/ lunes 29 de abril de 2024

Desata controversia entre pobladores de Atlixco clase de yoga en mirador de cristal

Las autoridades aclararon que el mirador de cristal tiene dos reglamentos distintos

Una clase de yoga realizada el pasado domingo en el mirador de cristal del Cerro de San Miguel ha desatado controversia entre los habitantes de Atlixco y las autoridades locales, pues el evento fue organizado por una empresa privada que buscó la participación hacia el turismo de bienestar holístico.

De acuerdo con los datos recabados, el evento, organizado por una empresa privada, tuvo lugar el 28 de abril desde las 6 de la mañana con una duración de aproximadamente dos horas, con la participación de 25 personas, en su mayoría mujeres.

➡️ Únete al canal de El Sol de Puebla en WhatsApp para no perderte la información más importante

Los reportes de los testigos señalaron que durante la clase de yoga se habían roto ciertas reglas impuestas por las autoridades. Sin embargo, estas afirmaciones fueron desmentidas por el gobierno local, quien confirmó que el evento contaba con la debida autorización y no infringía ninguna normativa.

La controversia radica en la molestia generada entre los habitantes especialmente de aquellos que suelen ejercitarse en el Cerro de San Miguel durante las primeras horas del día. Algunos afirmaron que hubo personas brincando sobre la estructura de cristal y que el evento se extendió más allá del horario permitido para visitas turísticas. Esto provocó inquietud entre los atlixquenses que ven el mirador como un espacio público.

No obstante, las autoridades aclararon que el mirador de cristal tiene dos reglamentos distintos, uno para visitas turísticas, que tienen un límite de tiempo de 15 minutos para tomarse fotos, y otro para eventos especiales, como el caso de la clase de yoga, que tienen una duración permitida de dos horas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“El empresario local que organizó el evento solicitó y recibió autorización para el uso del espacio, sin interferir con el horario de turistas, que comienza a partir de las 9 de la mañana” señalaron en un comunicado informativo.

Además expresaron que no se violaron las reglas y que el uso del mirador para eventos especiales es parte de su política para diversificar el uso de este espacio público. Otros eventos, como sesiones fotográficas para quinceañeras, también se han llevado a cabo en el mirador, siguiendo el mismo proceso de autorización.

Una clase de yoga realizada el pasado domingo en el mirador de cristal del Cerro de San Miguel ha desatado controversia entre los habitantes de Atlixco y las autoridades locales, pues el evento fue organizado por una empresa privada que buscó la participación hacia el turismo de bienestar holístico.

De acuerdo con los datos recabados, el evento, organizado por una empresa privada, tuvo lugar el 28 de abril desde las 6 de la mañana con una duración de aproximadamente dos horas, con la participación de 25 personas, en su mayoría mujeres.

➡️ Únete al canal de El Sol de Puebla en WhatsApp para no perderte la información más importante

Los reportes de los testigos señalaron que durante la clase de yoga se habían roto ciertas reglas impuestas por las autoridades. Sin embargo, estas afirmaciones fueron desmentidas por el gobierno local, quien confirmó que el evento contaba con la debida autorización y no infringía ninguna normativa.

La controversia radica en la molestia generada entre los habitantes especialmente de aquellos que suelen ejercitarse en el Cerro de San Miguel durante las primeras horas del día. Algunos afirmaron que hubo personas brincando sobre la estructura de cristal y que el evento se extendió más allá del horario permitido para visitas turísticas. Esto provocó inquietud entre los atlixquenses que ven el mirador como un espacio público.

No obstante, las autoridades aclararon que el mirador de cristal tiene dos reglamentos distintos, uno para visitas turísticas, que tienen un límite de tiempo de 15 minutos para tomarse fotos, y otro para eventos especiales, como el caso de la clase de yoga, que tienen una duración permitida de dos horas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“El empresario local que organizó el evento solicitó y recibió autorización para el uso del espacio, sin interferir con el horario de turistas, que comienza a partir de las 9 de la mañana” señalaron en un comunicado informativo.

Además expresaron que no se violaron las reglas y que el uso del mirador para eventos especiales es parte de su política para diversificar el uso de este espacio público. Otros eventos, como sesiones fotográficas para quinceañeras, también se han llevado a cabo en el mirador, siguiendo el mismo proceso de autorización.

Finanzas

Inician las negociaciones contractuales en Volkswagen

El proceso comenzó con la entrega del pliego petitorio a la empresa, en el que se solicita un incremento global del 24 por ciento

Local

Intensas lluvias provocan inundaciones en vialidades de Puebla capital

Las inundaciones se reportaron en la zona de la Vía Atlixcáyotl y en la colonia Santa Lucía

Local

Anuncian cierres nocturnos en la Vía Atlixcáyotl, conoce los bloqueos y vías alternas

En la intersección de esta vialidad con el Periférico Ecológico se está construyendo un distribuidor para mejorar la movilidad

Policiaca

Sujetos armados emboscan a policías de Quecholac; hay un delincuente muerto

Los delincuentes intentaban rescatar a dos detenidos que iban a ser puestos a disposición del MP por asaltar a un cuentahabiente

Gossip

'Berlín' de la Casa de Papel bromea con las enmoladas y dice que le ha encantado Puebla

El actor español filmó en La Fonda de Santa Clara este martes y, al terminar las grabaciones, el actor conversó con algunos fans que se encontraban en la zona

Doble Vía

Tragedia del Titán: Así fue la implosión del submarino y la última foto de los tripulantes

Fue el 18 de junio de 2023 cuando la travesía del submarino comenzó en Terranova, Canadá, como parte de una expedición turística para visitar los restos del Titanic