/ jueves 3 de junio de 2021

Divide a poblanos el uso e instalación de ciclovías, las califican de inservibles

Mientras algunos ciclistas se sienten seguros para transitar en un espacio exclusivo para ellos, a comerciantes algunas veces les resulta perjudicial

La poca educación para transitar continua generando ruido entre transeúntes y ciclistas, por ello, pese a que existen 80 kilómetros de ciclopistas, los poblanos aun no confían en estos espacios, y esto genera opiniones divididas, pues mientras hay quienes aseguran que son necesarias, otros más insisten en que solo perjudican ventas.

Es por ello que las ciclopistas en la ciudad de Puebla han sido criticadas, inclusive catalogadas como inservibles debido a la falta de cultura vial, pues pese a que se ha buscado que la bicicleta sea usada como un medio de transporte habitual, aún existen vacíos en cuanto a si es viable o no realizarlas.

Es en ese sentido, que aun y cuando existen las estructuras que permitan el uso de la bici, son pocas personas las que se atreven a viajar de dicha manera, ya que en algunos lugares han sido invadidas por los comercios, los cuales colocan propaganda para atraer clientes.

Inclusive se han vuelto estacionamientos de hogares particulares o comercios, lo que provoca el descontento de quienes usan la bicicleta, pues sus espacios son ocupados y esto no les permite un libre tránsito.

Durante un recorrido de El Sol de Puebla, se pudo constatar cómo algunas de las ciclopistas se encuentran descuidadas, ya que la señalética “exclusivo bicis” se observa despintada, además de que las vialetas que son los separadores han sido tumbados por los automóviles que viajan a exceso de velocidad.

Tal es el caso de la ciclopista que se ubica en la 43 Poniente, la cual fue inaugurada en el mes de septiembre de 2018 por el actual gobierno municipal, ésta ha sido una oportunidad para que vendedores y mandaderos transiten por esta zona, no obstante señalan que los automovilistas no siempre respetan dicho carril.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Omar Rosas viaja en esta ciclopista desde hace casi año y medio, y aseguró que con la pandemia, el negocio en donde trabaja tuvo que implementar el servicio a domicilio, por lo que él es quien lleva los pedidos, por ello, ocupa dichos espacios destinados para las bicicletas.

Sin embargo, aunque se volvió una gran ayuda, tiene que transitar siempre alerta, ya que que las unidades del transporte público por echar “carreritas” invaden las ciclopistas, lo que en una ocasión provocó un accidente, pues un colectivo atropelló a un joven que circulaba por la zona.

En ese sentido, sostuvo que aún con esto, la gente ha aprovechado estos espacios para salir a pasear, por lo que le sorprende dicha situación, ya que él no es de la ciudad y ha observado que aquí los ciudadanos sí usan la bicicleta.

Asimismo, don Rufino Martínez quien se dedica a vender botanas en su triciclo puntualizó que el hecho de que hayan determinado una cierta zona para que los ciclistas puedan viajar seguros, le ha caído como anillo al dedo, pues él confía en que cuando circula por las diferentes ciclopistas de la capital, va más seguro.

Desde hace más de siete años, él se mueve a su destino en bicicleta, por lo que cuando se comenzó con la visibilización de estos espacios, notó un cambio para mejorar el libre tránsito, por tanto, él sostiene que es una gran ventaja viajar en una ciclopista.

No obstante, Francisco González relata que por la pandemia comenzó a usar la bicicleta, por ello, en lugar de irse en transporte público, buscó una alternativa, por lo que para prevenir un contagio de Covid-19, pedalea a diario para llegar a su destino, sin embargo, falta mucha educación vial.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

CICLOPISTAS AFECTAN A NEGOCIOS

Si bien los negocios por la pandemia han bajado la clientela, locatarios de diferentes puntos de la ciudad aseguraron que poner ciclopistas afecta a las ventas de sus productos, ya que normalmente quienes acuden a comprar se estacionan frente a sus negocios, por lo que las vialetas no les favorecen en nada.

Francisco Huesca, subrayó que las ciclopistas son necesarias, pero no en todas las zonas, ya que él cuenta con un negocio en la Avenida las Margaritas y hace un par de meses, el Ayuntamiento de Puebla delimitó la zona de ciclopistas y estacionamiento, pero pese a ello, algunos dueños de los comercios se negaron a aceptar esta propuesta.

Por ello, acudieron a la dirección de Movilidad para pedir que se frenara la obra, por lo que solo en algunas calles de dicho lugar no hay ciclopistas, ya que afectan directamente a quienes venden en la zona.


Del mismo modo Ángel Rodríguez, quien vende pollo desde hace años en la capital poblana, acotó que las ciclopistas no son necesarias en algunos puntos, ya que es un arma de doble filo, pues se pretende apoyar a los ciclistas, pero también se perjudica a quienes venden en zonas en donde hay estos espacios.

Indicó que son pocas las personas que transitan por las ciclopistas, incluso, son pocas las que viajan por las orillas, lo que pone en peligro su vida, por ello, indicó que aún falta mucha cultura vial, pues debe ser un trabajo conjunto y en orden.

“Yo creo que si es necesario poner la ciclopistas para respetar a los ciclistas, al principio de qué empezaban a poner estos espacios querían hacer lo mismo acá, pero aquí todos se quejaron y no los dejaron… esto le daba en la torre a todos los negocios”, dijo.

CICLOPISTA CAUSA CAÍDAS Y SE ViRALIZA

Una de las ciclopistas que se ha viralizado precisamente por la falta de educación vial es la que se ubica entre la 7 Sur y la 13 Poniente en el Centro Histórico de Puebla, en donde a través de diversos videos, se observa cómo la gente cruza por las vialetas y tropieza con ellas.

Uno de los afectados es don Arturo Huerta de 73 años, quien trabaja de viene viene a diario en este punto de la ciudad, fue hace unos días cuando se encontraba realizando su trabajo y por descuido tropezó y cayó a la acera, a unos centímetros de una camioneta que circulaba por el lugar.

En entrevista señaló que se lastimó la rodilla y pese a que no cuenta con un empleo formal y bien remunerado, no ha podido acudir al médico, indicó que sí cayó por descuido y ahora tiene que aguantarse con el dolor, ya que “el no conoce doctor, pues con qué ojos”.

Ante esto, mencionó que todas las noches se pone un poco de alcohol para aminorar el dolor, ya que con los 60 pesos que gana no le alcanza para más, por tanto, pidió que rebajen las vialetas o en todo caso las quiten, pues no ha sido la única persona agraviada.

“Por descuido, vi un coche que se paró en contra esquina, me levanto y corro, pero se me olvidan esas cosas y me caigo, no creo que esas estructuras estén bien puestas sólo debería estar pintado porque si no luego de todas maneras pasan los coches y rebotan, no hay cultura vial y ciclistas aquí casi ni pasan, no es necesaria esta ciclopista”, declaró.

En ese sentido, sostuvo que estos accidentes se han suscitado desde un par de meses cuando la ciclopista fue inaugurada, pero aseveró que no es necesaria, ya que son muy pocas las personas que viajan en bicicleta, y quienes lo hacen muchas veces no ocupan dichos espacios, pues viajan “por donde sea”.

Por ello, por más inversión que se haga por parte de las autoridades municipales o estatales, todos coincidieron en algo, un factor importante y del cual no se puede perder de vista, es la poca educación que tienen los automovilistas, peatones y ciclistas para transitar, pues cada uno se rige por lo que mejor les convenga y esto desencadena diversas problemáticas como las antes expuestas.

La poca educación para transitar continua generando ruido entre transeúntes y ciclistas, por ello, pese a que existen 80 kilómetros de ciclopistas, los poblanos aun no confían en estos espacios, y esto genera opiniones divididas, pues mientras hay quienes aseguran que son necesarias, otros más insisten en que solo perjudican ventas.

Es por ello que las ciclopistas en la ciudad de Puebla han sido criticadas, inclusive catalogadas como inservibles debido a la falta de cultura vial, pues pese a que se ha buscado que la bicicleta sea usada como un medio de transporte habitual, aún existen vacíos en cuanto a si es viable o no realizarlas.

Es en ese sentido, que aun y cuando existen las estructuras que permitan el uso de la bici, son pocas personas las que se atreven a viajar de dicha manera, ya que en algunos lugares han sido invadidas por los comercios, los cuales colocan propaganda para atraer clientes.

Inclusive se han vuelto estacionamientos de hogares particulares o comercios, lo que provoca el descontento de quienes usan la bicicleta, pues sus espacios son ocupados y esto no les permite un libre tránsito.

Durante un recorrido de El Sol de Puebla, se pudo constatar cómo algunas de las ciclopistas se encuentran descuidadas, ya que la señalética “exclusivo bicis” se observa despintada, además de que las vialetas que son los separadores han sido tumbados por los automóviles que viajan a exceso de velocidad.

Tal es el caso de la ciclopista que se ubica en la 43 Poniente, la cual fue inaugurada en el mes de septiembre de 2018 por el actual gobierno municipal, ésta ha sido una oportunidad para que vendedores y mandaderos transiten por esta zona, no obstante señalan que los automovilistas no siempre respetan dicho carril.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Omar Rosas viaja en esta ciclopista desde hace casi año y medio, y aseguró que con la pandemia, el negocio en donde trabaja tuvo que implementar el servicio a domicilio, por lo que él es quien lleva los pedidos, por ello, ocupa dichos espacios destinados para las bicicletas.

Sin embargo, aunque se volvió una gran ayuda, tiene que transitar siempre alerta, ya que que las unidades del transporte público por echar “carreritas” invaden las ciclopistas, lo que en una ocasión provocó un accidente, pues un colectivo atropelló a un joven que circulaba por la zona.

En ese sentido, sostuvo que aún con esto, la gente ha aprovechado estos espacios para salir a pasear, por lo que le sorprende dicha situación, ya que él no es de la ciudad y ha observado que aquí los ciudadanos sí usan la bicicleta.

Asimismo, don Rufino Martínez quien se dedica a vender botanas en su triciclo puntualizó que el hecho de que hayan determinado una cierta zona para que los ciclistas puedan viajar seguros, le ha caído como anillo al dedo, pues él confía en que cuando circula por las diferentes ciclopistas de la capital, va más seguro.

Desde hace más de siete años, él se mueve a su destino en bicicleta, por lo que cuando se comenzó con la visibilización de estos espacios, notó un cambio para mejorar el libre tránsito, por tanto, él sostiene que es una gran ventaja viajar en una ciclopista.

No obstante, Francisco González relata que por la pandemia comenzó a usar la bicicleta, por ello, en lugar de irse en transporte público, buscó una alternativa, por lo que para prevenir un contagio de Covid-19, pedalea a diario para llegar a su destino, sin embargo, falta mucha educación vial.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

CICLOPISTAS AFECTAN A NEGOCIOS

Si bien los negocios por la pandemia han bajado la clientela, locatarios de diferentes puntos de la ciudad aseguraron que poner ciclopistas afecta a las ventas de sus productos, ya que normalmente quienes acuden a comprar se estacionan frente a sus negocios, por lo que las vialetas no les favorecen en nada.

Francisco Huesca, subrayó que las ciclopistas son necesarias, pero no en todas las zonas, ya que él cuenta con un negocio en la Avenida las Margaritas y hace un par de meses, el Ayuntamiento de Puebla delimitó la zona de ciclopistas y estacionamiento, pero pese a ello, algunos dueños de los comercios se negaron a aceptar esta propuesta.

Por ello, acudieron a la dirección de Movilidad para pedir que se frenara la obra, por lo que solo en algunas calles de dicho lugar no hay ciclopistas, ya que afectan directamente a quienes venden en la zona.


Del mismo modo Ángel Rodríguez, quien vende pollo desde hace años en la capital poblana, acotó que las ciclopistas no son necesarias en algunos puntos, ya que es un arma de doble filo, pues se pretende apoyar a los ciclistas, pero también se perjudica a quienes venden en zonas en donde hay estos espacios.

Indicó que son pocas las personas que transitan por las ciclopistas, incluso, son pocas las que viajan por las orillas, lo que pone en peligro su vida, por ello, indicó que aún falta mucha cultura vial, pues debe ser un trabajo conjunto y en orden.

“Yo creo que si es necesario poner la ciclopistas para respetar a los ciclistas, al principio de qué empezaban a poner estos espacios querían hacer lo mismo acá, pero aquí todos se quejaron y no los dejaron… esto le daba en la torre a todos los negocios”, dijo.

CICLOPISTA CAUSA CAÍDAS Y SE ViRALIZA

Una de las ciclopistas que se ha viralizado precisamente por la falta de educación vial es la que se ubica entre la 7 Sur y la 13 Poniente en el Centro Histórico de Puebla, en donde a través de diversos videos, se observa cómo la gente cruza por las vialetas y tropieza con ellas.

Uno de los afectados es don Arturo Huerta de 73 años, quien trabaja de viene viene a diario en este punto de la ciudad, fue hace unos días cuando se encontraba realizando su trabajo y por descuido tropezó y cayó a la acera, a unos centímetros de una camioneta que circulaba por el lugar.

En entrevista señaló que se lastimó la rodilla y pese a que no cuenta con un empleo formal y bien remunerado, no ha podido acudir al médico, indicó que sí cayó por descuido y ahora tiene que aguantarse con el dolor, ya que “el no conoce doctor, pues con qué ojos”.

Ante esto, mencionó que todas las noches se pone un poco de alcohol para aminorar el dolor, ya que con los 60 pesos que gana no le alcanza para más, por tanto, pidió que rebajen las vialetas o en todo caso las quiten, pues no ha sido la única persona agraviada.

“Por descuido, vi un coche que se paró en contra esquina, me levanto y corro, pero se me olvidan esas cosas y me caigo, no creo que esas estructuras estén bien puestas sólo debería estar pintado porque si no luego de todas maneras pasan los coches y rebotan, no hay cultura vial y ciclistas aquí casi ni pasan, no es necesaria esta ciclopista”, declaró.

En ese sentido, sostuvo que estos accidentes se han suscitado desde un par de meses cuando la ciclopista fue inaugurada, pero aseveró que no es necesaria, ya que son muy pocas las personas que viajan en bicicleta, y quienes lo hacen muchas veces no ocupan dichos espacios, pues viajan “por donde sea”.

Por ello, por más inversión que se haga por parte de las autoridades municipales o estatales, todos coincidieron en algo, un factor importante y del cual no se puede perder de vista, es la poca educación que tienen los automovilistas, peatones y ciclistas para transitar, pues cada uno se rige por lo que mejor les convenga y esto desencadena diversas problemáticas como las antes expuestas.

Estado

Con herida en rostro y quemaduras, rescatan a menores en Tecamachalco

Señalan que la abuelita de las menores sería la responsable del maltrato infantil

Local

De nopal o hasta de habanero, conoce las tortillas artesanales de Azumiatla

Estos productos son realizados con distintos colores y sabores por mujeres en una cooperativa llamada Cazamalot

Policiaca

Homicidio culposo, delito que enfrenta chofer de RUTA por muerte de menor

El accidente se registró la tarde del pasado 16 de Septiembre en la capital poblana

Estado

Le arrebatan la vida a una mujer cuando viajaba en su bicicleta en Atlixco

Personal de emergencia atendió a la joven, pero todo fue posible

Estado

Realizan simulacro y ceremonia por sismo en Texmelucan

En 1985 y 2017, el país fue sacudido por dos intensos sismos que causaron devastación material y pérdidas humana

Mundo

[Podcast] Las claves del mundo | Mercenarios 4: Latinoamérica, semillero de mercenarios

Los mercenarios son un negocio muy lucrativo y clave durante los tiempos de guerra

Mundo

Inician votaciones en Canadá; el futuro de Trudeau está en juego

El pueblo canadiense celebra nuevas elecciones, las más polémicas en la historia, por la influencia del movimiento antivacunas

Salud

Pfizer afirma que su vacuna contra Covid-19 es segura para niños de entre 5-11 años

Los resultados del estudio fueron anunciado este lunes por los laboratorios en un comunicado

Policiaca

¿Qué hacer si recibes una llamada de extorsión?

Han identificado que los adultos mayores son los más proclives a caer en el engaño de extorsión telefónica