femenil y a los Borregos del Tec Mty en la rama varonil.

El argumento se basaba en el porcentaje de partidos jugados en toda la liga (mayor al 90%) en ambas ramas; además de que el sistema permite jugar un round robin, por lo que todos los equipos tuvieron la misma oportunidad.

Sin embargo, esta proposición fue desestimada de acuerdo al reglamento de la Liga que en su Capítulo 2 artículo 46, sobre la interpretación y resolución en este tipo de casos, señala que se debe de dar por cancelado el torneo, y que a los 16 equipos calificados al Ocho Grandes (8 varoniles y 8 femeniles) se les otorgará un reconocimiento.

El equipo femenil terminó la temporada regular en primer lugar de la tabla general con marca de 25 triunfos, sólo 2 descalabros y un partido por jugar. Fue la mejor ofensiva con 1917 puntos a favor y la tercer mejor defensiva con 1331 puntos permitidos.

Además, las Águilas tuvieron una marca de 15 partidos invictos, lo que representa que la primera vuelta de la temporada la realizaron de forma perfecta. Sumado a que, desde los primeros días de noviembre hasta el último juego, no perdieron la posición de honor en la tabla general.

Por su parte el equipo de hombres quedó en cuarto sitio, aunque aspiraba a ser segundo de la tabla general. Con dos partidos pendientes, terminó con marca de 25 victorias y 7 derrotas. Anotó 2473 puntos y recibió 2064 para ser la tercer mejor defensiva de la liga.

La quinteta varonil, hubiera llegado al Ocho Grandes en su nivel más alto de la temporada, pues en el último mes había derrotado a los 3 de arriba de la tabla: los Tec Mty (58-62) e Hidalgo (86-93) en patio ajeno y el CEU (84-75) en el Nido.

ESPERAN SEGUIR IGUAL


Aguirre Langle manifestó su preocupación por lo que se está viviendo con el problema de la pandemia que está afectando la economía del país y del deporte en general.

Dijo que espera que el deporte de la universidad no sufra algún recorte dentro del presupuesto, como ha sucedido en universidades de Estados Unidos, que sacrificaron algunas disciplinas ante la situación que se vive en todo el mundo.

La UPAEP tiene entre sus disciplinas más fuertes el basquetbol, el futbol, el tenis y la natación, en ambas ramas, y el titular de Educación Física espera que se mantenga el apoyo similar a todos los deportistas, a través de las becas de estudios que reconocen su capacidad tanto como atletas que como estudiantes.

Doble Vía

[Video] Con lágrimas, empresario poblano denuncia el robo 41 de uno de sus tráilers

La retribución de dicha mercancía la ocuparía para el pago de sus 300 trabajadores, pues a pesar de la pandemia a sus empleados los mantiene

Mundo

Reabren Torre de Pisa en Italia tras cierre por Covid-19

Podrán acceder sólo 15 personas cada vez y llevarán un dispositivo que permitirá garantizar la distancia de seguridad de un metro entre los visitantes

Finanzas

En plena quincena, HSBC presenta fallas en app

Los afectados aseguran que no pueden accesar a la banca móvil ni realizar transacciones

Local

Estos cuatro decretos estarán vigentes hasta que disminuyan los contagios de coronavirus

La entidad registró 197 casos de Covid-19, su cifra más alta en la pandemia