/ lunes 19 de septiembre de 2022

Atzala, el ícono de la devastación del 19-S olvidada por el INAH

Muchas peticiones han sido enviadas al INAH para reparar el templo de Atzala donde murieron 11 personas, pero ninguna voz ha dado respuesta

Cinco años han pasado desde que el sismo del 19 de septiembre de 2017 mató a 11 personas que presenciaban misa y dejó en ruinas la iglesia de Santiago Apóstol en Atzala, un pequeño municipio ubicado en la Mixteca Poblana. Desde ese momento, el recuerdo y la tristeza por los fallecidos, entre ellos cuatro niños, sigue marcando a los habitantes, quienes aún esperan que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) coordine la reconstrucción de un nuevo templo.

Pese a que los pobladores y devotos confían en que el gobierno federal arranque con la reconstrucción del recinto religioso, la fe que permanece intacta en cada uno de ellos y la necesidad de rezar por sus seres queridos los motivó a improvisar una parroquia en el atrio del inmueble destruido.

El Sol de Puebla visitó el municipio y platicó con algunos pobladores, quienes manifestaron su deseo de poder tener un templo, aunque reconocieron que esto tomará más tiempo de lo que ya ha transcurrido, pues exponen que al presentar daños severos han quedado al final de la lista de la reconstrucción.

Por falta de respuesta, improvisan una iglesia

A lo largo de estos años, al templo no se le ha hecho ninguna modificación. Ya no tiene techo y sólo se pueden observar escombros, la mitad de lo que fueron las cúpulas, así como hierba sin cortar. Un año después del derrumbe, los pobladores intentaron reconstruir la iglesia por su cuenta, pero personal del INAH les negó esta posibilidad, bajo la justificación de que deben esperar su intervención. Los pobladores optaron por aportar recursos para construir un espacio al frente del templo destruido, en aquella zona que hace cinco años atrás fue la plancha para colocar los cuerpos de adultos y niños que murieron en la misa bautismal que se efectuaba cuando se presentó el terremoto.

Es así que una construcción de lámina y bloc le dio vida a un nuevo templo, donde crearon un pequeño altar en honor a las víctimas de aquel día y también colocaron banquitas para celebrar la misa dominical, así como para rezarle a sus vivos y muertos.

Mucio Cruz Maldonado es el sacerdote de la comunidad. Llegó al municipio en mayo de 2018, cuando inició la construcción del nuevo espacio para celebrar la eucaristía. Aunque no vivió el temblor en el municipio, reconoció que ver todos los días el templo en total abandono le causa dolor.

“Aquí (el templo) es el centro de la comunidad, se celebra la fiesta patronal, pero, si de fondo tenemos así la iglesia, pues nos causa dolor y tristeza”, señaló.

Lamentó que a cinco años del sismo su iglesia siga en las mismas condiciones, al mismo tiempo que reconoció que el inmueble fue de los más dañados a nivel estatal, motivo por el que consideró el INAH los ha dejado en último plano, debido a que representa una gran inversión de tiempo y dinero, en contraste con templos con daños menores.

Habienta de Atzala piden 'que ya nos volteen a ver'. Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

Incluso, reveló que candidatos a cargos de elección popular han usado como promesa de campaña la reconstrucción del inmueble, sin darles una respuesta cuando llegan al espacio de poder.

Cruz Maldonado dijo que cada aniversario es como “tocar la llaga y levantar la costra”, pues el recuerdo de las víctimas está más vivo que nunca.

Que ya nos volteen a ver, piden habitantes

Cada uno de los habitantes del municipio escuchó los gritos desesperados de auxilio de aquel 19 de septiembre. También vio los rostros de desesperanza cuando se enteraban de que alguien había muerto y por ello todos tienen una historia que contar de aquél fatídico día.

Atzala, el ícono de la debastación del 19-S olvidada por el INAH. Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

Jaime Peña se encarga de hacer la limpieza en el panteón municipal, recordó que el día que tembló estaba ahí y corrió hacia la iglesia para apoyar en el rescate de las personas. “Ese día fue terrible, toda la gente estaba alarmada, vino gente de los municipios vecinos y apoyaron en el rescate”, expresó.

Reconoció que este hecho marcó un antes y un después en la vida de Atzala, e incluso avivó el temor de que se repita un accidente de esa magnitud.

Mientras Jaime observaba lo que queda de la iglesia, contó que el apoyo del gobierno es incierto, pues ha mandado representantes en diversas ocasiones a la zona para analizar la situación, nunca se avanza en lo que se quiere y se necesita: la reconstrucción del templo.

Sandra Morales se encontraba a unos metros de la iglesia en el momento del sismo, pues recogió a su hijo del jardín de niños. “Fue muy triste. Veníamos del kínder cuando vimos un polvadero pero nunca imaginamos que era la iglesia la que se había caído, pensamos que era una barda y cuando nos acercamos más vimos que era la iglesia y había personas adentro”, recordó.

Desde su perspectiva, el templo debería ser derrumbado en su totalidad ya que representa un riesgo para la población, situación que se agrava debido a las lluvias que a lo largo de los años se han registrado en la zona, mismas que han ablandado las paredes, debilitando la infraestructura que aún queda.

“Ver que nuestra iglesia no está construida, está sucia, que no ha pasado nada, obviamente que duele mucho, pesa verla así. Esperemos que nos echen la mano y tener nuestra iglesia. No será lo mismo, pero (esperemos) que la compongan y poderla tener a la vista sin escombros”, pidió.

La exalcaldesa de este lugar, Irma Asunción Reyes Sosa, aseguró que durante su trienio (2018 a 2021) envió un proyecto al INAH Puebla para la reconstrucción del templo, pero no obtuvo respuesta.

“Sabemos que muchas iglesias fueron afectadas, la nuestra fue la más afectada, pero sabemos que el proyecto es costoso; estamos en espera de que ya nos volteen a ver y con eso tener una esperanza de que ya van a rehabilitar nuestro templo”, compartió.

Hay templos como el de Atzala, que sigue igual que el día del sismo. Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

Aunque se sumó un nuevo año que no se avanza en la reconstrucción, dijo que la fe perdura entre los habitantes. “No es necesario llegar al 19 de septiembre. Todos los días, quienes asistimos (a la iglesia), tenemos el recuerdo presente. Es un sentimiento de tristeza que vivimos en colectivo”, comentó.

En las calles de Atzala ya no hay casas tiradas, pero sí cruces en el exterior de algunos hogares con la intención de tener en la memoria a las víctimas del sismo, mientras que algunos sobrevivientes prefieren ya no recordar lo vivido aquella tarde del 19 de septiembre.

Empresarios apoyan edificación; pandemia la dejó en pausa

A decir del párroco Mucio Cruz, empresarios poblanos en conjunto con la Fundación Jenkins impulsan un proyecto de construcción de un nuevo templo que se ubicará unas calles atrás del inmueble derrumbado.

Este plan inició en 2018, justo un año después del sismo. Los pobladores cooperaron para comprar el terreno y los empresarios apoyaron con el diseño y edificación, sin embargo, la pandemia por covid-19 detuvo su construcción, motivo que mantiene en pausa la obra.

No obstante, los pobladores aún mantienen la esperanza de que este nuevo templo se logre terminar lo más pronto posible y puedan tener un templo para rezarle a sus seres queridos.

INAH prioriza templos con daños menores

Hay que mencionar que este año el INAH priorizó la reconstrucción de templos con daños menores y desplazó, por quinto año, la reconstrucción del templo de Santiago Apóstol.

A través de una licitación pública, el gobierno federal prepara los estudios y proyectos de intervención de una docena de templos en territorio poblano que resultaron afectados por el fenómeno natural.

El Sol de Puebla visitó los templos de Santiago Jacob y San Nicolás Tolentino, en Izúcar de Matamoros, que pretenden ser intervenidos.

Atzala: Muchas peticiones han sido enviadas al INAH para reparar el templo, pero ninguna voz ha dado respuesta. Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

La iglesia de San Nicolás Tolentino solo cuenta con daños menores externos a la vista, sin embargo, se encuentra prohibido el acceso al público. En tanto que el templo de Santiago Jacob sí tiene acceso a la población e incluso se oficializan misas, pues solo es la parte del atrio y la entrada al templo lo que se encuentra dañado.

El templo de Atzala no está considerado en el proyecto para lo que resta del año, ya que no se le ha asignado ningún presupuesto.

En la licitación pública también se encuentran templos de Jolalpan, Tlapanalá, Chiautla, Albino Zertuche, así como de Tehuitzingo y Huejotzingo.

A cinco años del sismo, que dejó 621 inmuebles dañados en Puebla catalogados como patrimoniales, entre ellos, templos y ex conventos, ya se completó la reconstrucción en 39.6 por ciento, 246 inmuebles de las edificaciones con valor histórico. En el desglose de información, 194 se completaron en 2019, 35 en 2020, 15 en 2021 y apenas dos en lo que va de este año, de acuerdo con cifras oficiales del Programa Nacional de Reconstrucción.

Cinco años han pasado desde que el sismo del 19 de septiembre de 2017 mató a 11 personas que presenciaban misa y dejó en ruinas la iglesia de Santiago Apóstol en Atzala, un pequeño municipio ubicado en la Mixteca Poblana. Desde ese momento, el recuerdo y la tristeza por los fallecidos, entre ellos cuatro niños, sigue marcando a los habitantes, quienes aún esperan que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) coordine la reconstrucción de un nuevo templo.

Pese a que los pobladores y devotos confían en que el gobierno federal arranque con la reconstrucción del recinto religioso, la fe que permanece intacta en cada uno de ellos y la necesidad de rezar por sus seres queridos los motivó a improvisar una parroquia en el atrio del inmueble destruido.

El Sol de Puebla visitó el municipio y platicó con algunos pobladores, quienes manifestaron su deseo de poder tener un templo, aunque reconocieron que esto tomará más tiempo de lo que ya ha transcurrido, pues exponen que al presentar daños severos han quedado al final de la lista de la reconstrucción.

Por falta de respuesta, improvisan una iglesia

A lo largo de estos años, al templo no se le ha hecho ninguna modificación. Ya no tiene techo y sólo se pueden observar escombros, la mitad de lo que fueron las cúpulas, así como hierba sin cortar. Un año después del derrumbe, los pobladores intentaron reconstruir la iglesia por su cuenta, pero personal del INAH les negó esta posibilidad, bajo la justificación de que deben esperar su intervención. Los pobladores optaron por aportar recursos para construir un espacio al frente del templo destruido, en aquella zona que hace cinco años atrás fue la plancha para colocar los cuerpos de adultos y niños que murieron en la misa bautismal que se efectuaba cuando se presentó el terremoto.

Es así que una construcción de lámina y bloc le dio vida a un nuevo templo, donde crearon un pequeño altar en honor a las víctimas de aquel día y también colocaron banquitas para celebrar la misa dominical, así como para rezarle a sus vivos y muertos.

Mucio Cruz Maldonado es el sacerdote de la comunidad. Llegó al municipio en mayo de 2018, cuando inició la construcción del nuevo espacio para celebrar la eucaristía. Aunque no vivió el temblor en el municipio, reconoció que ver todos los días el templo en total abandono le causa dolor.

“Aquí (el templo) es el centro de la comunidad, se celebra la fiesta patronal, pero, si de fondo tenemos así la iglesia, pues nos causa dolor y tristeza”, señaló.

Lamentó que a cinco años del sismo su iglesia siga en las mismas condiciones, al mismo tiempo que reconoció que el inmueble fue de los más dañados a nivel estatal, motivo por el que consideró el INAH los ha dejado en último plano, debido a que representa una gran inversión de tiempo y dinero, en contraste con templos con daños menores.

Habienta de Atzala piden 'que ya nos volteen a ver'. Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

Incluso, reveló que candidatos a cargos de elección popular han usado como promesa de campaña la reconstrucción del inmueble, sin darles una respuesta cuando llegan al espacio de poder.

Cruz Maldonado dijo que cada aniversario es como “tocar la llaga y levantar la costra”, pues el recuerdo de las víctimas está más vivo que nunca.

Que ya nos volteen a ver, piden habitantes

Cada uno de los habitantes del municipio escuchó los gritos desesperados de auxilio de aquel 19 de septiembre. También vio los rostros de desesperanza cuando se enteraban de que alguien había muerto y por ello todos tienen una historia que contar de aquél fatídico día.

Atzala, el ícono de la debastación del 19-S olvidada por el INAH. Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

Jaime Peña se encarga de hacer la limpieza en el panteón municipal, recordó que el día que tembló estaba ahí y corrió hacia la iglesia para apoyar en el rescate de las personas. “Ese día fue terrible, toda la gente estaba alarmada, vino gente de los municipios vecinos y apoyaron en el rescate”, expresó.

Reconoció que este hecho marcó un antes y un después en la vida de Atzala, e incluso avivó el temor de que se repita un accidente de esa magnitud.

Mientras Jaime observaba lo que queda de la iglesia, contó que el apoyo del gobierno es incierto, pues ha mandado representantes en diversas ocasiones a la zona para analizar la situación, nunca se avanza en lo que se quiere y se necesita: la reconstrucción del templo.

Sandra Morales se encontraba a unos metros de la iglesia en el momento del sismo, pues recogió a su hijo del jardín de niños. “Fue muy triste. Veníamos del kínder cuando vimos un polvadero pero nunca imaginamos que era la iglesia la que se había caído, pensamos que era una barda y cuando nos acercamos más vimos que era la iglesia y había personas adentro”, recordó.

Desde su perspectiva, el templo debería ser derrumbado en su totalidad ya que representa un riesgo para la población, situación que se agrava debido a las lluvias que a lo largo de los años se han registrado en la zona, mismas que han ablandado las paredes, debilitando la infraestructura que aún queda.

“Ver que nuestra iglesia no está construida, está sucia, que no ha pasado nada, obviamente que duele mucho, pesa verla así. Esperemos que nos echen la mano y tener nuestra iglesia. No será lo mismo, pero (esperemos) que la compongan y poderla tener a la vista sin escombros”, pidió.

La exalcaldesa de este lugar, Irma Asunción Reyes Sosa, aseguró que durante su trienio (2018 a 2021) envió un proyecto al INAH Puebla para la reconstrucción del templo, pero no obtuvo respuesta.

“Sabemos que muchas iglesias fueron afectadas, la nuestra fue la más afectada, pero sabemos que el proyecto es costoso; estamos en espera de que ya nos volteen a ver y con eso tener una esperanza de que ya van a rehabilitar nuestro templo”, compartió.

Hay templos como el de Atzala, que sigue igual que el día del sismo. Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

Aunque se sumó un nuevo año que no se avanza en la reconstrucción, dijo que la fe perdura entre los habitantes. “No es necesario llegar al 19 de septiembre. Todos los días, quienes asistimos (a la iglesia), tenemos el recuerdo presente. Es un sentimiento de tristeza que vivimos en colectivo”, comentó.

En las calles de Atzala ya no hay casas tiradas, pero sí cruces en el exterior de algunos hogares con la intención de tener en la memoria a las víctimas del sismo, mientras que algunos sobrevivientes prefieren ya no recordar lo vivido aquella tarde del 19 de septiembre.

Empresarios apoyan edificación; pandemia la dejó en pausa

A decir del párroco Mucio Cruz, empresarios poblanos en conjunto con la Fundación Jenkins impulsan un proyecto de construcción de un nuevo templo que se ubicará unas calles atrás del inmueble derrumbado.

Este plan inició en 2018, justo un año después del sismo. Los pobladores cooperaron para comprar el terreno y los empresarios apoyaron con el diseño y edificación, sin embargo, la pandemia por covid-19 detuvo su construcción, motivo que mantiene en pausa la obra.

No obstante, los pobladores aún mantienen la esperanza de que este nuevo templo se logre terminar lo más pronto posible y puedan tener un templo para rezarle a sus seres queridos.

INAH prioriza templos con daños menores

Hay que mencionar que este año el INAH priorizó la reconstrucción de templos con daños menores y desplazó, por quinto año, la reconstrucción del templo de Santiago Apóstol.

A través de una licitación pública, el gobierno federal prepara los estudios y proyectos de intervención de una docena de templos en territorio poblano que resultaron afectados por el fenómeno natural.

El Sol de Puebla visitó los templos de Santiago Jacob y San Nicolás Tolentino, en Izúcar de Matamoros, que pretenden ser intervenidos.

Atzala: Muchas peticiones han sido enviadas al INAH para reparar el templo, pero ninguna voz ha dado respuesta. Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

La iglesia de San Nicolás Tolentino solo cuenta con daños menores externos a la vista, sin embargo, se encuentra prohibido el acceso al público. En tanto que el templo de Santiago Jacob sí tiene acceso a la población e incluso se oficializan misas, pues solo es la parte del atrio y la entrada al templo lo que se encuentra dañado.

El templo de Atzala no está considerado en el proyecto para lo que resta del año, ya que no se le ha asignado ningún presupuesto.

En la licitación pública también se encuentran templos de Jolalpan, Tlapanalá, Chiautla, Albino Zertuche, así como de Tehuitzingo y Huejotzingo.

A cinco años del sismo, que dejó 621 inmuebles dañados en Puebla catalogados como patrimoniales, entre ellos, templos y ex conventos, ya se completó la reconstrucción en 39.6 por ciento, 246 inmuebles de las edificaciones con valor histórico. En el desglose de información, 194 se completaron en 2019, 35 en 2020, 15 en 2021 y apenas dos en lo que va de este año, de acuerdo con cifras oficiales del Programa Nacional de Reconstrucción.

Policiaca

Asesinan a trabajador de autolavado por presunta disputa familiar por terrenos

La víctima fue identificada como Erik N, de 25 años de edad, quien quedó tendido en el patio de su domicilio

Elecciones 2024

Eduardo Rivera anuncia visita de Xóchitl Gálvez a Puebla para su cierre de campaña

Rivera Pérez agradeció que la candidata presidencial se dará el tiempo para darle su espaldarazo

Policiaca

Ejecutan a "El Moker" y su acompañante en la colonia 2 de Marzo

Los ahora occisos fueron identificados como Yovanni N, alias “El Moker”, quien contaba con antecedentes penales, y Osvaldo N

Elecciones 2024

Armenta anuncia programa de módulos de maquinaria para carreteras

El candidato morenista visitó este viernes los municipios de San Miguel Eloxochitlán e Izúcar de Matamoros

Local

Vecinos de San José los Cerritos acusan carencias en el servicio de agua

Los organizadores de la manifestación redactaron un documento en el cual solicitaron formalmente el involucramiento de las autoridades municipales

Estado

Vinculan a proceso a 11 servidores públicos de Izúcar tras agresión a hermanas periodistas

Las periodistas Natalie y Michell Hoyos López fueron agredidas mientras cubrían actividades del Día Internacional de la Mujer en el municipio