/ lunes 14 de marzo de 2022

Río Tepalcingo: con agua contaminada crían truchas y cultivan en Tzicatlán

Hace 20 años el agua era limpia, ahora es sucia y el olor a caño es más potente por las tardes, la realidad de los pobladores de Tzicatlán que dependen del Río Tepalcingo

HUEHUETLÁN, PUE.- Las aguas negras están contaminando cada vez más el río Tepalcingo, que atraviesa la comunidad de Tzicatlán, en el municipio de Huehuetlán el Chico. A pesar de la contaminación la pesca sigue y el agua es utilizada para el campo.

En Tzicatlán la preocupación se ha apoderado de la población que teme enfermarse por meterse a bañar, pescar e incluso comer la cosecha de algunos campesinos, pues el afluente se vuelve cada vez más espeso por los desechos fecales que provienen de Axochiapan, municipio de Morelos.

Cerca del puente que cruza el río un grupo de hombres arroja una red para pescar truchas, para consumo propio o para vender en el pueblo, que se ubica en la zona suroeste del estado, a tres horas de la capital poblana, y que tiene más de 5 mil habitantes.

La cámara de este medio no les inquieta. Tampoco la posibilidad de contraer alguna infección estomacal o cutánea.

A veces el agua se ve ceniza, ceniza, fea, es puro drenaje. Se empezó a ensuciar desde hace tiempo, a lo mejor unos 12 años

dice una mujer que ha visto cómo la contaminación del río avanza cada vez más y la planta tratadora que construyó el gobierno del panista Marco Adame Castillo (2006–2012) dejó de funcionar, luego de un año que se puso en marcha y hoy luce abandonada.

El olor a caño es más potente por las tardes del rio Petlalcingo. Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla


El olor a caño es más potente por las tardes, cuando el sol cae, insiste, al señalar el sembradío de milpa que asegura se riega con las aguas negras y en su caso prefiere no comer de esa cosecha por temor a enfermarse.

MÁS DE 20 AÑOS CON AGUAS NEGRAS EN TZICATLÁN

Los reclamos comenzaron a mediados de los años 90 del siglo pasado, dice el presidente auxiliar de Tzicatlán, Natalio Pérez Cazales, quien reconoce que el río está contaminado y las administraciones anteriores giraron oficios al ayuntamiento de Axochiapan pidiendo una solución para evitar que los desechos fecales sigan arrojándose en el afluente, pero hasta la fecha no ha habido respuesta positiva.

La gente está inconforme, la verdad sí nos afecta, la gente todavía vive de la pesca del río, a veces por necesidad, algunos tienen que sobrellevar la vida dice al ser cuestionado por este medio de información que visitó el lugar.

El río Tepalcingo es uno de los afluentes del río Nexapa, que a su vez es tributario del Atoyac-Balsas, que desemboca en el Océano Pacífico.

La autoridad de Tzicatlán compara el agua con el pulque y asegura que a mediados de los 90 el caudal estaba limpio, la gente iba a lavar, a bañar, quizá porque Axochiapan (del vecino Morelos) no era un municipio tan grande y no contaminaba tanto.

La corriente viene desde Tepalcingo, también en Morelos, atraviesa Axochiapan y a su vez Tzicatlán, que aún utiliza el agua para regar los plantíos de maíz, frijol o cacahuate, los principales productos que se siembran en la localidad.

A veces el agua se ve ceniza, ceniza, fea, es puro drenaje el agua del Río Tepalcingo, dicen pobladores. Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla

AUNQUE DENUNCIAN LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA, AUTORIDADES NO HACEN NADA

Lo que sigue para la autoridad es denunciar ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua) u otra instancia federal o estatal (para que intervenga a favor del municipio poblano), porque ya no confía en que el asunto sea atendido con solo mandar un oficio al ayuntamiento de Axochiapan.

Asegura que en Tzicatlán no arrojan desechos al río, pues la mayoría de las familias tiene fosa séptica o drenaje, por eso la responsabilidad se la atribuyen a Axochiapan, donde hasta 2020 el número de habitantes era de 39 mil 174 y actualmente el municipio morelense es gobernado por Félix Sánchez Espinoza, uno de los hermanos del arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa. El presidente municipal se reeligió para un segundo periodo el 6 de junio de 2021.

El edil auxiliar también pedirá la intervención de la presidenta municipal de Huehuetlán el Chico, María Guadalupe Espinoza Sánchez, para que gestione recursos federales para construir una planta tratadora de aguas residuales.

En cuanto a la planta tratadora de Axochiapan, fue inaugurada en el gobierno de Marco Adame con un costo superior a los 17 millones de pesos, misma que pretendía beneficiar a aproximadamente 16 mil habitantes de la región. No lo hizo.

El río Tepalcingo no solo atraviesa Tzicatlán, sino también poblados de Morelos como Amayuca, Jonacatepec, Tepalcingo, Ixtlilco el Grande. Sirve, además, de límite territorial entre Puebla y Morelos, y a 5 kilómetros de Tzicatlán confluye con el río Nexapa a una elevación de 890 metros sobre el nivel del mar.

En Tzicatlán crían truchas y cultivan con agua contaminada del Río Tepalcingo. Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla

RÍOS CONTAMINADOS EN PUEBLA

En 2016 la Conagua identificó en Puebla cuatro de los ríos más contaminados del país. Se trata de los ríos Atoyac, Alseseca y Nexapa, además una parte del Zahuapan (que también se encuentra en Tlaxcala), todos dentro de la cuenca del Alto Atoyac, que a su vez conforman parte del acuífero del Valle de Puebla.

La dependencia federal identificó 17 cuencas con niveles inaceptables de coliformes fecales, sólidos suspendidos totales y demanda tanto bioquímica como química de oxígeno, cuatro de ellas ubicadas en territorio estatal.

Más del 80 por ciento de 95 sitios de monitoreo de la calidad superficial del agua en el estado, que incluyó ríos, cuencas y presas, se encontraban en semáforo rojo por “fuerte contaminación” y “contaminación” provocada por altas concentraciones de metales pesados, químicos tóxicos y materia fecal.

No solo en la junta auxiliar de Tzicatlán se utilizan aguas negras para el cultivo, sino también en el municipio de San Martín Texmelucan, como EL SOL DE PUEBLA documentó en marzo de 2021 cuando informó que productores de diez comunidades de Puebla y Tlaxcala, cumplían cuatro décadas de lavar hortalizas con aguas residuales provenientes del río Atoyac.

A un kilómetro del afluente que nace en las faldas del volcán Iztaccíhuatl, los hombres del campo desvían el agua contaminada por desechos domésticos y químicos del Parque Industrial Quetzalcóatl instalado en Texmelucan.

HUEHUETLÁN, PUE.- Las aguas negras están contaminando cada vez más el río Tepalcingo, que atraviesa la comunidad de Tzicatlán, en el municipio de Huehuetlán el Chico. A pesar de la contaminación la pesca sigue y el agua es utilizada para el campo.

En Tzicatlán la preocupación se ha apoderado de la población que teme enfermarse por meterse a bañar, pescar e incluso comer la cosecha de algunos campesinos, pues el afluente se vuelve cada vez más espeso por los desechos fecales que provienen de Axochiapan, municipio de Morelos.

Cerca del puente que cruza el río un grupo de hombres arroja una red para pescar truchas, para consumo propio o para vender en el pueblo, que se ubica en la zona suroeste del estado, a tres horas de la capital poblana, y que tiene más de 5 mil habitantes.

La cámara de este medio no les inquieta. Tampoco la posibilidad de contraer alguna infección estomacal o cutánea.

A veces el agua se ve ceniza, ceniza, fea, es puro drenaje. Se empezó a ensuciar desde hace tiempo, a lo mejor unos 12 años

dice una mujer que ha visto cómo la contaminación del río avanza cada vez más y la planta tratadora que construyó el gobierno del panista Marco Adame Castillo (2006–2012) dejó de funcionar, luego de un año que se puso en marcha y hoy luce abandonada.

El olor a caño es más potente por las tardes del rio Petlalcingo. Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla


El olor a caño es más potente por las tardes, cuando el sol cae, insiste, al señalar el sembradío de milpa que asegura se riega con las aguas negras y en su caso prefiere no comer de esa cosecha por temor a enfermarse.

MÁS DE 20 AÑOS CON AGUAS NEGRAS EN TZICATLÁN

Los reclamos comenzaron a mediados de los años 90 del siglo pasado, dice el presidente auxiliar de Tzicatlán, Natalio Pérez Cazales, quien reconoce que el río está contaminado y las administraciones anteriores giraron oficios al ayuntamiento de Axochiapan pidiendo una solución para evitar que los desechos fecales sigan arrojándose en el afluente, pero hasta la fecha no ha habido respuesta positiva.

La gente está inconforme, la verdad sí nos afecta, la gente todavía vive de la pesca del río, a veces por necesidad, algunos tienen que sobrellevar la vida dice al ser cuestionado por este medio de información que visitó el lugar.

El río Tepalcingo es uno de los afluentes del río Nexapa, que a su vez es tributario del Atoyac-Balsas, que desemboca en el Océano Pacífico.

La autoridad de Tzicatlán compara el agua con el pulque y asegura que a mediados de los 90 el caudal estaba limpio, la gente iba a lavar, a bañar, quizá porque Axochiapan (del vecino Morelos) no era un municipio tan grande y no contaminaba tanto.

La corriente viene desde Tepalcingo, también en Morelos, atraviesa Axochiapan y a su vez Tzicatlán, que aún utiliza el agua para regar los plantíos de maíz, frijol o cacahuate, los principales productos que se siembran en la localidad.

A veces el agua se ve ceniza, ceniza, fea, es puro drenaje el agua del Río Tepalcingo, dicen pobladores. Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla

AUNQUE DENUNCIAN LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA, AUTORIDADES NO HACEN NADA

Lo que sigue para la autoridad es denunciar ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua) u otra instancia federal o estatal (para que intervenga a favor del municipio poblano), porque ya no confía en que el asunto sea atendido con solo mandar un oficio al ayuntamiento de Axochiapan.

Asegura que en Tzicatlán no arrojan desechos al río, pues la mayoría de las familias tiene fosa séptica o drenaje, por eso la responsabilidad se la atribuyen a Axochiapan, donde hasta 2020 el número de habitantes era de 39 mil 174 y actualmente el municipio morelense es gobernado por Félix Sánchez Espinoza, uno de los hermanos del arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa. El presidente municipal se reeligió para un segundo periodo el 6 de junio de 2021.

El edil auxiliar también pedirá la intervención de la presidenta municipal de Huehuetlán el Chico, María Guadalupe Espinoza Sánchez, para que gestione recursos federales para construir una planta tratadora de aguas residuales.

En cuanto a la planta tratadora de Axochiapan, fue inaugurada en el gobierno de Marco Adame con un costo superior a los 17 millones de pesos, misma que pretendía beneficiar a aproximadamente 16 mil habitantes de la región. No lo hizo.

El río Tepalcingo no solo atraviesa Tzicatlán, sino también poblados de Morelos como Amayuca, Jonacatepec, Tepalcingo, Ixtlilco el Grande. Sirve, además, de límite territorial entre Puebla y Morelos, y a 5 kilómetros de Tzicatlán confluye con el río Nexapa a una elevación de 890 metros sobre el nivel del mar.

En Tzicatlán crían truchas y cultivan con agua contaminada del Río Tepalcingo. Foto: Julio César Martínez | El Sol de Puebla

RÍOS CONTAMINADOS EN PUEBLA

En 2016 la Conagua identificó en Puebla cuatro de los ríos más contaminados del país. Se trata de los ríos Atoyac, Alseseca y Nexapa, además una parte del Zahuapan (que también se encuentra en Tlaxcala), todos dentro de la cuenca del Alto Atoyac, que a su vez conforman parte del acuífero del Valle de Puebla.

La dependencia federal identificó 17 cuencas con niveles inaceptables de coliformes fecales, sólidos suspendidos totales y demanda tanto bioquímica como química de oxígeno, cuatro de ellas ubicadas en territorio estatal.

Más del 80 por ciento de 95 sitios de monitoreo de la calidad superficial del agua en el estado, que incluyó ríos, cuencas y presas, se encontraban en semáforo rojo por “fuerte contaminación” y “contaminación” provocada por altas concentraciones de metales pesados, químicos tóxicos y materia fecal.

No solo en la junta auxiliar de Tzicatlán se utilizan aguas negras para el cultivo, sino también en el municipio de San Martín Texmelucan, como EL SOL DE PUEBLA documentó en marzo de 2021 cuando informó que productores de diez comunidades de Puebla y Tlaxcala, cumplían cuatro décadas de lavar hortalizas con aguas residuales provenientes del río Atoyac.

A un kilómetro del afluente que nace en las faldas del volcán Iztaccíhuatl, los hombres del campo desvían el agua contaminada por desechos domésticos y químicos del Parque Industrial Quetzalcóatl instalado en Texmelucan.

Elecciones 2024

Eduardo Rivera se disculpa por llamar 'morenacos' a seguidores del partido

El abanderado de la alianza Mejor Rumbo para Puebla se disculpó por la expresión emitida ayer en un encuentro con habitantes del municipio de Xicotepec

Local

Sergio Salomón supervisa construcción de nueva unidad deportiva en San Juan Atenco

Dicha construcción representa una inversión de 7.5 millones de pesos.

Elecciones 2024

Mario Riestra anuncia seguro contra baches y pavimentación de 5 mil calles

Mario Riestra aseguró que su gobierno municipal estará enfocado en mejorar la calidad de vida de los poblanos

Local

Venustiano Carranza fue el punto más caliente de Puebla, con más de 40 grados

Siendo el registro más alto que de estados como Aguascalientes, Colima, Hidalgo y Quintana Roo

Estado

Responsable de provocar incendio en Aquixtla permanece en prisión preventiva

La persona detenida fue vinculada proceso por los delitos contra el medio ambiente

Estado

Menor de 13 años muere al caer de una camioneta, iba a trabajar

El menor cayó y la misma camioneta en la que viajaba pasó sobre él, ocasionándole la muerte