/ jueves 20 de agosto de 2020

Trabajo y carencias limitan la educación online, jóvenes prefieren desertar

Puebla es de los estados con los índices más bajos de usuarios de internet dentro de las áreas rurales

El abandono escolar es un fenómeno que se ha observado en años anteriores principalmente al inicio de cada ciclo escolar y en este nuevo curso que se vio alterado por la pandemia, no fue la excepción. Esto bien lo sabe Marco Antonio Hernández Lorenzo, originario de San Andrés Calpan, municipio ubicado a solo una hora de la capital poblana, quien asegura que varios de sus compañeros de clase abandonaron la escuela debido a las dificultades económicas, aunado a las limitantes tecnológicas.

“Desde que inició la cuarentena muchos compañeros decidieron irse a trabajar para ayudar con un peso en la casa. Se iban al campo y regresaban muy tarde o hasta en la noche ya cansados. Como nos dejaban muchas tareas algunos ya ni las entregaban, además de que no todos cuentan con internet o celular para hacer los trabajos que pedían los maestros”, compartió el joven de 16 años que está próximo a iniciar el segundo año de bachiller.

Antonio conoce de cerca lo que es labrar la tierra bajo el sol y tener que estudiar al mismo tiempo, actividades que asegura demandan tiempo y esfuerzo, por lo que entiende el hecho de que sus compañeros se hayan dado de baja y decidieran ya no inscribirse en este ciclo 2020-2021.

Aunque él también apoya a sus padres, ellos han hecho lo posible para que no abandone la escuela.

“La mayoría de la gente del municipio se dedica al campo, al comercio, algunos se van a vender a los tianguis y mis compañeros acompañan a sus padres; otros se quedan en la casa a ayudar. Eso influye demasiado para que no se enfoquen al cien por ciento en los estudios. Los que se dieron de baja están en el campo, cargando muebles o buscaron trabajo en alguna tienda”, comenta el joven mientras apoya en la venta de frutos que la familia cosechó en sus tierras.

PUEBLA ENTRE LOS ESTADOS CON MENOS USUARIOS A INTERNET

De acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2018, informó que Chiapas, Oaxaca, Tlaxcala y Puebla, son de los estados con los índices más bajos de usuarios de internet en áreas rurales.

Según el mismo informe, las causas por las que se registra esta baja de usuarios es principalmente porque en los hogares no se dispone de computadora que a su vez se deriva por la falta de recursos y, algunos otros, porque no saben usarla.

De manera paralela, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación en México (INEE), reveló que del total de la población estudiantil, alrededor de 146 mil 146 alumnos registran un alto grado de marginación, mientras que 131 mil 699 presentan un nivel medio de marginación.

Por su parte Félix Lorenzo, madre de Antonio, reconoce que el acceso a la educación no es fácil, principalmente por los gastos que esto representa, desde el pago de la inscripción, compra de uniformes y útiles, pero ahora que las clases serán a distancia sabe que los gastos serán mayores, situación por la que están buscando la manera de obtener otros ingresos y próximamente adquirir un equipo de cómputo.

Para lograrlo decidieron cosechar durazno, pera, calabazas, chiles y nueces, para venderlos en la capital y hacer frente a los gastos que se avecinan.

SIN ACOMPAÑAMIENTO DE LOS PADRES

Antonio carece de computadora pero tiene un celular desde el cual ha mandado todos sus trabajos desde el inicio de la pandemia, incluso, estuvo apoyando a otros compañeros para que pudieran entregarlos a tiempo, pero reconoce que hay otros que, por más que quieran entregarlos, no le entienden a los temas que dejan los docentes y tampoco cuentan con el apoyo de sus padres.

“Este regreso va a ser más difícil, no es lo mismo que un maestro te vaya orientando a que solamente te den las instrucciones y, literal, hazlo como puedas. También es difícil para los padres porque lamentablemente hay algunos que no terminaron sus estudios y aunque quieran apoyar al hijo no pueden hacerlo”, consideró.

En este contexto, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación en México, en su informe de 2016 indicó que en Puebla el 13.4 por ciento de la población de 55 a 64 años de edad es analfabeta, por lo que algunos padres no cuentan con los conocimientos para orientar a los hijos en esta educación a distancia.

AUSENTISMO EN CLASES VIRTUALES

Antonio recuerda que en las clases virtuales del reciente ciclo que culminó, de los 40 alumnos que formaban parte de su salón, únicamente se conectaban cinco mediante el celular y de estos solo quedaban tres al final de la sesión.

“Cuando hicimos nuestras primeras videoconferencias nos conectábamos cinco o tres alumnos, pero fallaba mucho la señal, algunos se salían y volvían a entrar. Todo fue muy drástico, por eso fue que muchos compañeros se desesperaron porque también los maestros se ponían muy estrictos y nos bajaban las calificaciones por no entregar a tiempo”, indicó.

El estudiante recuerda que para cumplir con los trabajos, algunos compañeros visitaban el ciber de la zona, pero dejaron de ir por las carencias económicas que cada uno vive en su hogar.

Asegura que hacer las tareas desde su celular es más complicado, pero tiene que adaptarse mientras llega otro equipo a sus manos.

QUÉ REPORTA LA ENCUESTA NACIONAL SOBRE DISPONIBILIDAD Y USO DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN EN LOS HOGARES

La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) indica que en 2018 los estados con una mayor proporción de usuarios a internet en áreas urbanas fueron Sonora, Baja California, Quintana Roo y Nuevo León, con 83.3 por ciento, 81.7 por ciento, 80.3 por ciento y 79.8 por ciento respectivamente.

De manera paralela las entidades federativas que registraron las proporciones más bajas de usuarios de internet en áreas urbanas fueron Chiapas con 57.6 por ciento, Oaxaca con 62.9 por ciento, Tlaxcala con 64.2 por ciento y Puebla con 65.6 por ciento.

Por su parte, las entidades federativas que observaron los valores más altos en la proporción de usuarios de internet en áreas rurales fueron Baja California, Aguascalientes, Morelos y Baja California Sur, con 69.2 por ciento, 61.1 por ciento, 58.8 por ciento y 56.8 por ciento respectivamente.

Mientras que los estados que registraron los valores más bajos en áreas rurales fueron Chiapas con 26.6 por ciento, Guerrero con 30.4 por ciento, Puebla con 31.4 por ciento y Ciudad de México con 33.5 por ciento.

IMPORTANTE EL ACOMPAÑAMIENTO DE PADRES DE FAMILIA EN APRENDIZAJE A DISTANCIA

Los retos no solo se presentan en los municipios aledaños sino también en la capital poblana donde la situación económica y la ausencia de los padres influyen significativamente en la continuidad escolar de los estudiantes.

Ana Valeria Sánchez, de 14 años de edad, reconoce que tener herramientas tecnológicas y acceso a internet facilitan el proceso de aprendizaje, sin embargo, consideró que es importante contar con el acompañamiento de los padres pero, al mismo tiempo, indicó que el compromiso de los alumnos será determinante para iniciar y concluir este periodo satisfactoriamente.

“En el caso de muchos de mis compañeros sus papás tienen que salir a trabajar y no siempre están presentes. Yo veía que algunos no entregaban las tareas, por lo mismo, de que sus papás no estaban detrás de ellos, aunque también ya depende mucho de cada uno ser responsable”, compartió Valeria quien está próxima a iniciar el tercer año se secundaria.

Tal y como lo han adelantado los catedráticos y especialistas, ella también vislumbra una baja en el rendimiento escolar y casos de abandono escolar, deducción que hace al observar el contexto de sus compañeros. “Este nuevo ciclo escolar va a ser muy difícil, principalmente para los alumnos que de por sí ya tenían bajas calificaciones, incluso, puede ser que bajen aún más o ya no vayan porque se van a relajar al estar en su casa o piensen que los van a aprobar sin hacer nada” indicó.

PROYECTOS ESCOLARES TENDRÁN QUE ESPERAR

Por otro lado hay alumnos que con todo y las dificultades lograron concluir su ciclo escolar, no obstante, tendrán que hacer una pausa para la siguiente etapa de formación debido a que los ingresos en el hogar no son del todo favorables.

“Recientemente terminé el bachiller. Yo quería estudiar Gastronomía pero voy a tener que tomarme un tiempo porque entrar a la licenciatura es más caro y ahorita no tengo el sustento para mantener la escuela ni los materiales que me soliciten y, sí, se me va a hacer más difícil”, compartió Claudia Sánchez desde el pequeño negocio de jugos que por ahora atiende.

Recuerda que terminar el bachiller fue complicado debido a que los profesores empezaron a pedirles más trabajos. En su caso, dijo, no cuenta con computadora y las tareas las realizaba desde el celular. Detalla que, para hacer las investigaciones y descargar imágenes, tenía que depositar saldo a su celular, pero los datos se los consumía muy rápido.

En reiteradas ocasiones le solicitaron entregar tareas en Word, pero ella tenía que escribir todo a mano, tomar fotografías y mandarlas al profesor porque en el celular le era más difícil hacer las actividades. “Yo sabía que ya era mi último semestre y no me podía rendir. Había días en los que me desvelaba por tantos trabajos pero siempre lo hice porque yo quería que terminar mi bachiller”, compartió.

Por ahora Claudia dejará pasar este año y confía en que en 2021 la situación sea más favorable para poder retomar sus proyectos e iniciar una carrera.

El abandono escolar es un fenómeno que se ha observado en años anteriores principalmente al inicio de cada ciclo escolar y en este nuevo curso que se vio alterado por la pandemia, no fue la excepción. Esto bien lo sabe Marco Antonio Hernández Lorenzo, originario de San Andrés Calpan, municipio ubicado a solo una hora de la capital poblana, quien asegura que varios de sus compañeros de clase abandonaron la escuela debido a las dificultades económicas, aunado a las limitantes tecnológicas.

“Desde que inició la cuarentena muchos compañeros decidieron irse a trabajar para ayudar con un peso en la casa. Se iban al campo y regresaban muy tarde o hasta en la noche ya cansados. Como nos dejaban muchas tareas algunos ya ni las entregaban, además de que no todos cuentan con internet o celular para hacer los trabajos que pedían los maestros”, compartió el joven de 16 años que está próximo a iniciar el segundo año de bachiller.

Antonio conoce de cerca lo que es labrar la tierra bajo el sol y tener que estudiar al mismo tiempo, actividades que asegura demandan tiempo y esfuerzo, por lo que entiende el hecho de que sus compañeros se hayan dado de baja y decidieran ya no inscribirse en este ciclo 2020-2021.

Aunque él también apoya a sus padres, ellos han hecho lo posible para que no abandone la escuela.

“La mayoría de la gente del municipio se dedica al campo, al comercio, algunos se van a vender a los tianguis y mis compañeros acompañan a sus padres; otros se quedan en la casa a ayudar. Eso influye demasiado para que no se enfoquen al cien por ciento en los estudios. Los que se dieron de baja están en el campo, cargando muebles o buscaron trabajo en alguna tienda”, comenta el joven mientras apoya en la venta de frutos que la familia cosechó en sus tierras.

PUEBLA ENTRE LOS ESTADOS CON MENOS USUARIOS A INTERNET

De acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2018, informó que Chiapas, Oaxaca, Tlaxcala y Puebla, son de los estados con los índices más bajos de usuarios de internet en áreas rurales.

Según el mismo informe, las causas por las que se registra esta baja de usuarios es principalmente porque en los hogares no se dispone de computadora que a su vez se deriva por la falta de recursos y, algunos otros, porque no saben usarla.

De manera paralela, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación en México (INEE), reveló que del total de la población estudiantil, alrededor de 146 mil 146 alumnos registran un alto grado de marginación, mientras que 131 mil 699 presentan un nivel medio de marginación.

Por su parte Félix Lorenzo, madre de Antonio, reconoce que el acceso a la educación no es fácil, principalmente por los gastos que esto representa, desde el pago de la inscripción, compra de uniformes y útiles, pero ahora que las clases serán a distancia sabe que los gastos serán mayores, situación por la que están buscando la manera de obtener otros ingresos y próximamente adquirir un equipo de cómputo.

Para lograrlo decidieron cosechar durazno, pera, calabazas, chiles y nueces, para venderlos en la capital y hacer frente a los gastos que se avecinan.

SIN ACOMPAÑAMIENTO DE LOS PADRES

Antonio carece de computadora pero tiene un celular desde el cual ha mandado todos sus trabajos desde el inicio de la pandemia, incluso, estuvo apoyando a otros compañeros para que pudieran entregarlos a tiempo, pero reconoce que hay otros que, por más que quieran entregarlos, no le entienden a los temas que dejan los docentes y tampoco cuentan con el apoyo de sus padres.

“Este regreso va a ser más difícil, no es lo mismo que un maestro te vaya orientando a que solamente te den las instrucciones y, literal, hazlo como puedas. También es difícil para los padres porque lamentablemente hay algunos que no terminaron sus estudios y aunque quieran apoyar al hijo no pueden hacerlo”, consideró.

En este contexto, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación en México, en su informe de 2016 indicó que en Puebla el 13.4 por ciento de la población de 55 a 64 años de edad es analfabeta, por lo que algunos padres no cuentan con los conocimientos para orientar a los hijos en esta educación a distancia.

AUSENTISMO EN CLASES VIRTUALES

Antonio recuerda que en las clases virtuales del reciente ciclo que culminó, de los 40 alumnos que formaban parte de su salón, únicamente se conectaban cinco mediante el celular y de estos solo quedaban tres al final de la sesión.

“Cuando hicimos nuestras primeras videoconferencias nos conectábamos cinco o tres alumnos, pero fallaba mucho la señal, algunos se salían y volvían a entrar. Todo fue muy drástico, por eso fue que muchos compañeros se desesperaron porque también los maestros se ponían muy estrictos y nos bajaban las calificaciones por no entregar a tiempo”, indicó.

El estudiante recuerda que para cumplir con los trabajos, algunos compañeros visitaban el ciber de la zona, pero dejaron de ir por las carencias económicas que cada uno vive en su hogar.

Asegura que hacer las tareas desde su celular es más complicado, pero tiene que adaptarse mientras llega otro equipo a sus manos.

QUÉ REPORTA LA ENCUESTA NACIONAL SOBRE DISPONIBILIDAD Y USO DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN EN LOS HOGARES

La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) indica que en 2018 los estados con una mayor proporción de usuarios a internet en áreas urbanas fueron Sonora, Baja California, Quintana Roo y Nuevo León, con 83.3 por ciento, 81.7 por ciento, 80.3 por ciento y 79.8 por ciento respectivamente.

De manera paralela las entidades federativas que registraron las proporciones más bajas de usuarios de internet en áreas urbanas fueron Chiapas con 57.6 por ciento, Oaxaca con 62.9 por ciento, Tlaxcala con 64.2 por ciento y Puebla con 65.6 por ciento.

Por su parte, las entidades federativas que observaron los valores más altos en la proporción de usuarios de internet en áreas rurales fueron Baja California, Aguascalientes, Morelos y Baja California Sur, con 69.2 por ciento, 61.1 por ciento, 58.8 por ciento y 56.8 por ciento respectivamente.

Mientras que los estados que registraron los valores más bajos en áreas rurales fueron Chiapas con 26.6 por ciento, Guerrero con 30.4 por ciento, Puebla con 31.4 por ciento y Ciudad de México con 33.5 por ciento.

IMPORTANTE EL ACOMPAÑAMIENTO DE PADRES DE FAMILIA EN APRENDIZAJE A DISTANCIA

Los retos no solo se presentan en los municipios aledaños sino también en la capital poblana donde la situación económica y la ausencia de los padres influyen significativamente en la continuidad escolar de los estudiantes.

Ana Valeria Sánchez, de 14 años de edad, reconoce que tener herramientas tecnológicas y acceso a internet facilitan el proceso de aprendizaje, sin embargo, consideró que es importante contar con el acompañamiento de los padres pero, al mismo tiempo, indicó que el compromiso de los alumnos será determinante para iniciar y concluir este periodo satisfactoriamente.

“En el caso de muchos de mis compañeros sus papás tienen que salir a trabajar y no siempre están presentes. Yo veía que algunos no entregaban las tareas, por lo mismo, de que sus papás no estaban detrás de ellos, aunque también ya depende mucho de cada uno ser responsable”, compartió Valeria quien está próxima a iniciar el tercer año se secundaria.

Tal y como lo han adelantado los catedráticos y especialistas, ella también vislumbra una baja en el rendimiento escolar y casos de abandono escolar, deducción que hace al observar el contexto de sus compañeros. “Este nuevo ciclo escolar va a ser muy difícil, principalmente para los alumnos que de por sí ya tenían bajas calificaciones, incluso, puede ser que bajen aún más o ya no vayan porque se van a relajar al estar en su casa o piensen que los van a aprobar sin hacer nada” indicó.

PROYECTOS ESCOLARES TENDRÁN QUE ESPERAR

Por otro lado hay alumnos que con todo y las dificultades lograron concluir su ciclo escolar, no obstante, tendrán que hacer una pausa para la siguiente etapa de formación debido a que los ingresos en el hogar no son del todo favorables.

“Recientemente terminé el bachiller. Yo quería estudiar Gastronomía pero voy a tener que tomarme un tiempo porque entrar a la licenciatura es más caro y ahorita no tengo el sustento para mantener la escuela ni los materiales que me soliciten y, sí, se me va a hacer más difícil”, compartió Claudia Sánchez desde el pequeño negocio de jugos que por ahora atiende.

Recuerda que terminar el bachiller fue complicado debido a que los profesores empezaron a pedirles más trabajos. En su caso, dijo, no cuenta con computadora y las tareas las realizaba desde el celular. Detalla que, para hacer las investigaciones y descargar imágenes, tenía que depositar saldo a su celular, pero los datos se los consumía muy rápido.

En reiteradas ocasiones le solicitaron entregar tareas en Word, pero ella tenía que escribir todo a mano, tomar fotografías y mandarlas al profesor porque en el celular le era más difícil hacer las actividades. “Yo sabía que ya era mi último semestre y no me podía rendir. Había días en los que me desvelaba por tantos trabajos pero siempre lo hice porque yo quería que terminar mi bachiller”, compartió.

Por ahora Claudia dejará pasar este año y confía en que en 2021 la situación sea más favorable para poder retomar sus proyectos e iniciar una carrera.

Salud

¡Bebé milagro! Nació prematuro, lo declararon muerto, pero estaba vivo

La ilusión de ser padres vuelve a tomar sentido para la pareja

Policiaca

Asaltan oficinas de Eric Cotoñeto, asesor del gobernador de Puebla

El inmueble ubicado en la colonia Bellavista en algún momento fue casa de campaña de Miguel Barbosa

Local

Sin tregua, coronavirus repunta en Puebla

De 69 contagios el martes y 120 el miércoles, este jueves se reportaron 227 nuevos infectados y 7 fallecimientos

Policiaca

Aseguran pipa en toma clandestina en Xonacatepec

Cabe decir que se trata de una zona que ha servido para ejecuciones y abandono de cadáveres

Salud

¡Bebé milagro! Nació prematuro, lo declararon muerto, pero estaba vivo

La ilusión de ser padres vuelve a tomar sentido para la pareja

Aderezo

Infusiones reconfortantes

Prepárate para la época invernal consintiéndote y blindando tu salud

Policiaca

Asaltan oficinas de Eric Cotoñeto, asesor del gobernador de Puebla

El inmueble ubicado en la colonia Bellavista en algún momento fue casa de campaña de Miguel Barbosa

Local

Buscan diputados homologar sueldos de policías estatales con los de Puebla capital

Carlos Morales destacó que la dependencia ha sido equipada con patrullas y ha habido mejoría en otros ámbitos

Local

Congreso no revocará concesión de Agua de Puebla, acusa FDDHAF

Integrantes de la organización señalaron que el legislativo poblano no tiene sustento legal para desprivatizar el servicio de agua potable