/ lunes 8 de marzo de 2021

[Video] Lilia Cedillo, la microbióloga orgullo de Puebla

La apasionada de los "bichos", la escritura y la radio, relata el mundo de la ciencia

Ella, la doctora Lilia Cedillo, se define “como una metiche de tiempo completo” porque mete la nariz a donde nadie le llama y todo está tranquilo. Pero que nadie piense mal, es parte de la naturaleza de una científica muy sociable, gustosa de la escritura y la radio, donde habla de sus amigos los “bichos”.

La encargada del Centro de Detección Biomolecular de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), donde en los últimos meses convive con el virus que trae de cabeza al planeta, el SARS-Cov2, hace una pausa en el camino para dar cátedra de su don de gente y sociabilidad cuanto este diario le busca para entrevistarla por motivo al día internacional de la mujer.

“Sí, ahora todo es más seguro por este medio”, dice fuera de registro, mientras alista los últimos detalles para charlar vía videoconferencia.

“La verdad es más difícil hacer ciencia que escribir, y lo digo con todo respeto para quienes lo hacen, pero también hablo porque a mí se me facilita. Pero considera lo siguiente, cuando haces ciencia se pasa por todo un proceso que en más de un momento no sale a la primera y debes de volver al principio, revisar, intentar y resolver hasta obtener la respuesta que esperas o buscas… por eso digo que yo soy muy metiche”, explica.

“Me meto a donde nadie me llama y todo está tranquilo, así es el carácter de un científico”, agrega puntualmente.

Con gran maestría sigue la charla y vuelve al punto de partida explicando por qué ha cambiado por momentos el laboratorio por el escritorio.

“A mí me gusta hablar, soy muy sociable, le hago la plática a todas las personas, es mi personalidad y así he encontrado la forma de hablar o compartir mi pasión por la ciencia”.

Así, se le abrió un espacio en Radio BUAP para platicar sobre los “bichos” como cariñosamente llama a los virus. Pero esa experiencia, compartiendo con los oyentes su trabajo y cómo afectan o benefician los microorganismos a los seres humanos, también le mostró que no es tan fácil transmitir procesos muy complicados o con sustantivos rebuscados.

“La verdad los científicos tenemos un problema, que a veces somos muy técnicos y no todas las personas nos entienden cuando eso debería de ser nuestro objetivo. Así que me quité mis vicios y opté por hablar a como lo hago cuando doy clases”, exclama.

PERDÓN, SOY MALO

La también autora brinda una explicación muy profunda sobre los microorganismos en el libro, Perdón. Soy Malo.

En dicho texto, publicado en el 2019 y en donde aparece en la tapa de éste un virus muy parecido al COVID-19 cuando se desconocía cómo lucía este mal, la doctora hace referencia al comportamiento de esos “pequeñines”, convirtiéndose en ocasiones en “villanos” y en otras tantas en seres “buena onda”.

“Los microorganismos no son malos, simplemente lo que causan en muchas ocasiones es sin querer y lo hacen siempre en el afán de perpetuarse como lo hacemos los seres humanos”.

Por esa razón Lilia insiste en la idea de entenderlos y estudiarlos como hoy hace en el Centro de Detección Biomolecular de la BUAP con el COVID-19, “un virus nuevo que desafortunadamente llegó al ser humano y se ha adaptado al mismo”.

Sobre el SARS-Cov2, aprovechando su conocimiento del virus, explica que su salto al ser humano se dio “de forma desafortunada tras llegar a través de otro ser vivo”, situación que no es nueva en la historia de la humanidad, pues ya ocurrió hace un siglo con la pandemia de gripe española.

“Es emocionante conocer aspectos de un virus como éste que no conocíamos, pues está rompiendo muchos paradigmas y que nos ha llevado a plantearnos más preguntas en el afán de saber más sobre él y cómo deberíamos de reaccionar en un futuro ante otro evento como éste”, plantea.

Respecto a las vacunas, inyectándose desde fines del año pasado alrededor del planeta, Lilia asume su rol de científica y explica por qué la población debería de confiar en la aplicación de éstas.

“Las vacunas son muy seguras porque han pasado rigurosas pruebas y en tiempo récord. Además, todas éstas se han aplicado en diferentes personas de distintos países y con cargas de enfermedades variadas, así que hoy estamos ante vacunas seguras”.

La doctora tras terminar la charla vuelve a su laboratorio, donde espera pronto hallar más respuestas sobre el virus que cunde al mundo para transmitirlas en su momento a la humanidad con su don de gente y sapiencia, ésa que entienden los niños y sus alumnos universitarios por igual.




Ella, la doctora Lilia Cedillo, se define “como una metiche de tiempo completo” porque mete la nariz a donde nadie le llama y todo está tranquilo. Pero que nadie piense mal, es parte de la naturaleza de una científica muy sociable, gustosa de la escritura y la radio, donde habla de sus amigos los “bichos”.

La encargada del Centro de Detección Biomolecular de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), donde en los últimos meses convive con el virus que trae de cabeza al planeta, el SARS-Cov2, hace una pausa en el camino para dar cátedra de su don de gente y sociabilidad cuanto este diario le busca para entrevistarla por motivo al día internacional de la mujer.

“Sí, ahora todo es más seguro por este medio”, dice fuera de registro, mientras alista los últimos detalles para charlar vía videoconferencia.

“La verdad es más difícil hacer ciencia que escribir, y lo digo con todo respeto para quienes lo hacen, pero también hablo porque a mí se me facilita. Pero considera lo siguiente, cuando haces ciencia se pasa por todo un proceso que en más de un momento no sale a la primera y debes de volver al principio, revisar, intentar y resolver hasta obtener la respuesta que esperas o buscas… por eso digo que yo soy muy metiche”, explica.

“Me meto a donde nadie me llama y todo está tranquilo, así es el carácter de un científico”, agrega puntualmente.

Con gran maestría sigue la charla y vuelve al punto de partida explicando por qué ha cambiado por momentos el laboratorio por el escritorio.

“A mí me gusta hablar, soy muy sociable, le hago la plática a todas las personas, es mi personalidad y así he encontrado la forma de hablar o compartir mi pasión por la ciencia”.

Así, se le abrió un espacio en Radio BUAP para platicar sobre los “bichos” como cariñosamente llama a los virus. Pero esa experiencia, compartiendo con los oyentes su trabajo y cómo afectan o benefician los microorganismos a los seres humanos, también le mostró que no es tan fácil transmitir procesos muy complicados o con sustantivos rebuscados.

“La verdad los científicos tenemos un problema, que a veces somos muy técnicos y no todas las personas nos entienden cuando eso debería de ser nuestro objetivo. Así que me quité mis vicios y opté por hablar a como lo hago cuando doy clases”, exclama.

PERDÓN, SOY MALO

La también autora brinda una explicación muy profunda sobre los microorganismos en el libro, Perdón. Soy Malo.

En dicho texto, publicado en el 2019 y en donde aparece en la tapa de éste un virus muy parecido al COVID-19 cuando se desconocía cómo lucía este mal, la doctora hace referencia al comportamiento de esos “pequeñines”, convirtiéndose en ocasiones en “villanos” y en otras tantas en seres “buena onda”.

“Los microorganismos no son malos, simplemente lo que causan en muchas ocasiones es sin querer y lo hacen siempre en el afán de perpetuarse como lo hacemos los seres humanos”.

Por esa razón Lilia insiste en la idea de entenderlos y estudiarlos como hoy hace en el Centro de Detección Biomolecular de la BUAP con el COVID-19, “un virus nuevo que desafortunadamente llegó al ser humano y se ha adaptado al mismo”.

Sobre el SARS-Cov2, aprovechando su conocimiento del virus, explica que su salto al ser humano se dio “de forma desafortunada tras llegar a través de otro ser vivo”, situación que no es nueva en la historia de la humanidad, pues ya ocurrió hace un siglo con la pandemia de gripe española.

“Es emocionante conocer aspectos de un virus como éste que no conocíamos, pues está rompiendo muchos paradigmas y que nos ha llevado a plantearnos más preguntas en el afán de saber más sobre él y cómo deberíamos de reaccionar en un futuro ante otro evento como éste”, plantea.

Respecto a las vacunas, inyectándose desde fines del año pasado alrededor del planeta, Lilia asume su rol de científica y explica por qué la población debería de confiar en la aplicación de éstas.

“Las vacunas son muy seguras porque han pasado rigurosas pruebas y en tiempo récord. Además, todas éstas se han aplicado en diferentes personas de distintos países y con cargas de enfermedades variadas, así que hoy estamos ante vacunas seguras”.

La doctora tras terminar la charla vuelve a su laboratorio, donde espera pronto hallar más respuestas sobre el virus que cunde al mundo para transmitirlas en su momento a la humanidad con su don de gente y sapiencia, ésa que entienden los niños y sus alumnos universitarios por igual.




Cultura

Tortas compuestas: una exquisita tradición en Puebla | Los tiempos idos

Conoce los lugares con más de un siglo de tradición que, hasta la fecha, utilizan en sus preparaciones recetas heredadas

Local

Existen elementos legales para la desprivatización del agua, asegura la ASA 

La Asamblea Social del Agua afirma que el Congreso del Estado tiene en sus manos la decisión de revertir el contrato

Gossip

“Algo debe de tener una canción si trasciende 40 años”: vocalista de Matute

Tras aplazar su gira por el cierre de actividades, Matute alista su concierto del 4 de noviembre en la Arena Ciudad de México

Gossip

Angelique Boyer descansará de la TV tras “Vencer el pasado”

Angelique Boyer interpreta a Renata, una profesionista que enfrenta la dificultad de recibir un trasplante

Gossip

Los Aguilar se reencuentran con su público

Su Jaripeo sin fronteras volvió a presentarse en la Arena Ciudad de México a dos años de su última fecha

Gossip

Ellos son los creadores del misterio en el show “¿Quién es la máscara?”

Cuatro vestuaristas trabajan con los productores en la creación de los personajes de ¿Quién es la máscara?, cuyo diseño implica imaginación y horas de trabajo

Gossip

En su décima semana, MasterChef Celebrity México despide a Laura Flores

Laura Flores su principal error, la cocción de su pastel en el reto de eliminación